Disclaimer: Personajes pertenecen a SM, la trama es mía.

N/A: Perdón el retraso, pero volví a clases de forma sorpresiva y muy estresante y estas ultimas dos semanas he estado estudiando a fondo para poder terminar este semestre. Este Outtake es cortito, pero tiene un gran avance. No sé cuando pueda volver a actualizar ya que hasta el 26 de Septiembre tengo exámenes y trabajos. Después de eso, volveré a subir cada semana como antes. Les aviso que tengo una historia nueva, llamada "La Rehén" la cual ya pueden leer y encontrar en mi perfil. Gracias por todos sus revies, favoritos,alertas; y por sobre todo gracias por su paciencia. Los adoro, saludos. Caro.


Nueve Meses.

Outtake 5: Me gustas.

Nuestro cumpleaños pasó sin pena ni gloria, la fiesta como siempre había salido tal y como lo había planeado Alice. El baile había salido decente, y Bella estuvo sonrojada durante todo este. Jamás me había sentido tan feliz como en ese momento.

Los días siguieron pasando y las vacaciones llegaban a su fin, y con esto el cumpleaños de Bella se acercaba. Cumpliría quince, y ya tenía preparado todo para aquel día. Deseaba hacerlo un día especial, y le tenía un regalo aún más especial. Le regalaría unos pasajes para que visitara a su madre, un cd con canciones recopiladas por mí. Eran cerca de treinta canciones – en tres cd's distintos – de las cuales, todas me recordaban a ella. Alice me había ayudado un poco, al preguntarle sus grupos favoritos; y me sorprendí cuando la mayoría de sus grupos favoritos eran exactamente los mismos que los míos. Me alegré, y me auto convencí que esto era cosa del destino.

Trece de Septiembre. El día en que el amor de mi vida nació. Sabía, tenía muy claro que ella sería la única mujer con la cual estaría. La amaba, con solo quince años sentía cosas que deberían estar reservadas sólo para los adultos, o aquellos con más experiencia. Sin embargo mis sentimientos estaban claros.

El esperado día llegó, y yo me encontraba más que emocionado. Estaba extasiado, quería entregarle mi regalo y ver su expresión. Sin embargo, algo empañó todo aquello. Apenas pisé un pedazo de suelo cercano a la casa de los Swan vi una camioneta roja. Y frente a ella se encontraba Bella abrazada de un chico moreno, de pelo largo y negro. Mi corazón se aceleró, comencé a respirar de forma pesada. Mi pecho comenzó a doler, y no aguanté más. Dejé caer los regalos y simplemente corrí sin rumbo. Sin darme cuenta llegué hasta mi casa, y me encerré en mi habitación. No dije nada, y permanecí durante quien sabe cuántos días, tal vez incluso tan solo fueron minutos; sin embargo ignoré todo.

Escuché como alguien entraba a mi habitación pero no me di por aludido. Seguí mirando por el gran ventanal de mi habitación, como si lo que estaba afuera fuera lo más interesante del mundo. Mi cama se hundió por el peso de alguien, pero seguí ignorando a la persona que estaba en mi habitación. Mis mejillas se sentían tirantes por las lágrimas que derramé durante el tiempo que me había mantenido echado sobre la cama, sintiendo pena por mí.

"Gracias" dijo una voz que conocía a la perfección. No le respondí y escuché a Bella suspirar, me acarició la cabeza y sentí sus labios sobre mi cabello. "Jacob es un amigo de infancia. Su padre es el mejor amigo de mi padre, es solo un amigo. Es un niño. Solo eso. Yo… a mí me gusta otra persona, tú" dijo y yo no pude decir nada, una enorme sonrisa apareció en mi rostro pero cuando me quise voltear y decirle que también me gustaba, ella ya se había marchado.

Ella me había dado el mejor regalo, aun cuando no era yo quien debía recibirlo.