Disclamier: los personajes le pertenecen a Sethephanie Meyer y la historia si es mia


BPOV

-yo también te amo- le dije y así nos fundimos en otro beso, el beso poco a poco fue subiendo de ritmo, ya que cierto miembro se estaba endureciendo, corte el beso de forma brusca cuando recordé algo o mas bien alguien.

-Rosalie- dije en un jadeo, Edward me miro incrédulo

-¿tu relación con tu ultimo novio te dejo tan traumada que ahora tienes fantasías con mi hermana?- me dijo en forma burlona, yo solo rodé los ojos.

-no seas tonto, que Rosalie me espera junto con Alice, es que habíamos quedado en tener un anoche de chicas-

-ahh… por un momento me asuste, y volviendo a lo de mi hermana eso tiene solución- empezó a rebuscar en la mesa auxiliar al lado de su cama y tomo su celular.-hola Rose!... bueno te llamo para informarte que tengas tu noche de chicas nada mas con Alice, Bella y yo tenemos ciertos asuntos pendientes que hablar... eso a ti no te importa, que tengas buenas noches- luego empezó a marcar a otro numero y de repente mi celular empezó a sonar, me levante de un salto a buscarlo y lo encontré en el baño dentro de mi bolso, conteste sin siquiera mirar el identificador

-¿hola?-

-hola- me contesto una sexy y muy conocida voz, Salí del cuarto de baño y tenía su celular sonriéndome.

-no seas tonto- me iba a disponer a colgar cuando el me detuvo.

-¡espera! Tu me dijiste que cuando quisiera a una mujer de verdad te llamara, si hubiera sabido que eso era todo lo que tenia que hacer, me hubiera ahorrado tantos años sin ti- me quedé de piedra, mirándolo fijamente con mis ojos llorosos-hey pequeña ven- me dijo colgando el celular y levantando su mano invitándome a acercarme a el, tome su mano y me acerque, me acomodo entre sus piernas y volvió a arroparnos.-tenemos que hablar- me dijo yo asentí, el soltó un suspiro y comenzó.

-Bella para nadéis un secreto que desde hace tiempo tu me gustas, por que no te lo voy a negar comenzó como un gusto y por eso me empecé a acercar a ti, al principio pensé que era fácil, una chiquilla de 15 años yo dos años mayor que tu, todas se dejan deslumbrar por eso pero tu no, tu no eres igual que las demás, en mi acercamiento a ti comencé a conocerte mejor y allí me di cuenta que no eres igual que las demás por que eres especial, inteligente, perspicaz, madura mucho para tu edad, no solo eras una cara bonita, el tiempo fue pasando y me sorprendí a mi mismo pensando en ti mas de la cuenta, queriendo pasar mas tiempo contigo, luego paso lo de Adam, no sabes cuanto me reventó ver que un chico que apenas te conocía y conocías si le diste esa oportunidad que yo siempre te pedí, y luego estaba Tanya- cuando la nombro me tense en el instante, el lo noto ya me acaricio los brazos y beso mi cabeza-ella simplemente estaba allí, muy linda y muy inteligente, pero no eras tu en todo los sentidos, fue pasando el tiempo y tu seguías con ese estupido y al ver que el tanto daño te hacia y tantas veces te fue infiel, yo jamás seria capaz de hacerte eso a ti, y el si lo hizo y tu seguías con el, llegue a pensar que estabas enamorada de el y por eso seguí con Tanya, la ultima vez que vine de vacaciones venia dispuesto a terminar con ella, pero tu me sorprendiste no queriendo separarte de ese … de ese, así que seguí con ella, ella sabia muy bien que mi corazón le pertenece a otra persona, varias veces te nombró pero yo no le respondí nada por que es tu amiga y lo ultimo que quería era echarles a perder su amistad, ya las había cagado suficiente contigo como para ahora terminar de enterrarme, en mi corazón siempre haz estado tu, y una vez te dije que a Tanya le fui infiel siempre, y fue contigo en mis pensamientos, en mis acciones estabas tu, siempre tratando de hacer lo mejor para poder agradarte y merecerte, te amo Bella, te amo y no quiero perderte, no me alejes por favor-lo ultimo lo dijo casi en un susurro, como una suplica.

-Edward- mi voz salio un poco ronca no me había dado cuenta que estaba llorando-yo siempre quise creerte, mi corazón siempre te creyó, pero debes reconocer que tus actitudes en aquella época no me permitían demostrarte cuanto te quería, no quería hacerme daño-

-esta bien lo reconozco, ¿pero esta por que nunca me creías?-

-Edward, estamos hablando de ti de adolescente hormonal, el play boy del colegio, contigo no era serio ni un velorio-

-¿en tan mal concepto me tenias?-

-es el que te ganaste-

-¿pero ahora me crees verdad?- me quede un rato en silencio creando el suspenso, el me tomo por los hombros y me volteo a verle, yo facilite el trabajo y me coloque ahorcadas de el, error, no recordaba que estábamos desnudos y ahora nuestros sexos se rozaban, el soltó un jadeo y yo cerré los ojos del estremecimiento que me causo.

