PRIMER FANFIC: SUPERGIRL Y LA FUERZA ENERGÉTICA

DÉCIMO CAPÍTULO: REVANCHA

El Omegahedron reaccionó con más fuerza, Selena y Bianca no sabían qué hacer, Ethan se quedaba contemplando. En ese momento, Supergirl salió del vórtice y en vuelo supersónico, pasó de la piscina negra y se volteó para ver a Selena.

-¡Selena! Su momento y su juego terminó ¡Ríndase! – dijo seria Supergirl.

-¡Jamás! – Negó Selena – Un paso más pajarito azul y sus amigos sufrirán -.

Con su báculo de bambú africano, bajó las jaulas esféricas hacia unos grandes cristales puntiagudos que contenían altas temperaturas, en ese instante, algunos enjaulados comenzaron a temer.

-Jimmy, tengo miedo, soy muy joven para morir – sobrecogió Lucy.

-Tranquila Lucy, todo saldrá bien – envalentonó Jimmy.

Supergirl no se sorprendió de esa maniobra y advirtió a Selena.

-¡Déjalos en paz! ¿Acaso quieres hacer eso con todos los seres humanos? Si yo fuera usted, no lo haría -.

De repente, Supergirl se volteó y dio un fuerte soplo de aire frío para romper los cristales, antes de que Selena con su magia soltara las jaulas.

Los cristales fueron destrozados y los enjaulados cayeron ilesos, Supergirl fue hacia las jaulas y las rompió con la vara que le regaló Zaltar, todos salieron corriendo.

-¡Salgan a un lugar seguro, rápido! – Instó Supergirl, al tiempo, todos fueron hacia una esquina, Supergirl avisó a Lucy – Lucy, toma esto – le dio su vara – presione la vara, con ello romperás las jaulas y podrás liberar a los demás prisioneros y sacarlos de aquí – Lucy lo cogió y se fue hacia los demás capturados, Jimmy la acompañaba.

Enojada, Supergirl se acercó a Selena y la desafía.

-Selena, devuélvame el Omegahedron, ¡Ahora! –.

-Si quieres tener el Omegahedron, lo tendrás – respondió irónica Selena.

Usando su báculo oscuro, Selena creó de nuevo el campo de energía con la kriptonita, causando de nuevo el malestar de Supergirl quien caía al suelo, a la vez, Selena abrió el piso en cuadros móviles por la lava incandescente. Supergirl no podía mover, se sentía débil por los efectos de la kriptonita.

Ethan, al ver sufrir a Supergirl, encontró la kriptonita que estaba al lado del Omegahedron, al mismo tiempo que Selena se sorprendía ante la reacción del joven.

-Ethan, ¿Qué haces? – cuestionó furibunda Selena.

-Ahora recuerdo todo, no quiero ver sufrir a Supergirl por sus caprichos, Selena – dicho ello, Ethan fue hacia la ventana y lanzó lejos la kriptonita.

Poco a poco Supergirl recuperaba sus poderes, en igual sentido, el campo de energía se desvaneció; sin embargo, Selena lanzó como un látigo un haz de energía a una de las estatuas, para que cayera directamente a Supergirl y mandarla a la lava incandescente, Cuando vio tal acción, Ethan gritó.

-¡Supergirl, cuidado arriba! -.

Selena escuchó el grito del joven y realizó un hechizo para tirarlo al piso y dejarlo inmóvil. Supergirl eludió la caída de la estatua, en seguida, vio lo que pasó con Ethan y lentamente se levantó, dejando iracunda a Selena.

-Selena, reconsidere, ya no tienes amigos a quien apoyar, es mejor que se resigne – exhortó Supergirl cruzando sus brazos.

-Puede ser que perezcan todos los que viven, incluida tú, por lo cual, serás la primera en sucumbir – alegó Selena.

Bianca, al ver que todo salió de las manos a Selena, se retiró lentamente.

-Es mejor que salgo de acá, si me permiten, porque la verdad no quiero saber nada de esta situación – Selena la escuchó y encolerizada envió un haz de energía para estrellar a Bianca contra la pared – Bueno, bueno, tú ganas Selena, no iré de acá.

Por otro lado, Lucy corrió hacia las rejas, allá Jimmy encontró a Lois.

-Señores, ¡Apártense! – gritó Lucy.

Todos los prisioneros, incluyendo Lois se apartaron y Lucy presionó la vara para ablandar la cerradura y romperla, después todos salieron.

-¡Todos salgan del castillo! – vociferó Lucy, pero Lois y Jimmy decidieron quedar.

-Es mejor que nosotros nos quedamos, para ver si servimos de ayuda a Supergirl – expuso Louis a su hermana.

-¿Están seguros? – inquirió Lucy.

-Como no, recuerdas que somos periodistas, nunca abandonamos el lugar de la noticia – manifestó Jimmy.

-¿Y qué esperamos? – avisó Lucy y los tres fueron al lugar donde estaba Supergirl.

