Disclaimer: Ambas son de Meyer & yes el título viene (?) de la canción de Kelly C.

Summary: Sí, podían quedarse mirándose los ojos, pero eso, no parecía ser suficiente. Wanda/Jane. Femslash.

Nota: Para Cafesitodeldia porque ha pedido esto aquí, allá y acullá (eso es lo de Alicia, no (?)). Porque sí pues, porque ella cumplió años y yo le quiero regalar algo y se lo había querido escribir pero no me atrevía al femslash, aunque advierto que es como un femslash de preescolar, ¿problema con eso?

Otra nota: Ah, que también entra al reto del Foro de LOL: Crossover TW/Host.


Behind these scary eyes

Sí, podían quedarse mirándose a los ojos, porque los ojos de la niña que tenían en frente resultaban mucho más extraños que los suyos propios. Porque, los de Wanda tenían un destello plateado que hacía reflejar la luz del sol a través de ellos. Y los de Jane, bueno, eran eso, los ojos de Jane: rojos y con ese oscurecimiento que revelaba su sed y su maldad.

Sí, podían quedarse mirándose los ojos, pero ¿acaso no querían avanzar? ¿Avanzar y tomar entre sus manos el rostro de la otra y besarlo apasionadamente? ¿Descubrir qué era eso que recorría sus venas y las hacía querer besar a otra mujer? ¿Era la curiosidad de la mirada diferente que tenían frente a ellas? ¿O era un deseo que habían reprimido por largo tiempo?

Sí, podían quedarse mirándose los ojos, pero no querían. Porque Wanda siempre había sentido la curiosidad de besar a otra mujer desde que vivió en el cuerpo de una y podía explorar sensaciones que no le pertenecían y estaba convencida de que besar a otra fémina, le causaría eso. ¿Pero qué era eso? Sabía que era una explosión de sensaciones, sólo que no estaba segura de cuáles. Pero una explosión le bastaba.

Sí, podían quedarse mirándose a los ojos, pero no lo hicieron. No se dieron cuenta de cómo se movieron, sólo de que la mano de Jane se posaba sobre la mejilla de Wanda apreciando el calor de su piel, como si se la pudiese transferir de alguna u otra forma.

Sí, podían quedarse mirándose a los ojos, pero podían hacerlo a corta distancia, no cerrarlos y probar los labios de la otra. Podían hacer muchas cosas y seguirse mirando a los ojos, porque nunca sería necesario cerrarlos.

Sí, podían quedarse mirándose a los ojos aún cuando Jane torturara a Wanda mientras lo hacían, porque era parte de lo que Wanda quería sentir, era un fuego que la atrapaba mientras ese mismo elemento recorría su cuerpo.

Sí, podían quedarse mirándose a los ojos y esperar que jamás tuviesen que dejar de hacerlo.


Yay! Al botón verde le gusta que lo toquen, sabían?

Robin Wolfe