todos los personajes son propiedad de stephanie meyer yo solo juego con sus personalidades y vidas =)

chicas se que me tarde mucho que no tengo perdon pero aqui tiene el epilogo final ^.^


EPILOGO FINAL

Había pasado 10 años exactamente desde que Isabella había sido convertida en vampiro, su relación con Edward no podía ir mejor. Al igual que todo su familia, aún que no había sido nada fácil el último mes ya que gracias a Tanya algo ilógico si considerando que ella estaba en Volterra con los Vulturis, pero para desgracia de todo la familia, Elizabeth y Anthony técnicamente Vivian hay.

El hecho de que sus hijos se enteraran de cómo había sido la relación de sus padres antes de que se casaran, pero sobre todo, de la manera como Edward había tratado a Bella los había afectado; si bien eran adultos, no era fácil el saber que su padre había maltratado tanto a su madre.

Flashback…...

- Eres un monstruo – gritó Anthony abriendo la puerta de la habitación de sus padres, bella se quedo como piedra mientras Edward se volteaba hacia él.

- ¿Qué pasó? – preguntó Edward de la manera más calmada posible, Elizabeth entró a la habitación con cara de horror mientras ambos gruñían.

-Que pasó que nos enteramos de lo animal que eres de lo poco…- Edward no lo dejo terminar, por qué estampó su mano en la mejilla de su hijo. Bella lo tomó de un brazo para tratar de alejarlo, pero le fue imposible… él lo tenía contra la pared mientras presionaba su cuello.

- ¡Jamás se te ocurra de decir eso!, soy tu padre me debes respetos – rugió soltándolo mientras Anthony comenzaba a toser de manera descontrolada.

-¿Cómo pretendes respeto cuando tu no se lo diste a mi madre? ¿Cuando solo abusaste de ella sin la menor consideración? Eres un animal – gritó Elizabeth con lágrimas en sus ojos, mientras su cabello cubría su rostro. Edward gruño para acercase a su hija – Qué, ¿a mi también me vas a maltratar como lo hacías con mi madre? Porque simplemente eres un monstruo – dijo con voz agitada.

- Yo jamás te lastimaría eres mi princesa – hablo serio para tratar de acercase a su hija, quien se encontraba al lado de Anthony. Ambos lo miraban con odio, pero más que todo era dolor, ese era su padre, en que habían confiado. A quien le habían contado sus mayores secreto; desde llevarse las galletas de la despensa hasta la primera vez que vieron alguien bonito.

- Pero con ella si lo pudiste hacer porque era humana y tu un maldito vampiro bipolar sin sentimientos – gritó Anthony con su voz teñida de odio, bella camino un poco hasta Edward, pero él simplemente la miró para indicarle que esto era un problema entre ellos entre nadie más.

- Tenia razones – rugió ya enfadado. Lo estaban sacando de su estado de calma. Eso definitivamente no era bueno, bella se estremeció al igual que Elizabeth.

- ¿Cuales eran tus razones? ¡Nuestra madre era una niña! Por eso lo hiciste, para sentirte más que ella – gritó Elizabeth, quien ahora estaba furiosa. ¿Cómo su padre se había atrevido a tocar a su madre? eso era lo más horrible que podía pensar.

- ¡Ella era mía! nadie mas podía hacer con ella lo que deseara – gritó Edward sintiéndose completamente mal por toda las palabras de su hijos, jamás pretendía que se enteraran, deseaba ser el mejor ejemplo de padre.

- ¡Eres la cosa más asquerosa que hay en este mundo, ni siquiera eres un hombre! – hablo Elizabeth antes de estampar la mano en la mejilla de su padre, quien de inmediato la mando al otro lado de la habitación. Con un fuerte rugido, Bella trató de llegar primero, al igual que Anthony, pero no lo logró ya Edward estaba al lado de su hija.

-¡Nunca en tu maldita eternidad me vuelvas hablar de esa manera!, podrás ser mi hija, te podré adorar, pero no tolerare tal falta de respeto – gritó tomándola fuertemente del brazo, mientras observaba como por sus mejillas bajan gruesas lagrimas. Él la pegó a su pecho para frotar su espalda, era su hija. Jamás la golpearía, si había reaccionado de esa manera era por lo que le había dicho.

- Edward – hablo Bella al lado de Anthony, él se separó lentamente de Elizabeth, quien se aparto de manera rápida.

- Estás enfermo – dijo su hijo antes de tomar del brazo a Elizabeth para sacarla de la habitación. Bella bajó su mirada, Edward caminaba hasta ella, quien se alejó de manera rápida.

