Hola a todos!!

Bueno este es el cap final! T_T

espero ke lo disfruten:


Años despues

BPOV:

-Bella podrías dejar la paranoia? –pregunto Alice.

-NO!! –conteste una vez mas. Alice queria que use un vestido con una cola de 3 metros de largo. Y yo me oponia rotundamente. Primero porque no seria una gran fiesta y segundo porque sentía que me veria ridícula.

-Vamos, hazlo por mi… si si si…

Alice era la vampira mas insistente y molestosa del mundo y para mi mala suerte la queria como a nadie asi que una ves mas sedería a todo lo que me pidiera con tal de hacerla feliz.

-ok, hagamos un trato. Yo me pongo el ridículo vestido de princesita y Jacob es mi padrino de bodas contigo.

-No no no… yo no bajare las hermosas escaleras de mi casa de la mano del perro…

Jacob en este tiempo había cambiado, ya no era el mismo niño quileute de antes. Ahora gracias a la aparición de los amigos de James en el pueblo y a viejas leyendas de su tribu Jake era un metamorfo, un licántropo, en otras palabras UN HOMBRE LOBO.

Edward se había puesto de un humor de a perros cuando se entero de el cambio de Jacob, tuvimos muchos problemas por eso……..

*RECUERDOS*

Dias atrás:

-Bella es peligroso, no lo quiero cerca de ti –gritaba.

-Es mi mejor amigo y esto es infantil…

-No se te acercara ni a ti ni a mi hija y punto –me interrumpió.

-No Edward no nos puedes encerrar, aparte yo se que Jake no nos hara daño jamás.

-Bella…

-Confia en mi cielo….

Pero nada me divirtió mas que el dia en que le dije que queria que sea mi padrino de bodas:

-Haber… silencio los dos –grite.

Ambos se quedaron mudos, viéndose y con el ceño fruncido. Parecian dos muñequitos de comiquitas. Se veian tan tiernos.

-Tu seras el novio precioso que me esperara en el altar –dije señalando a Edward. El sonrio.

-Y tu seras el bello padrino que entrara de la mano de mi guapísima madrina –dije señalando a Jacob.

-Pero Bell's…

-Pero Bell's nada… yo soy vampiro, el es vampiro y tu hombre lobo; perfecto pero ese dia yo sere Bella, el Edward y tu Jacob… ok? Sino no me caso.

Ellos aceptaron con mucho gusto después de mi amenaza, aunque claro era un gusto fingido porque apenas me di la vuelta escuche las piedras y todo lo que tenían en la mano aterrizar en sus cabezas. Según yo se querían pero eran muy inmaduros para aceptarlo.

Pero la que si dio un grito al cielo fue Alice, ya que no quería que Jacob "se transforme en perro" en mitad de la ceremonia:

-No, no , no… no bajare de las escaleras con el ladrando a mi lado –grito

-Jacob no ladra Alice no seas ridícula.

-Pero Bella eso es… Bella no… no me compr…

-El será mi padrino y tu mi madrina. No me importa cuanto grites, ni cuantas razones me des.

-Uno: el apesta –empezó –dos: camina como robot, tres: no compre un vestido tan hermoso para ir del brazo del perro… Bella…

-Ja ja ja –empece a reir fuertemente –Alice no me importa que digas que Jake tiene mil ojos, el será el padrino y punto.

-Ya lo veremos –amenazo.

A partir de ese momento Alice y Jacob habían pasado gastándose fuertes bromas, pero sin obtener ningún efecto en mi manera de pensar acerca de mis peticiones…

*******

-Bella me escuchaste? –me pregunto interrumpiendo mis recuerdos.

-Si… y Jake será el padrino a no ser que quieras que use jeans en la boda.

-Eres injusta! Esta bien acepto… pero si empieza a ladrar le arrancare la cabeza.

-Se que no lo harás.

*

-Bella mira –entro Esme corriendo con una pequeña bolsa blanca.

-Que es? –pregunte con curiosidad mientras peinaba a Renesmee quien se encontraba sentada frente al espejo y sonreía.

-Es el vestido que usara la princesita de esta casa.

-Yupiiii –grito Renesmee saltando de su silla a mis brazos –me lo pruebas mami?

-Claro pequeña –conteste con un hilo de voz por la emoción.

El vestido era una replica exacta del mio, pero sin la larga y ridícula cola de 3 metros. Se lo puse a Renesmee y la levante para que se pare en la sillita y se pueda ver.

