Hace un poco más de tres años Sakura y Sasuke viven juntos, rentaron un departamento… bueno, debo mencionar que cuando Gaara viene de sus viajes de arqueología se queda con ellos, cosa que a Sasuke no le agrada del todo, pero no puede hacer nada, es el cuñado.

Como el día de mañana Gaara vendrá de una de sus excavaciones, Sasuke quiere aprovechar que tienen casa sola.

Así que ahora está el pelinegro en la recamara que comparte con su amada peli-rosa, acostado en la cama solo vistiendo un bóxer de cuerpo, con sus manos esposadas a la cabecera de la cama. Debo mencionar que su bóxer parece una carpa a causa de su erección ante la buena vistea que tiene.

Ahí está Sakura al pie de la cama vistiendo una tanga de cuero negra al igual que el sostén que tiene cadenas como adorno. Trae tacones de aguja, que fácil el tacón mide más de once centímetros. El pelo suelto, con su mano derecha sostiene el mango de un látigo y con la izquierda la sostiene del otro extremo.

Sasuke mira como pervertido en serie a su peli-rosa, adora los juegos que hacen en la cama, jamás el sexo es igual con ella.

- Has sido un niño muy malo Sasuke-chan. –dice sonriéndole traviesa.

- ¡Dale con el Sasuke-chan, supéralo y deja de decirlo cuando tenemos sexo, me haces sentir de pronto saldrá mamá y nos vera en la movida! –le dice con reproche. – ¡auch! –exclama después del ruido del látigo golpear su pie. –¿Qué te pasa? –le reclama molesto.

- ¡No te di permiso para hablar! –dice firme.

- ¿Es enserio? –Sasuke la mira incrédulo pero hace otra exclamación de dolor al recibir otro latigazo en la pierna. – ¿usaras el látigo? ¿No era parte del disfraz? –pregunta asustado y su respuesta fue confirmada cuando ella le dio otro latigazo.

- Nadie te dio permiso para hablar sumiso, ahora has sido un niño muy malo. –Sakura pasa su lengua por lo largo del látigo, viéndose sensual.

- Mierda, que está loca… y yo más loco por excitarme ante la imagen y la idea de ser sumiso. –Sasuke la mira entre asustado y excitado.

El timbre comienza a sonar con insistencia haciendo que ambos frunzan el ceño, están en el intro, la cosa comienza a tornarse muy excitante.

- Tal vez es Gaa-chan, me quiso sorprender llegando antes. –Sakura ensancha los ojos. –Ya vengo, no te muevas sumiso. –Sakura deja el látigo en uno de los sillones que hay en la habitación y se coloca una bata de ceda color roja encima, que la cubre muy bien.

- ¿No pensaras abrir? –Sasuke la mira incrédulo.

- Si, puede que sea Gaa-chan. –dice abrochándose la bata.

- No te atrevas a abrir y dejarme aquí esposado y excitado. –le dice amenazante.

- Cuando regrese te castigo por hablar sin mi permiso y atreverte a darme órdenes. –Sakura le guiña un ojo antes de salir, cerrando la puerta tras de sí.

- ¡Sakura! ¡Sakura regresa acá y desátame! –ordena furioso, removiéndose en un inútil intento de desatarse.


Sakura abre la puerta y la cierra al ver que es Naruto, o eso intenta ya que el rubio pone el pie impidiéndole que le cierre la puerta en la cara.

- ¡Sakura-chan, le propuse matrimonio a Hinata-chan! –el rubio le sonríe de forma zorruna.

- ¿Naruto me has interrumpido en mi primer sado con Sasuke solo por eso? –pregunta tétrica.

- ¿Ah? –el rubio la mira algo asustado.

-¡Sakura regresa acá y desátame, o si no me vengare y sabes lo vengativo que soy! –se escucha el grito furioso de Sasuke.

- ¿Es enserio? –Naruto sin poder resistirlo mas suelta la carcajada.

- Mmm… se está enojando mucho. Si lo dejo esperando más estará tan bravo que cuando me folle lo hará tan violento que sentiré que me parte en dos, tal vez no sea mala idea hacerlo esperar más. –Sakura sonríe traviesa. – ¿vienes solo a decirme que te casas con Hinata? –Sakura lo mira tranquila.

- No, venía a hablar contigo sobre Yuki-chan, pero tal vez en otro momento, no quiero…

- Tú entra Naruto y cuéntame lo que quieras mientras tomamos algunas cervezas.

- ¿Ah?... pero se oye muy enojado, si demoras se enojara más.

- Eso es lo que quiero. –Sakura sonríe traviesa y Naruto ríe divertido.


Sentados en los sillones de la sala, bebiendo cerveza están Naruto y Sakura.

- Por más que busco no encuentro a Yuki-chan. Ella debió de haber abordado el avión hace cuatro años con un nombre falso. E investigado sus cuentas bancarias y el último retiro que hizo de una de ellas fue hace cuatro años cuando se fue y aquí en Japón, saco suficiente dinero para mantenerse ella y Brandon por un par de años. –el rubio se ve desesperado, ha hecho de todo para encontrarla.

- Dijo que iría a Nueva York. –Sakura comienza a preocuparse. –sé que no se ha comunicado en estos años, pero ya la conoces, sino le llamas ella no habla.

- Sí, eso dijo mas no sabemos si fue ahí. Y digamos que Nueva York es muy grande como para buscarla ahí y será mucho más difícil si no usa su verdadero nombre. Sabes lo buena que es para falsificar documentos, además que sabe cómo esconderse, ella se escondió cinco años junto con nosotros, incluso ha de cambiar de apariencia.

- Eso sin contar que no sabemos si sigue en Nueva York si es que fue ahí. –Sakura frunce más el ceño. – ¡maldita loca, cuando la vea vera como le va por tenernos en ascua!

- Me preocupa no saber siquiera si está bien.

- Lo está. Brandon esta con ella, no lo pondrá en riesgo. –dice segura.

- Sabes cómo se fue. Estaba destrozada aunque no lo demostrara.

- Aun así, Brandon es su prioridad por sobre ella. –afirma segura.

- Quiero encontrarla, no solo porque me preocupa, sino porque quiero que ella este en el día más importante en mi vida… quiero que tú y ella estén conmigo, ambas son como mis hermanas… y la extraño mucho.

- Yo también Naruto, no somos los tres mosqueteros sin ella. –Sakura sonríe con tristeza. –prometió que regresaría…

- Cuando superara lo de Suigetsu, tal vez no lo ha superado, tal vez nunca lo supere, lo amaba mucho… fue su primer amor. –el rubio muestra tristeza. –yo no creo superar jamás si a mí me hubiera pasado eso con Hinata-chan.

- Ni yo con Sasuke. –Sakura frunce el ceño, la sola idea le dolió.

- ¡Estúpido Suigetsu y su gusto por remolachas! –exclama furioso.

- La encontraremos Naruto, ella ira a tu boda o dejo de llamarme Haruno Sakura. –Sakura sonríe con arrogancia y el rubio le sonríe divertido.


Ya yéndose Naruto, Sakura entra a la habitación, cerrando la puerta tras de sí, viendo a Sasuke con expresión sombría y esa mirada de psicópata asesino que tanto la excita.

- Regrese Sasuke-chan. –Sakura con sensualidad se quita la bata.

- Has sido una niña muy mala Sa-ku-ra. –deletrea su nombre de forma tétrica y Sakura casi gime de placer. –me dejaste aquí, amarrado y con una erección por más de una hora… desátame niña mala, tengo que castigarte… unos azotes en esas gloriosas pompas para empezar. –Sasuke se relame los labios viéndose entre sensual y sádico.

Sakura sintió que se pone más húmeda con eso.

- Bueno, bueno. –Sakura saca las llaves de en medio de sus senos y camina hacia la cama, se sube a ella y coloca sus rodillas en los costados del cuerpo de él, acercándose más y más a su cara. – ¿quieres cambiar roles? Si consigues sacar las llaves dejare que los roles se cambien y me azotes. –dice coqueta, metiendo las llaves a la parte delantera de la tanga, gimiendo al sentir lo frio en su sexo.

