Disclaimer: Si lo piensas dos veces. Nadie es de nadie. Es decir, Ares y Afrodita no tienen dueño, pero son más del dios de la Literatura Rick Riordan que míos ¿no?- Y los Nazis, bueno, de su mamá.

Summary: —Haz el amor, no la guerra— murmuró de nuevo la tenue voz.

—La guerra da satisfacción, el amor, deja dolor— dijo él convencido. Ares/Afrodita.


Nota: No sé por qué me empeño en escribir de los amoríos de los dioses. Ustedes saben qué sería entretenido y así. Algún día escribiré algo más cannon, ya saben cuando me termine los libros y eso. De momento, lean y disfruten.

Nota 2: Obsly, esto lo tengo que dedicar, porque sí. Para Anna porque le prometí mis tres primeros fics de PJO —aunque no debería, porque aún me debes dos reviews bitch —, y para Melissa porque la quiero mucho y así y porque tal vez Ares sea su papi. Y para Mel porque quiero que se termine de leer Percy y aspiro esto la convenza (?) (Ok, lo admito, no es tan bueno como para convencer a alguien)


Global War

Haz el amor, no la guerra.

"Detente" murmuró la tenue voz femenina a su espalda.

"No" siseó él en tono grave admirando la catástrofe que se creaba a su alrededor.

Sus hijos, el ejército Nazi en su mayoría se regocijaban en el baño de sangre que acababan de crear. Él, disfrutaba eufórico de que la guerra no pareciera pronto terminar.

"Haz el amor, no la guerra" murmuró de nuevo la tenue voz —convencida.

"La guerra da satisfacción, el amor, deja dolor" dijo él convencido.

¿Cómo podían Dios de la Guerra y Diosa del Amor congeniar de un momento a otro? Para el Olimpo entero parecía imposible. Para ellos, no tanto.

Ella acarició su cuello descubierto. Lo besó con sus labios de terciopelo y murmuró palabras capaces de enamorar a un escéptico —como él.

"¿Es esto lo que quieres de mí?" preguntó él en un gruñido mientras arrancaba el pañuelo de tul del cuello de Afrodita. Ella negó levemente con la cabeza "Quiero más" susurró en su oído generándole un escalofrío.

"Lo tendrás" convino él fervientemente. "Siempre que quieras más de mí lo tendrás"

Y despojándola de su ropa la poseyó como no lo había hecho con otras diosas. Al menos no en un largo tiempo. Se había dedicado a crear guerreros que alborotaran lo que los Tres Grandes habían iniciado.

"Te amo" murmuró ella y él no respondió. ¿Podía él responder a aquello?

Apretó los puños y frunció el ceño. No dijo palabra y se dedicó a hacerla suya, dejándole moretones por todo el cuerpo —rabioso de sentir amor. Porque nadie le decía que lo amaba, sólo con el tiempo sabría que le encantaría escucharlo de ella.


Nota final: Según el libro como que fueron los hijos de Hades, Zeus y Poseidón los que iniciaron la IIGM, pero para mí que Ares era el papá de muchos de los Nazis, y los puso a trabajar en ese asunto también. No sé, locas ideas. Espero no haber matado el fandom (??)

RobinW