(Antes de matarme porque esto no es un capítulo, acaba de leer)

Nota de autora

Sé que con esto os doy esperanzas de que haya actualizado… ¡Pero esta vez sí que son buenas noticias! Aunque pensaba que mi vida universitaria iba a acabar conmigo, creo que podré sobrevivir y dentro de dos semanas (por ahí el día 20 de junio) volveré a la carga.

Lo cuelgo aquí porque he recibido varios MP preguntando e imagino que habrá más gente con la duda sobre si he abandonado esto, me han atropellado o me he dado un golpe en la cabeza. Simplemente, no he encontrado tiempo para dedicarlo a los fics y sin vida estoy. ¡Pero ya se acaba mi suplicio!

Nunca sabréis cómo os agradezco tanta paciencia que tenéis conmigo. Y, para que todo os sea un poco más fácil, el siguiente capítulo contendrá un pequeño resumen de lo que ha sucedido -porque soy consciente de que, tras tanto tiempo, además de odiarme, quizás habéis empezado a olvidar de qué iba esta historia.

Gracias por no enfadaros mucho conmigo,

Eri.