-Mama mira papa no me deja cargar a Mamo.- grito Reiko.

Este era Tokio despues de 15 años y ahora todas tenian una vida. Rei se habia casado con Mamoru y tuvieron despues de tres años a Reiko despues nuestra antigua sailor ya no pudo tener mas hijos ya que en su segundo embarazo cayo y perdio a su hijo y la posibilidad de tener mas hijos, se sumergieron en una depresion pero su hija fue su luz en esos momentos. Amy conocio a un chico Andrew en la escuela de medicina de Estados Unidos ahora ella vive ahi y tiene dos hijos, niños inteligentes como sus padres Edward y Touya, niños de 10 y 12 años.

Minako es una gran cantante pero ahora estaba en un pequeño descanso por que al fin habia tenido la desicion de tener un hijo con su esposo, ya tenia 4 meses y estaba muy ansiosa de ver un pequeño retoño aun que el sexo no lo sabia y no lo queria saber hasta que este naciera. Makoto se caso con Motoki y tuvieron dos tremendos gemelos una niña y un niño, ellos y su floreria se han mantenido bien.

Setsuna ha sido una gran diseñadora de ropas y la que mas luce sus creaciones es Minako, su hija Hotaru siguen tratando de hacer sus sueños realidad, la joven de la destruccion estudia Artes y es una gran escultora, mientras que Haruka y Michiru viajan en los concieros de la violinista. Esta ha sido la vida de las antiguas sailors que luchaban por el amor y la justicia, todas con una vida sin preocupaciones ni peleas.

-Estarias muy feliz si nos vieras ahora Usagi. -decia Minako mientras sentada en una suit esperaba un reportero para ser entrevistada. -Espero que tu estes viva y que estes feliz. -Nunca supieron de su amiga a pesar de todos sus esfuerzos nunca pudieron llegar o encontrar aquella dimension pero tenian la esperanza de ver un dia de nuevo a Tsukino Usagi.

-Usagi? no es la amiga que desaparecio. -pregunto su esposo.

-Si.

-Ven. -dijo para abrazarla. -Tranquila ella seguro que esta bien.

-Gracias.

-.-.-.-.-.-

Dos figuras se veian debajo de un arbol una muy pequeña y la otra de una mujer, ambas conversando o al menos eso hacia la figura mas grande contanto una historia.-¿Eso es verdad? -pregunto incredula una dulce niña. Estaba con su madre sentadas en el pasto fuera de una choza grande.

-Si. -contesto serenamente una mujer de 35 años.

-Se lo contare a Kousagi, seguramente le encantara. -grito de alegria la pequeña de ojoz azules y pelo negro mientras corria hacia los matorrales para luego brincar y sacar una par de alas rosadas.

-Con cuidado Yuuka.-se despidio de su hija para entrar a su casa. - Siempre tan espontanea, Kousagi sabe la historia.

-Es igual a su madre. -la voz varonil detras de ella la hizo girar para encontrarse con aquel demonio que tanto amaba. -Siempre les cuentas la historia una y otra vez y ellos no se cansan de escucharla, yo ya lo hice.

-¿Donde esta Seyko? -prengunto algo preocupada por su hijo.

-Esta con Kousagi, sabes que le encanta ver como entrena su hermana.

-Sera una gran sacerdotisa. -Decia orgullosa.

-Es a la unica que le gusta ser bruja. -dijo burlanamente mientras se acercaba a su mujer para besarla como el gustaba. -No hay nadie...

-Maldito demonio. -decia divertida la miko que intentaba quitarse de esos brazos que la harian caer a un juego de lujuria. -podrian llegar...

Ellos eran Usagi Tsukino la sacerdotisa de las regiones, mientras que el era Seiya un demonio de las tierras del este, los dos habian tenido tres hijos, Kousagi su primera hija la mitad demonesa de pelos morados y ojos del mismo, ella tenia ya quince años y desde pequeña tuvo una gran fuerza espiritual, despues de cuatro años tuvieron a Seyko un varon de apenas 11 años era un niño muy inquieto, y la ultima de apenas 5 años era Yuuka, todos mitad demonio y la unica con los dotes de miko fue la mayor. Despues de que Usagi entrara a el templo por el deseo de Rasgar su deseo fue quitar los poderes para ese demonio y el pago que hizo fue contener el poder corrupto en su cuerpo, sin poder usarlos pero que herian por dentro dentro de ella habia un gran poder que arde por salir y eso lastima aun a la miko, despues de ello Rasgar fue asesinado por Seiya sin piedad alguna vegandoce tal vez de todo lo que ya le habia hecho.

-Sabes que Kousagi esta entrenando demasiado. Siempre esta tratando de controlar ese poder.

-Si, ese poder al nacer casi me purifica. -dijo el demonio recordando ese dia.

-Me voy, un feudal necesita que exorcise a una hija, no se si en realidad sea eso pero ya averiguare. -Dijo mientras salia de casa dejando al demonio, estaba feliz con la vida que tenia ahora, con sus hijos, se sentia totalmente feliz aun que habia algo que la preocupaba y eso era el poder dentro ella tomara el cuerpo y no poder controlarse, pero ese fue el pago que dio y algo que sabia era que si eso pasaba Kousagi haria algo para evitarlo a como diera lugar.


Muchas gracias por su apoyo con este capitulo cierro esta historia, espero que les haya gustado :) y si no... pues opinen eso me hara mejorar x) soy principiante, bueno me encariñe mucho con todos en realidad les agradezco su apoyo cuando mas lo necesite y sus animos que me sirvieron demasiado, gracias una vez mas y espero saber de usdes luego.