Capítulo II

Vuelta y vuelta, te mareas

Tantas vueltas da la ruleta como dudas tenga tu mente, si no te decides por un camino, terminarás mareado y perdido.

Tal y como pensaste el amanecer te encontró despierta, aunque no sabes que a él también. Te quieres cambiar para ir a cocinar, pero no te atreves a moverte, no quieres molestarlo.

- Sakura, ¿Estás bien? No has descansado en toda la noche – Su voz te sacó de tus pensamientos, te sorprende que ya no te llame con formalidad, pero te gusta que no lo haga, estás tan distraída que no te das cuenta que ha estado estudiando tus movimientos toda la noche.

- Hai, es solo que no tenía sueño Neji-kun – Te da un poco de pena, pero no quieres romper ese pacto silencioso en el cual se han acercado y han dejado un poco la seriedad, te hace tanta ilusión que te llame por tu nombre y por eso te sientes tonta de nuevo, pero una tonta muy feliz – Eto… Neji-kun, ¿podrías…?

- Saldré un momento para que te cambies, voy a buscar leña y comida, ellos no pueden salir de aquí sin romper el jutsu –

- Arigatou Neji-kun, sé que fue una imprudencia traerlos, pero no podíamos dormir a la intemperie, y yo…

- Wakarimasu, no te preocupes por eso, ni Shino ni yo vamos a decir nada al cuartel. Fue una buena decisión, no estaban en condiciones de hacer guardias – precisamente eso fue lo que pensaste cuando los llevaste al refugio – Sakura, Tsunade-sama tomó una buena decisión al elegirte como líder de la misión, dudar de ti es dudar de ella – Salió sin dejarte responder. Aún así, que otro capitán Anbu y Líder de la división de infiltración te respete, pero por encima de todo que Neji te reconozca te hace sentir muy bien ¿Cómo habría sido tu vida si tu equipo hubiese reconocido tus logros?

Dejas de preguntarte cosas inútiles, Sasuke es un desgraciado que jamás reconocería que alguien es tan bueno como él, Naruto aunque es casi tu hermano es un descuidado y jamás se ha dado cuenta de que eres una gran kunoichi, está muy ocupado pensando en crecer como para darse cuenta de que tú también lo haces. Kakashi es otra historia, él es el maestro inepto con dos prodigios a su cuidado y que por eso dejó de lado a la que "no daba la talla", o simplemente no tenía la facilidad para complacerlo, sin darse cuenta de que tú eras precisamente quien más lo necesitaba. No le guardas rencor, pero no soportas que se llame a sí mismo tu maestro, incluso dejaste de llamarlo sensei a los 16 años, no merecía el título entonces y tampoco lo merece ahora. Por Naruto a veces haces excepciones, no quieres que él se dé cuenta de los problemas que tuviste con Kakashi. Todavía recuerdas la discusión cuando pediste que cambiaran el registro de tu sensei y que te pusieran como alumna de Tsunade, él se hacía el ofendido pero…

Sacudes tu cabeza y despejas tu mente, no quieres recuerdos de esa época ahora que estás recuperándote. Te vistes, por Kami que vas a matar lenta y dolorosamente a Ino por hacerte llevar esa muda de ropa tan escasa y diminuta, otra vez terminaste con una falda minúscula a tu parecer y un top que muestra demasiada piel ¿Dónde vas a esconder tus armas? Los kunais en los cinturones, las agujas en las botas y los shuriken en las mayas no son suficientes, tus katanas en la espalda, te sientes desnuda sin tus bombas de humo y tus venenos, no llevas ni un tercio de lo que siempre tienes contigo, extrañas tu pantalón de bolsillos…

Cuando terminas de vestirte y refunfuñar, despiertas a Ino con suavidad, por Kami que tiene un pésimo despertar, hasta la Hokage le teme…

- Ino – Susurras suavecito – Ino, despierta, ya es de día – No pasa nada, ella ni se mueve – Ino, Shikamaru se va a Suna a ver a Temari y creo que dijo algo de un Spa.

- ¡¿Qué Shikamaru qué? –

- Nada Ino, es solo que no despertabas, tenemos que salir en cuanto amanezca y eso es en menos de media hora, además no hemos desayunado y todos deben tener hambre, vamos – No quieres mirarla a la cara, sabes que debe dar miedo, así que sales de la carpa y la dejas cambiarse, Neji ya está afuera con la fogata lista, pescado, setas y fruta.

- Arigatou Neji-kun, en seguida estará listo el desayuno –

Ojos rojos te miran desde dentro de la otra carpa, giran aspas, pero tú no lo sabes y no te importa averiguarlo.

- ¿Te ayudo con el desayuno Sakura? –

Sasuke's POV

¿Cómo que Neji-KUN? ¿De dónde salió toda esa confianza? ¿Sakura? ¿Desde cuándo es Sakura? ¿Quién se cree ese Hyuga para hablarle así a MI mujer?

- Sakura, el desayuno – Eso le recordará a quién le debe respeto.

- Haruno-Taicho para ti Uchiha y el desayuno estará listo cuando tenga que estar - ¡¿Qué demonios?

- ¡¿Qué te pasa Sakura? A mí no me hablas de esa manera, soy tu…

- ¡¿Mi qué, Uchiha? Porque mi amigo no eres desde donde yo sé, mi novio por Kami que tampoco, mi superior mucho menos, eres solo un miembro más del equipo que dirijo y no te permito hablarme de ese modo, tú hace mucho destruiste todas las posibilidades de volver a ser amigos, mucho menos algo más –

- Soy tu dueño, tú me perteneces, tú me prometiste amarme y estar siempre conmigo, ahora te exijo que cumplas tu palabra – Ahora si te puse en tu lugar.

