Acaso es de débiles decir la palabra te quiero, acaso cuando la dices pierdes una parte de tu humanidad para dársela a la otra persona. Tantas preguntas en su cabeza, no podía responder a ninguna porque él simplemente no sabía que hacer.

Te quiero, la suma de dos palabras sumamente cortas, la suma de ocho letras y en el fondo un conjunto de sentimientos y emociones tan grande, tan profundo, que a veces duele...

Él una persona a la que nadie había querido nunca, su padre, siempre más atento a su trabajo que a él, más atento a las mujeres que se peleaban por su dinero que por su cumpleaños, sin embargo cuando se quiso dar cuenta se parecían. Era una persona orgullosa, sin sentimientos, solo disfrutando de la vida, simplemente no se paraba a pensar en lo que decía su corazón y así fue pasando su vida entre vasos y mujeres, sin preocuparse por nadie, por nada.

Pero hay momentos en los que las cosas tienden a salir al exterior. Quizás porque lo necesitan, otras porque sucede algo que te hace darte realmente cuenta de como están las cosas en realidad y cuando pasa, te dan ganas de volver a encerrar todo eso que sientes, volver a tu perfecto mundo, pero sabes que no puedes, es inevitable.

La primera vez que sucedió consiguió volver a encerrarlos en esa bonita cajita que era su corazón de piedra. Fue solo una noche, un bonito beso, una sutil caricia, pero todo volvió a su sitio al día siguiente. La segunda vez le duró mucho más, una semana en la que con solo verla notaba como su corazón latía velozmente y con el más mínimo roce conocía la inmensidad del cielo.

Y la tercera vez, ya nada lo puedo parar, su pobre corazón estaba harto de estar siempre ocultado y lo tuvo que abrir, porque todo el amor que sentía por ella era demasiado para perderlo por el miedo.

Cuando tuvo el valor suficiente para hacerlo, para decirla cuanto la quería, sonrío, por primera vez en mucho tiempo y todo el orgullo y maldad que su corazón puedo haber albergado en algún momento se esfumo y solo queda en el recuerdo el eco de aquellas dos palabras.

FIN


Pequeño oneshot hablando de Chuck, de como el sientas esas dos palabras.

Siempre he pensado que el personaje de Chuck es el más dificil de escribir ya que tiene mil y un plieges diferentes según el momento.
espero que les haya gustado.
Espero criticas y halagos.

I.