Selena recogió más energía del Omegahedron y preparó un poderoso hechizo, del cual, consistía en separar un ser similar a ella misma, pero de aspecto oscuro, dejando confundida a la chica de acero.

-¡Selena, es mejor que no hagas más locuras! – Supergirl saltó a donde estaba Selena, pero aquel ser oscuro se abalanzó contra la kriptoniana, golpeándola con una fuerte patada del pie derecho, tirándola al piso.

Supergirl estaba en problemas con aquel personaje, ya que, ese ser tenía una fuerza igual al de ella, con una agilidad y una rapidez de reacción. El ser oscuro se enfureció y partió hacia Supergirl para acabarla con sus letales golpes; al principio, Supergirl los eludía y los bloqueaba con sus brazos; a pesar de todo, la velocidad de los golpes del personaje la dejaba confundida, logrando el objetivo en arrojarla contra una de las paredes del castillo.

Selena disfrutaba de la pelea, ordenando a su personaje en matar de una vez a Supergirl.

El personaje acató la orden y comenzó en ahorcar con sus manos a Supergirl, quien no sentía su propia respiración; sin pensar dos veces, la hermosa joven trató de golpear fuertemente con su codo izquierdo varias veces al abdomen de la figura del personaje oscuro, causando bastante dolor.

El personaje oscuro no podía estrangular más al cuello de Supergirl y cayó al suelo; haciendo irritar más a Selena, quien usando más energía, capturó a Supergirl con un fuerte haz en forma de una cuerda a todo el brazo, para halar con fuerza; en seguida, ordenó al personaje que se recuperara y cogiera el otro extremo del haz de energía en forma de cuerda y ambas comenzaron en halar desmesuradamente, causando más dolor a una débil Supergirl.

-No puedo… - negaba en voz baja Supergirl – no puedo… -.

A pesar de ello, una voz salió de su corazón: "Claro que puedes, sea fuerte Kara, demuéstrales lo que eres…", era la voz de Zaltar quien hizo fortalecer.

La kriptoniana agarró con sus manos la cuerda, trató de reponer sus fuerzas, halando a Selena y al otro ser hacia de frente para golpearlas:

-¡Si puedo! – Vociferó Supergirl, quien expulsó energía de sus manos al haz de energía, tumbando a ambos contra el suelo.

El personaje oscuro recobró y fue por encima de la joven, no obstante, ella la golpeó con una fantástica patada voladora de su pie derecho al rostro, enviando directamente hacia la piscina negra.

Selena se levantó y volvió a llamar al ser para que regresara, aunque, Ethan llegó arrastrando en el suelo hacia el cofre, al cual lo tumbó para que cayera al suelo, Selena vio lo que estaba haciendo y caminó hacia Ethan para matarlo.

-¡Es el momento Supergirl, enfréntala de una vez! – gritó Nigel.

Supergirl, viendo que Selena fue hacia Ethan, voló hacia ella y realizando círculos rápidos en forma de remolino, impidió la pretensión de Selena en matar a Ethan; además, el remolino absorbió a Bianca y a ambas mujeres las llevó hacia la piscina negra, en donde estaba la Zona Fantasma; luego, el remolino desvaneció, apareciendo la figura de Supergirl con los puños de sus manos en la cintura frente a la piscina.

Todos los presentes, sorprendidos por la heroica hazaña de Supergirl, se alegraron y aplaudieron; menos Nigel, quien buscó por todos lados el cofre, sin saber que Ethan lo cogió para entregarlo a Supergirl.

-¿Buscabas esto? – sonriente, Ethan enseñó el cofre, Supergirl lo abrió y cogió con toda delicadeza el Omegahedron.

Cuando Supergirl quería agradecer a Ethan, la interrumpieron los mandatarios.

-Supergirl, eres digna pariente de Superman, no sabemos en cómo agradecer – dijo con satisfacción el presidente de los Estados Unidos.

-No me agradezcas señor presidente, pero tengo prisa, seguramente mi primo regresará y estará con ustedes, yo iré a devolver el Omegahedron a donde estaba – respondió sonriente Supergirl.

-Antes de que vayas, quiero saber ¿qué pasó con Selena? – preguntó Lois.

-Ambas fueron enviadas a la Zona Fantasma, donde estarán junto con los demás delincuentes, de allá no saldrán– contestó Supergirl.

-¿Y qué pasará con este castillo? –siguió cuestionando Lois.

-Creo que desaparecerá y todo volverá a la normalidad – argumentó Supergirl, requiriendo – quiero pedirles un favor a todos ustedes, que no digan en público lo que hice en este planeta, es importante que esto quede entre nosotros de manera confidencial, ya que, vine de paso cumpliendo solamente esta misión -.

-No se preocupe Supergirl, de nuestra parte no diremos que estuviste por acá – prometió Jimmy.

-Además, ni te hemos visto por estos lados – añadió Lucy, mostrando algo de su preocupación – solamente espero que Linda regrese –.

Al escuchar, Supergirl abrazó a Lucy, quien se sorprendió.

-Linda está bien, estoy segura que regresará, porque creo que ella fue a otra ciudad por temor, no te preocupes – mintió Supergirl.