- No Uchiha, yo no te prometí nada, yo te ofrecí quedarme contigo y tratar de hacerte feliz, pero tú… - ¿Por qué se acerca y pone mi mano en su pecho? – Uchiha, tú destruiste esto una y otra vez, destrozaste mi corazón y estaba tan roto que tardé mucho en armarlo – No sueltes mi mano, por favor no lo hagas, no te alejes ¿Por qué me das la espalda? – Ahora ya no tienes ningún derecho a pedirlo de regreso, él ya no late por ti, ahora late por mí – No te vayas de mi lado Sakura, por favor.

- Sakura, no puedes hacerme esto, tú lo dijiste – La tomo fuertemente por un brazo y la volteo, la sacudo, pero ella no se queja, solo me mira y no me gusta lo que veo en sus ojos

- Sasuke, suéltame – dice con calma, sé que le hago daño, pero ella no se va a quejar, es más testaruda de lo que parece, me va a obligar a lastimarla, tiene que estar conmigo, no puede irse de mi lado, no puede estar con alguien más.

- ¡No Sakura! ¡No te voy a dejar abandonarme! ¡Tú eres mía! - ¡¿Por qué no entiende que la necesito a mi lado?

- Sasuke, hace mucho que tú me abandonaste a mí, desde los doce años que ya no estás con nosotros, ya lo entendí y ahora te voy a dejar ir - ¡¿Por qué está tan calmada? ¡¿No nota que la necesito? ¡¿Ya no le importo?

- ¡Sakura! ¡Te vas a quedar a mi lado! ¡¿Acaso ya no recuerdas todas tus promesas?

- ¡No! ¡Me cansé de tu egoísmo Uchiha! ¡Estoy cansada de ti! - ¡¿Ahora si gritas? ¡¿Por qué no lo aceptas de una vez? ¡¿Por qué no entiendes que tu lugar es conmigo? - ¡Déjame ser feliz!

- ¡Tú eres feliz a mi lado! ¡Siempre lo dices! ¡"Mientras Sasuke-kun sea feliz, también lo seré"!

- ¡No! ¡No lo soy! ¡Y hace mucho que no lo digo! Eres desconsiderado y egoísta, nunca quieres hacer nada por los demás, me tratas siempre mal, nunca piensas en lo que siento yo, incluso ahora estás pensando solo en ti, no tomas en serio nada de lo que te estoy diciendo y piensas forzarme a permanecer contigo, ya es suficiente Sasuke - ¡No te dejaré alejarte, aunque sea por la fuerza te quedas! Si así lo quisiste… ¿Por qué ese estúpido me corta el paso?

- ¡¿Acaso tienes algo con Hyuga? - ¡Que ni siquiera se le ocurra mirar a mi mujer!

Sasuke's POV OUT

Shino's POV

- ¡Seguro que a Hyuga si le abriste las piernas! - ¿Acaba de decir lo que creo que dijo?

- ¡¿Cómo te atreves Uchiha? – Ahora si Haruno va a perder el control, está temblando ¿Va a llorar? – ¡Eres un imbécil! – Ya lo perdió, está realmente furiosa y no puedo culparla, esta vez Uchiha se lo buscó de verdad.

¿Acaba de usar el puño de chacra? Uchiha apenas lo esquivó, si no tiene cuidado la va a pasar mal, uno de esos golpes debe ser realmente doloroso. De los capitanes Anbu, dicen que Haruno-Taicho es la más volátil, Hyuga-Taicho tampoco se ve muy feliz, ese Uchiha si que sabe buscarse los problemas. ¿Abofeteó a la capitana? Ahora sí que la hiciste Uchiha, jamás vas a lograr entrar al Anbu, en el consejo hay cinco capitanes y te acabas de echar de enemigos a dos de ellos y Nara-Taicho no te da su voto ni muerto después de ser tan grosero con Ino-san.

- Uchiha, si quieres conservar un poco de tu dignidad intacta mejor haz silencio – Sabio consejo de Hyuga-Taicho, aunque por su tono solo está tratando de atraer la atención de Uchiha, creo que está realmente molesto y quiere una excusa para golpear al traidor.

- ¡Cállate Hyuga! ¡Esa puta nunca quiso abrirme las piernas, pero tal parece que a ti si! ¡¿Qué le ofreciste? ¡¿Dinero? – Si Uchiha fuese listo, se habría quedado incrustado en la pared y dejaría de ofender a Sakura-san, pero no es tan "genio" como decían, acaba de echar a correr hacia Neji-san, por lo que veo no tiene sentido de auto preservación ¿Eso fue un Juuken? Debe ser muy doloroso… y se vuelve a levantar el tonto… a todas estas, ¿Dónde está Ino-san? Sakura-san tampoco está, deben haber ido al fondo a hacer el desayuno.

¡Ouch! eso debió doler. Uchiha debería dejar de molestar a Neji-san, va a hacer que Sakura-san desperdicie mucha energía curándolo.

- ¡Maldito Hyuga! ¡Tú me la quitaste! – Ya parece que se está quedando sin energía, creo que tiene los canales de chacra bloqueados, al menos no le rompió los huesos. ¿Todavía va a seguir intentándolo? Bueno, un último golpe y estará acabado. Listo.

- Te equivocas Uchiha, tú la perdiste solo – Creo que ya terminó la discusión, fue bastante tranquila para estar involucrados esos tres, Uchiha acaba de colapsar, tendremos que recogerlo después.

¡Oh! algo huele muy bien, mejor voy a desayunar.

Shino's POV OUT

Sakura's POV

Tan pronto Sasuke empezó a gritar que yo tenía algo con Neji, tuve que irme, me aterra la idea de que él tenga algo de razón al preguntar, Neji y yo ya nos llevábamos bien, pero no es posible que nos hayamos acercado tanto en solo un día, a veces paso unos momentos pensando en lo mucho que…

- ¡Ouch! – Es mala idea pensar demasiado cuando cortas setas con un kunai

- ¡Sakura! ¡¿En qué estabas pensando? Creo que hace unos cuantos años que no te veía cometer una torpeza – Es verdad, hace mucho que no cometía un error por falta de atención, debería concentrarme, espera… ¿Eso es una sonrisa? Esa mirada no me gusta.