Sasuke se relame los labios, ansioso. Sakura se acercó lo suficiente para que su cara queda frente al sexo de ella. Sacará esas llaves con los dientes, ¡y joder!, desea tanto hacerlo, su pene se ha puesto más duro que una roca, tan dolorosa su erección a la vez tan placentera.

- Que comience el juego. –susurra ronco y Sakura gime al sentir su respiración en su sexo.

Sasuke con sus dientes toma la tanga y comienza a bajarla poco a poco, con cuidado para que las llaves no caigan.


Neji comienza a hacer muecas de despertarse al oír su teléfono celular sonar con insistencia. La persona acostada a su lado, completamente tapada con las sabanas comienza a removerse, en señal de también estarse despertando por el ruido, incluso gemidos femeninos vienen de ella.

Gruñendo molesto, el castaño estira su mano hacia el buro a su lado, buscando a tientas el celular que está encima del buro. Al dar con él lo toma, colocándolo frente a su rostro, al ver que es el número telefónico de su prima se sienta de golpe en la cama, haciendo que la sabana resbale revelando su desnudez.

- ¿Hinata? –contesta algo extrañado, es raro que ella le llame tan temprano. Por estar recién despertado su tono de voz sonó más ronco.

- ¿Te he despertado, Neji-oniisama? –pregunta tímida su prima al otro lado del teléfono.

- No te preocupes por eso, ¿sucede algo? –Neji mira de reojo a la persona que dormía en su cama, la cual se ha levantado dejando al descubierto su cuerpo desnudo.

- Siento si te desperté, es que la diferencia de horarios me confunde, pensé era más tarde haya.

- ¿Qué sucede? –pregunta con fastidio, viendo como la mujer camina hacia el baño, no despegando su mirada de su trasero, sintió su pene despertar ante la vista.

- Bueno… veras… etto… yo…

Neji roda los ojos, su prima es exasperante a veces, solo desea que diga lo que sea que tiene que decir para así él poder ir hacia la mujer que está en el baño y fallársela.

- Al grano Hinata. –la interrumpe ya molesto.

- ¡Me caso!

Neji no se sorprendió, se lo esperaba, aunque tenía la esperanza de que abriera bien los ojos y recapacitara.

- Con el idiota, supongo.

- No le digas así. –dice ofendida.

- Solo digo la verdad. –Neji la oye suspirar.

- Neji-oniisama te hablo para avisarte y pedirte que vengas a la boda. No debe tardar en llegar la invitación por correo, por favor no faltes… y mi llamada también es para preguntarte si sabes algo de Yuki-san.

- ¿Yuki? –Neji alza ambas cejas extrañado porque le pregunte por ella.

- Hace cuatro años que Naruto-kun y Sakura-san no saben nada de ella y de su hermano. Solo supieron que se iría a Nueva York, pero no están seguros si se haya ido para haya… pensé que tal vez como tú vives en Nueva York te la habrás topado… Naruto-kun está desesperado por localizarla, quiere que asista a nuestra boda, es importante para él, por lo que es para mí también.

- Si llego a saber algo te aviso… nos vemos, tengo que colgar. –le dice cortante.

- ¿Si vendrás a mi boda? –pregunta esperanzada.

- Haré lo posible. –sin más el castaño cuelga.

Neji se pone de pie y camina hacia el baño, oyó el agua correr, al abrir la puerta entra viendo a Yuki en la tina, completamente desnuda y jugando con la espuma en la tina.

- ¿Tu prima no sabe que aquí es muy temprano, casi de madrugada? –pregunta burlona, embarrando espuma en sus senos, excitándolo más.

- Al parecer no. –Neji camina hacia la tina y le hace una seña para que se levante.

Yuki sonriéndole coqueta se pone de pie, mostrándole su cuerpo lleno de espuma y el castaño se mete en la tina, para después sentarla en medio de sus piernas, haciéndola sentir su erección en la espalda.

- Escuche mi nombre… ¿hablaste de mí? –Yuki estira su mano hacia atrás, colocándola en la nuca de él, acariciándola, sintiendo su respiración más pesada al sentir como él juega con sus senos.

- Se casa el idiota con mi prima. –Yuki mostro sorpresa, sabe quién es el idiota. –Y te andan buscando para invitarte. –Neji gruñe al sentir como ella restriega su espalda con él, rosándole su erección.

- ¿No le dijiste que tengo cuatro años aquí? –Yuki se sobresalta cuando sintió la mano de él deslizarse en su vientre hasta llegar a su sexo, buscando el clítoris con sus dedos.

- Si no se los dices tú, ¿por qué habré de hacerlo yo? –Neji le muerde el lóbulo de la oreja haciéndola gemir. –eres una bastarda, son tus mejores amigos según tú y no te has comunicado con ellos por cuatro años, incluso parece que te escondes de ellos.

- ¡Muo! Tú sabes que necesitaba alejarme.

- ¿Aún lo necesitas? –Neji quita sus manos del cuerpo de ella y la mira serio.

- No… hace como tres años que no lo necesito. –Yuki voltea, quedando de rodillas frente a él, distrayéndolo con sus pechos desnudos. –pero ¿me creerías si te digo que he olvidado comunicarme con ellos? Cada que digo lo hare, me distraigo y se me olvida. –Yuki se rasca la nuca y le sonríe nerviosa, Neji la conoce bien y sabe que es la pura verdad. –pero les caeré por sorpresa para la boda, ¿cuándo es? –pregunta emocionada.

- No lo sé, pronto llegara la invitación. –Neji quita la mirada de sus senos y la alza para verla a los ojos con seriedad. –Suigetsu va estar ahí, lo sabes.

- Lo sé. –Yuki pasa sus brazos por los hombros de él. –creo que te había dejado claro hace tiempo que Suigetsu es historia pasada. –Yuki le muerde la barbilla y en un camino de besos sube al oído de él, sintiendo como se tensa. –hace tiempo deje de sentir amor por Suigetsu porque cierto chico de ojos perlas me robo el corazón. –susurra provocativa en su oído. –quien lo iba a pensar, en la preparatoria tanto que intentaste follarme y ahora aquí me tienes para ti todos los días, y enamorada… me sorprende las vueltas que da la vida. –susurra con diversión, para después morderle el lóbulo de la oreja, sacándole un gruñido de placer.

Neji la alza tomándola de las piernas, abriéndoselas y la sienta sobre su erección, entrando completamente en ella. Yuki gimió e hizo su cabeza hacia atrás, y Neji gruño.

- Me alegra que sepas que ahora eres completamente mía. –Neji la toma de los cabellos, empujándola hacia él, estampando sus labios de forma brusca con los de ella.

Yuki respondió el beso gustosa, moviendo sus caderas, comenzando a cabalgarlo, adora que la someta en la cama, que sea tan dominante con ella, esa es una de las razones que la hizo enamorarse de él.


Neji sale de su habitación ya bañado y vistiendo unos jeans negros y una playera negra que se le ciñe al cuerpo. Al entrar a la sala ve que en la contestadora hay más de veinte mensajes, así que los pone a correr.

- Brandon, nene, esta noche mis padres no estarán en casa. –le habla provocativa la mujer en la otra línea para después reír coqueta. –y tengo lencería nueva…

A Neji le resbala una gota de sudor en la nuca y mejor corta el mensaje.

- Brandon, corazón, anoche dormí húmeda pensando en ti, ven a mi casa esta noche y házmelo bebé…

Neji corta el mensaje, está seguro que es otra mujer, su voz es diferente.

- Brandon, muñeco, anoche soñé con tu glorioso pe…

Neji ya harto cortó todos los mensajes, está seguro que todos son para Brandon y de diferentes mujeres, siempre es lo mismo, su contestadora llena de mensajes de mujeres y todos para Brandon.

- Chamaco calentorro y eso que solo tiene catorce años… hasta a las maestras de su escuela se tira.

- ¡Buenos días Neji-nii!