-¿Entonces tendré que eliminar el registro de la señorita Danvers de los registros de estudiantes del colegio? – consultó el director Danvers.

-No, sugiero que guarde el cupo hasta que Linda regrese – tras responder, Supergirl se acordó de Ethan y habló – Ethan, quiero agradecerte que me hayas salvado en mi misión y compartir buenos momentos en esta aventura que tuve… -.

-No me agradezcas Kara – desmintió Ethan, agregando algo en voz baja, con tono dulce – sin embargo, no me arrepiento en enamorarme de ti… Espero que llegues sana y salva por allá… Algún día esperaré tu regreso, para que podamos compartir juntos – en seguida, Ethan tocó suavemente el mentón y los labios de Supergirl con sus dedos – te quiero mucho, siempre te recordaré–.

Supergirl sonrió tímidamente, tocando suavemente sus manos con las mejillas del joven.

-Yo tampoco te olvidaré Ethan, estoy segura que regresaré pronto… -.

Lucy recordó en devolver la vara a Supergirl, quien sonriente se despidió de todos emprendiendo el vuelo, llevando consigo el Omegahedron.

Las puertas del castillo se abrieron, la chica de acero salió del castillo; minutos después, la montaña con el castillo desaparecieron, todos se alegraron en ver que estaban en el pueblo de Smallville, Lucy y Jimmy se besaron sin que Lois se percatara, los policías acompañaron a los mandatarios, custodiándolos en los camiones brindados para llevarlos de nuevo a Nueva York, en medio de un furor total de todos los habitantes de Smallville. Nigel, pensativo sobre lo sucedido, decidió olvidar, no obstante, encontró de sorpresa con una de sus estudiantes.

-¡Nigel! – Gritó aquella joven – qué bueno que estés bien, ¿no le pasó nada malo? -.

-Señorita Spencer… – respondió Nigel –estoy bien, si quieres hablemos en la cafetería y le explico lo que pasó, espero que cuando crezcas, seas buena estudiante y nunca caigas del error que cometió Selena – dicho ello, ambos caminaron hacia la cafetería.

Lucy y Jimmy vieron a todo su alrededor, Lois los sorprendió cuando ambos se cogían de las manos.

-Los pillé, par de tortolitos… - las palabras de Lois dejó muda a la pareja – espero que este suceso no sea un pretexto para que estén juntos -.

-Lois por favor, si quieres iremos a Metrópolis, pero necesito hablar algo importante con Lucy, y es en serio – respondió tímido Jimmy.

-Más les vale, por ahora nos veremos en la casa – cuando Lois se retiraba, Lucy charló con Jimmy.

-Has mostrado que me quieres mucho, espero que lo nuestro perdure… - contó Lucy.

-Si quieres nos tomamos unas fotos… - sugirió Jimmy, aunque, Lucy interrumpió.

-Es mejor después, ¿te parece Jimmy? –.

Cuando Lucy y Jimmy conversaron, Ethan se montó en su camión, en ese instante, divisó a la pareja, se despidió de ellos y todos cogieron rumbos diferentes.

Por su parte, con bastante alegría Supergirl llevaba el Omegahedron resplandecido en sus manos, llegó hacia el río, sumergió en él y entrando en las profundas aguas, encontró la nave, del cual se abrió. La kriptoniana se acomodó y dirigió la nave hacia el espacio interior, rumbo a Argos City.

Tras acercarse la nave a la ciudad, el Omegahedron dio su máximo resplandor y brillo, iluminando a toda la ciudad. Los habitantes de Argos City se mostraron complacidos y alegres con el regreso de Kara.

Después de ingresar a Argos City, Kara pensó del amor de su vida, Ethan, a quien no lo abandonará: "Algún día regresaré por ti Ethan, algún día…".

FIN

Escrito el día jueves, 25 de febrero de 2010.

Editado para el Sitio Bagatela, Fanfiction y Facebook: martes, 9 de noviembre de 2010.

Primera corrección: martes, 31 de enero de 2012

Segunda corrección: domingo, 04 de noviembre de 2012.

Tercera corrección: martes, 23 de junio de 2015.

NOTA:

Espero que les haya gustado este primer fanfic, al parecer, he visto reacciones positivas de varios lectores, a quienes les han gustado bastante la historia, me han pedido que lo publicara en un libro o que pudiera realizar un comic con esta historia, en verdad lo pensaré, por ahora, estén pendientes de mi segundo fanfic sobre Supergirl, ya que esa vez si se va a encontrar con Superman, estén pendientes de mi segundo fanfic.

Este fanfic aficionado fue basado de la película de Supergirl de 1984, producida por Alexander Salkind y escrita originalmente la historia por David Odell (con idea de Ilya Salkind), bajo permiso de DC Comics.

DEDICATE IN ENGLISH (23/06/2015):

This fanfic is dedicate to actresses Helen Slater, Laura Vandervoort and Melissa Benoist, who they played Supergirl, I love Helen, Laura and Melissa.

El autor.