- ¿Qué estás pensando Ino? – Por favor, por favor, por favor Kami, si me quieres, que no sea…

- ¿En QUIÉN estabas pensando frentona? – Kami, no esperes ofrendas de mi en unos cuantos años, me has abandonado por más de dos días

- E-En na-nadie I-Ino ¿Co-Cómo crees? ¿E-En qui-quién podría estar pensando? – De paso tartamudeo ¿Qué podría ser peor?

- Haruno-Taicho – Salvada por la campana - Hyuga-san acaba de bloquear todos los canales de chacra de Uchiha, habrá que restituirlos antes de salir – ¡Perfecto! Ahora además tengo que atender al cretino de Sasuke – Ino-san, ¿No están por quemarse?

- Sakura de esta no te salvas – Apenas se salvaron las setas de quemarse – ¡Me vas a decir en quien estabas pensando cuando te cortaste! ¡Termina rápido esa guarnición!

- Hai, hai, Ino ¿No crees que tantas cosas es exagerar? – el desayuno es surtido, demasiado variado para una misión, valioso tiempo que podríamos haber invertido en llegar antes.

- ¡No te voy a dejar lucirte únicamente tú! Este desayuno esta a mi cargo y ya van a ver que es aún más delicioso que la cena de ayer – Ino nunca va a crecer…

- Lo que digas, vamos a comer ya, estamos bastante retrasados otra vez por culpa de Uchiha ¿Puedes traerlo Shino-san? – Al menos hay alguien cuerdo en este equipo.

- Hai Haruno-Taicho – Quizás no está tan cuerdo si pensamos que habla con insectos.

- Ahora Sakura – Ino nunca habla con esa cara seria – Por favor dime que no pensabas en Uchiha, ese cretino no merece ni un solo pensamiento – Es quizás la primera vez que la veo tan preocupada, lo irónico es que no tiene fundamento, que esas palabras llegan tarde.

- No Ino, no pensaba en Sasuke, solo estaba un poco distraída – Espero que eso la deje tranquila.

- Entonces… ¡Estabas pensando en Neji! Hay Sakura-chan, te gustan indiferentes y fríos, solo espero que esta vez no sea un cretino – Ino no sabe mantener la boca cerrada

- No sé de qué hablas Cerda – ¡Primero muerta que admitir nada! - ¡A desayunar!

- Síguelo negando Sakura, tal vez algún día te lo creas tú misma, solo espero que él no te crea.

- Es suficiente Ino, te van a escuchar – Por favor que Neji no haya escuchado nada de lo que dijo Ino, si me concedes eso Kami, te vuelvo a hacer ofrendas el año que viene.

Sakura's POV OUT

Neji's POV

Sé que no debí caer en provocaciones, mucho menos escuchar las ofensas del necio de Uchiha, podría haber soportado que me insultara a mí, pero que ofenda de ese modo a Sakura no es tan fácil de aguantar, ella es una bella persona y no se merece nada de lo que ese cretino dijo.

- Entonces… - Esa parece la voz de Ino-san - ¡Estabas pensando en Neji! - ¿Sakura pensando en mí? – Hay Sakura-chan, te gustan indiferentes y fríos - ¿Cómo que frío? ¿Indiferente? Con cualquiera menos con ella - , solo espero que esta vez no sea un cretino – Claro que no, yo jamás lastimaría a Sakura de ese modo.

- No sé de qué hablas Cerda – Así que no le gusto, bueno, eso solo significa que me tengo que esforzar más - ¡A desayunar!

- Síguelo negando Sakura, tal vez algún día te lo creas tú misma, solo espero que él no te crea – Yo espero que Yamanaka tenga razón, ella la conoce mejor después de todo ¿O no?

- Es suficiente Ino, te van a escuchar – ¿Por qué no quiere que lo escuchemos si son solo tonterías de Ino? Desearía que Hinata-Sama estuviera aquí, ella es mejor para entender estas cosas – ¡Neji-kun! Me asustaste

- Lo siento, pero escuché que ya nos llamaban, Shino está recogiendo al Uchiha

- Hai, la comida ya está servida – Si lo cocinó ella, debe estar delicioso

- Hai – Tengo que decirle algo más, vamos di algo, ya se está yendo, tienes un minuto a "solas" y lo desperdicias, a la final no soy tan genio – Seguro que está deliciosa – Bueno, algo es algo…

- Cocinó Ino, así que debe tener buen sabor, pero seguro es bajo en calorías – Parece apenada

- Ah – Nos sentamos todos a comer en silencio, Sasuke apenas se puede sostener, tan pronto se restablezcan sus canales de chacra estará bien, luego los desbloqueo, no merece que ella lo toque.

Cuando terminamos de comer ya eran las ocho de la mañana, estábamos retrasados otra vez, aunque lo importante es llegar mañana con la Sacerdotisa, no es conveniente perder tanto tiempo, tener a Uchiha en el equipo ha sido más un problema que un beneficio.

Neji's POV OUT

- Hoy correremos todo el día, tenemos que llegar mañana al mediodía y ya hemos perdido mucho tiempo –

Estas molesta, no con ellos sino contigo misma, no te perdonaste nunca una falla en tus estrategias y este retraso les quita aún más tiempo para descansar en cuanto lleguen, confías en Neji y Shino, pero no puedes decir que Ino o Sasuke puedan aguantar el paso, Ino es de escuadrones de jounin y él… Aunque dirigió a Taka y mató a Itachi, eso fue ya hace más de tres años, Sasuke no está en la misma forma de ese entonces, ambos serán carga para el equipo.

Han pasado seis horas y tus predicciones se cumplieron, Uchiha está retrasado, Ino apenas mantiene el paso y está quedándose atrás, dañan la formación.

