Disclamier: los personajes le pertenecen a Sethephanie Meyer y la historia si es mia


BPOV

Hace 1 año mis padres tomaron la decisión de cambiarme a la escuela privada en Seattle, al principio refunfuñe, pues estaba acostumbrada a mis antiguos compañeros, tenía muy buenas compañeras Alice y Laura, eran mis mejores amigas y me costaba dejarlas, pero que se podrá hacer aunque por ahí nos veíamos de vez en cuando y cateábamos mucho, pero con las nuevas ocupaciones de mi nueva escuela ya no era tan frecuente, no se por qué a mis padres se le ocurrió esa loca idea de enviarme a la escuela privada de Seattle, así ya sé todo por culpa de mi hermana Charlotte ella y sus ideas de tener una mejor educación, pero ella ya está en la universidad, no sé como logro convencer a mis padres llevándome a mí de por medio, aunque me queje René decía que teníamos que estar juntas como hermanas que éramos, pero si ella ya se graduaba y yo tendría que soportar 2 años mas allí ni que fuéramos gemelas, gracias a Dios no lo somos, es mas somos demasiado diferentes, mi hermana Charlotte Swan, alta con un buen porte, un cuerpo voluptuoso, banca, cabello negro, ojos azules estos últimos rasgos heredados de nuestro padre Charlie Swan, con gracia para caminar y bailar, la sensación de la familia, y ahora se encuentra en Londres estudiando medicina, en cambio yo Isabella Swan o como me gusta ser llamada Bella, soy de estatura promedio, algo flacucha, pues que esperaban con mis 15 casi 16 años, sin gracia, mi cabello y ojos color chocolate como mi madre, con tendencia a la patosidad, que no puedo ver u oler la sangre ya que me suele enfermar, con gran pasión por la música, la lectura y el arte…

-ISABELLA LEVANTATE Y ALISTATE DE INMEDIATO O LLEGARAS TARDE A TU PRIMER DIA DE CLASES Y HARAS LLEGAR TARDE A EDWARD QUE YA TE ESTA ESPERANDO- que rayos hace Edward buscándome…Edward Cullen es uno de los chicos por no decir el mas perfecto del colegio, hermano mayor de mi amiga y compañera de clases Rosalie Cullen.

Baje las escaleras y allí me encontré en la barra de la cocina hablando con mi madre, su rebelde cabello cobrizo cualquiera diría que no se peina, pero una vez le pregunte y me dice que es indomable, su espalda ancha, sus músculos notables de sus brazos ya que estaba apoyado en la barra y hacia que la camisa se le pegara a estos, voltea su rostro con esa particular sonrisa torcida, que hace que mi corazón se salte un latido, sus ojos verdes y su mirada penetrante que te hace pensar que te hace intimidar, o bueno a mi si, se levanta del banco y me dice son su sexy y aterciopelada voz un hola, y yo me quedo como bobalicona observándolo, y le respondo con mi horrorosa voz, y así me despido de un beso en la mejilla de mi madre, cojo una barra de cereal y salgo de mi casa para entrar a su cómodo auto, un hermoso volvo plateado, que le va perfecto con el.

Cualquiera diría que estoy enamorada de el, y no es para menos todo lo que tiene de bueno, lo tiene de especial, es uno de mis mejores amigos, aunque sea 2 años mayor que yo y el se gradué este año, la verdad es que soy tan amiga de el como de Rosalie, ellos son los perfectos hermanos Cullen, pero volviendo al tema de Edward es una gran persona, me hace reír mucho, tiene a casi todas las chicas del colegio, por no decir todas, ya que a mi hermana y a sus amigas en mas de una ocasión dijeron que no dudarían en tener algo con el aunque sea menor que ellas, y todo el era mío, o bueno en lo que respecta, el tontea con cada chica del colegio, y luego cuando le digo que deje de ser un play boy y tenga una verdadera relación, me dice que con la única que quiere tener una relación seria es conmigo, obvio es en broma, yo no soy tan idiota como para creerme que el quiera algo conmigo cuando puede tener a cualquier chica.

