Comienza un nuevo y el último capítulo, no puedo creer que ya sea el último.

Gracias por todo el apoyo que me dieron y prometo seguir escribiendo nuevos fics, ya he pensado en el próximo y solo espero que tenga tanta aceptación como este.

Y ahora el capítulo final.

Epílogo.

10 años habían pasado desde la derrota de Drago y el mundo estaba viviendo una era de paz y armonía.

En una pequeña mansión con un hermoso jardín el cual estaba adornado por estatuas de los dioses egipcios y de Timaeus y Xian, una pequeña niña de 3 años jugaba con un cachorrito mientras era cuidada por una mujer de cabello corto y negro.

La niña era muy linda, su cabello corto y negro muy parecido al de su madre, su tez era blanca y llevaba puesto una ropa cómoda para una niña de su edad.

Al correr tras su cachorro la pequeña se cayó y comenzó a llorar.

-¡HANAKO!-grito la mujer asustada-tranquila, no paso nada-dijo abrazando a su hija-.

La pequeña Hanako se calmo al sentir los brazos de su mamá y en ese momento una voz masculina se escucho.

-Que tierna escena-.

-¡PAPI!-grito la pequeña soltándose de su madre para correr a los brazos de su padre.

-¿Cómo están mis chicas?-pregunto el adulto-joven.

-Muy bien papi-dijo la niña contenta.

-¿Cómo te fue en el trabajo Ulrich?-pregunto su esposa.

-Muy bien-respondió Ulrich-¿y tú que hiciste hoy Yumi?-.

-Solo cuidar de Hanako-respondió Yumi encogiéndose en hombros.

Ulrich y Yumi llevaban 4 años de casados, los mejores años de sus vidas y más aun desde que la pequeña Hanako llego a sus vidas.

Ulrich se había convertido en el jugador estrella del equipo de Francia y ahora entrenaba para ir al mundial.

Yumi había abierto varios negocios de música junto con Aelita y era tan popular que en muy poco tiempo ya tenían tiendas por todo el mundo, claro si contamos con el dinero que Seth les dio.

En esos momentos Yumi estaba de vacaciones y se dedicaba a cuidar a su pequeña hija.

-¿Ya están listas?-pregunto Ulrich abrazando a su esposa y a su hija.

-Claro-dijeron al mismo tiempo.

La familia se preparaba para ir a visitar un sitio muy especial para todos los guerreros del milenio.

Un rato después…..

La familia llegaba al lugar donde se reunirían todos, vieron con alegría que sus amigos ya estaban ahí.

-Hola, cuanto tiempo-los saludaron Odd y Aelita.

Odd y Aelita tenía un año de haberse casado y ahora estaban esperando a su primer hijo.

-Aelita ¿cómo te sientes?-pregunto Yumi.

-Emocionada, ya solo faltan dos meses para que pueda tener a mi hijo en mis brazos-.

-Y entonces tu vida cambiara para mejorar mucho-dijo Yumi sonriendo.

Hanako bajo del auto ayudada por su padre, cuando sus pequeños pies tocaron el suelo corrió a los brazos de Odd y Aelita.

-¡TIO ODD! ¡TIA AELITA!-gritaba contenta.

-Hola pequeña-dijo Aelita abrazándola.

-Pero que grande estas-dijo Odd.

Hanako sonrió y puso su infantil manita en el vientre de Aelita.

-Hola bebito-.

Aelita tomo con sus manos la pequeña mano de Hanako y sonrió, en ese momento alguien más llego.

-¿Cómo están?-saludo quien fuera el pequeño Kenneth, quien venía acompañado por una joven muchacha.

-Hola Kenneth-lo saludaron sus amigos.

-¡TIO KENNETH!-grito Hanako corriendo a su encuentro.

-Hola pequeña-la saludo Kenneth.

Kenneth trabajaba en la corporación Kaiba junto con Odd en el departamento de videojuegos y ahora estaban creando un nuevo juego de realidad virtual.

-¿Quién es ella Kenneth?-pregunto Yumi.

-Así, ella es mi novia Geny-dijo Kenneth tomando a la chica por la cintura.

Geny era una chica muy guapa y en cuanto vio a los guerreros del milenio comenzó a ponerse muy nerviosa.

-Oh cielos, esto es….es decir…es un honor conocerlos-dijo Geny roja de la vergüenza.

-No tienes de que avergonzarte-le dijo Ulrich con sinceridad.

-Pero ustedes fueron los que salvaron al mundo de la destrucción total además de que su madre es la presidenta de la corporación Kaiba-.

-Bueno si…..-admitió Ulrich.

-Mira, no le hagas caso a mi amigo-dijo Odd-es la modestia en persona, yo por otro lado responderé todas las preguntas que quieras-.