- Tsk… ¡Muévanse! No tenemos tiempo para desperdiciar, ¡Especialmente tú, Uchiha! Ya perdimos mucho por tu culpa, no te retrases que me estorbas el paso – Sabes que falta un día de camino, pero quieres llegar pronto, en cuanto alcances a los demás equipos podrás echarles al indeseable a uno de ellos, a Kakashi le encantará tener ese malcriado en su equipo, ya no lo necesitas, tienes a Ino.

- ¡Sakura! Te estás excediendo, Shino y yo podemos con esto, pero Ino ya está fatigada y no hemos recorrido ni la mitad del tramo de hoy, Uchiha tampoco está en buen estado –

- ¡¿Crees que no lo sé, Neji? Claro que sé que están fatigados, pero los retrasos de ayer y hoy nos cortaron mucho tiempo, si queremos tenerlos en condiciones para el verdadero viaje, tenemos que llegar mañana antes del mediodía – Lo sabes, lo sabes muy bien, no quieres que Ino se sienta mal, pero no puedes detenerte ahora, tienen que llegar, este no será tu primer fallo como líder de escuadrón, tú no eres débil y no vas a demostrar fragilidad ahora.

Sientes como te sujetan el brazo, te volteas y ves un par de lunas furiosas.

- No permitiré que por ser tan testaruda pongas al equipo o la misión en riesgo – Bajas la mirada, estabas consciente de que no sería fácil, pero además no eres capaz de ver la ira o la decepción de él, no puedes enfrentarlo –

- ¡Suéltame! ¿Crees que no sé que están agotados, que les estoy pidiendo más de lo que pueden dar? Neji, conozco a mi equipo… Sé que los estoy llevando al límite, pero todos aquí sabíamos que esta misión sería difícil, no por los peligros sino por la lucha contra el tiempo, estamos acostumbrados a luchar batallas fuertes, pero nuestra resistencia está a prueba hoy, no voy a ofender a Ino o a Sasuke al detenerme a esperar por ellos, sé lo horrible que es sentirse el ancla del equipo –

- Sakura – Escuchas tu nombre susurrado por Ino – Neji-san, Sakura tiene razón, tenemos que llegar, por mí no se preocupen, yo aún puedo seguir.

- No seas insensata Yamanaka, estás agotada, necesitas descansar – Sabes que Neji tiene razón, que estas apelando al orgullo de Ino y Sasuke como shinobis para obligarlos a seguir, pero también sabes que Ino se sentiría muy mal si se detienen por ella, es claro que Uchiha aquí no importa – Además Uchiha ya casi no vale nada, nos detendremos ahora.

- No me ofendas Hyuga, no nos detendremos porque tú tienes la impresión de que YO estoy cansada, si quieres detenerte a esperar a Uchiha, entonces nos vemos en la meta – Esa es la Ino que conoces, determinada a ganar.

- Ino – Le ofreces una bebida energizante, sustituye a las píldoras soldado, pero no tiene efectos secundarios y el efecto es inmediato.

- Gracias fren-to-na –

- De nada cerda, pero no tomes mucha, que tiene demasiadas calorías para ti – Te sonríe después de tomar varios tragos, se pone en posición para continuar, ahora solo falta animar al cretino – ¿No piensas seguir Uchiha? ¿O vas a dejar que dos chicas te ganen?

- Hmp – Se pone en posición para seguir, parece que su orgullo está demasiado golpeado como para darte el gusto de quedarse atrás, a él no le ofreces nada, que se las arregle solo – Ya quisieras Sakura

- Como ves Neji, mi equipo es más fuerte de lo que crees, confía en nosotros, como ayer parecías confiar en mí – No te han defraudado, Ino es testaruda y Uchiha orgulloso, pero si piensas parar a descansar, solo que lo harás en una cabaña que está a una hora de distancia más o menos.

- No Sakura, no te equivoques, ellos necesitan descansar –

- Lo sé Neji, pero todavía no llegamos al lugar para hacerlo – Te mira extrañado, no esperas que te entienda, mucho menos que sepa que tienes amigos en muchos sitios y que hay uno muy cerca, ya lo sientes, están cada vez más cerca –

Ha pasado casi una hora, ninguno de ellos sabe por qué has tomado la punta en la formación, hasta que vislumbras una cabaña y aumentas la velocidad, ellos te siguen, no entienden nada hasta que ven la cabaña y se dan cuenta de todo, todos están extrañados por lo feliz que estás.

- ¡Chicos! ¡Vengan! ¡Rápido! – te miran curiosos –

Tan pronto están a tu lado en la puerta, tocas, nadie contesta, pero tú insistes.

- ¡Miroku! ¡Sé que estás ahí, vago! – Se escuchan pasos cerca de la puerta, un golpe seco y una maldición en voz alta –

- ¿Quién está ahí fuera? ¿Quién osa despertarme en la siesta de la tarde? – En cuanto se abre la puerta ves a un joven castaño de ojos azules, saltas sobre él y lo abrazas con cariño, hace más de un año que no lo ves – ¡Sakura! ¡Mírate! ¡Cómo has crecido! ¡Y ya no cazas lagartos! – Te mira de arriba abajo – ¡Ahora cazas hombres! ¡Estás deliciosa! –

- Miroku-kun eres un tonto – Dices más roja que un tomate, todos están extrañados de la familiaridad entre tú y el desconocido – Estoy de misión, este es mi escuadrón, mi mejor amiga Yamanaka Ino, Hyuga Neji, Aburame Shino y Uchiha Sasuke, ahora no seas flojo y danos algo de comer, mi equipo está cansado

- Igual de mandona, por lo visto no has cambiado, al menos tienes la decencia de presentarnos, tus modales están mejor preciosa, pero aún no me presentas a mí, yo soy Miroku Kanno, y soy…

- Un viejo amigo, ya vamos dentro y te ayudo en la cocina Miroku-kun – Ellos no deben saber nada de esos años, nadie debe saberlo.

- Disculpen el desorden, como sabrán, no esperaba visitas, por favor tomen asiento – Están todos en la sala y tú te has ido con Miroku a la cocina, él cierra bien la puerta y se asegura que nadie escuche - ¿Por qué no avisaste que venías? Hubiese preparado algo para ti, preciosa.

