Los personajes de Sailor Moon son Propiedad Absoluta de Naoko Takeuchi, gracias a ella yo conocí mi primer amor Darién Chiba, el resto lo saque de mi loca cabeza…

.

.

.

Aventura…

.

.

.

—¿Entonces no vas a pasar por mi?

—Hay una emergencia, un accidente en la autopista…

—Me habías prometido que iríamos a cenar, los dos como antes, sabes cuanto tiempo ha pasado que no estamos los dos solos, hace cuanto no intimamos, ¡Meses Darién!, ya le dije a Rinni para que cuidara a los niños

—Lo siento amor…

—Eso es lo único que dices últimamente Lo siento amor, lo siento, ¡Sabes tienes una familia, dos hijos y una esposa!, ¡tu vida, no es el maldito hospital!—Colgué, estaba cansada y el maldito balance no me cuadraba, lo que significaba que me tocaría quedarme horas extras a la final a mi esposo se le había olvidado que existo

Abrí el programa contable y trate de ver donde estaba el descuadre debía entregar el informe en la mañana a Nicolás además de empezar a realizar la nomina del mes, sentí mi celular vibrar varias veces pero no conteste no quería discutir y necesitaba concentrarme en las cuentas

Mi celular vibro al lado de mi laptop era un texto lo abrí sabiendo perfectamente de quien era.

Lo lamento amor, pero te compensare lo juro, pediré el fin de semana y dejaremos a los niños con mi madre, seremos solos tu y yo te amo…. Darien

Cerré el celular enojada sobre todo porque sabia que el lo dirá yo me emocionaría y ese fin de semana nunca llegaría e inmediatamente volvió a vibrar un nuevo texto pero esta vez no era de Darién

Señora Serena soy Rinni, lamento decirle que no voy a poder cuidar a los gemelos esta noche tengo una urgencia… Lo lamento

Tome el teléfono de la oficina —Amy—llame a mi asistente, mientras me masajeaba la sien ¡el día podía ser mas mierda!—Si Darién llega a llamar dile que estoy en una reunión o lo que sea, pero no me lo pases. ¡Entendido!

—Si Sere

—Por favor comunícame con mi madre y cuando puedas táreme un par de pastas para el dolor de cabeza —dije tomando el portarretratos con mis dos pequeños terremotos

Mande a la impresora todo el balance y cuando ya tuve todas las hojas el teléfono interno volvió a sonar

—¿Mama?

—Dime princesa

—Tengo veintinueve años mama ya no me digas así

—Siempre seras mi niña

—Ok Minako como quieras, necesito un favor tuyo

—Dime….

—Puedes ir a la escuela a buscar a los granujas y quedarte con ellos hasta que yo pueda pasarlos a buscar, Rinni tiene clases hoy no puede ayudarme a cuidarlos esta noche y yo estoy entre papeles, necesito terminar de cuadrar el balance del mes

—Pensé que Darién y tu saldrían esta noche

—Bien dicho madre, pensaste…Al parecer el doctor Chiba tiene cosas mas importantes que hacer… Entonces ¿puedes ir por S y Z?

—Si hija yo voy por mis temibles

—Por favor no les des chocolates, sabes que eso les da un subidon de adrenalina increíble y hoy estoy cansadísima Darién tiene una urgencia así que tendré que llevarlos yo sola a la cama

—Puedes dejarlos aquí esta noche si quieres

—No creo que me demore mucho aquí a lo mucho tres horas después de la salida, si no he llegado a las 8 por ellos metelos a la cama, te amo mama

—Y yo a ti hija—Colgué

Busque la lupa y me puse manos a la obra, el resto de la tarde me la pase entre hojas impresas la calculadora y el programa de la empresa

—Serena—Amy asomo su rostro por la puerta, me quiete los lentes y levante la vista, mientras ella me daba una botella de agua y un par de pastas —Darien te ha estado llamando, le dije que estabas con Nicolás y Rei en una reunión y que no salían aun, pero ya son las seis y debo irme

—Ve tranquila Amy

—¿vas a quedarte? —preguntó

—Ya encontré el descuadre solo es ajustar los gastos y realizar nuevamente el esqueleto del balance no me va tomar mas de dos horas

—Si quieres puedo quedarme y lo hacemos más rápido

—No Amy, ve Hotaru esta muy chiquita y yo se lo difícil que es estar lejos de ellos a esa edad yo termino aquí y me voy a casa

—¿Segura?

—Completamente, ve

La oficina se sumio en un silencio tranquilo mientras yo hacia los estados financieros que debía entregar en la reunión de mañana, faltaba solo el estado de resultados y podría irme, fue entonces cuando paso lo que yo pensaba que nunca podría pasar en una empresa como Kumada Enterprise…Se fue la luz, y yo no había guardado nada

¡Maldición! —grite con toda la fuerza de mis pulmones

Fue un apagón corto, es mas la planta de luz se acciono enseguida y encendí el computador como una posesa, pero el daño estaba hecho y el trabajo de horas arruinado…

¡Maldición! y ¡tres mil veces maldición! —Grite frustrada golpeando la inútil de mi computadora

—¿Hay alguien allí?—Grito una voz, mire el reloj en mi muñeca eran las 9:45 pm la oficina debería estará sola, decidí salir de mi oficina

—Hola

El chico pego un brinco y se llevo una mano al pecho —¡Demonios!

