Hola, aquí estoy subiendo una nueva historia, aunque lo de nuevo no es muy cierto que digamos, ya que esta historia es la primera que subí a la pagina de Fanfiction, pero por razones que no valen la pena mencionar lo quite, pero ahora he decidido ponerlo de nuevo y esperar que tenga el mismo o mejor recibimiento que la vez anterior

Bueno espero les guste y ya saben.

Ningún personaje utilizado en esta historia me pertenece todos son propiedad de la señora J.K. Rowling, que a pesar de haber separado a Harry y Hermione en sus libros, le agradezco el que los hiciera tan hermosamente compatibles, para que yo y muchos otros podamos escribir historias sobre lo que es el amor verdadero.

Después del discurso los dejo para que lean

Que lo disfruten.

Podemos Intentarlo

Cáp. Uno

La llamada

Eran las cuatro de la mañana, cuando el teléfono sonó y por alguna razón, el hombre que dormía supo que no debía de tratarse de nada bueno, así que se apresuro a contestar….

-Bueno

-¿Señor Potter?

-Si el habla

-Disculpe que lo moleste a esta hora, lo que pasa es que ha ocurrido un accidente

Harry sintió que se mareaba al escuchar lo que le decían por el otro lado del teléfono, trato de hablar, pero no lo consiguió

-¿Señor Potter sigue ahí?

Pregunto la voz de una mujer

-Si, sí lo siento, que me decía

-Que ha ocurrido un accidente, donde su esposa…

-¿En donde esta? – pregunto

-Esta en el hospital San Thomas….

A la mujer no le dio tiempo terminar de hablar, porque Harry ya había colgado y se vestía a toda prisa para poder salir,

Ya en camino hacia el hospital Harry no pudo evitar recordar el día en que conoció a su esposa…

"La clase de Historia del Arte no era precisamente un parque de diversiones y menos para alguien que estaba ahí mas por obligación que por gusto, y ese era precisamente el caso de Harry Potter, quien al no poder evitar el aburrimiento que sentía se había puesto a jugar con el lápiz haciéndolo sonar contra la mesa, hasta que el profesor Snape le llamo la atención para que le pasara unos libros que necesitaba.

-Señor Potter me haría el favor de comportarse como alguien de su edad y pasarme los libros que tiene al lado – dijo el horrendo profesor provocando así la risa de los ahí presentes, excepto la de una chica de cabello castaño y ojos color miel que observaba a Harry de una manera extraña, tanto que Harry volteo a verla y logro notar un leve sonrojo en le rostro de la chica, cuando ella noto que el la miraba, pero no le dio importancia y regreso al lugar donde estaba, para sentarse sin hacer nada mas que mirar con odio a Snape hasta que la clase termino…."

-*-*-

Ring, ring, ring….

Sono el teléfono en la casa de una chica pelirroja que se despertó un tanto confundida a contestar

-Bueno, quién es y que quiere a esta hora de la madrugada – dijo furiosa

-Ginny soy yo, Harry

-Harry, que paso, estas bien, ¿donde estas? – pregunto angustiada la mujer

- Yo estoy bien, la que creo no esta bien es Hermione me hablaron del hospital San Thomas para decirme que había sufrido un accidente y voy hacia allá para ver que fue lo que paso, solo te hable para decirte donde voy a estar y que le digas a Ron lo que paso, esta bien

-Si pero, no entiendo porque tie…

-Solo has lo que te digo por favor, yo te hablo después – y colgó

-*-*-

"Ya habían pasado algunos días desde el incidente en la clase del profesor Snape y Harry se encontraba en la lavandería, porque a su novia se la habia olvidado llevar

la ropa, aunque no estaba convencido de que así fuera, ya que sabia que a Cho no le gustaba ir a ese lugar pretextando que era alérgica al jabón que usaban ahí, en eso pensaba cuando en la puerta apareció la chica de la clase, que se llamaba Hermione según se había enterado después, quien pensando que no se encontraría a nadie conocido en ese lugar no se preocupo mucho por como iba vestida, ya que llevaba una blusa de tirantes verde limón con un short naranja y para rematar en el cabello llevaba un listón amarrado en forma de moño color morado, entro al lugar y enseguida quiso salir corriendo de ahí por que se dio cuenta de quien la observaba desde el fondo del establecimiento.