Brandon entra a la sala sonriendo de oreja a oreja y vistiendo el uniforme escolar. El chico se ha convertido en un adolecente de catorce años muy apuesto, aún posee facciones infantiles, pero ese contraste entre angelicales, traviesas y apuestas lo hacen irresistible a los ojos de las chicas de su edad, las menores y las mayores, y lo peor es que el chamaco no discrimina, se tira de todas las edades, claro menores de trece no, no es pedófilo.

- ¡Deja de darles el teléfono del departamento a las mujeres, no dejan de dejar mensajes! –Neji lo fulmina con la mirada.

- No se los di, no tengo idea de cómo lo consiguieron. –Brandon pone su mejor cara de niño bueno, le ha aprendido bien a Yuki. Neji lo mira sin creerle.

- Mocoso, deja de coger tanto o se te caerá el pito.

- A ti no se te cae, y follas a cada rato con nee-san. –Brandon le saca la lengua mostrando burla.

Neji abre y cierra la boca sin saber que decir, pensó eran discretos… ¡va! Sabe que no lo son, pero pensó que a ese desgraciado al menos le daría vergüenza decirlo o al menos coraje de hermano.

- ¡Buenos días mis amores! –Yuki entra a la sala solo vistiendo una playera de Neji y unas bragas.

- Yuki dile algo a tu hermano, es un promiscuo. –ordena serio Neji. –se le va a caer el pito un día de estos.

- No me culpen, son mis novias y como tal debo responderles como hombre. –se defiende Brandon.

- ¿Y cuantas novias tienes Brandon? –Yuki lo mira curiosa.

- No sé, perdí la cuenta después de la quinta. –Brandon sonríe de forma socarrona. –no es mi culpa que las pollitas me adoren.

- ¡Así se habla Brandon! –Yuki alza su mano para chocarla con la de él y Brandon así lo hace.

- ¡Yuki! –Neji la fulmina con la mirada.

- Ya sabes, siempre usa protección. –Yuki le guiña un ojo a su hermano y camina hacia la cocina.

- ¡Sin globito no hay fiesta, lo se nee-san! –Brandon corre atrás de ella.

Neji mira a ese par incrédulo, y resignado los sigue, al entrar a la cocina ve a Yuki sentada en la barra de la cocina metiendo waffles en la tostadora y a Brandon buscando algo en el refrigerador. Esos dos desde hace cuatro años invadieron su hogar y su vida, al principio no hallaba ni como deshacerse de ellos, pero terminaron ganando, ahora no quiere deshacerse de ellos aunque son muy desesperantes.

- Neji-nii hay algo serio de lo que quiero hablar contigo. –Brandon se endereza, mostrando que saco del refrigerador fresas y crema chantillí para acompañar los waffles.

- ¿Qué es? –Neji camina hacia Yuki que le hace una seña para que se acerque y se coloque entre sus piernas que cuelgan desde la barra.

- Ustedes ya llevan casi tres años de novios. –comenta Brandon dejando las cosas sobre la barra.

Neji estando frente a la pelinegra y ella rodeándolo con sus piernas, tomo una fresa y la dirige a la boca de él. Neji se deja mimar, y no le da pena estando ahí su cuñado.

- Ya va siendo hora que me den un sobrino.

Neji escupió la fresa que acaban de meterle a la boca y Yuki movió su cabeza a un lado esquivándola.

- Bueno Brandon, tal vez no tengas que esperar tanto… en unos ocho meses tendrás tu sobrino. –Yuki se acaricia con ternura su plano vientre.

- ¡Yata! –exclama emocionado Brandon.

- ¿Tu estas…? –Neji no puede completar la frase y la mira sorprendido.

- ¡Deberías ver tu cara! ¡puajjajaja…! –dicen el par de hermanos soltando la carcajada y apuntándolo.

- ¡No te asustes Neji, que no lo estoy! ¡jajjajajja…! –Yuki se sostiene el estómago ante la risa.

Neji casi cae estilo anime, siempre cae en las bromas de esos dos, siempre se divierten a costa suya, son un par de diablillos que se la pasan haciéndole travesuras para divertirse. Al verlos reír a carcajadas por haberlo engañado, Neji no pudo evitar negar resignado, sonriendo levemente, lo sacan de sus casillas siempre y más cuando lo usan para su diversión, pero ya simplemente no puede vivir sin ellos.


En la sala de su departamento está Sakura sentada en el suelo, en medio de las piernas de Sasuke que está sentado atrás de ella, apoyando su espalda en el sillón. Gaara está sentado alado de ellos y en medio hay una caja de pizza de la cual comen. Los tres miran el televisor, esperando que empiece la película que verán por pago por evento.

- ¿Sa-chan aun no dan con Yuki-san? –Gaara mira curioso a su hermana mientras le da una mordida a su pizza.

- No… y ya la siguiente semana es la boda de Naruto… esa perra se escondió muy bien. –Sakura muestra rencor.

- Se hace la importante, ya aparecerá sola. –Sasuke agita una mano restándole importancia.

El timbre comienza a sonar y Sakura se pone de pie, dejando su trozo de pizza en la caja. Sasuke le da una nalgada, y cuando esta lo voltea a ver le sonríe juguetón, haciéndola sonreír divertida y que siga su camino.

- ¿Qué? –pregunta con fastidio al tener la mirada fulminante de Gaara. –así son las relaciones de pareja… cuando crezcas y te consigas una novia lo entenderás.

- Desearía que tuvieras una hermana para que me veas manosearla y nalguearla. –le dice con rencor.

- Tengo un hermano y tiene cabellera larga… si le haces eso me reiré. –Sasuke le sonríe de forma socarrona y Gaara entrecierra los ojos.

Ambos se sobresaltan al oír el grito de Sakura. Como si trajera un resorte en el culo se pone de pie y corren hacia la puerta viendo a Sakura darles la espalda y frente a ella Yuki, se sorprendieron tanto que no vieron a los varones atrás de Yuki, los cuales casi se les revientan los tímpanos con el grito de Sakura.

Gaara mira a Sasuke con miedo, como preguntándole si es brujo o vidente y Sasuke esta tan sorprendido por su predicción, no sabía que tenía don de vidente.

- ¡Yuki! –grita emocionada Sakura.

- ¡Sakura! –grita igual de emocionada.

- ¡Te extrañe perra! –exclaman ambas abrazándose melosas.

Una gran gota de sudor resbala de la nuca de los varones al ver como se reciben esas dos y la gota se hace más grande cuando se separan y Sakura tira a Yuki de pompas ante el puñetazo que le dio.

- ¡¿Qué te pasa? Ahora no manosee o bese a la belleza divina! –exclama enojada, sobándose su mejilla.

- Y ni se te ocurra hacerlo. –Neji atrás de ella la mira amenazante.

Gaara se sonrojo, sigue llamándolo así.

- Te lo mereces por perderte, no comunicarte y preocuparnos. –Sakura coloca su pie en la frente de ella y remueve el pie como si pisara un cigarrillo, haciendo que Yuki chille del dolor.

- ¡Sakura-nee, por favor no siga! –Brandon dramático abraza a su hermana y mira a Sakura suplicante. –le matara sus neuronas. –dice dramático y Yuki abrazando a su hermano asintió dándole la razón.

- ¿Brandon? –Sakura lo mira sorprendida.

- Él mismo. –Brandon sonríe de forma encantadora.

Gaara también se sorprendió, ha crecido mucho, ya es todo un adolecente. En cuanto Sasuke alza una de sus cejas al ver a Neji ahí, no sabe qué pinta ahí, aunque al ver cargar un neceser femenino, con las maletas a sus pies comienza a hacerse una idea, pero no se la cree del todo.

- Mírate enano, como has crecido. –Sakura le da un leve golpe en la frente, dejándosela roja.

Brandon la mira con reproche sobándose su frentecita.

- Estoy de acuerdo con Sa-chan, has crecido mucho. –Gaara le sonríe amigable.

- ¡Gaara-nii! –Brandon corre hacia Gaara y lo abraza, lo extraño tanto y Gaara responde el abrazo gustoso.

- ¿Sera marica y pedófilo? –Sasuke se aleja un par de pasos de Gaara.

