Uniendo caminos

SUMMARY: . ¿Qué pasaría si el destino juntara a Sasuke y Sakura?, no como amigos ni pareja, si no, como hermanos, ¿Qué pasaría si se enamoraran?, ¿Seria lo correcto entre "hermanos"?. El amor es más fuerte que cualquier barrera.

Nota: el ficc no me pertence le pertenece ha eishel hale quien me permitio adaptar su maravilloso ficc jeje

También me gustarian que se apasaran por mi perfil..

Disfruten!

Primer capítulo

¡¿Casada?!

Estaba preparando mis maletas, cuando golpearon en la puerta, me giré para ver de quien se trataba, y encontré a Tenten mi única y mejor amiga en este antro.

Estaba apoyada en el marco, tenía la mirada gacha, y estrujaba una y otra vez un pañuelo entre sus dedos.


"Tenten-"
– No me dio tiempo ni si quiera a empezar, cuando ella me corto.

"Tu madre ya ha llegado" – su voz siempre dulce y tranquila, sonaba rota – "Este lugar no va a ser lo mismo sin ti, no sabes cuánto te voy a echar de menos" – rompió en sollozos con sus últimas palabras.

Sabía que tenía que mantenerme serena, y ser fuerte por las dos, pero todos mis esfuerzos fueron en vano, no pude evitar que una rebelde lágrima resbalara por mi mejilla al verla tan desanimada.

Mi madre había decidido sacarme del internado para llevarme con ella la arena, la verdad, me pillo por sorpresa, ya que solo quedaban dos meses para terminar el curso, pero ella insistía en que los terminara allí.

Después de cinco años aquí, había conseguido lo que tanto ansiaba, volver a casa.

"Tenten" – la abracé – "Yo también te voy a echar mucho de menos" – me separé un poco de ella para mirarle a la cara – "¿Qué voy hacer yo ahora sin ti?, ¡Nadie podrá contarme por las mañanas que fue lo que hable durante toda la noche!" – Mi propósito de hacerla sonreí tuvo éxito, ya que una enorme sonrisa adorno su redondeado rostro – "Espero que me llames y respondas mis cartas"- le sonreí.

tenten era muy sensible, y sabía que le costaba mucho separase de mí, ya que era como una hermana para ella y ella para mí. Ella se encontraba un poco discriminada por todos los demás, por el simple hecho de ser una "cerebrito" como la llaman los ignorantes de este maldito internado, ella es una chica de excelentes calificaciones, y eso no está bien visto a los ojos de los populares, se burlaban de ella y la trataban mal, Tenten siempre ha sido una chica tímida con las personas que no tiene confianza, y nunca les planto cara.

"¡Claro!" - me volvió abrazar.

Cuando nos despedimos, volvió a dejarme sola, ya no pude retener más las lágrimas que se agolpaban en mis ojos, y deje que salieran libremente durante unos segundos. Vamos Sakura, tienes que ser fuerte. Suspire e intente relajarme.

Cuando estuve más tranquila empecé a recoger mis maletas, y salí de la habitación, me apresuré por las escaleras – con cuidado de no hacer presente mi torpeza –, hasta llegar a la puerta principal, justo en la entrada se encontraba Tsunade con una enorme sonrisa.

"¡Mama!" – Grite mientras tiraba las maletas al suelo y me lanzaba a sus brazos – "No sabes cuánto te he extrañado, ¡este lugar es horrible!" – río y se separó un poco de mí.

"Sakura, cariño, yo también te he extrañado" – me sonrió dulcemente – "¡Pero qué grande estas!, estas echa toda una mujer" – me alabó.

Mis mejillas se tiñeron de rojo al instante, odiaba cuando la gente hacían comentarías sobre mí, ya fueran buenos o malos, siempre tenían el mismo efecto en mis mejillas.

Me ayudó a recoger todas las maletas que había tirado por el suelo, y juntas, nos dirigimos al coche.

Me preguntó cómo había estado durante todo este tiempo que llevábamos sin vernos – exactamente hacía unos ocho meses –, que había hecho, si me alegraba de volver a vivir con ella, también me comentó como era la nueva casa e instituto.

"Sakura, antes de que lleguemos a casa tengo que contarte algo" – me miró un poco preocupada.

"Ya sabía que esto de que me llevaras a finales de curso contigo a konoha era muy extraño, ¿Qué sucede?" – le urgí.

"Sakura, durante este tiempo que hemos estado separadas… he rehecho mi vida, y me he casado, ese es el motivo por el que te quiero llevar conmigo, porque ahora podré pasar más tiempo contigo, y darte la familia que no tuviste en estos cinco años" – me quedé pasmada.

Siempre supe que de tsunade podía esperarme cualquier cosa, dado su extraña personalidad, pero ¿¡qué se casara!?, la dejo sola ocho meses, y ella va y ¡se casa!.

"¡Qué te has casado!. ¡Por qué no me lo dijiste antes!. ¡Dios…¿Te has vuelto loca?!".

¿Por qué me lo oculto?, estábamos bien las dos sola, ella era mi familia, no necesitábamos a nadie más, entre nosotras nunca hubo secretos, desde que murió Jiraya… hace cinco años, me prometió que no habría más secretos, entonces ¿Por qué?, ¿Por qué esto ahora?.