Odd se llevo a Geny, quien miro a Kenneth y el solo se encogió en hombros.

-Algunas cosas nunca cambiaran-dijo Yumi.

-Cierto-admitió Aelita-pero eso hace que mi matrimonio sea muy divertido-dijo sonriendo.

-Bueno, creo que debemos seguir-dijo Ulrich.

Hanako corría, aunque Yumi siempre le decía que tuviera cuidado, finalmente llegaron al lugar que deseaban, la cabaña donde habían pasado momentos muy felices, ahí los esperaban Kisara, Yubel y los padres de cada uno.

-¡ABUELITA! ¡TIA YUBEL! ¡TIA KISARA!-grito Hanako en cuanto las vio, definitivamente era una niña llena de energía, algo que había heredado de sus dos padres.

Cuando todos estuvieron lo bastante cerca se saludaron y cuando Kenneth les presento a Geny, la recibieron como si la conociera de hace mucho.

-Espero que vengan con hambre-dijo Kisara-porque la comida estará lista en poco tiempo-.

-Kisara, eso es algo que no me tienes que decir a mí-dijo Odd mientras saboreaba la comida.

-Iré a ver como va todo-dijo Kisara entrando a la cabaña.

Cuando llego a la cocina encontró a sus dos asistentes preparando todo con sumo cuidado.

-¿Cómo van?-les pregunto con una sonrisa.

-Ya casi terminamos-.

-No se preocupen, estoy segura de que les quedara delicioso-les aseguro Kisara.

Las dos asistentes de Kisara eran Heloise y Mora, quienes tras irse a vivir con Yubel se convirtieron en las aprendices de cocina de Kisara.

-No puedo creer que antes estuvimos a punto de conquistar al universo y ahora somos aprendices de cocinera-dijo Mora.

-Al menos nos tratan mejor de lo que nos trataba el amo…es decir Drago y ellos no son tan insoportables como ese gordo maestro-dijo Heloise.

-Tienes razón-admitió Mora y continuaron con sus labores.

Afuera de la cabaña…..

Ulrich y Yubel se habían apartado de los demás y ahora se encontraban viendo el lago.

-¿Recuerdas que la primera vez que me viste fue en este mismo lugar?-inicio Yubel.

-Si, fue la primera vez que te vimos a ti y a los maestros oscuros-.

-Aun no sabías que tu mayor enemiga era en realidad tu hermana mayor, a quien creíste muerta-dijo Yubel sonriendo-y en ese entonces me odiabas-.

-No te odiaba-la contradijo y Yubel miro a su hermano-solo no comprendía como podía existir una persona tan llena de odio y de rencor, y que solo buscaba destrucción y sufrimiento a donde quiera que iba. Pero todo comenzó a tener sentido cuando supe que eras mi hermana-.

-El destino es algo extraño-dijo Yubel.

-Me gustaría preguntarte algo-.

-¿Qué es?-.

-En aquella ocasión me dijiste que había muchas chicas interesadas en mi y quiero saber ¿tú sabías que Yumi era una de ellas?-.

Yubel sonrió y asintió-Y no era la única, Drago y los maestros oscuros también lo sabían-.

-¿Fue por eso que usaron a William para tratar de destruirme?-.

-Efectivamente-.

-¿Entonces por que nunca trataron de usar a Sissy para destruir a Yumi?-.

-Porque aquí entre nosotros, esa niña lo único que habría hecho era fallar, ya que no es muy brillante-.

-Eso es cierto-admitió Ulrich y ambos hermanos rieron.

En ese momento la pequeña Hanako se les acero.

-¡PAPI! ¡TIA YUBEL!-.

-¿Qué pasa cariño?-pregunto Yubel agachándose a la altura de su sobrina.

-La comida ya esta lista-les indico la pequeña mientras era cargada por su tía.

-Muy bien, vayamos-dijo Yubel.

Ulrich sonrió al ver a Yubel abrazar a Hanako, le traía muchos recuerdos de cuando ambos eran pequeños, antes de que Drago los separara.

Ulrich se quedo viendo al lago un momento y luego fue a reunirse con sus amigos y familiares.

Cuando llego vio que Hanako era abrazada por sus abuelas Adelia y Akiko, mientras que ella les mostraba unos juegos que había aprendido con sus manos, era una muy linda visión.

-La comida esta lista-anuncio Kisara.

Tras servirles la comida Odd y Kenneth peleaban por conseguir un poco más, definitivamente algunas cosas nunca cambiarían.

Hanako disfrutaba de la compañía de cada uno de sus amigos, a pesar de ser muy pequeña, demostraba una gran capacidad para recordar a todos, además de que era muy lista para su edad y tanto Ulrich como Yumi sabían que era especial por desde el día en que nació.