- Veo que cumpliste la tarea que te dio Hinata de buscar a Yuki en Nueva York, gracias Neji. –Sakura le sonríe a Neji al darse cuenta de su presencia.

- De hecho. –Yuki se pone de pie y se rasca la nuca. –estos cuatro años he vivido con Neji y empezamos una relación casi tres años… bueno comenzamos a follar dos o tres meses después que me fui, pero un poco más del año de irme fue cuando formalizamos…

Sasuke, Gaara y Sakura ensanchan los ojos, los últimos dos sabían que en la preparatoria Neji le traía ganas a Yuki, pero no se imaginaron que terminaran juntos y les sorprendió aún más que ella estuviera viviendo con él y nadie ni enterado, el cabrón de Neji siempre es discreto con su vida personal, nunca le dijo nada a nadie ni a los que dicen ser sus amigos. Brandon solo asintió dándole la razón a su hermana.

- Demasiada información. –le dice Neji mirándola con reproche.

- Esta loca planea ser novia de todos mis amigos ¿o qué? –Sasuke entrecierra los ojos hacia Yuki.

- ¡Belleza divina, ven a mis brazos para que me des una digna bienvenida! –Yuki mira melosa a Gaara y abre sus brazos para que él la abrace.

Gaara se sonrojo y Sakura se preparó para golpearla por si se le lanza a su hermano, pero para sorpresa de ambos Neji la sostuvo del cuello de la blusa evitando que se le eche encima a Gaara, haciéndola patalear, lloriquear y manosear hacia el pelirrojo, el cual sonrió nervioso al tener la mirada asesina del castaño.

- ¡Genial, al fin alguien que la controla! –exclama emocionada Sakura.

- Es cruel, Neji-nii siempre reprime el afecto de mi hermana por los chicos guapos. –dice con dramático Brandon, limpiándose falsas lágrimas. –por muy novio de nee-san que sea no debe hacer eso, hay que ser libre como el viento y dando amor a todo aquel que quiera un poco de nosotros.

Neji fulmina ahora a su cuñado con la mirada, pero este lo ignora y sigue llorando de forma dramática. Sakura sonríe divertida al ver que ese pequeñajo se ha echado completamente a perder gracias a su amiga.

- Yuki… ¿qué le has hecho a esa inocente criatura que conocimos? –Sasuke y Gaara miran a Yuki como si fuera un demonio que mal influencia a menores.


Neji, Sasuke, Gaara y Brandon están en la sala viendo la película mientras las chicas fueron por algunas bebidas, tienen ganas de celebrar su reunión.

- Así que dos o tres meses después que te fuiste comenzaste a follar con Neji. –comenta Sakura entrando a la sala con una bandeja con bebidas.

Neji comenzó a toser, ahogándose con la pizza. Gaara compadeciéndose de él comenzó a golpearle la espalda para que no se ahogue. Sasuke y Brandon lo miran burlones.

- Si… yo no tenía donde vivir en esa ciudad tan grande con un niño de diez años a mi cuidado y Neji me dijo que si no le pagaba renta con mi cuerpo nos echaría a la calle. –dice mártir.

- ¡Oh nee-chan, siempre agradeceré el sacrificio que hiciste por nosotros! –exclama dramático Brandon, limpiándose falsas lágrimas.

Neji empezó a toser mas, sintiendo que se ahoga más con el puto pedazo de pizza que se tragó antes. Gaara dejo de palmearle la espalda, que se ahogue por aprovechado. Y Sasuke mira a Neji con orgullo, así deben ser las cosas, digno amigo suyo.

- ¡Se me ahoga! –grita Yuki corriendo hacia Neji a quien le dio un fuerte golpe en la espalda haciendo que escupa el pedazo de pizza cerca de donde esta Sasuke.

- ¡Diu! –Sasuke, Sakura, Gaara y Brandon miran con asco el trozo de pizza que aventó Neji, y no lo culpen, con el fregazo que le dio Yuki es una suerte que no haya escupido hasta el estómago.

- ¡¿Cuándo cojones te dije eso, mentirosa?! –le grita Neji furioso, por difamarlo.

- ¡Aww…! No te enojes, solo bromeaba. –melosa Yuki se sienta a horcadas en sus piernas y le pasa los brazos por los hombros. –la verdad la primera vez que follamos fue porque aburridos comenzamos a jugar carta de prendas, poca ropa y con algo de alcohol en las venas terminamos haciéndolo en la sala mientras mi inocente hermano dormía en su habitación. –explica rosando su nariz con la de él.

- Deja de revelar nuestra vida privada. –Neji la fulmina con la mirada, pero sin apartarse de ella. –y tu hermano de inocente nada.

- Me dan asco. –Sasuke mira de reojo a Sakura que asintió dándole la razón.

Brandon aprovecha la distracción de todos para comer más pizza y Gaara avergonzado mira a otro lado. La mayoría de los amigos de su hermana y cuñado son unos descarados, desvergonzados.

- Nee Sakura. –Yuki voltea hacia la peli-rosa que la mira con asco. –Busquemos a Naruto, tengo ganas de verlo.

- Se justamente dónde está ahorita. –Sakura alza su pulgar de la mano derecha y sonríe de forma torcida.

- ¡Vamos! –Yuki se pone de pie de un brinco y corre hacia la puerta, siendo seguida por Sakura.

- ¡Oigan! –Sasuke a la par de Neji se pone de pie dispuestos a seguirlas, pero "accidentalmente" cuando pasaron por ahí Brandon estiro su pie haciendo que Sasuke tropiece con el, cayendo y Neji tropezó con Sasuke cayendo encima de él.

- E-na-no. –Sasuke y Neji, tirados en el suelo, con uno encima del otro voltean a ver tétricos a Brandon cuando oyeron la puerta ser cerrada.

- Que crueles, por no fijarse donde caminan me golpearon mi piecito. –Brandon con expresión de sufrimiento se soba su piecito, teniendo gotas de lágrimas asomándose de sus ojos.

- Pobre, te debió haber dolido mucho… ven te vendare. –Gaara se pone de pie mirándolo preocupado ante la mirada incrédula de los otros dos, no se creen su show. – ¿puedes levantarte?

- Creo que no Gaara-nii. –Brandon alza su mirada mostrando dolor y sufrimiento, provocando que a Gaara se le acongoje el corazón, habrá crecido pero sigue siendo ese niño tierno y dulce que conoce.

- Te ayudare. –Gaara lo ayuda a levantarse y dejando que se apoye en él se lo lleva al baño donde tienen el botiquín.

Brandon voltea a verlos sobre su hombro mientras se aleja y les sonríe burlón.

- Es un demonio. –dice con rencor Sasuke.

- Un jodido demonio manipulador con cara de ángel. –Neji también muestra rencor.

- Los más peligrosos. –murmuran ambos entre dientes.

- Oye Hyuga ¿cuánto tiempo piensas estar encima de mí? –Sasuke lo mira con reproche.

Al darse cuenta de donde esta Neji como si quemara se pone de pie de golpe y mira con asco a Sasuke.

- Y decían que el marica era yo. –Sasuke se pone de pie y lo fulmina con la mirada.

- ¿Qué quieres decir Uchiha? –Neji lo mira amenazante.

- Quiero decir que eres marica… ahora dejemos de lado eso, esas dos se han ido juntas, teniendo mucho tiempo sin verse a buscar al otro pendejo… ¿sabes lo que eso significa? –Sasuke lo mira serio, Neji es principiante en tener una relación con uno de esos tres cuando están juntos.

- Problemas. –asegura Neji con cara de circunstancia y Sasuke tiene la misma cara, será novato en esto pero es inteligente al menos.


Naruto va saliendo del gimnasio donde va a hacer ejercicio todas las tardes. Viste uno de esos pantalones deportivos masculinos de esa tela que le marca más las nalgas a los chicos, es holgado de las piernas de color naranja fuerte. Una playera de tirantes ceñida color negra, tenis negros y en su hombro derecho cuelga su maletín deportivo.

- ¡Mueve más esas nalgas y te las compro muñeco!

