Title: Se atraen.

Category: Twilight.

Couple: Rosalie/Edward.

Rated: K+

Genre: Romance/Drama.

Summary: De una forma u otra nos atraemos física y/o emocionalmente. Quizá no para amarnos durante toda la eternidad, pero que nos atraemos, lo hacemos.


N/A: No puedo creer que me alla animado un día antes de empezar las clases o_O soy un desastre, lo sé, lo sé.. Mmmh.. este es el primer fic.. o el segundo o_O que escribo de Crepúsculo , así que estaba en la duda de subirlo o no ; pero era ahora o dentro de un año ; así que me quedé con ahora (: Mmmh.. tomatazos , cascara de bananas , críticas (constructivas) o REVIEWS me vienen bien (: ¡Gracias por leer!


+ Se atraen.

Edward POV.

Tenterden, 1934.

Por algo me había acostumbrado a sus farfulleos cuando decía que su vida era muy aburrida, por algo me gustaba oír sus pensamientos en el instituto, por que, casi siempre se trataba de una única cosa, la nana que había inventado mientras tocaba el piano. Pero esa nana tenía espacios vacíos, espacios vacíos que se hacían cuando me detenía para escuchar el dulce sonido de su risa al oírme tocarla una y otra vez.

Amaba encontrarla escondida en el bosque con la mirada perdida.

Lloraba, sin lagrimas, pero de alguna forma u otra lo hacía, rebobinando en su mente los dolorosos recuerdos de su pasado.

Cuando se dio cuenta que sus padres utilizaban su belleza para conseguir lo que querían (al igual que Royce King) , creía que Carlisle también la estaba utilizando, creía que solo la había convertido para verme más feliz, pero lo hizo por que por más extraño que sonara la quería y no se arrepiente de haberle dado una segunda oportunidad.

En ese momento una extraña sensación de culpabilidad vino hacia mí, pero me gustaba, por que me hizo juntar valor para recostarla en mi pecho, rodearla con mis brazos y asegurarle que todo estaba bien (...)

-Edw.. a... –un nuevo sollozo la interrumpió y yo lo único que podía hacer era tararearle la nana mientras besaba su sien, disfrutando juntos del hermoso paisaje, sintiendo su cabello escurriéndose entre mis dedos y su cuerpo aferrándose cada vez más hacia mí.

Ahora la comprendía, perdió a su familia, a sus amigos, sus sueños, su vida, lo perdió todo. Y estaría condenada a eso durante toda la eternidad.

-Shhh. Calla, calla –le susurré.

Comencé a besar sus pómulos, eran suaves como la seda y a la vez tan fríos como el mármol, me recosté en el césped y la situé sobre mi. Nuestras bocas estaban a escasos centímetros, nuestras narices se rozaban y nuestras respiraciones se acompasaron haciendo que pareciéramos una sola persona. Y por fin, pude probar el gusto de sus carnosos labios. Sabía a labial de fresa y a sangre; eso me hizo perder la compostura e intensifiqué el beso. Nuestras lenguas luchaban para saber quien sería la vencedora, el roce de su piel en la mía hacía que Rosalie dara murmullos de placer que se convertían en música para mis oídos.

Y al cabo de unas horas, la ropa se había desprendido de nuestros cuerpos.

Éramos uno.

(...) Por algo me encantaba su vanidad, su sonrisa triunfante, su andar decidido, su espalda recta, su mentón siempre arriba con aire de grandeza, su autocontrol, su venganza, sus curvas perfectas, el oro líquido de sus ojos, el lunar que tenía cerca de la comisura del labio, sus enmarcados pómulos, su voz, sobre todo su voz.

''Los opuestos se atraen'' Celebre frase. Nosotros no somos opuestos, y de una forma u otra nos atraemos física y/o emocionalmente. Quizá no para amarnos durante toda la eternidad, pero que nos atraemos, lo hacemos.