Hanako llevaba un collar en el que estaba amarrada una carta espiritual, esa carta había aparecido el mismo día que ella nació.

Cuando la pequeña nació la carta se materializo frente a Yumi, quien en ese momento la tenía cargada, era una carta en cuya imagen estaba un dragón bebe de color plateado y con unos hermosos ojos grises.

Conforme Hanako crecía la carta también lo hacía, ahora el espíritu era un poco más grande, pero seguía siendo una pequeña cría de dragón.

Ulrich y Yumi no entendieron al principio que fue lo que paso, así que le pidieron una explicación a Kisara.

Kisara les explico que cuando dos humanos que han llegado a tener contacto con su espíritu del milenio y llegan a tener hijos, el bebe recibirá a su espíritu guía como una carta desde su nacimiento y al ser hija de la luz, se convertiría en la nueva elegida.

Eso significaba que la pequeña Hanako sería quien heredara las cuatro cartas de dioses egipcios.

Adelia hablaba con Kenneth y Odd respecto a sus trabajos en las oficinas.

-¿Y como van con su proyecto?-les preguntaba.

-Va muy bien, en unos cuantos meses podremos ponerlos a prueba-dijo Kenneth.

Kenneth y Odd habían estado trabajando en maquinas de realidad virtual para que todo el mundo pudiera jugar con las cartas de los espíritus, solo que esta vez por diversión y no para enfrentarse a un rey maligno.

Habían creado unos discos redondos en el que colocaban las cartas y los espíritus aparecían mediante un holograma de realidad virtual.

Ahora ambos trabajaban en unos discos que se podrían colocar en los brazos de los aficionados al juego y podrían jugar más a gusto.

El juego se había hecho popular en todo el mundo, lo que le dio aun más ganancias a la corporación Kaiba, aunque Adelia siempre usaba el 30% de las ganancias para obras de caridad.

Para lograr que el juego lograr llegar al público, Adelia le pidió a Ulrich que fuera el rostro del juego y al ser el mejor futbolista de Francia, además del héroe que derroto a Drago, el juego se volvió muy popular en poco tiempo, llegando Ulrich a ser el campeón indiscutible de este juego.

Muchos admiradores decían muchas cosas de porque Ulrich era el campeón del juego:

Algunos decían que era por sus estrategias maestras, ya que tenía las mejores que había.

Otros decía que era porque desde niño jugaba el juego.

Pero la mayoría decía que el secreto de sus tantas victorias era las cuatro cartas de dioses egipcios, las cuales eran invencibles.

Aunque Ulrich nunca las usaba en un duelo, excepto una vez que tuvo que convocar a Obelisk cuando su oponente estuvo a punto de llamar a Exodia.

El duelo fue corto y al final Ulrich venció a Exodia manteniéndose como campeón.

Varias veces la gente se juntaba en su casa deseando enfrentar a Ulrich y a sus cartas de dioses y algunas veces Ulrich accedía venciéndolos muy rápido.

Algo que le molestaba a Yumi, era que algunas de las personas, bueno la mayoría, que iban a ver si podían tener la oportunidad de enfrentarse a Ulrich, eran chicas y ellas no iban con intención de desafiarlo, sino de invitarlo a salir.

Entre todas esa chicas estaba Sissy, quien una vez que fue mayor de edad trato de conquistar a Ulrich, incluso intento evitar su boda con Yumi, pero al final no logro nada, se resigno cuando supo que Yumi estaba esperando una hija de ambos y decidió irse de Francia.

William por su parte había dejado el Kadic después de que Yubel lo amenazara, ya que Yubel comenzó a trabajar como maestra de historia por un tiempo, antes de que Adelia la nombrara vicepresidenta de la cooperación Kaiba.

Al principio, el consejo de la corporación creyó que solo la nombro por ser la hija de la presidenta, pero su opinión cambio cuando vieron que Yubel era una gran líder, pero después de haber sido princesa por 7 años, ¿quién no lo sería?

Kisara vivía con Ulrich y Yumi, ayudándolos a cuidar a la pequeña Hanako acompañada por Heloise y Mora, quienes en un principio odiaron esa tarea, pero poco a poco llegaron a encariñarse con ella.

Después de un rato, los padres se retiraron, quedándose solo los guerreros del milenio, Kisara, Mora, Heloise, Yubel, Adelia, Anthea y Geny.

-Papi ¿qué van a hacer?-pregunto Hanako.

-Honrar a unos viejos amigos cariño-dijo Ulrich.