El rubio voltea dispuesto a reclamarle a esas mujeres vulgares por andarlo piropeando cuando es un hombre comprometido… ¡naaa…!, la verdad planea sonreírles coqueto para que se papen más con lo que no pueden tener, pero se sorprende al ver a Sakura conduciendo su automóvil muy cerca de la acera y a Yuki en el asiento del copiloto, ambas con la cabeza fuera de la ventana, sonriéndole juguetonas.

- ¡Yuki-chan! –exclama feliz y emocionado.

Yuki sale del automóvil y se lanza a sus brazos, y el rubio la recibe dándole un fuerte abrazo de oso.

- Hay Narutín que sabroso te has puesto. –dice pervertida, manoseándole las nalgas.

- Lo sé. –el rubio sonríe arrogante. –tú no te quedas atrás.—le dice coqueto.

- Sexo, el mejor ejercicio del mundo. –Yuki alza su mirada, sonriéndole burlona y el rubio rio divertido.

- ¡Ey, idiotas! –Sakura salió del automóvil y apoya sus brazos cruzados en el techo, mirando a esos dos. –suban, hay cosas que tenemos que ponernos al corriente.

- ¡Bien, pongámonos al día! –exclama enérgico.


- ¿Neji? –Naruto se muestra sorprendido y cuando Yuki asintió, silbo mostrando su impresión.

Los tres están en una cafetería, comiendo sus postres favoritos mientras se ponen al día con sus cosas.

- Yo también me sorprendí mucho. –Sakura asintió para después llevarse un pedazo de su postre a la boca. –en la preparatoria se la paso rechazándolo y ahora resulta que lleva cuatro años viviendo con él, siendo novios desde casi tres… explícate Yuki, no entiendo como terminaste enrollándote con él, pensé no era tu tipo, ni siquiera se parece en nadita a Suigetsu.

- ¿O acaso es un consuelo? –Naruto se le hace más lógica esa idea.

- No, no lo es. Me enamore de él. –Yuki sonríe con sinceridad y sus amigos se sorprendieron. –ni yo entiendo como paso. Cuando me fui me lo tope en el avión, me le pegue para que nos dé posada mientras consigo un lugar bueno donde vivir… siempre tan serio, tan recto, estricto, enojón que es tan divertido molestarlo… me divertía mucho pasándome con poca ropa por la casa cuando él estaba ahí porque sabía que se sentía atraído a mi como en la preparatoria, no lo culpo soy una belleza. –dice con arrogancia.

- Claro. –Sakura le da por su lado y Naruto sonríe divertido.

- Era muy divertido ver como se le iban los ojos e intentaba disimularlo, su orgullo estaba en juego si mostraba que le atraía aun… eso me distraía de pensar en Suigetsu, después, de tanto pensar en formas de molestarlo, estaba él constantemente en mi cabeza, comencé a mirarlo más, atractivo siempre me ha parecido, pero empecé a desearlo, así que propuse el juego. Solo sería sexo, sabía que caería. –Yuki se muestra divertida al platicarles. –cuando me quite el sostén se le hizo más notable la erección y cuando me toco quitarme las bragas le dije que me las quitara y ¡sas! Terminamos follando, plan perfecto y no tuvo fallas… Neji no solo es dominante en su carácter, en su vida cotidiana, sino en el sexo, es demasiado dominante, es el primer hombre con el que tengo que pelear en la cama, intentando tomar el control, una lucha excitante, divertida y placentera, la cual no he logrado ganar, termina dominándome en la cama siempre… bueno esa pelea de tener el control en la cama hizo que tenga otra perspectiva del sexo, me hice adicta a hacerlo con él, por un par de meses siguió siendo solo sexo. Con el tiempo Suigetsu ya no estaba en mi cabeza ni un solo rato, no pensaba en él, solo Neji ocupaba mis pensamientos, quería ser cariñosa con él, mimarlo, acariciarlo sin motivo sexual, empecé a sentir celos cuando alguna chica lo buscaba o lo miraban en la calle, me ponía nerviosa sus miradas, comencé a sentir nuevamente esas mariposas en el estómago, más intensas que las que me provoco Suigetsu, esas taquicardias más intensas que con Suigetsu, quería pasar más tiempo con Neji, tener citas, hacer cosas cursis… fue cuando me di cuenta que salió Suigetsu y entro Neji… con seguridad puede decir que el sentimiento es parecido, pero con Neji es más intenso, lo conozco más de lo que conocí a Suigetsu, vivo con él y no quiero alejarme nunca de él.

- Vaya, que cursi. –Sakura sonríe con diversión.

- Estoy feliz por saber que encontraste un nuevo amor. Gaara tenía razón, el tiempo cambia los corazones de las personas. –Naruto se muestra feliz y Yuki le sonríe en respuesta.

- ¿Y eres correspondida?... Todos sabemos que Neji siempre te ha tenido ganas, pero de eso a amor es una gran diferencia.

- Me ama, lo demuestra por cómo me ve, como me acaricia, como me hace el amor y me lo dijo una vez hace unos meses, no esperen mucho de él siendo tan seco al expresar como se siente. Rara vez muestra vulnerabilidad conmigo y solo cuando estamos a solas. –comenta divertida. –pero lo mejor es que aunque se la pase regañándolo o intentándolo matar con la mirada sé que quiere mucho a Brandon, y Brandon lo quiere y admira mucho.

- Debo de admitir que si veo cierto brillito en sus ojos cuando te ve. –dice con diversión Sakura.

- ¡Hay que celebrar que los tres estamos felizmente con nuestras parejas, dattebayo! –exclama emocionado el rubio y las dos asintieron, sonriendo de oreja a oreja.


Yuki está acostada boca arriba en la cama de una de las habitaciones de huéspedes del departamento de Sakura. Esta desnuda, y encima de ella esta Neji también desnudo, teniendo su cara en los senos de ella. Ambos se recuperan de los orgasmos que tuvieron al hacer el amor, están sudorosos y sonrojados ante lo acalorados y movidos que estuvieron.

- ¿Qué pasa, Neji? –pregunta jugueteando con las hebras de su cabello, lo noto más posesivo cuando lo estaban haciendo, más violento y frustrado. –sigues estando tenso, no es normal después de que tenemos tan maravilloso sexo. –comenta divertida.

- No quería regresar a Japón contigo. –Neji hunde más su cara en sus senos.

- ¿Por qué? –Yuki se intenta alzar para poder mirarlo, pero él no la deja apretando más el agarre.

- Hace dos años termine mi carrera, podría haber regresado, nada me retenía en Nueva York, solo tú, pero no quería que regresáramos, no quería que te sintieras lista para regresar… es estúpido y patético, pero no quería que regresáramos al mismo país donde esta él… tú dices que me amas, pero le amaste a él también. Cuando estábamos en la preparatoria, cuando estaba él jamás me miraste, no como quería que me miraras. Estando en el mismo lugar que él, tarde o temprano te lo vas a topar, lo vas a ver y dejaras de verme a mí, si él se arrepiente de haber elegido a Karin porque se dio cuenta del error que fue dejarte ir, y te pide que regreses con él lo vas a hacer… no puedo dejar de pensar que si él no existiera, no lo hubieras conocido yo hubiera sido el único al que hubieras dicho amar. –Neji se siente avergonzado y patético por revelarle su temor, pero necesita sacarlo, que ella le diga lo que piensa, le diga la verdad, si su temor es cierto es mejor saberlo ahora antes de que lo vea a él, no cree poder dejarle el camino libre como en el pasado, de hecho no sabe qué hará, pero necesita saberlo.

- Con que es eso. –Yuki mira el techo mostrándose seria. – ¿tú ya sentías algo por mí en preparatoria?, ¿no era solo deseo u obsesión?

- Fue así... al principio, pero tus constantes rechazos me hicieron sentir otra cosa más profunda, no tanto como ahora, pero no era solo atracción. –si ya le dijo su temor, no importa revelarle eso, total, se abrió, que pase lo que tenga que pasar, se lo dejara al destino.