—Lamento si te asuste —pase las manos por mi pelo mientras lo detallaba tenia los ojos azules mas hermosos que había visto en este mundo, su pelo era negro como la noche y tenia la piel ligeramente bronceada

—Solo que pensé que estaba solo—dijo quitándose el kepis y pasando la mano por su frente —¿Qué hace aquí a esta hora?

—Que puedo hacer a esta hora en la oficina…Trabajando. Soy Serena, la contadora, ya me iba pero se me ha borrado toda la información con el apagón, por eso el grito ¿y tu eres?

—Soy el nuevo celador, se algo sistemas y computadoras si quieres puedo ayudarte quizás se guardo algo de lo que llevabas

—¿De veras?—algo debió ver en mi cara porque sonrió

—De veras—Camino hasta mi oficina y se sentó frente a mi computadora, acomodo sus lentes y se dispuso a teclear…Me quede por largos minutos observándolo no era para nada feo, hacia tanto tiempo que Darién y yo no intimábamos, si no era un turno, era una emergencia pero algo siempre sucedía, la ultima vez que habíamos tenido un encuentro sexual había sido en el armario de las escobas mientras mina se quedaba con los chicos que estaban en pediatría

Mi estomago rugió poderosamente recordándome que no había comido nada desde medio día y ya pasaban las nueve de la noche

—Ups—el chico me miro con su hermosa sonrisa—Esta algo difícil, por que no va y come algo mientras yo resuelvo esto

—Por que mejor no pido algo y comemos juntos —dije devolviéndole la sonrisa

—Bueno no he comido nada desde el desayuno seria bueno darle algo de comer a mi estomago

Saque el celular de mi cartera y pedí comida china, para cuando esta quiso llegar el ya había resuelto el problema

Comimos en el sofá riéndonos de todo y nada hacia mucho tiempo que me reía tanto con un hombre, tenia dos hijos y me dijo que quería una nena pronto, pero estaba teniendo problemas con su esposa por el trabajo

Suspire…

—No deberías estar aquí —dijo el de un momento a otro tomando mis manos—Tu esposo es un verdadero imbécil—se removió un poco hasta quedar muy cerca de mi, su mano acaricio mi mejilla y volví a suspirar

No supe en que momentos sus labios tibios y suaves hicieron contactos con los míos ¡detente! Gritaba mi vocecita interior ¡Eres casada! C-A-S-A-D-A…

Recordé cuando fue la última vez que Darién y yo habíamos intimado en serio, no un rapidin con ropa incluida en un armario… Haba sido luego de la fiesta de los mellizos hacia cinco meses, sus beso fue subiendo de intensidad, lleve mis manos a su cuello atrayéndolo más a mi

Besaba como los mismos dioses

Una aventura, algo más que ser la esposa madre y contadora quería ser la mujer, la mujer de hace cinco años, me apoye en mis rodillas soltando apresuradamente los botones de su camisa, tocando los músculos de su muy bien trabajado abdomen sus manos se movieron avariciosas por mis pechos estrujándolos moviéndolos entre sus dedos, succionando la piel en mi cuello mientras yo gemía por las sensaciones que hace mucho no sentía

La ropa desapareció en un abrir y cerrar de ojos su boca se ocupo de mis pechos mientras sus manos acariciaban mi botón del placer, mi mente se olvido de los granujas, se desconecto completamente de la Serena responsable, aceptando cada caricia cada succión mientras mis manos revoloteaban sus cabellos

Su boca cubrió la mía dándome un beso frenético mientras alineaba nuestros sexos y entraba en mi con una potente embestida

Gemí dentro de su boca el era grande y yo hacia mucho que no tenia ningún visitante en esa área especifica

—Lo siento—dijo mirándome a los ojos—¿te hice daño? —negué antes que de que sus embestidas volvieran a nublarme los sentidos, sentía sus manos en cada parte de mi cuerpo estaba volviéndome loca de placer con mi lengua recorrí su cuello mientras escuchaba sus jadeos entre cortados, mis piernas se cerraron entorno a sus caderas, mis uñas se enterraron en su espalda mientras el entraba y salía de mi cada vez mas fuerte, mas rápido

—Ohh Dios eres….

—No hables—dije entre gemidos, —solo síguete moviendo así —dije apretando su cuerpo al mío nuestras carnes chocaban violentamente sentía mi piel pegada completamente al cuero de imitación del sofá, las cajas de comida china estaban regadas en la alfombra

—Estoy cerca…

—Córrete cuando quieras—dijo el con voz entrecortada

Mi espalda se arqueo completamente pegándome a cada parte de su anatomía, mientras mi cabeza se iba hacia atrás y mi vagina se cerraba entorno a su miembro

Mi orgasmo barrio conmigo liberándome, dejándome como una gelatina, mi cuerpo entero quedo en un estado de relajación mientras el se corría dentro de mi gimiendo fuertemente…

Su cuerpo cayó sobre el mío y estuvimos varios minutos callados, calmando el latir desesperado de mi corazón, gire mi cabeza mirando la foto de mis granujas y entonces todo cayo en su lugar estaba en la oficina mientras mis hijos estaban con mi madre y yo…

—Te amo—dijo el subiendo su rostro al mío y besándome—¿Qué sucede? ¿Fui muy rudo? —Dijo preocupado cuando vio la primera lagrima descendiendo de mis ojos —¿Amor?

