Disclaimer: Todos los personajes son de Stephenie Meyer. Únicamente ésta loca idea surgió de mi cabeza.

Summary: Ella, tan perfecta y a la vez inalcanzable. Darías lo que fuera por tenerla solo para ti. Jamás esperabas que tu sueño se hiciera realidad en tan poco tiempo. TODOS HUMANOS.

Tengo que decirlo, esta historia tiene dueña: Mi hermosa Betz (PixieHaleCullen), porque hoy es su cumpleaños y éste es mi pequeño y humilde regalo. De corazón, espero que te guste. Y, por supuesto, mi Cafesitodeldia tiene que ver mucho en esto. Ella fue mi beta (como siempre) y corrigió mis dedazos xD


Close to you

A pesar de ser tan pequeñita, sabes que su presencia impone y se hace notar sin importar a dónde vaya. Es como si una pequeña aura dorada la rodeara e iluminara su gracioso y elegante andar. No puedes evitarlo, pero te quedas contemplándola como idiota; embelesado con su perfecta belleza. Sientes ese pequeño aguijonazo que te baja de tu nube, golpeándote con la realidad; una realidad que te dice que ella jamás se fijará en ti.

Su hermano te asegura que ella está interesada en ti, pero sabes que lo dice para hacerte sentir mejor. Edward sabe mejor que nadie que has estado enamorado de Alice desde que pisaste la preparatoria, el semestre pasado.

Todo de ella te hipnotiza: sus bellos ojos, su sonrisa deslumbrante, esa chispita de alegría que siempre lleva consigo. Te sientes indigno por el solo hecho de quererla como lo haces, pero no puedes decirle a tu corazón que deje de hacerlo. Suspiras y te vuelves a sumergir en tu burbuja de fantasía; aquel sueño donde ella y tú son felices y van por la vida tomados de la mano.

Tan sumido te encuentras en tus pensamientos, que no te das cuenta que ella ya no se encuentra en la banca en donde estaba sentada, rodeada de sus amigas, sino que ahora está frente a ti. La escuchas reír sutilmente, y la adoras más de lo que ya lo haces. Si la gente pudiera derretirse de amor, seguramente tú ya lo habrías hecho.

–¡Tierra llamando a Jasper! –dice, agitando su delicada mano frente a ti, y vuelve a soltar una risita–. Me pregunto quién será la afortunada dueña de ese pensamiento tan profundo…

Te ruborizas y no le puedes mantener la mirada, así que fijas tus ojos en otro punto. Si tan sólo ella supiera…

–Tengo que admitir que le guardo cierta envidia –suelta de repente. Sientes que tus ojos se abren de golpe y, de nuevo, posas tu mirada en su pequeña figura–. Daría lo que fuera porque pienses así de mí.

¿Por qué no dices nada? ¿Acaso el gato te ha comido la lengua? ¿Acaso eres retrasado mental? ¡Dile! ¡Dile que es ella por quien suspiras! ¡Confiésale todo eso que guardas celosamente desde hace meses y que día a día te tortura!

Pero no. Te quedas ahí, de pie, frente a ella. Sientes que el cuerpo no te responde y que no te puedes mover, así que ella decide actuar. Te sujeta de las solapas de la camisa y te atrae hacia ella, hasta que sus labios rozan levemente los tuyos.

–Dime por qué me has hecho esperar tanto tiempo –susurra contra tu boca.

–Lo siento, señorita –respondes suavemente, antes de ser callado con un beso.


Mi versión no-vampira de cómo terminaron juntos (?)

Twitter/c_ linan