-Rosalie esta en el comité de bienvenida del colegio y bueno ella no vino conmigo porque mamá la llevo temprano esta mañana, así que yo pase por ti- me dijo sacándome de mis cavilaciones.

-no tenias porque, mi madre me hubiera llevado, de todas formas gracias- le respondí tratando de abrocharme el cinturón de seguridad que no se por que se estaba trabando, el al ver mi frustración se acerco, muy cerca a de decir verdad y lo abrocho por mi, me quedo viendo a los ojos y yo me perdí en ese mar verdoso el cual tenia un brillo especial en ellos, poco a poco se estaba acercando mas y yo me estremecí cuando sentí su aliento mezclándose con el mío, el sonrió socarronamente y le echo un vistazo a mi boca e instintivamente yo observe la del, estábamos a un milímetro de besarnos, cuando de repente se separo de mi y encendió el auto, mi corazón estaba desbocado, yo creo que hasta el pudo escuchar lo rápido que latía.

-quería hacerlo ya que es el ultimo año y el próximo iré a la universidad no nos volveremos a ver si no en vacaciones, quiero aprovechar el mayor tiempo contigo- que quería hacer, ¿besarme? ¿Y por que no lo hizo?, ah! no cierto el llevarme al colegio, que ilusa soy por eso lo del cuento de que le gustoso no me lo creo.

-¿Qué piensas estudiar?-pregunte saliendo de mi aturdimiento

-Ingeniería civil-

-¿en donde?-

-Instituto de Tecnología de Georgia-

- te iras Atlanta- afirme

-si, como vez me iré bastante lejos así que tengo que aprovechar este ultimo año para pasarla contigo-

-si ¿donde encontrarías a otra como yo?- le dije bromeando

-eso no creo encontrarlo nunca, eres demasiado especial-

-claro, no creo que podrás encontrar a nadie mas con la especialidad de ser patosa la mayor parte del tiempo y aburrida lo que queda de el-

-para mi no eres aburrida, y en cuanto a tu patosidad me encanta, ya que eso me da una excusa para poder llevarte de la mano, abrazarte o sostenerte siempre-

-ya enserio Edward no juegues, con un te extrañare bastaba-

-yo estoy hablando enserio- dijo estacionando el auto-yo no se por que nunca me crees cuando te digo que quiero contigo, se que te gusto y tu a mi me encantas, claro que eso ya te lo he manifestado muchas veces, pero no se no me crees- lo dijo tan serio que hasta casi me lo creo de no ser por que Lauren una de sus compañeras con la que el acostumbraba a tontear toco la ventana del auto y allí empezaron a coquetear como era costumbre.

-bueno ya basta con la broma, esta vez estuve a punto de creerte, nos vemos en el almuerzo- y así Salí del auto y me encontré con Rose en la entrada su cabellera rubia y larga caía en su espalda, sus ojos azules, y su porte y cuerpo de modelo de pasarela, para tener 15 tenia un buen desarrollado cuerpo, y bueno como gracias a Dios no llevábamos uniforme a pesar de ser un colegio privado siempre se lucia con sus más espectaculares ropas, era una fashionista, siempre le gustaba estar muy bien vestida.

-¿preparada para el primer día de este año escolar?- me pregunto con su voz autoritaria y musical

-por supuesto- le dije dándole una sonrisa

-oye no sabia que mi Edward había quedado en recogerte- me pregunto curiosa

-yo tampoco-

-¿no me digas que sigue con la idea de conquistarte?- pregunto insinuante

-sabes que no lo dice enserio- conteste restándole importancia al asunto

-el lo dice enserio-

-OH si claro y por eso tontea con cada chica-

-no me digas que estas celosa-

-claro que no, es solo que como crees que me tomare enserio lo que el dice, si puede tener a cualquier chica a sus pies para fijarse en mi, la mejor amiga de su hermana 2 años menor que el-

-bueno esta bien, te concedo que es un play boy y que es un idiota, ya se lo he dicho que mientras siga así tu no lo tomaras enserio- ante ese comentario yo solo rodé los ojos.