Harry, quien había encontrado divertida la forma en que Hermione iba vestida se dio cuenta de la cara que habia puesto ella cuando lo vio y de que parecía que saldría corriendo en cualquier momento de ahí, pero por alguna razón que ni el mismo entendía no quería que se fuera, así que lo siguiente que hizo, fue levantar la mano para saludarla e indicarle que se acercara, la chica al ver que Harry la saludaba no tuvo mas remedio que acercarse y maldecirse a si misma por no haber puesto un poco mas de cuidado al momento de vestirse ese día.

Ya teniendo a Hermione más cerca de él, Harry pudo notar que ella estaba sonrojada y eso llamo la atención del moreno, ya que no entendía el porque eso le parecía tan adorable, pero decidió no darle importancia una vez mas, así que prefirió ir a saludar a la chica.

-Hola, por aquí hay una maquina libre – dijo tratando de no parecer muy ansioso por que Hermione se acercara a donde el estaba

Hermione por su parte sintió ganas de vomitar por los nervios de tener que estar junto a él y también por que no se explicaba como ese chico que solo conocía por que lo había visto en la clase del profesor Snape podía ponerla en esa situación tan embarazosa, entonces lo único que hizo fue acercarse y rogar por que su desayuno se mantuviera en su estomago

-Hola – dijo finalmente cuando llego junto a Harry

-Hola – volvió a decir este y se produjo un silencio bastante incomodo durante un rato hasta que Harry lo rompió diciendo

-Buen clima el de hoy, ¿no? "genial Harry estas hablando del clima, ahora ella creerá que eres un tonto"

-Si muy bueno – contesto ella un poco confundida

-Historia del Arte eh – dijo Harry después de un rato

-Si, así es

-Y piensas ser profesora o algo así

-No, en realidad me gusta pintar y quisiera algún día poder llegar a ser conocida por eso

-Vaya, en verdad creo que lo lograras, estoy seguro, ya que he visto como tomas notas de cada palabra que dice Snape y eso es bueno – dijo Harry con una sonrisa que hizo que a Hermione le temblaran las rodillas…"

-*-*-*-

Ya eran las seis de la mañana cuando Harry llego a San Thomas, tenia la garganta seca ya que el solo pensar en lo que los doctores le dirían, no sabia si podría resistir el saber que Hermione estaba realmente mal, así que decidió darse prisa y buscar a alguien que le pudiese dar la información que el tanto temía recibir. Cuando entro al vestíbulo del hospital se dirigió a donde estaban unas enfermeras y les pregunto…

-Enfermera, podría ayudarme necesitó saber donde se encuentra mi esposa, Hermione Granger es su nombre – dijo con voz angustiada

-Por supuesto señor, permítame – dijo la enfermera y se puso a buscar a Hermione en la computadora, Harry al no recibir respuesta se puso a dar vueltas por todo el lugar, logrando así que el miedo que sentía se convirtiera en furia, entonces se dirigió hacia la enfermera y tan alto como pudo le dijo

-Ya la encontró o tendré que buscarla yo mismo, por que si es así entonces…-- pero no pudo terminar hablar por que entonces un doctor se le acerco y le dijo

-Señor lo mejor será que se calme o tendré que sacarlo

-Es que usted no entiende, mi esposa tuvo un accidente y me dijeron que estaba aquí, y cuando llego y pido información sobre ella no me dicen nada – concluyo mirando con furia a la enfermara a la que le había pedido ayuda anteriormente

-Lo entiendo, pero debe de recordar que esto es un hospital de acuerdo

-Si, lo siento no volverá a pasar – contesto mas tranquilo

-Bien, y ahora dígame cual es el nombre de su esposa

-Se llama Hermione, Hermione Granger— dijo angustiado al ver la expresión que había tomado el rostro del doctor, cuando le dio el nombre de su esposa

-Vaya, lo mejor será que venga a mi consultorio, ya que tengo que hablar con usted antes de que lo deje ver a su esposa, sígame por favor — le pidió el doctor a Harry, quien no sabia como reaccionaria en dado caso de que le dijeran que podía perder a Hermione de nuevo… y esta vez para siempre.

Continuara…