-Te gusta? –pregunto mi niña

-Te ves hermosa –conteste mientras caminaba mi armario para enseñarle que yo tenia una igual al suyo. Esme ya no estaba, no se exactamente en que momento salió, tal vez me concentraba mucho en lo hermosa que se veía mi pequeña hija.

-Waoo.. te lo pones mami? –dijo abrazándome. Mi niña era la razón de mi existir y la complacía en todo. Puse seguro a la puerta y me puse el gigante vestido.

-Te ves hermosa mami –Renesmee se paro a mi lado y me guio hacia el espejo, luego extendió sus bracitos hacia mi para que la parara en la sillita y ella también pueda verse.

Nos parecíamos tanto, ella estaba contenta y yo no podía creer que este pequeño momento me haga tan feliz. Mi pequeña agarro la cámara que se encontraba en mi mesita de noche y nos tomo una foto a ambas, con los rostros unidos y sonriendo alegremente con nuestros amplios vestidos.

-Quiero que la pongas aquí – dijo señalando el espacio que se encontraba a lado de una foto que tenia con Edward. Aun recordaba esa foto. Nunca supe cuando la tomo, pero recordaba aquella noche.

-La pondrás mami?

-claro mi vida -conteste besando su frente –mejor nos sacamos los vestidos antes que se ensucien verdad?

Ella asintió y yo me encargue de el resto.

*

-Estas nerviosa? –pregunto Jasper.

-No, solo algo ansiosa –confese –tengo una duda…

-Adelante?

-Quien me llevara… ósea quien me entregara a Edward si Carlisle va a estar su lado… porque Carlisle debe estar a lado de Edward… el es su padre hace mas tiempo que el mio asi que…

-No te preocupes eso es una sorpresita.

Oh oh… aun recordaba las sorpresitas que me daban mis hermanos cuando recién había llegado a casa. Puff…

-Jasper por favor ponte en tu sitio, todo empezara pronto –dijo Alice regañando a Jas.

-Ok jefa –bromeo Jas saliendo de mi dormitorio, pero antes le dio un tierno beso a Alice.

-Todo listo? –pregunto Alice.

-Solo espero tu señal –bromeé –y mi bebe?

-Aquiii –grito Renesmee saltando a mis brazos –que linda esta mi mami.

Mi niña parecía princesita, llevaba una hermosa coronita que adornaba sus ondas de color castaño que estaban recogidas en una cola y con mechones que caían dándole un aspecto angelical a su rostro.

-Tu eres la mas hermosa –confesé en su oído.

-Bueno ya es hora –dijo Rose estirando la mano para coger a Renesmee.

Yo tocare y luego tu bajas con las rosas para adornar el camino que seguirá mami ok?

-Claro tía –dijo mi pequeña con su amplia sonrisa y saliendo del dormitorio.

El jardín de la casa fue acondicionado con sillas y carpas para la boda, realmente no habían muchos invitados pero Alice se había emocionado tanto con la boda que había recreado mi propio cuento de hadas.

Bajamos hacia la puerta que daba hacia el jardín y Rosalie salió para empezar a tocar. Una vez que empezó la música Renesmee salió danzando atraves de la puerta y llenando de rosas el camino por el que atravesaba.

-Es mi turno, relájate –dijo Alice mientras le sacaba la lengua a Jacob –vamos chucho.

Ellos se miraron con el ceño fruncido pero al atravesar la puerta sonreían como si fueran los mejores amigos del mundo. Me reí de lo irónico del asunto.

Ya me tocaba y empezaba a ponerme nerviosa cuando de repente sentí una ola de paz.

-Creo que es mi turno –dijo Jas tomándome de una mano.

-Nuestro turno querrás decir –le corrigió Emmet tomándome de la otra.

-Oh! Esto es demasiado, cuanto los quiero –grite zafándome de sus manos y abrazándolos a ambos –son los mejores hermanos del mundo, los mejores, los quiero tanto.

Cada uno me dio un beso en la frente y caminamos hacia donde se encontraba Edward.

El camino se me hizo eterno, reconocí a mis amigos del instituto con los ojos muy abiertos tal ves por mi super cambio. Ellos creían que en mi viaje a Phoenix Edward y yo habíamos encontrado a Renesmee en las mismas condiciones que el me encontró a mi y que al verla sola y sin familia la habíamos adoptado. Lo que aun no superaban era el hecho de que me case con mi hermano adoptivo, pero ya se acostumbraran.

Seguí avanzando hacia Edward con una amplia sonrisa dibujada en mi rostro. Distinguí al clan de Tanya, ella me miraba sonriente. Ojala todo alla quedado atrás después del ataque de James. Yo no le guardaba rencor y esperaba que ella tampoco a mi.

