Equilibrio

BY:GretZilla// pocket_rebelion

Espero que les agrade,Todo comentario es bien recibido!

Hecho para la comunidad crack and roll ; Reto ;Femslash I

----

-Hola princesa

Llegó Kairi abrazando a Naminé por la espalda.

-La rubia dio un pequeño salto.

- Me pones de nervios cuando llegas así.

-Disculpa-terminando la frase con un beso en la mejilla.

-¿Saliste temprano?

-Si, ahora es tiempo de que te secuestre.

-Oh, ¿En serio? ¿A dónde me vas a llevar?

Todavía no lo sé.

-Bueno, deja término de guardar esto en la bodega, ¿me esperas?

-Si

Naminé se dirigió con unas cajas en los brazos, acomodándolas cuando en eso se escucha la puerta detrás de ella.

-No pude esperar – río la pelirroja

-Ya lo noté- contestó mientras escribía con plumón algunas indicaciones en el cartón.

-¿Siempre está así de vació?

-Algunas veces en los fines de semana esta particularmente lleno.

Inmediatamente de terminar la última sílaba se encontraba en un delicioso beso. La rubia interrumpió.

-No es una buena idea.

-Unos roces no nos mataran- dijo con seguridad Kari continuando el beso que había dejado pendiente, el beso se convertía en profundo apasionado hambriento, las manos comenzaban a alborotarse pero sin precedente aparente entre tanto tambaleo ambas perdieron el equilibrio amortiguando el golpe con una de las recién puestas cajas que allí se encontraba.

-Auch- fue lo único que salió de Naminè quién ahora estaba con el rol de colchón.

-¿Estas bien? Disculpa- le dijo su novia preocupadamente.

-Te dije que no era buena idea – una mueca se mostraba en su rostro.

-Pero fue un buen beso – alego la pelirroja.

-Bueno… ayúdame a levantarme estirando la mano esperando ayuda.

-Si sirve de algo, te quiero – dijo dulcemente Kairi mientras sostenía su mano.

-Yo también te quiero idiota – dijo Naminé.

-Te invito un helado, se que eso te va a animar.

-Esta bien- contestando y sobándose al mismo tiempo la espalda baja.

-Tal vez te pueda ayudar con eso- guiñó.

-Si, pero en un lugar donde estemos recargadas.

-No pude haberlo dicho mejor

Ambas rieron al unisonó.

-En serio disculpa…

-No te preocupes, solo espero que al comprarme mi helado no se te vaya a cambiar también.- bromeo la rubia.

-Tú fuiste la que caíste, no yo.- Kairi refunfuño

-Sean peras o sean manzanas, nunca lo averiguaremos, ah… solo una cosa, no me dejes caer otra vez.

-Haría lo que fuera por ti, te prometo que no lo haré.

FIN