-puede ser, aunque siempre me puedes convencer- le dije de forma juguetona besándolo, el rompió el beso y me obligo a mirarlo a los ojos.

-¿me crees?-

-Edward si no te creyera no estaría tan ansiosa por que me hicieras el amor nuevamente- el sonrió y empezó a besarme urgidamente, beso que yo le devolví, su lengua pidió permiso para entrar en mi boca y en la mente divague que el no necesitaba permiso, pero sin embargo se lo concedí, resta decir que nos dispusimos a demostrarnos el uno al otro lo que sentíamos.

--§--

El tiempo transcurrió y Edward y yo por estar pendientes "recuperando el tiempo" no tuvimos en cuenta que ninguno de los dos usábamos protección y bueno cabe decir que mi mamá mas temprano que tarde tuvo su tan anhelado nieto, cuando me entere que estaba embarazada si que estuve muy asustada, ya que Edward y yo solo teníamos 1 mes de estar juntos y todo esto se me hacia muy precipitado, tenia el temor de que el lo fuera a rechazar aunque tenia claro que lo iba a tener bajo cualquier circunstancia.

El caso es que cuando le dije a Edward pensé en todas las reacciones y que me iba a decir todas las cosas menos lo que me dijo "Genial, siempre quise tener mi primer hijo a los 25" se me olvidaba que era Edward Cullen y con el no es serio ni siquiera un velorio y así tuve a Alexandra Cullen Swan y es como si el destino me hubiera jugado una broma por que nuestro hija nació el 19 de junio a las 11:55 p.m. o sea 5 minutos antes del cumpleaños de su padre, increíble pero cierto, definitivamente estas cosas asombrosas solo me pasan a mi.

Edward y yo nos casamos un año después de tener a nuestro bebé, aunque para mi vivir justo a Edward y nuestro hija era suficiente el dijo que para que ya no tuviera dudas y que creyera en el completamente teníamos que certificar nuestra unión, y me saco en cara el comentario que hice sobre el que con el nada era serio, bueno a mi no me importaba por que si le creía, el simplemente quería hacer las cosas bien además de relagalarle un motivo mas a nuestros padres para hacer una celebración mas.

Rose se comprometió con Emmett, eso para mi no fue una sorpresa ya me sospechaba que estos dos iban a terminar enredados, mi amiga Alice ahora esta saliendo con el amigo y compañero de trabajo de Edward, Jasper Whitlock, Tanya según nos contaba en sus llamadas estaba saliendo con un tal Dimitri, el tipo según era Italiano pero se muco a Australia, cuando le comentamos lo de Edward y yo nos felicito y que ella al final estaba sospechando que entre los dos había algo, Jacob se convirtió en un buen amigo mío, y bueno cada tanto le enviaba a Alexandra toda clase de muñeca exclusiva.

En fin no me puedo quejar a pesar de todo lo que viví al empezar a descubrir el amor en mi vida me di cuenta de muchísimas cosas, por ejemplo que ahora se por que el color del amor es el rojo, el amor es pasión y que color define mejor la pasión que el rojo, pero no solo es la pasión en el ámbito físico aunque en esa parte hay mucha, si no la pasión con la que tu vivas y compartas con cada personas por la que sientas este sentimiento, valga la redundancia, pero es así, no todo es fácil, no todo es risas, hay momentos difíciles, hay momentos de lagrimas, hay momento de dolor, pero cada quien decide si encerrarse en las cosas negativas y no arriesgarse, o en compartir lo que sientes y descubrir muchos paisajes nuevos, la carga se hace menos pesada cuando alguien te ayuda a llevarla y eso es el amor, y todo eso lo descubrí en el momento es que decidí tirar mis miedos a la basura y creerle a Edward, en creer en el amor.

FIN


BIEN AKI ESTA EL FINAL....

ESPERO KE LES HAYA GUSTADO ESTA CORTITA HISTORIA....

BUENO ESTA HISTORIA VA DEDICADA A MI AMIGA Y COMPAÑERA MARY...

AMIGA ENSERIO AUNKE NOS SEPAREN MUCHOS KILOMETROS DE DISTANCIA CUENTAS CONMIGO Y CONMI APOYO, TE KIERO MUCHISIMO!!!

REVIEWS??