Disclaimer: Desafortunadamente, las musas del Olimpo no me dieron la inspiración a mí para esta historia, se la dieron a Rick Riordan & a él le pertenecen los personajes y eso, pero el pairing & la historia son mías.

Summary: Disfruta el beso y no se molesta en enamorarlo —porque no lo necesita—, con él no hay sufrimientos, no hay puños, no hay fuego. Es exactamente todo lo contrario. Afrodita/Poseidón. Universo Alterno.


Para Anna. Gracias por el beteo imposible & así cumplo mi promesa a cambio de que me prestes a Percy :) & además porque me da la grandísima gana.

& Para Meli. Porque te quiero llenar de regalos y volver a decirte ¡Feliz Cumpleaños! xD


Como sirenas de río

Belleza y mar unidos en un beso y un recuerdo

Es tan fácil hacer que todos se enamoren de ella. Ni siquiera necesitaría ser la Diosa del Amor, ya que lo obtiene todo con un pestañeo lento en el que sus largas pestañas muestren sensualidad. Sólo necesita morderse el labio inferior en un intento de nada y lo obtiene todo. Ese día, no buscaba algo en específico, de hecho estaba harta de muchas cosas. En especial de Ares y de Hephaestus. Era curioso, pero se sentía cansada de amar.

Ese día, Afrodita sólo buscaba relajarse en la arena, disfrutar de Apolo y del canto de las olas de Poseidón. Sólo eso quería.

Tomó una larga bocanada de aire, disfrutando de la salinidad del ambiente y de pronto sintió que la arrastraban desde los pies. Estaba sola en la playa. Ella sabía que estaba sola. Sólo que tal vez, pensó mal. Nunca se está solo.

Él, la arrastra hasta sus dominios, y desnuda su cuerpo de ninfa entre olas bruscas, para poseerla como no lo ha hecho con otras diosas; su figura humana surge entre las alteradas olas y muestra una sonrisa cálida que ella se niega a rechazar. Ella pestañea y él cae en esa magia que ella posee (lleva horas enamorándose de su cuerpo, sus labios y sus ojos). Entre el mar, entre sus brazos, Poseidón, posee a Afrodita como si nada más importara. Ella traga agua, sal, arena. Y entre todo eso, lo bebe a él y siente el sabor de sus labios salados; y quiere arrancárselos, suponiendo que están partidos por el mineral que los cubre. Disfruta el beso y no se molesta en encantarlo (porque no lo necesita); con él no hay sufrimientos, no hay puños, no hay fuego, (es exactamente todo lo contrario); hay placer y un gusto a mar, a atardecer, a un Apolo que se oculta no queriendo ser testigo. Tiene ese gusto a prohibido que no llega a ser desagradable, sólo el de saber que es la primera y la última vez.

Hay un canto de las olas y uno que proviene de los labios de Afrodita que apacigua al mar y excita a su dios. Hay una combinación de belleza y mar que se podría comparar con sirenas de río.

Es eso, sólo eso y nada más.

No hay morados en la piel de ella, sólo unos cuantos cabellos negros entre sus manos y un recuerdo de esa cálida sonrisa, de esas manos bronceadas. Y para él, un gusto a rosas en sus labios, un aroma de flores múltiples tatuadas en su cuerpo y mezclándose con el agua de aquella playa que jamás olvidará.


Por favor, sin spoilers que apenas me he leído 'El ladrón del rayo' & lo amé tanto que ya quiero invadir el fandom (de paso, con estos pairings retorcidos) :3

Gracias, de nada.

Dejen reviews, espero les haya gustado :3

Robin Wolfe