- Bella, no te voy a lastimar – susurró molesto. Ella subió su rostro para que su mirada se encontrara con la de Edward, y si hubiera sido humana posiblemente en estos momentos estaría llorando. Pero no era así, simplemente aunque fuera vampiro estaba sintiendo como su paso regresaba como cada imagen pasaba y como volvía a asentir lo mismo.

- Es….que…..- Edward colocó un dedo en sus labios para acariciar su mejilla mientras la pegaba contra su pecho.

- No te lastimare cielo, te amo, sé que no me acabo de comportar de la mejor manera, pero te amo – susurró. Ella asintió mientras permitía que el uniera sus labios con los suyos en un beso tierno – ahora vamos a la casa de mis padres necesitaremos de toda la ayuda posible para que nuestros hijos puedan entender que no tiene sentido discutir por lo pasado – bella asintió mientras le sonreía.

Fin de flashback

Si bien había sido una pelea difícil, para que Elizabeth y Anthony regresaran después de todo no había sido tan malo. Apenas todos se enteraron de quien era la que les había contado todo a los chicos de inmediato fueron directamente hasta ella.

Flashback…

Apenas el avión aterrizo en Volterra todos los Cullen bajaron. Jane y Demetri los esperaban fuera del aeropuerto, la relación entre Anthony y Jane había crecido por lo que se consideraban algo así como que novios, al igual que Elizabeth con Demetri. Si bien había sido difícil para muchos aceptarlo era así.

- Amor – gritó Elizabeth apenas vio a Demetri para arrojarse a sus brazos y capturar sus labios en un beso tierno, las risas de los demás no se hicieron esperar, produciendo que las mejillas de Elí se tiñeran de un hermoso color rosa.

Subieron a las camionetas en Volterra, todo estaba preparado para recibirlos.

Apenas llegaron, los guardias se encargaron de llevar se equipaje a sus habitaciones mientras ellos iban directo hacia la gran sala adonde se encontraban aro, marco y cayo.

- bienvenidos – hablo Aro apenas se abrieron las puertas. Elí era algo así como la hija pequeña de Aro o así la consideraba el, ella tenía todo el derecho de hacer en Volterra lo que deseara, al igual que Anthony.

Todos saludaron para después tomar sus asientos. Posteriormente de discutir sobre lo que harían, decidieron que ¿para qué alarga más las cosas cuando las podían hacer más rápido? Cayo le ordeno a Demetri traerla enseguida. Las puertas del salón de abrieron dejando ver a Tanya quien sonreía.

- Querida mía – exclamó Aro con voz de odio, pero dándole ese toque que solo él lograba, haciendo que ella moviera sus caderas de la manera que ella consideraba sensual, pero no lo era. Hasta llegar al frente del tono de su amo, como aro le había ordenado que le digiera.

- ¿Después de esto podemos ir de compras?– preguntó Alice. Rose se volteo hacia ella para fulminarla con la mirada, incluso Esme lo hizo, pero ella se encogió de hombros para pegarse al pecho de Jasper.

- ¿Para qué me necesita amo?– dijo Tanya haciendo un pequeña reverencia, enseguida Demetri la tomó por el cabello mientras ella gritaba, aunque era vampiro Demetri la podía lastimar con facilidad.

- ¿Qué crees que se me puede ofrecer? es claro que lo que menos necesito es tus servicios, sólo tenemos algo que resolver – musito. Tanya lo miro horrorizada mientras sentía como su ropa abandonada su cuerpo dejándola solo con su ropa interior.

- Explícanos Tanya ¿Cómo es que Elizabeth y Anthony se enteraron del pasado de la relación entre bella con Edward ?– dijo Cayo con voz ronca, ella abrió sus ojos para voltearse hacia bella, quien ahora la veía con odio al igual que Edward.

- yo….yo no sé nada amo – susurró. Marco se llevó una mano a su barbilla para simplemente ordenarles a los guardias lo que deseaba Demetri. La soltó haciéndola caer al piso de golpee para que los guardias la tomaran por ambos brazos.

- Pagaras tu pecado con la muerte pequeña, pero no te la daré yo. Morirás en manos de la persona que alguna vez amaste y lo sigues asiendo – hablo aro. Edward suspiró, aunque este no era lo mejor, había sido un decisión tomada por Aro, Marco y Cayó, por lo que no lo podía negar.

- Tú no…. Me puedes hacer eso Edward…por favor – gritó Tanya con voz entrecortada. Edward suspiró mientras se volteaba hacia bella quien estaba seria.