- Saber eso hace que me hagas lamentarme más no haberte notado antes, no como lo hago ahora. –Yuki sonríe levemente. – ¿te lastime mucho en el pasado? –Neji no contesto, solo se acurruco más con ella pareciendo un niño pequeño. –cuando Suigetsu me rechazo por Karin, me dijo que leyó por ahí que hay tres clases de amores: el primer amor, el único amor y el amor para toda la vida. En ese entonces no lo entendí, para mí solo había un amor y era el que yo sentía por Suigetsu. Ahora lo entiendo, Suigetsu fue mi primer amor. –Neji aprieta más el abrazo de nuevo, duele más de lo que pensó oírlo. –siempre lo recordare por eso, pero tú eres mi único y verdadero amor, ese que es para toda la vida. –Neji alza la mirada, necesita ver que no le miente, se oye tan sincera y puede ver la misma sinceridad en su mirada. –cuando vea a Suigetsu de nuevo no va a doler porque te tengo a ti, él salió de mi corazón porque no cabe ya ahí, lo ocupas todo. –le dice divertida, sonriéndole. –cuando vea a Suigetsu puedo sonreírle y decirle que ya no lo amo. Si pasa como tú dices y él me pide regresar le diré que no quiero, porque estoy contigo y eres a quien amo, con el único con el que quiero estar… me haces decir cosas muy vergonzosas y que jamás pensé decir. –Yuki deja caer su cabeza en la almohada y se coloca un brazo sobre sus ojos, tapándolos, sus mejillas están muy sonrojadas. –cosas muy cursis que no diría por nadie más que por ti, agradécelo… salen del corazón y me atrevo a decirlas porque no me gusta que sufras por tus temores cuando con ellas puedo aclararlos y darte seguridad.

- Tonta. –Neji le quita el brazo de la cara, viéndole los ojos acuosos por la vergüenza y la cara toda roja. – eres una monada. –una sonrisa pequeña y sincera adorna su rostro.

- No te burles, estoy muy avergonzada por decir todo eso. –le dice con reproche.

- Esos tres amores… los tres los abarcas tú para mí. –al decirlo también se sonrojo, y para que ella no le diga nada que lo haga avergonzar más la beso con ternura como muy pocas veces.

Yuki respondió el beso llevando sus manos al cabello de él, jugueteando con el al pasarlo entre sus dedos.


Sasuke desnudo esta acostada boca arriba en la cama y Sakura en las mismas condiciones esta acostada alado de él. Acaban de terminar de una de sus rondas de sexo nocturno y se están recuperando de los orgasmos adquiridos.

Ya recuperada su respiración Sakura alza su rostro y le muerde la barbilla al pelinegro, en un gesto juguetón.

- Quita esa cara, no es agradable que la sigas teniendo después de hacer el amor. –le dice con reproche al verlo con el ceño fruncido.

- Nuestra casa ya parece hotel, no me gusta… ¿al rato que sigue? ¿Se quedaran aquí también Kiba y su novia, o peor aún; Naruto y su prometida? –exclama indignado.

- Eres un exagerado Sasuke-chan. –comenta divertida.

- ¡No lo soy y deja de ponerle el "chan" a mi nombre! –exclama berrinchudo.

- Ya te dije que solo se van a quedar un par de días, a lo mucho una semana. No demoraran mucho en encontrar un departamento que les guste, de hecho mañana empezaran a buscar… además se feliz también está aquí tu amigo Neji. –Sakura le sonríe de oreja a oreja, haciendo que sus ojos se cierren.

- Yuju. –exclama sin nada de ánimo y no viéndose contento.

- Dejemos eso de lado… ya me siento lista para la otra ronda. –juguetona comienza a repartir besos en su torso, sintiéndolo tensarse.

Sasuke no haciéndose del rogar lleva sus manos a los glúteos de ella y los aprieta, sacándole un gemido de placer.


Es una linda mañana y Megumi está en la cocina del departamento que comparte con su novio. La chica está haciendo la masa para hacer panqueques.

Su cabello lo tiene recogido en una coleta alta, con algunos rebeldes mechones cayendo a su rostro. Lleva puesta una playera de su novio que le queda muy grande, le llega debajo de los glúteos, cubriendo sus braguitas muy apenas. Encima de la ropa trae puesto un delantal amarillo.

- ¡Buenos días! –Kiba recién bañado entra a la cocina vistiendo un pantalón deportivo color rojo con franjas blancas a los lados, y una playera de tirantes que se le ciñe al cuerpo.

- ¡Buenos días! –Megumi sonríe cuando él la abraza por atrás y le da un beso en la mejilla.

- Megumi, ¿cuándo me cumplirás mi fantasía de cocinar vistiendo solo el delantal? –pregunta como niño pequeño pidiendo su regalo de navidad.

- ¡Nunca pervertido! –exclama avergonzada.

- Pero… —Kiba hace un infantil puchero.

- No me vas a convencer con eso. –Megumi entrecierra sus ojos.

Kiba marca más su puchero, está por doblegarla, un poco más… y justo cuando lo iba a conseguir su celular comenzó a sonar. Kiba molesto por la interrupción se separa de ella y saca el teléfono de uno de los bolsillos de su pantalón para ver quien le llama, viendo un número desconocido, por lo que extrañado contesta. En cuanto Megumi suspira aliviada, ese listillo estaba por convencerla con su puchero, el bastardo se dio cuenta que es débil ante ellos y está dispuesto a usarlos a su favor.

- Habla Kiba. –saluda amigable, pero alza una de sus cejas al oír del otro lado de la línea una respiración acelerada.

- ¿Qué traes puesto, papacito? –le dice una voz de mujer de forma pervertida.

- Megumi estoy recibiendo una llamada de una pervertida. –dice como niño dando un chisme y extendiendo el teléfono hacia su novia.

Megumi le arrebata el celular y se lo coloca frente a su oreja, frunciendo el ceño al oír esa respiración acelerada.

- ¡Mira pervertida, llámale al más viejo de tu casa! –le grita furiosa.

- Mejor dime lo que traes puesto, mami. –pide orgásmica y Megumi chilla indignada, está por colgar cuando oye una risa que se le hizo familiar. – ¡no vayas a colgar, soy Yuki! –Megumi se sorprendió pero después frunció más su ceño.

- ¡Hasta por teléfono eres insoportable! –exclama exasperada, extendiéndole el teléfono a su novio que alzo ambas cejas curioso. – ¡es Yuki! –Kiba sorprendido lo toma, tiene años sin saber de ella, de hecho la vez que se reunieron solo la vio a lo lejos en la boda de Shikamaru.

- ¿Yuki? –la llama inseguro al contestar.

- La misma. –responde amigable. –Kib…

- ¿Ya deja de jugar y dile lo que te dije! –se oye el grito de Sakura haciendo a Kiba sonreír divertido.

- ¿Cuándo regresaste?

- Ayer… pero no hablo para eso, ya tendremos tiempo de ponernos al día. Naruto ayer nos comentó que su despedida de soltero la harán tú y Sasori.

- Efectivamente. –Kiba sonríe travieso.

- Nada de stripper, Kiba. –ahora oye la voz amenazante de Sakura a través del teléfono. –ahí estará Sasuke y no quiero stripper ahí. –ordena tétrica haciéndolo estremecer.

- Me piden mucho siendo que Sasori es uno de los que preparan la despedida, tengo mis manos amarradas. –Kiba sonríe nervioso no sabiendo que decir.

- ¡Ni yo quiero que stripper anden manoseando a Neji! –ahora se oye el grito molesto de Yuki.

- ¿Neji? ¿Por qué te importa…? –Kiba ensancha los ojos. – ¿No me dirás que tienes algo con Neji? –pregunta sorprendido y Megumi paro oreja, sorprendiéndose ante la noticia.

- Ya te dijo la tarada que después se ponen al día, pero si, anda con él, eso no importa ahora solo que no lleves desnudistas. Atrévete a llevarlas y te mato. –Sakura sonó más sombría y amenazante.

- Yo no llevare desnudistas a la fiesta de Naruto. –dice seguro y sincero, Megumi le dedica una miradita de advertencia poniéndolo nervioso. –bueno, no mentí, quien las llevara es Sasori.