- Yo apenas me enteré ayer de la ruta, no había modo de avisarte – Se crea un silencio casi cotidiano entre ambos mientras ordenan sus pensamientos – Miroku, ellos…

- No saben nada de nosotros, menos aún saben quién soy o lo que te estuve enseñando – Sabes que le molesta mentir y ocultar, pero también sabes que te quiere lo suficiente para hacerlo – Sabes que no me gusta mentir.

- Lo sé, no te obligaría, es que quería verte y no podía deshacerme de ellos, así que tuve que traerlos. No mientas, solo no me delates cuando yo lo haga – Te recuestas de él, él te abraza y pasa sus dedos a través de tu cabello, te sientes otra vez en casa, siempre te sentiste protegida en sus brazos y hay cosas que no cambian, no sabes que dos perlas lo vieron todo, tampoco que sus puños se tornaron blancos de la fuerza con la que lo apretó.

- Eso se llama mentir por omisión – No quieres que te suelte, pero tienes que dejarlo, afuera los esperan y ya se están tardando.

- Solo por esta vez, llámalo guardar silencio ¿Si?

- Solo por esta vez, pero ahora mismo me cuentas todo de los papitos con los que vienes ¿Alguno es gay? Porque si alguno lo es me harías muy feliz, ya desde hace mucho que busco un novio, ya sabes que a veces la vida del ermitaño puede ser solitaria, hace mucho que no veo gente, creo que desde que te fuiste y dejó de visitarnos aquel chico, ¿Cómo se llamaba? Tenía un precioso trasero…

- Miroku, tú no has cambiado nada –

- Ya sabes preciosa que no envejezco, no sé ni cuantos años tengo, sólo sé que moriré el día en que termine de entrenar a mi sucesor… bueno, eso ya lo sabías preciosa, los ermitaños nos hacemos mortales cuando nuestro sucesor llega – Te miró de forma pícara, no te gustó para nada lo que viste – Ahora a lo importante preciosa ¿Alguno de ellos…?

- Ninguno, Sasuke es "Macho-machote" todo un cavernícola, Shino es bastante callado, pero está comprometido con una chica en la aldea y Neji es muy callado, pero no creo que sea gay, al menos eso espero –

- No te preocupes preciosa que ese es el menos gay de todos, nos ha estado vigilando todo el rato, creo que está bastante celoso, siento sus vibras desde aquí, gritan "Aléjate de ella, es mía" bastante primitivo, si me permites decirlo, pero tierno – Te alegró mucho lo que dijo Miroku, él te enseñó mucho y uno de sus mejores talentos es sentir las auras de las personas, siempre sabe la verdad – Sakura – Todos tus amigos parecen querer preocuparse por ti en estos días – El pelinegro, el chico apuesto, tiene un aura terrible, está cargada de odio, resentimiento, culpa y, aunque te suene extraño, amor, pero no es un amor sano, es enfermizo, los demás sentimientos lo contaminaron.

- ¿Él está bien? Sé que Sasuke ya no es mi amigo, pero no me gustaría pensar que algo malo le pasa.

- No es él quien me preocupa, mi niña, todo eso va dirigido a ti, ese hombre tiene una fijación contigo, no te va a dejar ir fácilmente, incluso creo que tendrías que matarlo para ser libre – Ahora si estás preocupada, eso no es nada alentador – Tiene un torbellino de emociones incontrolables, no había sentido un aura tan turbia desde el tipo serpiente ese amigo de Tsunade, ahora que te veo recuperada no quiero que ese tipo vaya a hacerte nada, sé que no es natural en mí, pero… ¿Quieres que lo mate? Sabes que puedo hacerlo fácilmente y así estarías segura de él –

- Puedo cuidarme bien de Sasuke, Miroku, pero ese té no parece poder cuidarse del fuego, vamos ya a la sala –

Entran a la sala, el ambiente es bastante tenso, Sasuke está mirándote fijamente, como si esperara una disculpa o algo así, Neji no se ve de buen humor, poder notarlo significa que es grave, Shino como siempre está en un rincón desde donde los ve a todos, Ino… ella es un caso aparte, está comiéndose con la mirada a Miroku sin decoro o disimulo, sabes que a Miroku no le molesta, hasta le gusta, él es de placeres amplios, no tiene preferencias físicas más que hacia la belleza, un hedonista en todo el sentido de la palabra.

Sirves el té con calma, elegante como una Geisha, es parte de las enseñanzas de Miroku, él te educó para ser un arma mortal, pero también te mostró que la sutileza al matar es esencial en un verdadero asesino, que si no tienes delicadeza eres un carnicero. Te enseñó que las artes alimentan el alma y te ayudó a lidiar con todos los sentimientos que te atormentaban, te enseñó a cerrar tu mente y tu alma, cómo ser una roca, a actuar de verdad, a ser otra persona dentro de tu propio cuerpo.

Repartes el té, primero a Neji y Shino, después Sasuke y Miroku, de última a Ino, sabes que se sirve primero siempre a los hombres, en orden: invitados, de acuerdo al rango o al nivel social, después al anfitrión y de último a las mujeres, Miroku te mira con orgullo, sabe que estás honrando sus enseñanzas. Dejas los bocadillos que prepararon sobre la mesa.

- Sakura, Miroku – Ino como siempre no soporta el silencio, Miroku tampoco es muy tranquilo, pero si es más elegante al romperlo - ¿Cómo se conocieron? – pregunta mientras mira a Neji –

- Pues hace más o menos un año, la Hokage me mandó de misión cerca de aquí en un poblado, el terrateniente estaba enfermo y pedía un médico, no aceptaría a nadie menos que a un estudiante de Tsunade y Shizune estaba ocupada, así que me mandaron a mí…

Flashback

- Debes ir al palacio del terrateniente y curarlo Sakura, es importante mantener buenas relaciones con ese poblado, son los que surten de arroz a Konoha y nos hacen precios especiales, la misión debe llevarse a cabo sin contratiempos, confío en ti.