-si como digas-otra de las cosas era Rosalie creía que Edward lo decía enserio, pero en fin ya quería zanjar ese tema.

Salimos rumbo a lo que sería nuestra primera clase, allí nos presentaron a los que serian nuestros nuevos compañeros, el cual resultaron ser unos cuanto y bueno tanto a Rosalie como a mí no nos gustan muchas personas a nuestro alrededor, somos de pocas amistades y bueno nos relacionamos con todos, pero solo somos ella y yo como amigas, pero una de las nuevas compañeras nos llamo la atención muy hermosa, de cabello rubio rojizo, ojos grises, y un cuerpo similar al de Rosalie, su nombre Tanya Denali, al parecer viene de Alaska, se sentó junto a nosotras y nos cayó muy bien, no dudamos en incluirla a nuestro pequeño grupo.

Así pasaron todas las clases y bueno Tanya las tenía todas junto con nosotras, cosa que se nos hizo muy agradable, llego la hora del almuerzo y teníamos una conversación muy amena, compartimos la misma mesa.

-¡OH por Dios! ¿Y ese semi dios estudia aquí?- pregunto Tanya a lo que Rose y yo volteamos a ver a quien se refería Tanya, y bueno no me sorprendí al ver que era ni más ni menos que Edward que se sentaba con sus compañeros.

-¿te refieres a el de cabello cobrizo y ojos verdes?- pregunte

- ¿a ver a caso hay otro tipo tan bueno como ese aquí en el colegio?-

-Ese es Edward mi hermano- dijo Rose como si no fuera gran cosa.

-¿enserio?, y ¿cuántos años tiene?, tienes que preséntamelo, ¿tiene novia?- definitivamente se notaba muy interesada

-¡ay! No me digas que eres otras tras los huesos de mi hermano, y bueno respondiendo a tus preguntas, tiene 18 años, o sea que está en su último año y no tiene novia-

-genial, y bueno ¿será que él se fijaría en mi?-

-pues no se pero ahí viene, y bueno podría ser- contesto Rosalie

-hola chicas- dijo él con su sonrisa arrogante

Hola- contestamos a coro

-mira Edward te presentamos a Tanya una nueva compañera de clases- Edward la observo y la saludo presentándose con un aire de coquetería tan característico de él, y yo no sé porque me estaba reventando de la rabia.

-bueno venía a decirte Bella que me esperes en la cancha para llevarte a tu casa, el entrenador nos quiere reunir hoy y como te traje, yo te llevo-

-no tienes por qué preocuparte Edward, yo puedo tomar el autobús o llamar a mi madre-

-de ninguna manera yo te llevo-

-si anda Bella no seas orgullosa, yo le diría a mamá que te llevara junto con nosotras, pero la voy a acompañar a hacer unos recados - dijo Rose.

-OK está bien, te espero en las gradas- conteste un poco resignada.

-ok pequeña, un gusto Tanya- medio un beso en la frente, definitivamente no se qué le pasa, coquetea con toda chica delante de mí y así dice estar interesado, y luego se preocupa por mi y hasta me besa en la frente.

-el gusto es mío Edward -contesto Tanya y él ni corto ni perezoso el guiño un ojo. Coqueto

-OH por Dios, me guiño el ojo, chicas tienen que ayudarme, Edward me gusta muchísimo- Rosalie y yo solo nos dimos una mirada.

Luego del almuerzo las clases transcurrieron normales hasta su final, Rosalie se despidió y luego Tanya me acompaño hasta las canchas y luego se fue, ya los chicos estaban saliendo pero Edward se quedo hablando con el entrenador, me envió una mirada de disculpa y yo solo le sonreí en respuesta, cuando vi que se acercaba hacia a mi Adam Cohen, uno de mis compañeros, y bueno uno de los chicos más populares y guapos del colegio no lo podría negar, no era el típico chico musculoso, pero si con cuerpo definido, cabello oscuro y ojos cafés, y una sonrisa encantadora, bueno no como las de Edward, pero el chico tenia lo suyo, se sentó a mi lado.

