Disclaimer: Naruto no es mío. Todos los derechos reservados a Kishimoto Masashi

Advertencia: Menores de edad, entrad bajo propia responsabilidad.


Cama roja


"Y allá en la triste habitación sombría
de un cirio fúnebre a la llama incierta
sentó a su lado la osamenta fría
y celebró sus bodas con la muerta"...

Boda negra - Ana Gabriel

06. Perversión

Sobre el suelo frío, situada sobre su erección, se movía al compás de las agujas de un reloj inexistente. Le hacía el amor como nunca antes pudo hacerlo, como si le fuese la vida en ello.

Aún llevaba el traje de novio, y ella no podía ser menos: Seguía engalanada con el hermoso vestido blanco que se había comprado especialmente para la boda; y ahora estaba allí, teniendo una noche de bodas como una pareja normal y corriente.

Él sería el primero para ella; se lo había prometido hacía tiempo y en ésta ocasión -la única que le quedaba- se encargaba de cumplirlo.

Ahora estaban casados, casados en la salud y en la enfermedad, en la riqueza y en la pobreza... aunque el sacerdote no había tenido tiempo de pronunciar las palabras que seguían. Un tiro le había dado justo en la cabeza.

La ceremonia en la iglesia se había truncado. Un ajuste de cuentas, un tiroteo; todos muertos menos ella.

Sintió el orgasmo sobrevenirle mientras se masturbaba y hundía cada vez más el miembro en rigor mortis en ella; como una fuente, explotó en él.

¿Era una perversión, estaba loca? Puede ser.

¿Cuántos minutos hacía que se encontraba así, subida encima de él sin que sus ojos se abrieran, cuántas horas hacía que sabía que estaba muerto?

Seis, cinco, cuatro… No llevaba la cuenta.

Cayó encima de él, con tristeza y dolor. Ya no estaba loca, sólo quería morir.

"Hasta que la muerte os separe"...


Nota: ¡Hola! Esta vez he tardado, pero bueno, aquí sigo. Me alegra ver que tantas/os comentáis y dais vuestra opinión. Espero que éste En fin, quiero daros mis agradecimientos a: Harukauzaki, Artemisav, LennaParis, Girl-Darkness, Ridesh, Hyuuga, Layill y Flordezereso.