- Hai Tsunade-Sama – Salí esa misma tarde, llegué al día siguiente, pero en el palacio no se pueden quedar Shinobis, es por protección me dijeron y me quedé en una posada.

Por la noche cuando salí a entrenar, quedé muy cansada y decidí buscar un río, encontré una linda cascada en un claro de luna, era casi mágico, y decidí bañarme, el agua estaba templada, era simplemente perfecta, después de un rato estaba totalmente relajada.

- Tanta belleza no debería exhibirse a la vista de cualquiera, deberías tener cuidado con un pervertido – Escuché esa voz y voltee, ahí estaba él, descarado desde que lo conozco, viéndome de arriba abajo sin ningún decoro, me sentí muy avergonzada y traté de golpearlo.

- Cuida esas manos fierecilla, no te quieres romper una uña ¿Verdad?

- ¡Cállate pervertido!

- Si no te cubres pronto vendrán más y no sólo querrán ver, como yo – Me dijo serio, por primera vez, mientras se daba la vuelta y yo me vestía – Todo el ruido que hiciste entrenando, preciosa, debe haber despertado a un campamento de ninjas renegados que está a unos 400 metros de aquí y con tus gritos acabas de dar nuestra posición, así que apúrate y sígueme, si no quieres morir.

- ¿No sabes quién soy? No soy fácil de matar precisamente –

- Son más de treinta, por más fuerte que seas te vas a cansar, tsk… ya casi llegan ¡Corre! Yo los detendré, a unos ochenta metros a noreste está mi cabaña, entra ahí y no salgas hasta que yo te alcance – No sé por qué confié en él, tampoco con cuantos luchó, sólo agradezco lo que hizo, encontré la cabaña y entré, él llegó después de una hora, estaba bastante lastimado. Lo curé, al día siguiente busqué mis cosas y me mudé a la cabaña.

Flashback END

- …Así conocí a este pervertido, me contó que vivía solo en la montaña y me ofreció enseñarme de hierbas medicinales y como no perdía nada lo seguí, avisé a Tsunade que ya había curado al terrateniente, pero que me quedaría a entrenar por un tiempo más o menos largo y le pedí licencia para no volver, vivimos juntos por tres meses, descubrí muchas cosas interesantes de antídotos y venenos, y me divertí como nunca, él es el rey de las fiestas – le das un muy leve golpe en el hombro y se sonríen, no has mentido, solo has omitido datos.

- Entonces ustedes son… - Ino sigue con la curiosidad

- Amantes – Responde Miroku – Pero no somos egoístas, podemos compartir ¿Quieres unirte y experimentar?

La cara de Ino es un poema, no sabías que podía abrir tanto los ojos, lo de la gran boca si, te ríes sin parar, no puedes creer que de verdad se lo tragara.

- Deja las bromas Miroku – Ya Ino se ve más calmada – Él es mi sensei, además es como un hermano para mí, aunque no niego que nos queremos mucho, no es de ese modo. Él fue mi apoyo cuando no podía hablar con Naruto o contigo, Ino. A veces te decía que tenía misión y venía a visitarlo para conversar, abrazarnos y dormir juntos, lo he extrañado mucho.

No te diste cuenta de dos bufidos ni de miradas de odio hacia tu amigo, pero si ves el reloj y sabes que tienes que irte. No pueden quedarse más, aunque te encantaría, Miroku te ha dado tanto, él es tanto para ti.

- Miroku, ya nos tenemos que ir, disculpa que no me quede a limpiar, pero tenemos que llegar antes del mediodía de mañana y todavía nos queda mucho camino, gracias por todo – Lo abrazas de nuevo, el dueño de la mirada opalina te da la espalda, no soporta ver qué quieres tanto a alguien más, unos zafiros traviesos miran con burla a los rubís, pero tú no te enteras.

Antes de irse, Miroku le da un abrazo también a Neji, el pobre se queda como de piedra.

- Cuida al cerezo que los rubís lo quieren quemar – Le susurra al oído, Neji no entiende nada, pero salta aterrado y se aleja de Miroku cuando siente una mano apretar una parte de su anatomía trasera – Adiós Neji-kun – Neji tiembla cuando Miroku le guiña un ojo y tú te ríes, te quieres reír con ganas, pero compadeces al pobre. Hace mucho que no veías algo así, desde que trajiste a Naruto – Que tengan buen viaje Shino-san y Sasuke -san, Ino-san – Se acerca a ella y le da un beso en la mejilla – Ella no necesita tu culpa, necesita a su amiga de siempre – le dice bajito, tú estás atrapada entre recuerdos, no te das cuenta de nada – Preciosa – Su voz te saca de golpe de tu mente – Cuídate mucho, ya sabes que haría lo que sea por ti, el bosque es mi hogar, pero tú eres mi mejor amiga y una parte importante de mí, no importa dónde estés, si me necesitas yo iré por ti.

- Nos vemos pronto Miroku, tú eres más que mi amigo, eres mi hermano y mi cómplice – Le das un beso en la mejilla - ¡Formación! ¡Vamos! ¡Ya descansaron bastante!

- No sabía que tuvieses esa autoridad – Te dice con burla, tú le sacas la lengua, sabes que esta no será la última vez que se vean – Mi niña ha crecido – Susurran al viento dos personas a la vez, Tsunade también te recuerda en casa –

Mientras te alejas dejas salir lágrimas contenidas por mucho, te sorprendes de que tu coraza esté así de desgastada, pero te alegra, porque también sabes que de nuevo estás lista para aventurarte a querer y a vivir, este era el último paso antes de saltar al abismo, la aprobación de Miroku era la prueba definitiva para ti, estás lista para volver a amar.

- ¿Llorando de nuevo Sakura? – ¿Por qué siempre arruina los momentos de paz contigo misma? – ¿Tanto te duele haber convertido tu amante a gay?