-hola Bella- me saludo

-hola- le salude con una sonrisa

-esperas a Cullen?-

-si algo así-

-mmm… ya, ¿ustedes dos tienen algo?- pregunto de pronto y yo solo me reí.

-lo preguntas enserio- el asintió en respuesta-no, no tengo nada con él, o bueno si solo somos muy buenos amigos, además que soy la amiga de su hermana, ¿porque lo preguntas?-

-bueno, como desde las vacaciones de primavera del año pasado no se despega de ti, y luego hoy te trae al colegio y bueno ahora lo esperas, cosa que ni Rose hace-

-OK, tal vez nuestra relación parezca así, pero no, el simplemente me trata como su hermana y bueno como hoy Rosalie le toco venir temprano a clases y luego la pasaba a recoger Esme, pues él se ofreció a llevarme, nada de importancia-

-eso me alegra-

-así, ¿y eso por qué?-

-pues porque tú me interesas y quiero invitarte a salir este sábado- no lo puedo creer, Adam Cohen uno de los chicos más populares y aclamados de la escuela ¿me está pidiendo una cita a mi?

-¿y qué dices?- pregunto insistente ya que no le contestaba.

-OK, ¿a qué horas pasas por mi?- el sonrió en gran manera

-paso por ti a las 5- medio un beso en la mejilla y se fue, cuando voltee mi rostro Edward venia con cara de pocos amigos, me dijo un seco vamos y en silencio llegamos hasta el estacionamiento e íbamos en el auto, pero no era un silencio cómodo como en el que a veces nos sumergíamos, no se por qué se sentía cierta tensión.

-¿que quería Adam?- pregunto de repente

-um... pues me invito a salir este sábado- me miro luego soltó una risa burlona y pude notar como tomaba con fuerza el volante del auto., fue lo único que hablamos en todo el camino, aparcamos frente a mi casa.

-muchas gracias Edward- le dije el solo asintió, cuando ya me iba a bajar del auto me tomo de la muñeca haciendo que me voltear a verlo.

-el niñito mimado de Adam Cohen te pide una cita y tu se la das, y en cambio yo te digo que me gustas, y no me crees- lo mire con incredulidad y luego le dije.

-Edward no quiero pelear contigo, Adam me gusta vale, además a ti te gustan todas las chicas, coqueteas y tienes citas con cualquier chica que se te apetezca y yo no me meto en eso no te digo nada- le dije clamada pero a la vez firme-además que tiene de malo, tu nunca me has invitado a salir-

-OK, sal conmigo este sábado-

-no puedo, ya quede con Adam-

-ves, siempre me rechazas-

-no seas tonto, además me gusta Adam y esta vez no quiero que intervengas como el año pasado con Mike-

-OK, te gusta el niñito mimado ese está bien, no me meto, pero no olvides que te quiero pequeña-

-yo también te quiero tonto- definitivamente creo que este año vendrán nuevas y buenas cosas, llamare a Rose para contarle lo de Adam.

Sobraba decir que cuando le conté a Rosalie por teléfono casi me deja sorda del chillido de emoción que pego, Adam se comportaba muy lindo conmigo, me esperaba después de clases, las que no teníamos juntos claro, y me llevaba a mi casa después del colegio, Edward siguió en su plan de play boy con las chicas del colegio y Tanya babeando por el, ah y no decir que no perdía ninguna oportunidad para hacerle saber a Edward que le gustaba y el como todo coqueto que es le hacia comentarios que ilusionaban a la pobre, conmigo gracias a Dios desistió de su plan "me gusta Bella" aunque cada vez que le hacia un comentario a Tanya me miraba a mi y me guiñaba el ojo, lo dicho es un Don Juan, así pasaron los meses y la relación entre Adam y yo se hacia mas formal, en mis cumpleaños numero 16 Edward me obsequio un lindo cofre pero lo queme sorprendió es que cuando lo abrí al respaldo de la tapa había una foto de nosotros, realmente no se que era lo que pretendía aunque el detalle fue muy lindo.