- Bien, ahora a llamar a Sasori. –sin más Sakura le colgó el teléfono.

- ¿Desnudistas? –Megumi lo mira con ojos entrecerrados.

- Si, ya sabes que esas locas se enteraron que ayudo en los preparativos para la despedida de soltero de Naruto y me advirtieron que no querían desnudistas ahí… no llevare ninguna, me porto bien. –Kiba pone su mejor cara de niño bueno y Megumi lo mira con sospecha. –Nombre, que notición, Yuki tiene algo con Neji… ¿puedes creerlo? –exclama como vieja chismosa de lavandería.

- Eso entendí… es sorprendente, jamás me hubiera imaginado que ellos dos terminaran teniendo un amorío. –comenta sorprendida y Kiba suspira aliviado, logro su objetivo de desviar el tema. – ¿sabes cómo se dio?

- ¿Qué me lo contaran después?... huele a chisme de los buenos. –sí, Kiba la tienta con más chismes, sabe que esos son el pan de cada día de las mujeres.

- Si… ahora, regresando al tema de las desnudistas. –Megumi lo mira amenazante.

- ¡Demonios! Olvide que ella jamás olvida nada. –Kiba sonrie nervioso nuevamente, y salvándole el pellejo su celular vuelve a sonar, por lo que contesta rápidamente. – ¡Habla Kiba! –saluda amigable.

- Lo sé, o sino no marcaria tu número. –se oye la voz juguetona de Sasori.

- Ya vengo, amor… es de la oficina. –Kiba le da un beso de pico en los labios y sale de la cocina ante la mirada entrecerrada de Megumi. –Código doce compa. –informa serio.

- Mierda, ¿quién es la desalmada que quiere impedir que lleve stripper a la despedida de mi Narutito? –preguna ofendido.

- "S" y "Y". –susurra, para que su novia desde la cocina no lo oiga.

- ¡¿"Y" está aquí?! –exclama sorprendido y asustado.

- Si, llego ayer… sabes que es el google de "S", con ella aquí te encontraran antes de la despedida y te obligaran a no llevar ya sabes qué.

- Lo sé compa, pero ya no soy el mocoso de preparatoria, me he entrenado para esto desde que "S" regreso sabiendo que cuando llegue la boda de otro intentara evitar que lleve desnudistas. –dice heroico. –Tu prepara la fiesta compadre, yo me encargare de llevar el regalo sorpresa el día y a la hora acordada, ahora solo debo permanecer bien escondido.

- Suerte compadre, y espero sobrevivas. –Kiba se limpia lágrimas que le salen ante lo conmovido que esta.

- Lo haré compadre, todo sea para hacer una despedida de soltero como Kami manda. –Sasori se mostró más heroico y una música de héroe de anime sonó de fondo, Kiba sospecha que la debió reproducir en la computadora.


- ¡Maldito Sasori, sigue sin contestar, ni usando tu teléfono el cual no conoce! –exclama furiosa Sakura, aventando el teléfono de Yuki, estampándolo contra la pared, rompiéndolo en mil pedazos.

- ¡Mi teléfono! –exclama con expresión de circunstancia viendo hacia donde están los restos de su difunto teléfono. – ¡asesina! –Yuki la mira con rencor

- Olvídate de eso. –le dice con fastidio.

- ¡¿Cómo hacerlo? Ahí estaba registrado el mi mejor puntaje de los siglos de los siglos de "Fruit Ninja"! –exclama indignada.

- Eso es lo de menos ahorita, Sasori no contesta, es el más peligroso y la despedida es mañana… ese perro nos conoce, se debe estar escondiendo muy bien y no aparecerá hasta mañana

- Si, Sasori es el más peligroso. Tiene mente de demonio… pero, creo que estamos siendo egoístas porque nosotras si llevaremos "D". –es la letra clave para desnudistas, no lo dirá en voz alta donde están sus novios cerca y en peligro de oír.

- ¿Y quieres que deje que zorras se restrieguen en mi hombre? –pregunta tétrica. – ¿en el tuyo?

- Busquemos a Sasori. –Yuki sonríe tétrica.

- Oye Yuki, llame a un par de departamentos que me agradaron. Alístate, iremos a verlos para que escojas si te gusta uno de ellos. –Neji entra a la sala, sosteniendo su celular con la mano derecha.

- Ve tu solo Hyuga, Yuki me ayuda…

- ¡Neji! –Yuki le corta su frase al gritar dramática y echársele encima a Neji, rodeándole la cadera con las piernas y el cuello con los brazos, gracias a que el castaño está acostumbrado a eso, supo reaccionar a tiempo para no caer. –Sakura rompió mi celular y ahí tenía mi mejor puntaje de "Fruit Ninja" –dice berrinchuda. –además ese celular me gustaba. –lágrimas de cocodrilo salen de sus ojos y Neji voltea hacia Sakura con reproche y ella le regresa la mirada como retándolo a que se atreva a decirle algo.

- Hiciste el mismo puntaje en mi celular, de ahí lo sigues jugando y de camino a ver los departamentos compramos otro celular. –le dice con tranquilidad mirando a Yuki y Sakura casi cae estilo anime, al ver que ese idiota le cumple los caprichos.

- De por si es muy caprichosa con este pendejo cumpliéndoselos de la nada la hará peor, sino es que ya lo ha hecho. –Sakura mira a Neji como el idiota que es.

- ¡Wiii…! –exclama feliz, restregando su mejilla con la de él. – ¡quiero un celular rojo!

- ¡Oye tarada, recuerda que me ayudaras a buscar a esa escoria! –exclama molesta Sakura.

Neji ni quiso preguntar quién es la escoria, conociéndolas sabe que esa mentada escoria es su objetivo… de solo saberlo le dio lastima el desgraciado o desgraciada, mejor no pregunta quién es así no queda en su conciencia.

- Lo haré cuando regresemos. –dice sonriéndole y volteando a verla, teniendo su mejilla pegada con la de Neji.

- No, no hay tiempo que perder, lo haremos ahora y que Hyuga vaya solo a ver los departamentos, incluso que compre tu celular, conoce tus gustos seguro no te decepcionara.

- No estoy de acuerdo Haruno… ella debe escoger el departamento y el celular, para eso tiene que acompañarme. –Neji mira con indiferencia a Sakura que afila su mirada hacia él.

- Neji tiene razón Sakura, y yo quiero escogerlos. –Yuki asintió dándose la razón a sí misma, Neji sonríe triunfante y Sakura la fulmina a ella con la mirada.

El timbre comienza a sonar con insistencia, pero los tres lo ignoraron. Sasuke que estaba en su habitación al oírlo pensó que no había nadie cerca, así que fue a abrir y al entrar a la sala y sentir el aura asesina de su novia, mejor ni hablo y se fue directo a abrir, ahí que ella mate a sus objetivos.

- Tú puedes empezar la búsqueda, y yo te sigo ayudando cuando regrese. Así hare las dos cosas. –dice nerviosa Yuki al tener la mirada súper asesina de su amiga. –sa… sabes que jamás te decepciono en los trabajos que me pides. –Yuki marca más su sonrisa nerviosa.

Sakura se pone de pie y Yuki asustada abraza más fuerte a Neji, que ciertamente se tensó, Sakura da mucho miedo enojada. Amenazante la peli-rosa se acerca a ellos.

- No demores Yuki. –le dice amenazante, para después ir a la cocina, enojarse le dio hambre.

- Que miedo, pensé que me iba a matar. –Yuki mira a Neji que solo la miro a los ojos, enserio que él pensó que los mataría a ambos, de hecho tendrá que ir al baño, casi se orina en los pantalones. – ¡consuélame Neji! –melosa comienza a darle besos por toda la cara, y Neji se deja mimar, es que la verdad lo necesita, jamás en su puta vida a sentido tanto miedo.