- Vale Sasuke, ya la hiciste ¿Te estás divirtiendo? Porque déjame decirte que Miroku no es gay – Te mira interrogante, no esperabas que fuese tan lento, sonríes con burla – Sasuke – Dices lento, saboreas el momento – Miroku es bi-se-xual

Si la cara de Ino antes era graciosa, la de Sasuke ahora es mil veces mejor, tiene una cara entre asqueado, impresionado, molesto e idiotizado que no tiene precio. No puedes evitar reírte con muchas ganas, a Sasuke no le parece gracioso y está sonrojado, antes hubieses pensado que es tierno, ahora sólo te ríes más fuerte, Neji y Shino también tienen esa expresión de haber visto a Orochimaru con un tutú rosa y tomando el té con Gaara en un leotardo azul, no puedes evitar sacudir la cabeza para quitarte esa imagen tan perturbadora de la mente.

- No me dirán que no notaron como miraba a Ino ¿Verdad? – Ahora ellos parecen confundidos – Ino, tú si notaste que te estaba desnudando con la vista ¿No?

Sakura's POV

- Yo sí, no me pareció nada extraño, hasta que vi como toqueteó a Hyuga-san, no sabía qué pensar, hasta que se me ocurrió que podrían gustarle los dos bandos – Ino no es muy sutil, los hombres parecen querer vomitar, es mejor cambiar el tema.

- Bueno, ya es suficiente de Miroku, vamos a seguir que otra vez estamos atrasados – No quiero shinobis enfermos ni traumados en mi equipo –

- Sakura – ¿Y ahora qué querrá? –

- ¿Si Sasuke? – ¿No piensa dejarme en paz? Voy a enloquecer –

- Si ese tipo es bisexual y tú dormías con él, entonces ustedes… – ¿Va a seguir con lo mismo?

- Eso, Uchiha, no es tú problema, ahora ¡Corre! Que estás arruinando la formación –

Ya es casi de noche, tenemos que parar, nos falta muy poco para llegar, me gustaría seguir, pero otra vez Ino y Uchiha están agotados, si les exijo más, mañana no valdrán nada. Otra vez Shino busca cosas para cenar, pero esta vez se va con Uchiha. Ino y yo preparamos todo para hacer la cena, mientras Neji arma las carpas, Miroku me regaló una, así que esta vez dormiremos bien, además es temprano. Ino le toca encargarse de la cena hoy, voy a encender la fogata.

- Sakura – Escucho un susurro cerca – Lo siento si te asusté, es solo que quería hablar contigo – ¿Hablar? ¿Neji? - ¿Podemos? – Señala un árbol cercano, no sé qué hacer, pero mi cuerpo decidió solo, ya estamos sentados en el árbol –

- Sakura, no sé por dónde empezar, la verdad es que me gustaría saber más de ti, pero no entiendo muchas de tus decisiones… Sakura… ¿Tú estás enamorada de Kanno-san?

- ¿Era eso solamente? – Me sorprende que haya preguntado, no me lo esperaba –

- Pues sí, quizás te parezca… - No quiero que siga –

- Para responderte bien esa pregunta y algunas otras que puedes tener, tendría que contarte mi historia, es un poco larga, pero si estás dispuesto a escuchar… –

- Todo el tiempo que necesites – Gracias, Neji, pero antes…

- No voy a ser la única en abrirse Neji-kun, te contaré una parte de mi historia y tú me contarás una parte de la tuya – Le digo con una sonrisa –

- De acuerdo, me parece razonable, pero las damas van primero –

- Está bien, ¿Por dónde quieres que empiece? –

- Desde el principio, desde tu infancia –

- Pues no hay mucho que te pueda contar, fui una niña normal. Mis padres eran shinobis, mi padre murió cuando yo tenía cuatro años, un año antes de entrar a la academia, mi madre murió después, cuando tenía trece, ambos en misiones, en combate. De niña siempre estaba sola porque los niños se metían conmigo y yo era muy tímida, Ino siempre pensó que fue mi primera amiga – Siento cierta nostalgia – Sasuke no lo recuerda, pero él fue mi primer amigo, él me defendió de los niños que me golpeaban y les dio una paliza, me dejaron en paz por un tiempo, después de eso conocí a Ino, entré en la academia, unos años más tarde me pelee con Ino por Sasuke y dejamos de ser amigas. Salí de la academia y entré al equipo 7. Ahora te toca a ti –

- Yo tuve una infancia distinta, como sabes los Hyuga somos educados en casa, además apenas podemos hacer amigos, la mayoría de la gente nos teme, no somos un clan tan sociable como alguna vez lo fueron lo Uchiha, que aunque eran elitistas, también eran más cordiales. Mi padre fue negociado en un intercambio con Komugakure cuando ocurrió el incidente del secuestro de Hinata-sama, su muerte fue para evitar la guerra. Mi madre fue solicitada en la mansión para hacerse cargo de Hinata-sama y Hanabi-sama cuando la esposa de Hiashi-sama falleció, así que a mí me dejaron al cuidado de una joven del Bouke llamada Kyoko, ella me cuidó hasta los trece años, cuando me trasladaron a la casa principal, yo también pasé por la academia y terminé en el equipo Gai. Lo que nadie nunca supo fue el rencor que tenía mi padre a su hermano, no era envidia por el liderazgo del clan… era porque yo, siendo el miembro con más talento de todo el clan, nunca podría aspirar a liderarlo. Muchos años pasé odiando a Hinata-sama por eso, me arrepiento tanto de todo lo que le hice pasar, ella era la única que me comprendía –

- Tu vida fue muy dura Neji-kun – ¿Cómo lograste soportar tanto dolor? –

- No te vayas por las ramas – Me dice con una sonrisa irónica – No quiero tu consideración, ya lo superé hace mucho, pero si quiero escuchar más de tu historia –

- Eres frío Neji – No lo hagas, no lo hagas… ¡Maldición! ¡No pude evitar el puchero! – ¡No te rías de mí, Neji!