- Me gustaría que las cosas no fueran así, que tú hubieras entendido que amaba a bella. Pero todo lo que empieza mal acaba mal – susurró antes de degollar a Tanya quien soltó un grito. Se alejo rápidamente para salir de la sala seguido por bella.

-Edward – llamo Bella cuando salieron a los jardines, ella lo tomó del brazo para detenerlo pero el simplemente se aparto.

- No debía haberlo hecho no debíamos haber venido aquí – musito mientras ambos entraban en el laberinto. Después de unos minutos de caminar, se detuvo para dejarse caer en el grama al igual que bella lo hacía.

- Se que no fue fácil cariño, pero era algo que se debía hacer. Así que por favor no te culpes de esa manera – susurró ella para besarlo. Él se entregó por completo al beso hasta que se volvió apasionado sus manos recorrieron toda la espalda de bella haciéndola gemir, después de unos minutos se separaron para volver a dentro del castillo.

Fin del flashback

- ¿En que piensas amor? – Preguntó Edward, sacando de sus pensamientos a Bella, quien de inmediato guardo el diario haciéndolo reír – algún día descubriré que tanto escribes en ese diario – ronroneo contra su oído haciéndolo estremecer.

- No lo creo – susurro Bella, él rió para dejarse caer a su lado, mientras la halaba contra su pecho. No hablaron por un momento hasta que el silencio fue roto por bella – ¿crees que lleguen temprano? después de todo es un fiesta y son chicos – él le sonrió para comenzar acariciar su espalda.

- Es bueno saberlo, tengo cosas planeadas para nosotros – dijo para comenzar a succionar el lóbulo del oído de bella, quien ahora gemía. El rió de manera seductora para quitar el camisón de manera rápida.

- ¿Por qué no tienes tus manos quietas? – susurro tomando las manos de Edward para subirlas sobre su cabeza, mientras las presionaba con la almohada. El gimió para que ella comenzara a besar todo su pecho pero sin dejar de frotar su intimidad con la de él, quien ahora se había logrado liberar de las manos de bella para voltear en la cama dejándola bajo su cuerpo.

- llegamos – la voz de Elizabeth los hizo separar ambos mientras bella buscaba otro camisón apenas tocaron la puerta ellos estaban perfectamente acomodados como que si nada hubiera sucedido.

-¿Por qué no están en la fiesta?– preguntó bella maldiciendo internamente al saber que sus hijos estaban en casa, por lo que no podría estar con Edward como lo deseaba.

- La fiesta fue cancelada, así que decidimos volver a casa – dijo Anthony saliendo de la habitación, seguido por Elizabeth. Aunque las cosas hubieran pasado de la mejor manera en cuanto cuando sus hijos se enteraron de cómo había sido su relación, nadie estaba más afectado que Edward, ya que después de esa discusión Elizabeth no había permitido que se le acercara en una semana apenas regreso a la casa.

Flashback….

Todos en la casa habían salido. Edward se encontraba en su despacho trabajando y se sentía mal por no hablarle a su princesa, sintió como se abría la puerta del garaje y luego los suaves pasos de Elizabeth en la cocina. no se movió de su asiento hasta que sintió como algo caía al piso de golpee.

- ¿hija estas bien? – preguntó entrando a la cocina .Elizabeth estaba en el suelo recogiendo unos vidrios hasta que uno se clavó en su mano haciéndola sangra Edward de inmediato se acerco a ella para levantarla ya que su sangre brotaba sin control.

- ¡No me toques! – pidió sollozando para tratar de sacar el vidrio que ahora estaba en su mano. Edward tomó un pañuelo blanco para entregárselo no la quería ver sufrir. Era su princesa, no deseaba que le temiera.

- Solo has presión en esa herida, te llevare con Carlisle – musito. Pero ella negó pegando su espalda contra el gabinete para pasar su mano sintiendo como el vidrio se enterraba más en la palma de su mano. La sangre no para es que era claro aun que fuera semi-vampiro había sangre corriendo por sus venas lo deseara o no.

- ¿Por qué no simplemente te vas a buscar a un niña a la cual puedas violar mientras la golpea como lo hiciste con mamá?– susurró con voz llena de odio al recordar cada palabra que le había dicho Tanya, cada cosa tan horrible que había vivido la mujer que la había dado la vida.

- Elizabeth, se que tienes tus razones para odiarme, pero eso no significa que me vaya ir con otra mujer. Amo tu madre, siempre lo he hecho. La maltrate, Lo reconozco, más nunca lo haré. Ahora por favor levántate y vamos a la clínica, necesitas que te suturen la herida para que no se infecte –hablo, ella negó enterrando su rostro en sus piernas.

