Esta historia es un proyecto en conjunto con una gran amiga mía. Ya habíamos escrito antes juntas, pero es la primera vez que usamos los personajes de la saga. Esperamos que os guste y que nos dejeis muchos reviews.

Besitos para tods, esperamos vuestros comentarios =)

Los personajes no nos pertenecen, sino a la gran Stephenie Meyer. Lo único que es nuestro es la trama y esperamos que os guste.


-Capitulo 23-

-Gran pérdida-

Bella

Me acerque a Edward abrazándole, necesitaba sentirle cerca de mi, saber que esta vez no había sufrido ni una herida, estaba perfecto excepto una pequeña herida en su brazo de la cual salía sangre, pero Alice se acerco curándosela, dejándola cerrada, como si ahí nunca hubiese habido una herida. Nos dirigimos al reino de Edward, Linzzer, esperando noticias sobre mi reino y sobre mis padres.

El camino se hizo un poco largo, me notaba cansada y adormecida, pero al llegar al reino Linzzer la noticia que me dieron fue como una flecha atravesando mi alma, mis padres habrían muerto en la lucha en su reino, además de quedar muy poco del Reino Violeta, mi hermana se echo en mis brazos llorando, demostrando su gran dolor por la perdida de nuestros padres, yo la abrace dándola todo el apoyo que podía darla, ya que mi estado tampoco era extremadamente bueno.

Yo era la encargada de ir al Reino Violeta y reinarle, intentando volver a construirle y que la paz volviera a reinar allí como lo había echo hasta hace unas semanas; Edward, Anthony y Ángela me acompañarían al igual que Emmett para protegernos de lo que pudiese aparecer, cuando llegue al reino mi alma cayo rota al suelo, ver, los restos que había dejado el fuego, los miles de muertos que había, los pocos soldados intentando ayudar a los supervivientes, entre en el castillo, él cual era el que estaba en mejor estado, mandando llamar a todos los sirvientes y soldados y pedirles que organizaran el castillo para poder atender a todos los heridos y dar resguardo a los supervivientes hasta que el reino fuera reconstruido; tanto sirvientes, soldados como Edward, Emmett y Ángela se pusieron enseguida a reconstruir las casas del reino y a preparar un cementerio donde enterrar a todos los muertos, para que pudiesen descansar en paz y no dejarles demasiado tiempo al aire libre y poder rondar una gran enfermedad por el reino, a mi no me dejaban hacer nada por mi embarazo, aunque no estaba apenas avanzado, el otro tuvo complicaciones y querían que con este tuviese el mayor descanso.

No podía estar parada viendo como gente en mi reino gritaba y lloraba del dolor de sus heridas y por las perdidas de muchos de sus familiares; vi a un niño al lado de una mujer llorándola con una tristeza que nunca antes había visto, supuse que era su madre, cuando la llamo mama y la pido que luchara por su vida para no dejarle solo en este mundo tan cruel, me acerque a él con paso tranquilo y sosegado, abrazándole, dándole todo mi apoyo e intentando calmar sus lagrimas.
-Tu madre se pondrá bien, intentare todo para que sobreviva y no te quedes solo- dije sin soltarle llorando.

-No quiero también perder a mi madre por esos atacantes, hicieron cosas horribles- dijo sin apartarse de mi y llorando cada vez mas profundamente.

Llame al medico con una gran urgencia para que mirara a esa mujer, pero la noticia de que estaba muerta solo hizo que el niño empeorara su estado, sus lágrimas cada vez eran mas abundantes; le cogi en brazos subiéndole a mi cuarto, para que viese como se llevaban a su madre a la morgue y así poder darle un baño caliente y que se tranquilizara algo.
-No se tu nombre, pequeño- dije bañándole dulcemente y con cuidado.

-Me llamo Aro majestad- dijo en el agua y sin dejar de llorar.

-No me llames majestad, soy Bella-dije sacándole del agua y secándole, poniéndole ropas limpias y tumbándole en la cama, mientras yo me sentaba a su lado-Aro no quiero que te quedes solo en este mundo y menos porque no es seguro, un niño tan pequeño no puede andar solo por ahí, a saber que podrían hacerte, por lo que te propongo algo-dije mirándole tiernamente.

-Si, dígame Bella-dijo sin moverse apenas unos centímetros de la cama.

-Me gustaría que te quedaras conmigo, mi esposo, mi hijo y mi hermana aquí en el reino y que fueras nuestro hijo adoptivo, se que tienes unos papas, no intento que los olvides- dije temblorosa de su reacción- solo que estés a salvo con nosotros.

