Disclaimer. Todos los personajes son de Stephenie Meyer. La canción es de Taylor Swift y la trama es de mi autoría.

Summary. Aunque te gustaría que el tiempo pasara más rápido, no te queda más remedio que esperar a que se dé cuenta de que solo tú la comprendes mejor que nadie y eres perfecto para ella.

Regalito para sparklinghaledecullen porque es amor(L). Espero que te guste tu regalo y ¡muy feliz cumpleaños!


«If you could see that I'm the one who understands you
Been here all along so why can't you see?
You belong with me»

(You belong with me – Taylor Swift)

–¿Entonces, qué hiciste? ¿Le besaste? –escuchó a su amiga preguntarle, con esa molesta voz chillona.

–No –respondió, con notoria desilusión–. Tal parece que yo no soy de su tipo.

–Tal vez necesitas arreglarte más; o no sé, hacer algo para que luzcas mayor.

No pudo evitar gruñir ante ese comentario. ¿Lucir mayor? ¡Por Dios, ella sólo tiene quince años! El problema es el imbécil del cual parece estar enamorada.

Sabía que todo esto se trataba de un capricho adolescente, pero no podía evitar el sentimiento de dolor que se apoderaba de él cada vez que su niña mencionaba al mocoso ese. No quedaba más remedio que esperar un poco más, y nunca alejarse de su lado, hasta que ella por fin se diera cuenta de que no había nadie más perfecto para Claire que tu.

–Estoy cansada de estar detrás de Andrew todo el tiempo. Además, ayer escuché que le gusta alguien más.

–¡Con mayor razón, Claire!

Suficiente de plática de niñas. La madre de Claire le había pedido de favor que pasara a recogerla a casa de su amiga y, por un momento, sopesó la posibilidad de esperarla un rato más; pero después de escuchar tal conversación, pensó mejor las cosas y decidió intervenir.

Por un instante, se sintió como un enfermo acosador, por estar espiando a la razón de su existencia desde el árbol más cercano. Tuvo que reírse ante su propia idea, mientras se bajaba de éste para dirigirse a la puerta.

Contempló a la muchacha mientras conducía el auto. Ella en ningún momento lo miró y Quil, siendo el paranoico que era, supo que algo andaba mal. No quería verse muy obvio y descubrirse a sí mismo de que la había espiado, así que se conformó con obtener información a la antigua.

–¿Qué tal la pasaste en casa de Jennifer? –preguntó, tratando de sonar casual.

–Normal –dijo, encogiéndose de hombros, antes de dirigir la mirada hacia él–. Quil… ¿te puedo hacer una pregunta?

–¿No la estás haciendo ya? –trató de bromear, pero al ver que ella no correspondía, se limitó a asentir tranquilamente.

–¿Crees que soy fea? –Quil notó cómo los ojos de Claire se llenaban de lágrimas.

–Por supuesto que no. Eres hermosa –inconscientemente, rozó su mejilla con su dedo.

–¿Entonces, por qué no le gusto? –no había necesidad de explicar, ambos sabían de quién hablaban, como si se leyeran la mente.

–Porque es un tonto que no ve lo valiosa que eres. No sabe lo que tiene enfrente.

Quisieras que ella notara la devoción con la que dices aquellas palabras; que supiera que ella es tu todo y que morirías por ella.

–Tú lo dices porque eres mi amigo –dice, acompañado de una risita, y se limpia una traicionera lágrima que resbalaba por su mejilla.

Ella regresa su mirada hacia el frente y, cuando menos lo esperan, ya están frente a su casa. Ella se despide, dándole a Quil un rico beso en la mejilla (el cual disfruta con todo tu ser), mientras él la observa entrando a su hogar.

Y porque te amo…


Ya saben: Twitter/c_ linan