- Papa, lo que me digas no me importa, no te creo como lo hice de niña. Simplemente no sabía la realidad, pero ahora, esa realidad, para mi desgracia no es muy bonita – dijo. Edward se inclinó para tomarla en sus brazos. Poco le importaban las quejas, la llevó hasta el despacho para dejarla en el mueble cuando ella trato de salir el a detuvo.

- ¡me puedes odiar, pero soy tu padre así que me obedeces! – dijo con voz dura, para luego humedecer el algodón. Tomó su brazo para frotar un poco el algodón contra la palma de Elizabeth, quien ahora lloraba de manera descontrolada por el ardor producido.

- basta me lastimas – se quejó. Él levanto su vista, pero solo obtuvo más odio por parte de su hija. Apenas Edward quitó el algodón, ella alejo su mano para irse al otro lado del mueble sollozando. después de un momento logro sacar el vidrio pero solo logro que más sangre brotara de esta.

- si dejaras que te curara tal vez podríamos terminar con esto – susurro. Ella se volteo hacia el, pero negó por lo que se acerco para abrazarla fuertemente y luego colocarla en su regazo.

- papá –musito ella cuando él comenzó a frotar su espalda tratando de relajarla.

- no te lastimare cielo, solo deseo lo mejor para ti. Por favor no me odies. Por lo de tu madre, eso es completamente pasado. La amo al igual que lo hago contigo ambas son mis princesas - exclamó él acariciando su mejilla

- te quiero – sollozo contra su pecho mientras la sangre seguía brotando de su mano pero poco le importaba ella dejo su mano en la camisa de su padre mientras esta se manchaba.

- yo también te quiero princesa por favor perdóname por todo lo que hecho – susurro ella levanto su vista no hacía falta que hablara para saber que lo había perdonado y que todo volvería hacer como antes.

Fin del flashback.

- Edward te estoy hablando – dijo bella bufando para levantarse de la cama dejando a su esposo completamente en silencio después de unos minutos se levanto de la cama para bajar a la cocina adonde estaban sus hijos junto con bella.

- porque esa cara papa – se burlo Anthony comiendo un poco de cereal de su tazón Edward sonrió para sentarse después de que terminaron de comer bella salió de la cocina para sentarse en la sala Elizabeth le deseo buenas noches al igual que Anthony.

- que haces – pregunto bella mientras gemía al sentir que Edward la sentaba en su regazo con un rápido movimiento para besar su cuello.

- nada que tú no quieres hacer - respondió Edward gruñendo para tumbarla en el mueble arrancado su camisa a lo que ella dejo escapar un grito ahogado él se coloco entre sus piernas para comenzar a besar su vientre.

- Edward – gimió bella tratando de alejarlo mientras que el reía.

- buenas noch…- la voz de emmett fue corta convirtiéndose en un fuerte risa Edward se separo de bella mientras que ella se cubría con el cojín todo los cullen estaban en su sala tratando de no reír.

- son ninfomanos por dios sus hijos están en sus habitación y ustedes aquí… - comento jasper ganándose un gruñido de Edward quien ahora tenía bella pegada a su cuerpo mientras solo colocaba su camisa por sobre sus hombros.

- ¿Celoso jasper?- pregunto bella subiendo una ceja a lo que Alice se mordió el labio inferior mientras que negaba al igual que su esposa.

- para nada cariño me considero un persona muy activa – hablo Carlisle a claro su garganta captando la atención de todos.

- no vinimos a eso solo le queremos informar que mañana tenemos que salir de viaje a primera hora a volterra por que aro realizara un fiesta y es necesaria nuestra presencia – dijo Carlisle Edward asintió al igual que bella.

- solo eso – susurro bella a lo que los cullen asintieron para salir de la casa dejando a bella y Edward en la sala ninguno de los dos dijo nada solo se dedicaron a caminar hacia su habitación.

Cuando entrando Edward se fue a su escritorio y bella hacia el vestir preparo dos maletas para dejarlas al lado de la puerta se dejo caer en la cama para cerrar sus ojos a los pocos minutos Edward se dejo caer en su cama para abrazar beso su frente.

La noche paso rápido a las 7 bella se ducho al igual que Edward Elizabeth y Anthony estaban en la cocina ambos desayunando esperando a sus padres con sus maletas ya preparadas salieron de la casa a las 9:30 en el aeropuerto ya estaban todos esperándolos.

-¿Por qué tardaron tanto?- pregunto emmett riendo por lo que Edward lo fulmino con la mirada dejaron en el equipaje para confirmar su vuelo abordamos el avión privado Elizabeth al igual que Anthony ambos se dedicaron a encender sus laptop mientras que los demás conversaban.