Yumi y Aelita llegaron con varios botones de loto, y una vez que todos estuvieron reunidos, dirigieron sus pasos hacia el lago.

Cuando estuvieron en la orilla, con sumo cuidado prendieron algunas velas y las colocaron junto con los botones de loto.

Cuando prendieron las velas, las colocaron en el lago y poco a poco vieron como se fueron alejando, mientras esto ocurría se hizo un triste silencio.

-Gracias por todo lo que hicieron por nosotros-dijo Ulrich en silencio.

Algunos comenzaron a derramar algunas lágrimas, Kisara y Kenneth entre ellos, habían pasado ya 10 años no solo de la derrota de Drago, sino de la muerte de tres personas muy queridas y aun les dolía ya no verlos.

Pasado un rato Yumi hablo.

-Creo que es hora de irnos-dijo Yumi.

Odd se quedo pensando un momento-¿Qué les parece si nos quedamos esta noche aquí para recordar viejos tiempos?-.

A todos les pareció una estupenda idea.

-Que raro viniendo de Odd-dijo Kenneth asustado.

-Oye, yo tengo buenas ideas ¿verdad Aelita?-.

Aelita solo sostuvo su vientre y se quedo callada provocando risas del grupo y que Odd se molestara.

Esa noche la pasaron en la cabaña donde habían estado entrenando, Hanako corría de un lugar a otro llena de energía mientras Heloise y Mora la cuidaban.

Yumi hablaba con Aelita y le preguntaba que había sabido de Jeremy, Aelita le conto que Jeremy había abierto una negocio de computadoras y que le iba muy bien.

-Siempre supe que ese sería su trabajo-dijo Yumi.

Los chicos pasaron la noche hablando mientras la hija de Ulrich y Yumi jugaba con sus dos "niñeras" hasta que finalmente todos se fueron a dormir.

Al día siguiente…..

Todos ya se preparaban para irse y ahora se despedían.

-¿Cuándo volveremos aquí papi?-pregunto Hanako triste.

-Muy pronto pequeña, te lo aseguro-dijo Ulrich.

-Bueno, nos veremos otro día-dijo Odd subiendo a su auto acompañado por su esposa.

Kenneth se despidió de todos y subió junto con Geny al suyo, a la vez que todos se preparaba para partir.

Ulrich y Yumi se pusieron en marcha una vez que Hanako estuvo en el asiento trasero.

Iban de regreso a casa cuando Hanako hablo.

-Mira mamá-dijo señalando algo.

Ulrich y Yumi se detuvieron y se asomaron por la ventana y grande fue su sorpresa al ver a los cuatro dioses egipcios quienes desde los cielos les indicaban que este era el comienzo de una nueva era de paz, pero también el inicio de la era de la pequeña Hanako, la gran heredera de la LUZ.

FIN.

Y este fic por fin termino, muchas gracias por todo el apoyo que me dieron desde que lo comencé, realmente me agrado ver cuanta aceptación tuvo el fic, espero que hayan disfrutado del final, es triste, lo se, pero todo lo bueno tiene un final, pero no se preocupen, ya estoy preparando el próximo fic y espero que tenga tanto éxito como este.

Como agradecimiento voy a nombrar a todos los que me comentaron mientras escribía el fic, empezando por:

Geny Hanabusa (muchas gracias por todo tu apoyo desde el principio y espero tu fic ansioso, espero que hayas disfrutado del final).

Ashrriel (te agradezco todo tu apoyo desde que lo comenzaste a leer, gracias).

Yumilyokogen08 (siempre he creído que eres una gran escritora y te agradezco el apoyo que me diste).

Airam09 (muchas gracias por todos los comentarios que me dejaste y te deseo buena suerte en tus fics).

Marineta (gracias por tu apoyo y por los comentarios, espero que empieces un fic muy pronto).

21 (gracias por todos los comentarios que me dejaste y por todo tu apoyo).

Sandra91296 (gracias por el apoyo y por todos los comentarios, espero que hayas disfrutado todo el fic).

Tixmeletta (gracias por el apoyo).

Sombra XD (gracias por el apoyo).

Lokita (gracias por todos tus comentarios y por tu apoyo).

Odd fan (gracias por comentar).

Hanelita (gracias por comentar y por el apoyo).

Juli (gracias por comentar).

Natsumi Niikura (gracias por todo tu apoyo y comentarios, continua con tu fic hasta el final).

Zhalia Moon (gracias por comentar).

INFINITAMENTE GRACIAS A TODOS, NOS VEREMOS EN EL PROXIMO FIC QUE ESCRIBIRE QUE TAMBIEN SERA UN CROOSOVER DE CODE LYOKO, ESPERO QUE LES GUSTE LA SERIE DE TRANSFORMERS.