Vi a Carlisle y a Esme atrás de Edward sonriente y esperándome. Al llegar a donde me esperaban mis padres y mi novio Jas y Emmet me dieron un beso en el dorso de a mano. Escuche a Alice suspirar y con el rabillo del ojo la vi arrimando la cabeza al hombro de Jake.

Carlisle tomo mi mano y fue el mismo quien se la dio a Edward:

-Edward, ya hace 5 años te la di como hermana, ahora te la doy como compañera. Para que se cuiden, se amen y se apoyen mutuamente, en estas condiciones y con nuestras vidas es muy importante encontrar a ese ser que te complementara para toda la eternidad y Uds ya se encontraron. Hijo te entrego a mi hija, hija te entrego a mi hijo.

Sentía ganas de llorar, pero no podía. Toda la ceremonia fue linda y emotiva así que la disfrute verdaderamente. Al terminar bailamos, reímos y pase el último momento con mi familia, porque después de la fiesta viajaría con Renesmee y Edward a Londres.


*********

******

****

**

*

Años después:

Londres:

-Sabes que es lo mejor de esto? –pregunto

-Que te amo?

-Si… pero no…

-Entonces?

-Que a pesar de tanto tiempo siento que te amo con la misma intensidad que aquella noche en la que descubri mis sentimientos hacia ti.

-Sabes bien que eres el único en mi vida, que te amo y que ni la eternidad es suficiente para este amor.

-Quien diría que a nuestros 45 años de casados aun seguimos amándonos con la misma intensidad –dijo de manera muy coqueta y besándome con pasión.

Le devolví el beso con la misma intensidad y distrayéndome por sentirlo tan cerca. A pesar de todo el tiempo seguía sintiendo el mismo choque eléctrico cada vez que lo sentía cerca.

-Me encanta tenerte tan cerca, aunque nunca es suficiente –susurro cerca de mi oído y mientras mordía el lóbulo de mi oreja –recuerdas esto?

"¿Me escuchas mi ángel?...

Aquí estoy esperando por ti…

No temas mi ángel…

Aquí estoy para cuidar de ti..."

No le conteste. Simplemente enrollé mis brazos alrededor de su cuello mientras el besaba mi garganta y descendía hacia mi pecho. Edward se tensionaba rápidamente sobre mi y los besos cada vez cobraban mas intensidad. Empezó a besarme por encima del sostén y buscando con sus manos las abertura del mismo.

-Edward Renesmee…

-Renesmee duerme y ya tiene 45 Bella… -me interrumpió entre risas y tirando mi sostén al suelo. La cama de nuestro dormitorio solo la usábamos para entretenernos en las noches mientras nuestra hija dormía, justo como lo hacíamos en ese momento.

Edward deslizo sus labios por mi pecho y se detuvo ahí mientras yo susurraba su nombre y enterraba mis dedos en su cabello. Sus besos bajaron hasta mi cintura, mi ombligo y me arrebato de un tiro lo que sobraba de mi ropa interior.

Mi esposo estaba ansioso y yo no me quedaba atrás. Destroce con un rápido movimiento su bóxer para luego deslizar mis manos hasta su entrepierna. Edward gimió de placer, veía como sus dorados ojos me traspasaban con esa llama de pasión que era tan familiar pero tan nueva a la ves.

-Te amo tanto –susurro y luego con un delicado pero fuerte movimiento entro en mi e hizo que hasta la ultima de mis terminaciones nerviosas cobre vida propia. Grite de placer y empecé a pedirle mas y mas. Edward embestía cada vez con mas fuerza mientras acariciaba todo mi cuerpo con sus cálidas manos.

Mis uñas hacían dibujos en su espalda, gracias al cielo no podía lastimarlo por que lo apretaba con demasiada fuerza. Mis piernas se aferraban su cintura y mis labios devoraban los suyos. Sentí como mis músculos se tensionaban al igual que los de el… Edward –grite finalmente.

*

-Lista princesa? –pregunto Edward antes de coger las maletas de Renesmee.

-Claro que si papa –dijo la niña mientras saltaba a la espalda de Edward y besaba su mejilla. Edward empezó a darle vueltas y Renesmee reía alegremente.

-No saben cuantas ganas tengo de ir por un par de osos con tio Emmet –dijo Renesmee alegre –ya han pasado 5 años desde la ultima vez que el y tia Rose vinieron de visita y ni hablar de…

Al partir a Londres Edward, Renesmee y yo, el resto de la familia también cogió rumbos separados, solo con el fin de no levantar sospechas y poder regresar a Forks. Alice, Jasper, Rose y Emmet viajaron a Canadá. Mientras tanto Carlisle y Esme fueron a Francia ya que Carlisle quería hacer un postgrado en cirugía intrauterina.