Cuando aterrizaron en volterra buscaron su equipaje para encontrarse con que los esperaban demetri y jane ambos sonriendo al frente dos camionetas negras a las cuales subieron demetri sentó Elí en su regazo para besar su frente.

Apenas las puertas de volterra se abrieron mostraron a una serie de vampiros que al parecer ellos también iban a la fiesta después de la típica bienvenida que esta vez no fue dado por aro si no por marcos quien ordeno que los llevaran a su habitaciones.

- es una fiesta de mascaras – dijo bella emocionada observando los trajes que le había traído Anabel una de las vampiras de el castillo Edward roso sus labios para luego besarla con ternura.

- mama – hablo Elizabeth entrando a la habitación por lo que sus padres se separaron para voltearse hacia ella quien ahora sonreía – demetri me dijo que sería su pareja en la fiesta asi que no iré con ustedes…..por cierto Anthony también ira con jane – exclamo bella asintió al igual que Edward.

- creo que ya creció – dijo Edward bella rio para asentir mientras susurraba un no lo dudo alice, rose y esme técnicamente invadieron la habitación la cual estaba compartiendo Edward con bella para sacarlo a él alegando que ellas tenían que acomodarse a los pocos minutos también entro Elizabeth con jane.

Cuando terminaron de acomodarse todas estaban perfectas tomaron sus mascaras para colocarse salieron de la habitación bella estaba algo nerviosa por lo que soltó una pequeña risita.

Llegaron al salón las puertas se abrieron de inmediato Edward camino hasta ella para tomar su brazo la música comenzó por lo que su unieron a la pista de baile adonde ya habían varios vampiros bailando.

- te vez preciosa – susurro el contra su oído solo para ella quien rio para dejar su rostro en su pecho.

- me haces sentir como que si fuera mi primer baile – musito el la tomo aun mas fuerte de la cintura.

La música se detuvo por lo que aro comenzó hablar Elizabeth estaba junto a Demetri al igual que jane junto Anthony el llamo ambos chicos que se acercaron sonriendo para recibir un sobre cada uno.

Edward sonrió sabia que le había leído la mente aro pero no lo diría ya que cualquiera lo podía escuchar la fiesta paso con la mayor de las normalidades como un típica fiesta de vampiros adonde todos anda en los suyo a la 1 bella al igual que Edward se despidieron de todos deseando buenas noches.

Cuando llegaron a su habitación entraron al mismo tiempo que Edward cerraba la puerta con el pie habían pasado tantas cosas el desabrocho su vestido el cual cayó hasta su cintura revelando sus pechos ya que no llevaba brasier.

- te amo – gimió ella contra sus labios cuando el termino de quitar su vestido para depositarla en la cama comenzó a recorrer sus labios ella cerro sus ojos cegada por el placer que le estaba dando que cada vez era infinito.

Apenas termino de recorrer su cuerpo fue hasta lo senos de bella que ahora estaña tensos él se llevo el primero a la boca para succionarlo de manera algo fuerte pero para bella solo era un simple caricia después fue con el segundo para hacia bajar hasta su vientre en el cual dejo un serie de beso húmedos.

- Edward – gimió ella cuando el acaricio sus muslos para después entrar en ella de manera rápida no le costó mucho llevarla al orgasmo ya que sus envestidas eran firmes y fuerte sobre todo bella soltó un grito ahogado el cual el tuvo que tapar con sus labios ya que estaban en un castillo lleno de vampiros que escuchaban todo.

-eres mi vida te amo – susurro el saliendo de ella para ir hasta el vestier volviendo con un pantalón de dormir y un camisón para bella quien se lo coloco sin quejarse ambos se levantaron de la cama para ir hasta el pequeña terraza Edward la abrazo ella sabía que no le trasmitiría calor pero la sensación de estar entre sus brazos era suficiente para ambos.

- yo también te amo Edward por eso hecho todo – murmuro era verdad por eso había soportado toda las cosas porque lo amaba como él la amaba ella no había sido fácil el lograr estar juntos pero el que ahora lo estuvieran era la sensación más maravillosa que había en el planeta porque sin bien al principio se adoraran como también se odiaban a la final terminaban amándose.

- te amo – hablaron ambos al mismo tiempo antes de unir sus labios de nuevo para sellar las palabras que acaban de decir.

FIN


gracias a todos por sus rr,alertas y favoritos todos saben que es un placer para mi escribir para ustedes

les gusto el cap o no?

recuerden apretar el botoncito azul no cuesta nada y me hace muy feliz

besitos!^.^