¡Ding ding!

Debido a cierta sugerencia (coffyamenazacoff) decidi que un drabble más no me haria daño...

Y es que el número doce es muy bonito, ¿no creen?

Así que, cOnfii-momo, mira lo que causas: Más angst. Puro angst. Angst angst angst.


Bonus Track! Weapon – Matthew GoodBand

Los lotos son su cuna. Los lotos son su tumba.

La Iglesia es su padre y su madre; el Vaticano su rey y su ley.

Ambos son su verdugo, tan solo en espera de un error, del más leve desliz—solo tendrá oportunidad de cometer uno.

Es casi irracional, injusto, imponerle esa clase de restricciones a un humano… Aunque, después de todo, él no lo es.

Para él no queda ningún paraíso al que llegar, al que aspirar.

Todos los planos posibles de existencia le han dado la espalda; lo único que tiene, por lo que vive, y por lo que sabe que eventualmente morirá, es su inocencia (oh, se da cuenta de la ironía) manchada de sangre de demonios de pesadilla que toman forma de la debilidad y al oscuridad de los corazones de los humanos.

Mugen es una extensión de sí mismo, de su brazo, de su alma, de su voluntad. Cada vez que la blande él también siente las cortadas; su alma cae en rodajas a sus pies: rodajas perfectas y circulares, como si se tratara de una naranja.

Hacen bien en temerle, a veces Kanda mismo tiene miedo de lo que se ha convertido.

Tiene tanto filo como la katana que usa y todo aquel que se acerque, ángeles y demonios, con sus tempestades y estrellas, están destinados a comprobarlo.


Pobre Kanda, uno tiene que compadecer al chico; tantas fans tan sádicas...

... Aunque la verdad sentí este un poco flojo, ¿tomatazos?

Y ya, ¿eh? Que también tengo que trabajar en los de Lavi. XD