Nos veíamos con mucha frecuencia, Rose y Emmet habían pasado un año con nosotros en Londres; ya hace 5 años. A jAs y Alice nosotros le habíamos hecho una visita un poco antes de eso, unos 15 años atrás con el fin de poder regresar depuse a Londres y pasar desapercibidos. Y a Carlisle y Esme los veíamos muy seguido, nos visitábamos mutuamente para no levantar sospechas al no envejecer.

Habíamos tomado la decisión de regresar a Forks y ver si había alguien que pueda sufrir un ataque cardiaco al vernos y si no hubiera peligro volveríamos a instalarnos ahí.

-Muero por ir de compras con Tía Alice y jugar con Jas...

-Que emocionada estas mi amor –dije sonriendo mientras sacábamos todo de casa, nuestro vuelo hacia Forks salía en aproximadamente 1 hora.

A pesar de la edad de Renesmee ella se había quedado congelada en sus 15 años y era una niña encantadora.

-Bueno mis amores apresúrense o perderemos el vuelo y no creo que quieran correr hacia Forks –dijo Edward con su encantadora sonrisa.


Forks:

EPOV:

Ya estaba ansioso de llegar a casa para ver una vez mas a toda mi familia reunida, Bella y mi princesita también estaban muy ansiosas y se les notaba que estaban extremadamente felices. Todo seguía igual, los arboles a la entrada de la casa, el rio, todo, parecía que nunca nos hubiéramos movido de ahí.

Carlisle estaba en la puerta esperándonos, quise ir a saludarlo pero alguien se nos adelanto:

-Abuelitoooo –grito Renesmee corriendo hacia el y estrangulándolo con un abrazo feroz.

-Mi nieta hermosa!! Como has pasado? –ya era oficial nadie se resistía a los encantos de Renesmee.

-Bien abuelito, vamos entremos.

Todos nos recibieron con besos y abrazos, al fin los Cullen volvíamos a estar reunidos, asi como deberíamos estar por siempre.

-Ya revise la zona y podemos quedarnos sin problemas –dijo Emmet emocionado.

-Estoy tan feliz –intervino Alice saltando de un lado a otro

De repente el timbre sonó y nos saco de nuestra bienvenida.

-Yo voy -se adelanto Renesmee.

Corrió hacia la puerta y luego un jadeo nos alarmo.

-Tu eres? –dijo con voz entrecortada.

-Jacob Black y tu debes ser…

-Renesmee Cullen –lo interrumpió.

Inmediatamente los pensamientos de Jacob llegaron a mi.. oh oh..

Jacob no había envejecido por ser licántropo y ahora se pasaría la vida corriendo atrás de mi hija. "Genial"

Camine hacia la sala y Bella me siguió.

-Cariño que sucede?

-Los pensamientos del perro me irritan

-Porque?

-Según sus leyendas los perritos se enamoran a primera vista y amaran a esa persona especial por siempre y bla bla bla..

-Y? no entiendo nada…

-Que el perrito correrá toda la vida atrás de mi princesa… y a ella también le gusta el perro. Que gustos los de tu hija? Refunfuñe.

-Que tiene de malo? Pregunto arqueando una ceja.

-Que esta prohibido enamorarse de perros.

-Estaba prohibido enamorarse de su hermano –dijo sonriendo y comprendí a donde quería llegar.

-Lo acepto si me das un beso.

Me beso tiernamente y luego me llevo de la mano hacia la puerta de la casa donde Jacob y toda la familia aun esperaba mi reacción.

-Pasa Jake –murmure entre dientes –bienvenido.

***FIN***


ahi ke penita..

Gracias a todos los ke siguieron mi historia..

me encantaban sus coments..

Si les gusto recomiendensela a sus amigos.. jajaja

y ya ke es el final..

EL ULTIMO REVIEW!!! T_T

pD: en unas horas subo el primer capitulo de mi nuevo fic:

"30 dias para recordar"

Si les gusto este pasense por ahi que estoy segura ke les gustara les dejo el summary:

TODOS HUMANOS: Bella y Edward estan a punto de casarse. Bella sufre un terrible acidente y pierde la memoria, que pasara cuando Edward se entere que su prometida no lo recuerda y que tiene apenas 30 dias para hacerla recordarlo o se cancelara la boda?