Disclaimer: Los personajes son de Stephenie Meyer. Título Revenge is sweeter than You Ever Were de la canción de The Veronicas.

Summary: Leah no puede con el dolor que provocó Sam, y la venganza parece ser la única solución que le queda.

A ver que les parece esto, es algo sádico se los advierto eh! jaja


Revenge is sweeter than You Ever Were

Salí de mi cuarto de puntillas, no era precisamente mi intensión hacer mucho ruido, pero tampoco era que Emily tuviera el sueño demasiado ligero. Para mi macabro plan le había pedido a Emily dormir una noche en su casa, en la mía Seth hubiera estado muy alerta y me lo habría impedido.

Al menos Sam había tenido la decencia de no dormir allí esa noche.

Tomé el objeto de mi buró y me dirigí hacia la habitación de mi querida prima.

La venganza era lo último que me quedaba, dudaba sentirme bien, pero al menos sabía que Sam no se sentiría mejor.

Entré al cuarto de Emily, y ella dormía plácidamente, tal y como lo creí.

Tomé la daga entre mis manos y repasé suavemente el filo con mis dedos para no cortarme.

Me dirigí hasta su cama y encajé la daga en su corazón. Pude ver como Emily despertaba, y pude ver como sus ojos desorbitados me miraban con horror, para unos segundos después solo derrumbarse en la cama.

Saqué el arma de su cuerpo y la limpié con las blancas sábanas de algodón. La dejé allí, al lado de su cuerpo inmóvil me dirigí hacia la ventana y pude ver como mi ropa volaba por el aire y como mi piel se convertía en pelaje.

Corrí sin pensar a donde, no tenía miedo a nada que me pudieran hacer los humanos, y también a lo que me pudiera hacer Sam y su manada.

Solo quería olvidarme de quien soy y como rompió mi corazón Sam, y correr, sentir el viento acariciador sobre mi cara, después de esto ya no importaba nada.


¿Qué les pareció la venganza de Leah?

¿Reviews? :)