Así pasaron los meses por fin Adam y yo nos hicimos novios, eso no era sorpresa para nadie pues ya se veía a venir, pero lo que si nos sorprendió fue que edward le pidió una cita a Tanya, y eso no es todo Rose y yo los sorprendimos besándose en la cocina de su casa, para mi fue una relación que empezó demasiado rápido, pero había que admitir Tanya es una buena chica y muy hermosa, y bueno espero que edward no juegue con ella.

Unos meses después de estos acontecimientos Rose se hizo novia de Jason, es una gran amigo mío, rápidamente todos nos hicimos muy buenos amigos y la pasábamos todo el tiempo juntos, Edward se sentaba con nosotros a la hora del almuerzo, el único que no se nos unía en este era Adam.

Ese año paso de todo, todas perdimos nuestra virginidad, y no se por que cuando Tanya nos contó que había tenido su primera vez con Edward me sentí rara, una cosa es que yo supiera que el no era un santo, pero otra es que supiera que el se acostaba con una de tus mejores amigas, dejando ese tema incomodo aparte yo perdí una apuesta y me toco besarme con Pamela una compañera del colegio, si con una chica, Adam ni se inmuto, las chicas rieron a mas no poder, y Edward se enojo con Rosalie por que no lo grabo o llamo para verlo, que a el no le cabía en la cabeza como se perdió ese espectáculo, luego de eso me dijo al oído que le parecía sexy y me dio un beso en la oreja, realmente me sentía fatal el era el novio de Tanya y no me tenia que afectar tanto su cercanía.

Llego la graduación de Edward y con ello su despedida para irse a la universidad el y Tanya siguieron su relación a distancia y cuando el venia de vacaciones se la pasaba todo el tiempo con ella, yo por lo pronto seguía con Adam y aunque Edward se la pasaba la mayor parte del tiempo con Tanya, cada que tenia oportunidad se la pasaba conmigo y así se entero de todas las veces que Adam me fue infiel y yo bueno seguía con el, mas de una vez se ofreció a partirle la cara y yo solo me reía de el, y el solo me decía que por que cuando el me decía algo en serio yo no le creía, me reclamaba mas de una vez el por que nunca le creí que el quería algo conmigo, y yo siempre le recordaba que el tenia a Tanya, y que si yo no me hubiera negado el ahora no estuviera con ella.

Después de que nos graduamos del colegio me quedaba casi imposible volver a ver a los perfectos hermanos Cullen, ni tampoco con Tanya, ya que ellos se fueron a estudiar en el Instituto de Georgia bueno Tanya con el, y Rose entro a Yale a estudiar periodismo.

Mi relación con Adam termino el día que me propuso matrimonio, 1 año después que salimos del colegio, como se le ocurría a el pedirme matrimonio una cosa es que teníamos una relación ya últimamente nada seria de noviazgo en el que el me podría ser infiel, pero de allí a que yo me aguante su infidelidad pro el resto de mis días si que estaba loco, además yo tengo planes trazados y en ninguno, en ese momento me veía casada.

En la universidad me volví a reencontrar con mi amiga Alice y Emmett un antiguo amigo del colegio, de Laura solo supe que se fue a estudiar medicina, pero como siempre cada final marca un nuevo inicio en la vida, estaba ya en mi ultimo semestre de psicología en la universidad de Seattle cuando recibí una llamada a mi celular, era de un numero desconocido y como estábamos en la cafetería de la universidad mientras que mis compañeros discutían algunas teorías yo conteste el celular.

-hola-

-espero que no tengas nada que hacer este fin de semana por que estamos en Seattle y quiero verte- me costo como un minuto reconocer esa voz autoritaria y musical.

-Rosalie?- pregunte incrédula


bueno chicas ke les puedo decir, no mepude resistir a escribir esta idea espero le guste, es un mini fic el cual constara de no mas de 4 caps...

ya tengola mitad del segundo cap adelantado si lo termino en la noche lo subo....

Reviews????