—Pensé que había un accidente en la autopista y no te vería hasta mañana—dije sin verlo, mi voz fue plana y muy dura

—Y lo había…

—Entonces que haces aquí—dije removiéndome debajo de el, pero el coloco sus manos en mi cintura deteniéndome

—Hoy, vi algo que me dejo complemente destrozado, te debo una disculpa princesa—sus labios me besaron suavemente, —Sabes hoy un hombre perdió su familia en ese accidente, una esposa joven y dos princesitas…—Suspiro—Me toco ver el sufrimiento y el dolor de ese hombre para darme cuenta de algo tesoro, Tú , Zafiro y Seiya son lo mas importante en mi vida, mucho mas importante que ser el nuevo coordinador de pediatría —Me beso—estos últimos meses he trabajado como bestia, me he perdido el primer juego de Hokey de los granujas, y te he descuidado como hombre—beso su hombro—como amigo, como esposo y mientras trataba de darle consuelo a ese hombre solo podía pensar en que pasaría si alguno de ustedes tres me faltara, por que yo los amo Serena Chiba, amo a la mujer que me mostro el dedo del medio porque me burle de su prueba de matemáticas hace ya diez años, amo a la mujer que me espero mientras yo me especializaba en América, estoy extremadamente enamorado de la mujer que una vez me pregunto cuan grande era mi amor por ella, te amo mi ex cabeza de chorlito—beso mi rostro que en este momento era un rio incontrolable de lagrimas—Amo profundamente a la mujer que dijo Si acepto, a la que me ha dado los mejores días de mi vida y ningún trabajo, ni ninguna cantidad de dinero, es mas preciado y precioso que la hermosa mujer que tengo bajo mi cuerpo—Dio un beso en mi nariz—Yo te amo Serena y créeme cuando te digo que ahora el universo es una cosa minúscula al lado de mi amor por ti..

Lo bese, fuerte, pasional… Yo amaba a este hombre, lo amaba más que a mi vida…

Sentí como su miembro volvía a endurecerse dentro de mi..

—Estas muy agotada o podemos conti…—Lo calle con un beso y moví mis caderas lo único que quería era tenerlo cerca

—Te amo Darién …

—Te amo nena—dijo llevándome una vez más al cielo

.

..

.

—Estaba tan preocupado que me tiraras uno de tus zapato de tacón que me toco comprarle su uniforme de repuesto a Andrew allá abajo—dijo riendo mientras recogíamos el reguero de comida China yo estaba complemente vestida mientras el aun estaba a medio vestir

—Estuve a punto, pero luego quería ver hasta donde llegabas, además necesitaba que recuperaras el trabajo de la computadora

—Eso y cumplí tu fantasía, te acostaste con un extraño

—Tonto—Lo golpee —nunca debí haberte dicho eso—me gire para recoger unos papeles en el escritorio

—Oh vamos bonita dime que no te gusto

—Estaria mintiéndote

—Así fui de bueno…

—Fuiste malo muy malo fingi mi orgasmo

—Eso no te lo crees ni tu misma

—No voy a inflar tu ego de follador maravilloso

—¿Soy maravilloso? —Dijo agarrándome por la cintura y pegando su erección a mi trasero

—¡Dios no te cansas! —dije entre risas mientras terminaba de organizar todo

—De ti nunca, por eso te ate a mi—dijo llevando la mano en donde descansaba mi alianza matrimonial—¿Minako esta con los granujas?

—Le pedí que fuese por ellos a la escuela y los llevara a casa, ¿debes volver al hospital?

—Debería—dijo girándome entre sus brazos y alzando mi barbilla con una mano—Hay un gran caos allí, pero prefiero irme a la casa de la playa con mi familia y quizás darle a los granujas ese hermanito que ellos piden

—Estas loco

—Por ti mi dulce tesoro soy capaz de ir al Psiquiátrico, vamos a casa tengo una deuda muy larga de Orgasmos en tu nombre, y soy un hombre que paga sus deudas

Tome una hoja de papel Y escribí:

Nick, se que vas a matarme a tu correo envié todo lo que necesitas para la reunión de mañana te quiere S..

El trabajo importaba si era verdad, pero mi familia era lo primero…

—Ey—dijo mi esposo mientras salíamos de mi oficina—Cuando quieras te espero en mi consultorio tu también tienes que pagar una fantasía—Sonreí el disfraz de enfermera caliente estaba en la valija de mi auto, yo era una mujer enamorada y dispuesta a todo con tal de tener a mi esposo conmigo.