Disclaimer: Zombie Loan no es mío. Todos los derechos reservados a Peach-Pit; Banri Sendo y Shibuko Ebara.

Fanfic hecho basándose en la tabla genérica de la comunidad "Una frase" de Livejournal.

Tributo a Michiru Kita.


Ella


07. Chocolate

-Si alguien dijo que el chocolate es un substituto del sexo, es un mentiroso -Argumentó Chika, probando uno de los dulces que había traído Michiru-, ¿verdad, Michiru? Mientras se consumía la caja entera de chocolates, ella, sonrojada, sólo pensaba en que tendría que estar prohibido que los hombres fueran sin camiseta en verano.

42. Nubes

Tumbada en el pasto, Michiru miró las formas de las nubes; exasperada, notó como una de ellas dibujaba la cara burlona de una serpiente; mientras, allí en el cielo, había alguien que quería mandarle un mensaje.

05. Patatas

Una bolsa de patatas fritas siempre la alegraba de pequeña, aunque sólo fuera un poco; siempre la iba a comprar al mismo lugar y en los peores momentos trataba olvidar la cosa mala que le había sucedido; hasta que un día descubrió al sonriente vendedor que siempre la atendía muerto tras el mostrador; Michiru no volvió a comprar patatas nunca más.

11. Nombre

Mientras era sostenida por esos fuertes brazos y sentía aquel placer, sólo pudo pronunciar un nombre; y no fue el correcto: "Chika-kun"; su amante ni siquiera se inmutó, tan preocupado como estaba susurrando otro nombre, que por supuesto no era el de Michiru.

45. Infierno

Su contrato se había vuelto una jaula, una deuda inalcanzable; mientras se lamentaba por no poder pagar, las candentes cadenas del Infierno la arrastraban hacia un fin irremediable.

29. Melodía

La melodía que traía el viento se le hizo escalofriante, era la que siempre acompañaba a los muertos; a lo lejos, vio a una persona con un anillo negro en el cuello: era el trabajo de cada día.

09. Teléfono

Michiru contestó a su móvil y sonrió: "Ah, eres tú Chika, claro, enseguida voy"; mientras, él yacía amordazado y atado a pocos metros de ella, inconsciente de un golpe en la cabeza.

16. Debilidad

Todo el mundo la había abandonado, todos sus amigos se habían ido, todo estaba oscuro; despertó envuelta en sudor frío, sólo para descubrir que todo era cierto.

03. Suave

Con suavidad, acunó a Michiru y sonrió; poco a poco, notó como las sábanas en las que estaba envuelta se iban cubriendo de rojo carmesí, y se preguntó si había sido una buena idea robarla de la morgue.

36. Mercado

Como casi siempre, la había mandado comprar: esa noche, Koyomi prepararía una cena especial para los invitados; sin embargo, nadie supo por qué Michiru no volvió aquella noche; en cambio, si lo supo la mujer de la carnicería, quién sonrió sádicamente cuando le preguntaron por ella.


Nota: Otro nuevo, a leer se ha dicho ;)