"Sakura tranquilízate, no te dije nada porque no sabía cómo ibas a reaccionar, tenía miedo de que no lo aceptaras…he estado sola mucho tiempo…" – su voz era tan solo un susurró – "Me he enamorado Sakura" – dijo ahora con voz más alta – "Y sé que esto es lo mejor que nos podría pasar .Sé de sobra que he cometido muchos errores, uno de ellos fue apartarte de mí"- lo dijo con una gran tristeza, que me rompió el corazón – "Solo dame una oportunidad a mi…y a él, sé que todo saldrá bien".

Lo medité durante unos segundos antes de responder.

"De acuerdo" – suspiré – "Lo siento, me ha sorprendido el hecho de que te hayas casado, la verdad no me lo esperaba…siento haberte gritado" – la miré a los ojos – ¿Quién es él? – Intente sonar lo más serena posible.

"Se llama Fugaku Uchiha, es medico en un hospital de Konoha, te va a gustar"-dijo mirándome –"Además ahora trabajo de profesora en una universidad, por lo que podré pasar más tiempo contigo, y cuando yo no esté en casa, no estarás sola" – sonrió.

"¿Como que no estaré sola?, si estas pensando en una niñera, ya puedes ir olvidándolo Tsunade, sabes perfectamente que aquí la única que necesita que la cuiden es a ti" – dije rápidamente.

"No me refería a eso" – contraataco como una niña pequeña – " Lo que ocurrees que Fugaku tiene tres hijos, viven con nosotros desde hace unos meses, se llaman itachi, Sasuke y Hinata, todos son extraordinarios… con el que más me cuesta congeniar es con Sasuke, es muy silencioso, y la mayoría de las veces intenta evitarme, no le agrado porque me case con su padre…eso no quita que sea tan extraordinario como sus otros hermanos"– me miró de reojo, sabía que cuando hacia eso, era porque me ocultaba algo.

"Sé que hay algo más mama"

"Bueno, Sasuke se mostro un poco recio con la idea de tener una nueva hermana, o al menos eso me pareció cuando se lo comenté a los tres el otro día…" – dijo un poco perdida en sus pensamientos, después de unos segundos en silencio, se volvió hacia mí y sonrió ampliamente – "En cambio Hinata e itachi se sentían muy felices de tenerte, y tengo que advertirte, a Hinata le encanta salir de compras, y se ilusiono mucho cuando supo que ya no tendría que ir sola" – me miró, y se río de mi cara horrorizada, ella sabía que odiaba ir de compras.

Su sonrisa no duró más de dos segundo antes de esfumarse reemplazándolo por una mueca – "Tienes que tener paciencia con él" – habló cambiando de tema – "Él…aún no se hace a la idea de que su padre haya rehecho su vida conmigo, solo te pido… que intentes llevarte bien con él" – pareció más una súplica que una petición, pero aún así sonreí y asentí, haría todo lo posible porque mi madre fuera feliz, y quien sabe, quizás también lo fuera yo.

Aún así estaba un tanto intranquila, aunque pensara en no ser un estorbo para Tsunade, y ayudarla para que esto funcionara, no podía dejar de lado el hecho de que no había empezado precisamente con buen pie, me acababa de enterar que tenía un padrastro, tres hermanos, del cual uno de ellos me odia, y una hermanastra a la que le encanta ir de compras y que me iba a obligar – seguro – a salir con ella, no podría empezar mejor.

Durante todo el viaje me contó, como se conocieron, su primera cita, cuando le pidió matrimonio – me enseño su alianza dorada, colocada en su fino dedo –, los detalles de la boda – que obviamente me perdí –, y que iría al mismo instituto que Itachi y Hinata, ya que Itachi iba a la universidad.

Después de tres horas de viaje llegamos a la casa, estaba muy apartada de las demás, ocultada por los árboles, era enorme y hermosa, tenía un matiz antiguo que me encantaba.

Tsunade aparcó el coche delante de la entra y me miró.

"Ya hemos llegado" – sonrió, apretando mi mano para darme fuerzas – "Todo va a salir bien, ya lo verás".

Salimos del coche, y me ayudó a bajar mis escasas pertenencias, cuando estaba plantada delante de la verja, mi madre puso su mano sobre mi hombro, y me dio un apretón. Suspiré.

Aquí empieza mi nueva vida.

¿Os gusto?

Reviews!?, ¿Pensáis que lo merezco?, solo os quita un minuto de vuestra vida, y si lo pensáis, es como un modo de "pago" que le hacéis a las autoras por compartir sus historias con vosotras, ¿No creéis que es lo justo?, vosotras leéis y nosotras recibimos vuestras críticas sobre lo que escribimos – ya sea buenas o malas –, solo las autoras que me lean, pueden comprender la angustia que pasamos a veces por no poder actualizar a tiempo, y lo dichosa que nos hacen ver reviews en nuestro correo, aunque sea simplemente un comentario de dos palabras xD, incluso nos animan actualizar antes =). Con esto quiero dejar claro que no obligo a nadie a dejar reviews, solo di mi opinión, un poco extensa.

Bye,Bye!