Sasuke Uchiha entraba en el edificio Uchiha Corp. como cada día a las siete de la mañana mientras bebía su café negro de Starbucks, con su traje negro combinado con una camisa blanca inmaculada, zapatos negros y su corbata azul, una imagen siempre impecable y distinguida.

Paso por el recibidor hasta llegar al ascensor donde pulsando el botón espero a que bajara, una vez abiertas las puertas entro en él y pulso el último piso, el ascensor empezó su ascenso mientras Sasuke seguía bebiendo su café, cuando se detuvo en su piso las puertas se abrieron y una secretaria le esperaba en la puerta del ascensor, cogió el vaso de café vacio y le paso unos documentos mientras le informaba sobre empleados y negocios.

Al llegar a su despacho la secretaria se despidió y el entro, cerrando la puerta tras él, su hermano estaba sentado delante de su escritorio revisando papeles y mas papeles, su despacho era más grande de lo normal, ya que la mayoría de las veces los dos hermanos trabajaban en el, las paredes estaban pintadas en un todo salmón fino, los muebles de madera de robles le daban junto con el color de las paredes un aspecto relajante, grandes ventanales de cristal fino dejaban entrar la luz en el despacho, había un sofá mediano de cuero negro de tres plazas, un gran escritorio de madera de caoba, en el cual había dos ordenadores, cajones a ambos lados, dos pares de sillas del mismo color que el escritorio, y al otro lado de la habitación, un gran archivador y un ropero mediano.

-Buenos días Sasuke-saludo Itachi

-Te levantaste temprano-dijo Sasuke

-Tenias asuntos que atender-fue la simple respuesta

Sasuke miro a su hermano de arriba abajo, vestía un traje azul oscuro, una camisa beige, corbata azul clara, zapatos negros y unos gemelos de oro, pero lo que más llamo la atención a Sasuke fue que su hermano se había alisado su gran pelo largo más de lo habitual, estaba más brillante, atado como casi siempre en una coleta baja, su piel fina y blanca era perfecta, y sus ojos negros le hacía ver más hermosos, sus ojeras, en vez de quitarle hermosura, lo hacía ver más atractivo.

-¿Tus asuntos tienen que ver con alguna mujer?-pregunto Sasuke sentándose en su silla

-No-su corta respuesta

Sasuke no pregunto mas ni intento sonsacarle nada, se sumergió en la pila de papeles que tenía que revisar mientras su hermano, en frente del hacia lo mismo, ambos sumidos en un agradable silencio leían y anotaban correcciones, un sonido en la puerta se escucho, con un "adelante" Itachi permitió que su secretaria entrara.

-Señor Uchiha-dijo haciendo una reverencia.

-Pasa Mikoto-hablo Itachi

-Señor Uchiha, la señorita Uzumaki le espera para la última entrevista-dijo

-Voy enseguida-contesto Itachi

La secretaria hizo una última reverencia y salió del despacho, Itachi se levanto de la silla mientras se arreglaba de nuevo el traje, Sasuke levanto la vista para ver a su hermano.

-¿Tendremos nueva secretaria?-pregunto

-Si, Mikoto va a tener un nuevo bebe, van a ser tres hijos y ha decidido con su marido volver al hogar.

-Lastima, era muy buena secretaria-dijo Sasuke

-Ya me he encargado de sus papeles y un buen finiquito, voy a ver a la nueva secretaria-dijo

Itachi salió por la puerta dejando solo a Sasuke, que volvió a su tarea y a sus papeles, Itachi salió del despacho y vio a Mikoto hablando con una mujer alta, de muy buena figura, vestida con unos zapatos de tacón negro, pantalones del mismo color, una camisa azul un poco ajustada, pero abotonada hasta el cuello, su pelo rubio dorado lo traía atado en una coleta baja, su piel era tostada, unos labios rosados adornaban la sonrisa que ahora reflejaba, y sus ojos azul cielo le daban el acabado perfecto a la joven.

Itachi se acerco a las mujeres, que al verlo se inclinaron respetuosamente y le saludaron.

-Señor Uchiha, ella es la señorita Uzumaki-la presento

-Señor Uchiha- saludo la mujer rubia haciendo una reverencia

-Encantado señorita Uzumaki, por favor, si es tan amable de seguirme-indico

Ella afirmo con un gesto y siguió al moreno

Entraron en un despacho modesto de paredes blancas, una gran mesa rectangular con las esquinas redondas de madera barnizada, seis sillas alrededor de la mesa, un gran archivador y una pequeña mesa con una cafetera, Itachi le indico a la mujer rubia que tomara asiento mientras él se sentaba en la silla de al lado.