-Yo no quiero olvidar a mis papas, pero si que quiero quedarme con vosotros- dijo abrazándome y haciendo que mis lagrimas saliesen llenas de felicidad.

Los meses iban pasando. La reconstrucción del reino avanzaba a pasos agigantados, ya que todos y cada uno de sus habitantes, incluyendo mi pequeña familia, ponía de su parte. Yo me encontraba en reposo permanente, ya que mi prominente barriga me impedía moverme con agilidad, además de que tanto Edward como Ángela no me dejaban ocuparme de lo más mínimo para evitar que me estresase y que algo pudiera sucederle al bebé.

Paseaba por las calles del reino, viendo las nuevas casas que habían levantado y como poco a poco la vida volvía a la normalidad en cada barrio. Las gentes de por allí, felices, paseaban al igual que yo, y hacían sus labores entre conversaciones y risas. Los niños jugaban en los parques, y yo no podía evitar sentirme dichosa. Todo esto se había llevado a cabo desde que yo me ocupaba del reino, y me alegraba ver que todo era como debía ser. Paz y tranquilidad se extendía por todos los confines del reino.

Cuando pasé por el mirador, volví a sonreír. No pude evitar recordar la triple boda que habíamos tenido tan solo unas semanas atrás. Nuestra pequeña familia se hacia cada vez más y más grande… Alice, el hada, se había casado con Jasper, ante la sorpresa, pero aceptación, de todos. Rosalie se había casado con Emmet, ya que a pesar de ser plebeyo, había demostrado su valía con creces, y tanto Esme como Carlisle le habían aceptado como a uno más en su casa al enterarse de la noticia de que su hija se había enamorado de él. Y por último, los pequeños duendes, Nessie y Jacob, se habían unido en la multitudinaria ceremonia, ya que querían estar unidos por todo tipo de rituales, tanto de los duendes como humanos.

Había sido una ceremonia sencilla, pero no por eso dejó de ser hermosa. Se casaron en los jardines del palacio, donde habíamos instalado un pequeño mirador. Vinieron todos y cada uno de los habitantes de ambos reinos, más una legión de hadas, elfos y duendes. Todos querían estar presentes ese día, para desearle suerte a cada pareja. Ese día pude comprobar lo unida que estaba la gente, ya que a pesar del agotamiento de la reconstrucción, nadie quiso perderse la ceremonia. Comprobé que a pesar de todas las desgracias que nos habían sucedido, siempre había una ventana abierta a la felicidad. Después de la misa, que había sido corta, pero emotiva, nos dirigimos al banquete. Mirases a donde mirases, solo veías a cabezas y más cabezas por uno y otro lado. Todo el mundo charlaba, reía, como si nada malo hubiese sucedido nunca, como si nada malo pudiese suceder…

Y aquí me encontraba, feliz y dichosa por haber recuperado mi vida, la que tenía que haber vivido desde un principio.


Genteee, ya sí se acabó TT_TT

Sé que el final no es gran cosa, pero en su momento nos pareció bien dejarlo así, porque ya bastante nos había alargado con la historia, como para intentar añadir algo más.

No sé si habrá epílogo, de momento no lo tenemos en mente, pero quien sabe lo que podría pasar por nuestras locas cabezas ^^

Muchas gracias, pero muchísimas, a todas las que habéis estado ahí, tanto como con vuestros comentarios, como agregando la historia en favoritos y alertas. Como ya comenté en algún capítulo anterior, no os podeis imaginar la ilusion que nos hace ver los correos sobre ustedes...

Sólo queda decirles que hasta siempre, y que espero que nos sigamos leyendo por aquí.

Por cierto, si van a mi perfil, verán mi otra historia, amigos enfrentados. Llevo tiempo sin actualizar, porque veo que la gente realmente no se interesa en ella, pero si alguien quiere que la continue, no tiene nada más que hacer click al botoncito y decirmelo, que yo encantada, saco un hueco y la sigo =)

Mi amiga Carlota y yo estamos subiendo una historia nueva también, que se llama "Resurgiendo de mis cenizas", pero como es todo totalmente de nuestra invención, lo estamos haciendo en un blog. Aquí les dejo el link (ya saben, sin espacios), para ver si alguien le interesa echar un vistazo.

http:/ resurgiendo- de-mis-cenizas. blogspot .com

Saludos a todos y todas, y de verdad, ha sido un placer.

Espero que nos leamos pronto.

Saludos ^^

Espero que os haya gustado ^^

¿Merecemos un review?

Bella SaGa & Carlota Other