- Es que te ves tan graciosa cuando inflas los cachetes y haces puchero, para ser más niña solo te falta sacarme la lengua –

- Eres malo Neji-kun. Me toca seguir, supongo –

- Sí, así es – Ya está más serio –

- Al principio al entrar a equipo 7 todo iba bien, se notaba algo de diferencia entre las habilidades de Sasuke y las mías, pero le llevaba la delantera a Naruto, en nuestra primera misión nos topamos con muchos problemas y fueron Sasuke y Naruto quienes resolvieron la mayor parte, claro que Kakashi siempre tuvo el control de la situación. Fue entonces cuando me empecé a sentir más cerca de ellos dos, que éramos un equipo, pero también sentí que estaba viendo sus espaldas, cada vez más lejos… Neji ¿Sabes por qué en cada equipo de gennins ponen una chica?... Es para que tanto el profesor, como los demás muchachos se encariñen con ella y la protejan, ella es el factor de unión del equipo, es el miembro más frágil, pero también el más necesario, sin el eslabón débil la cadena se separa. El problema es cuando el eslabón débil no aguanta… yo no aguanté, en las pruebas chunnin, tú viste como me quebré cuando mis compañeros ya no podían defenderme. Peor aún fue cuando no pude retener a Sasuke, no fui lo suficientemente fuerte para mantener unido a mi equipo, pero quizás en el fondo no quería hacerlo. Todos afirman que Kakashi es un buen sensei, pero yo hace mucho que ni siquiera lo llamo así, él me dejó de lado Neji, entrenó a Sasuke y le dejó incluso su técnica secreta, después entrenó a Naruto y le dejó la técnica de su maestro ¿Sabes qué me dejó a mí? Sólo un gran agujero en mi confianza, si no es por Tsunade-Shishio no me hubiese levantado nunca. Hasta aquí llego yo, ahora te toca a ti.

- ¿Cortas las historias así siempre? – Esa sonrisa es sexi – Mi vida no es tan interesante como la tuya, yo si tuve un buen sensei, un poco raro, pero muy responsable y considerado con todos sus alumnos, como ya sabes pasé el examen de chunnin el año siguiente, y el de jounin seis meses después, al Anbu entré el mismo año que tú, mi vida resulta aburrida comparada con la tuya, entrené a mi prima Hanabi, ayudé a Hinata a mejorar y aprendí mucho de ella, si he cambiado es gracias a ella, a nadie más. No sé qué más contarte, las misiones interesantes han sido acompañándolos a ustedes, al parecer a la Hokage le gusta mandarlos a las peores misiones.

- Es mejor así, no nos aburrimos… mi vida no cambió mucho de ahí en adelante, hasta que volvió Sasuke todo era entrenar y atender el hospital, no mucho más. Llegué a jounin dos años después que tú, mi relación con Sasuke colapsó, estuvimos saliendo, pero él parecía ir de mal a peor, hasta que todo terminó y mi corazón quedó destruido en el proceso, me tomó un año de depresión entrar al Anbu, entrenaba sin parar, atendía el hospital y solo podía dormir cuando no tenía energía ni para hablar, comía muy poco. La Hokage preocupada empezó a mandarme a misiones lejos, conocí a los ermitaños, ellos me entrenaron y, cuando había una misión cerca, la Hokage enviaba su águila mensajera para avisarme qué tenía que hacer. Aprendí los secretos de los antídotos más difíciles con ellos, cada uno es experto en su propia zona, cada bosque tiene sepas únicas de cada veneno y hay un antídoto especial para cada una de ellas. Aprendía y estudiaba, entrenaba y luchaba, no me detenía a pensar o sentir, hasta que llegué a este bosque, llegué a Miroku, él me leyó toda, sabía todo de mí.

- ¿Alguna vez tuviste algo con él? – Sentí temblar su voz con esa pregunta –

- No, cuando yo llegué con Miroku – No puedo evitar que una sombra del dolor toque mi alma por un momento – Estaba demasiado deprimida y dañada, necesitaba apoyo, no presiones emocionales, mi corazón estaba demasiado roto como para resguardar algún sentimiento. No fue porque yo no quisiera estar con él, fue porque él no quiso estar conmigo, al menos eso me dijo. Es gracioso, él lo entendía mejor que yo, lo que necesitaba, yo quería que él me reconstruyera a su gusto, pero él siempre estuvo firme en que ese era mi deber, que yo debía sanar sola, siempre me animó a luchar y me apoyó, estuvo conmigo sin pedir nada a cambio, es quizás la persona que ha sido mi mayor pilar junto a Tsunade, ellos me levantaron en mis peores momentos –

- Ya veo, parece que has tenido suerte – No sabes cuanta –

- Si, he tenido mucha suerte, me he encontrado con personas que siempre me apoyan –

- Por cierto ¿Quieres la parte de arriba de mi haori? –

- No te preocupes, en casa de Miroku siempre tengo cosas, me traje otro pijama, solo espero que Ino no se moleste –

- ¿Por qué tendría que molestarse Yamanaka?

- Pues porque ella eligió el pijama y casi me obligó a usarlo –

- Sakura –

- ¿Si Neji-kun? –

- Todavía no terminas tu historia –

- Es cierto, pero la cena ya está lista y Uchiha se va a poner más insoportable si no bajamos –

- ¿Y qué importa Uchiha? – Sonó celoso, quizás Miroku tenga razón –

- En realidad nada, pero si quiero que acepte irse al escuadrón de Kakashi pacíficamente, es mejor que no lo provoque mucho – No estoy dispuesta a aguantarme a Sasuke por más tiempo, mañana lo podré mandar a otro escuadrón, gracias a Kami – ¿Vamos?

- Hai, mañana tenemos que partir al alba –

- Cierto, es mejor terminar pronto – Bajamos del árbol, como ya se hacía costumbre la cena pasó en silencio, Ino y yo fuimos a cambiarnos y entramos a la carpa a dormir, ellos recogieron todo.