-Buenos días Uchiha-san-saludo la señorita Uzumaki

-Buenos días Uzumaki-san-saludo Itachi

La señorita Uzumaki se acerco su maletín y del saco su currículo entregándoselo al señor Uchiha, este lo recibió y empezó a leerlo.

-Acabo de terminar mis estudios en la Universidad de Tokio, pero he hecho práctica en la empresa Namikaze durante los veranos, hablo varios idiomas y estoy capacitada para el puesto-dijo seriamente.

-La empresa Namikaze a dicho-cuestiono Itachi

-Si, durante los meses de verano

-Por eso me sonaba el apellido Uzumaki, eres Naruko Namikaze, la hija de Minato y Kushina Namikaze, ¿Me equivoco?-pregunto

-No, en absoluto-contesto Naruko

-¿Y por que el apellido Uzumaki?-volvió a preguntar

-Es el apellido de soltera de mi madre, si ponía mi primer apellido, me contratarían solo por los favores de mi padre-hablo igual de seria.

-Comprendo pero, ¿Por qué no trabaja ya usted en la empresa de su familia?-pregunto

-Deseo adquirir experiencia, y en la empresa de mi padre me ven como su hija, no una empresaria-hablo con franqueza.

-Bueno, bienvenida a Uchiha Corp. señorita Uzumaki-dijo ofreciéndole la mano

-Encantada, gracias por su oportunidad-agradeció Naruko.

Ambos salieron del despacho y la secretaria de nuevo de acerco a ellos.

-Mikoto, Naruko empezara mañana a trabajar con nosotros, este es su contrato-dijo pasándole los papeles

-Por supuesto señor Uchiha, bienvenida Naruko-san-saludo

-Agradecida Mikoto-san-dijo devolviéndole el gesto

-Te presentare a mi hermano, Naruko-dijo Itachi

-Por supuesto-contesto Naruko

Itachi camino con Naruko detrás hasta su despacho, abrió la puerta dejando pasar a la chica rubio donde encontraron a Sasuke escribiendo unos documentos bastante concentrado.

-Sasuke, ella es Naruko Uzumaki, será nuestra secretaria a partir de la semana que viene-presento Itachi

-Un placer Naruko, bienvenida-contesto Sasuke sin ni siquiera despegar sus ojos de los documentos.

-Sasuke…-dijo su hermano

-Han llamado de la empresa informática Konohagure, dicen que quieren reunirse con nosotros esta tarde-dijo en la misma posición.

-Les dejare señores, permiso- se despidió Naruko y salió del despacho

-Ni siquiera la has mirado Sasuke-dijo itachi

-Mañana podre verla, hoy tenemos trabajo-dijo serio

Itachi suspiro antes de sentarse en su silla y pedirle que le explicara la situación.


Naruko se bajo de su auto Mitsubishi negro y se dirigió a la entrada de su gran casa, al entrar una doncella la esperaba para recogerle el abrigo, Naruko pregunto por sus padres, los cuales la esperaban ya en el comedor, Naruko se dirigió a la sala donde sus padres bebían vino mientras hablaban.

-Buenas tardes Oto-san, Oka-san- saludo Naruko

-Naru-chan, ven a sentarte hija-hablo la señora Namikaze

Naruko se acerco y tomo asiento en frente de ellos, miro a su madre, Kushina Namikaze, alta de complexión delgada, su piel morena al igual que su hija, vestida un fino vestido de seda azul, un collar a juego, su pelo pelirrojo estaba recogido en un moño, aunque varios mechones caían por su rostro, Kushina miraba a su única hija dulcemente.

-Cuéntame hija, ¿Cómo ha ido todo?-pregunto Minato

Minato Namikaze, presidente y fundador de unas de las empresas más ricas de Japón, era alto, robusto, rubio al igual que su hija, y unos ojos azules idénticos, vestían con un traje beige elegido por su mujer, miraba orgulloso a su hija.

-El señor Uchiha Itachi me ha contratado y ya formo parte de la compañía Uchiha Corp.-dijo

-Me alegro Naruko, estaba seguro que lo conseguirías-dijo

-Si, aunque el señor Uchiha supo quien era-hablo con un poco de decepción.

-¿Cómo lo supo?-pregunto su madre

-Al decirle que había hecho prácticas aquí lo supo de inmediato-dijo

-Sera por nuestro parecido, Naruko-hablo su padre

-Puede ser-contesto simplemente

-¿Y a su hermano? ¿Conociste a Sasuke Uchiha?-pregunto curiosa su madre

-En cierto modo, si-contesto ella

-¿En cierto modo?-pregunto curioso su padre

-Si, estaba tan centrado en unos documentos, que me saludo sin ni siquiera mirarme-dijo

-Que descortés-hablo Kushina

-No os preocupéis, nadie consigue ignorarme o aludirme, podéis estar seguro-hablo con firmeza y convicción.