Sasuke abre la puerta y se sorprende al ver a Suigetsu sonriendo socarrón, al instante mira de reojo hacia atrás… vale, sabe que el peliblanco ya no la ama, ama a la miope que tiene por novia, pero no sabe cómo reaccionara si ve que Neji anda con ella. Suigetsu es complicado para él, jamás entenderá lo que piensan los estúpidos como Suigetsu.

- Mierda, tenía que pasar en mi departamento… que si se pelean y quiebran algo los castro.

- Sasuke, compadre, sino vengo a verte jamás nos veríamos. Nunca me llamas, visitas o mínimo me mandas un mensaje. –como si estuviera en su casa Suigetsu se adentra, pasando alado de pelinegro.

- ¿Qué te crees? ¿Mi novia? –Sasuke se asqueo de solo mencionarlo.

- Soy tu mejor amigo, eso es más importante que una novia. –dice meloso y guiñándole un ojo. –Tengo hambre, ¿tienes algo rico en la nevera?... Sakura siempre compra pastelillos, veré si tiene alguno. –Suigetsu sigue su camino.

- ¡Espera maldito conchudo, deja de hurtar mi refrigerador cada que vienes! –Sasuke corre atrás de él para salvar su refrigerador… ¡ah! Y evitar que vea a Neji y Yuki, para que no se peleen y hagan mugrero en su departamento.

Cuando Suigetsu entra a la sala se queda congelado, con los ojos muy abiertos, al ver ahí a Neji de pie, cargando a Yuki, ambos besándose los labios de esa forma que parece que follaran ahí mismo. Sasuke atrás de él fulmina con la mirada a esos dos por andarse besuqueando en su departamento, que si lo destrozan por su culpa se vengara. Y saliendo de la cocina va Sakura con pastelillos en mano, al ver a Suigetsu y Sasuke que miran al par de calentorros, se acomodó mejor y comenzó a comer sin despegar la vista de lo que sea que pasara.

La falta de aire hace que ambos rompan el beso pero sin separar sus rostros. Ambos abren los ojos y son los ojos de Neji que se topan con dos miembros de su público, sorprendiéndose al ver al de pelo blanco. Yuki se topa con su otra espectadora que le sonríe burlona, y le apunta hacia atrás con la mirada, por lo que curiosa voltea y se sorprende al ver ahí a Suigetsu, sintió como Neji aprieta el abrazo y se tensa.

- Aquí es cuando pregunto… ¿me hacían pendejo desde antes o andan después de que cortamos? –Suigetsu alza una de sus cejas.

Yuki mira a Suigetsu, luego a Neji, Suigetsu, Neji,… así unas cinco veces más para dejar su vista en Suigetsu.

- Aquí es cuando me pregunto… ¿Qué te vi Suigetsu? –Yuki le sonríe burlona.

Suigetsu la mira ofendido, Sasuke sonríe burlón al igual que Neji que sintió un gran peso quitársele de encima al ver como ella reacciono, su miedo desapareció por completo. Sakura sin descaro soltó la carcajada y camina hacia su amiga para chocar su mano con la de ella, y ella así lo hizo.

- Al fin te haces la pregunta que llevo preguntándome yo desde que te fijaste en él. –comenta burlona Sakura.

- Son unas desgraciadas. –Suigetsu las mira rencoroso.

- Es que Neji es más guapo y sexy. –Yuki lo abraza melosa y Suigetsu entrecierra los ojos indignado hacia ellos mientras Neji le sonríe arrogante.

- Pobre… Neji le pego lo ciego. –Sasuke mira a Sakura y esta asintió dándole la razón.

Ahora es Suigetsu el que sonríe burlón.

- ¡No estoy ciego Uchiha! –exclama molesto Neji.

- No, no lo está, solo parece que lo está. –dice Yuki según ella defendiéndolo.

Sakura y Suigetsu soltaron la carcajada mientras Sasuke se contuvo para no hacerlo.

- No me defiendas. –Neji entrecierra los ojos hacia ella y Yuki se rasca la nuca, sonriéndole nerviosa. –Mejor ya vámonos, se hace tarde. –Neji la baja.

- ¡Nos vemos! –Yuki tomada de la mano de Neji caminan hacia la puerta, ante la mirada de los otros tres.

- ¡Regresa pronto! –ordena Sakura.

- ¡Hai! –le grita Yuki antes de salir junto con el castaño.

- Se ve feliz. –Suigetsu mira a Sakura y le sonríe.

- Lo es. –Sakura se mostró indiferente, desde hace cuatro años es cortante con él y Suigetsu sonríe nervioso. –ahora ya puedes dormir tranquilo… idiota. –Sakura lo mira altanera.

- ¡Que no fue mi culpa! –se defiende ofendido.

Unos pasos chocar en la madera hacen que volteen al pasillo viendo a Brandon entrar a la sala desde el pasillo. A Suigetsu se le hizo conocido, mas no recordaba de dónde.

- Hola idiota. –saluda indiferente y sin mirarlo, yendo hacia la cocina.

- ¿Me lo dijo a mí? –Suigetsu mira a su amigo que asintió sonriéndole burlón al igual que su novia.

- Ojala te mueras descerebrado. –dice Brandon con indiferencia al pasar nuevamente con un refresco, regresando al pasillo, donde está su habitación.

- ¡Ven y dímelo en la cara mocoso! –grita furioso mirando por donde se fue, mas este siguió de largo, ignorándolo. – ¿Quién es ese y que trae conmigo? –Suigetsu mira furioso a su amigo.

- Brandon. –responde Sakura con burla.

Suigetsu se sorprendió, ha crecido mucho, ahora sabe de dónde se le hacía conocido y entiende porque se portó así con él, para empezar nunca se agradaron y es seguro que le tiene resentimiento por lo de Yuki.

- Yo quede pintado como el malo del cuento y la afectada ni siquiera me odia. –un aura deprimente rodea al peliblanco.


Finalmente el día de la despedida de soltero de Naruto y Hinata llego. La de Hinata se celebrara en el departamento que ella comparte con su rubio. La de Naruto se celebrara en el departamento de Kiba.

En la despedida de soltera de Hinata se encuentra esta junto con sus amigas, conocidas y familiares. Llego el momento de abrir los regalos, todas rodean a la Hyuga mientras comen algunos bocadillos, haciendo jaleo ante cada regalo provocativo que abre la peli-azul, haciéndola sonrojar.

Un poco alejadas, cerca del juego de entretenimiento de la sala están Sakura y Yuki, cada una sosteniendo un plato con bocadillos, que comen mientras miran con aburrimiento a las femeninas.

- ¿Quién organizo la despedida de soltera? –Yuki mira aburrida a Sakura.

- Ino. –responde igual de aburrida.

- ¿Por qué no me sorprende? –Yuki roda los ojos.

- Es tan sosa. –Sakura también roda los ojos. –¿Hiciste lo que te ordene?

- ¡Yes sir! – Yuki hace saludo militar y Sakura sonrió de forma torcida, alzando su mano y Yuki la choca con la de ella.

- Buen trabajo. –ambas se sonríen de forma torcida.

Ambas regresan su mirada al show y les resbala una gota de sudor en la nuca cuando todas chillan divertidas cuando Hinata saco otro regalo: un babydoll casi transparente y muy revelador. La pobre de Hinata está más roca que un tomate.

El timbre comenzó a sonar haciendo que Yuki y Sakura sonrían traviesas.

- Justo a tiempo. –dice Yuki después de ver su reloj de muñeca, mirando a su amiga, ambas amplían su sonrisa.

- ¡Hinata, el regalo que Yuki y yo te preparamos ha llegado! –grita Sakura llamando su atención. – ¡abre, tienes que recibirlo!

Hinata y sus invitadas se muestran curiosas, esas dos le dieron algo tan grande que no pudieron traerlas ellas mismas, eso les provoco curiosidad.

- Gracias chicas, no debieron molestarse. –dice tímida la peli-azul, dedicándole una amigable sonrisa.

- No es nada, la futura esposa de nuestro mejor amigo se lo merece. –Sakura le sonríe amigable y Hinata la mira enternecida. –anda, abre que tu regalo te espera. –Sakura le guiña un ojo.

- Tengo un mal presentimiento… creo que vi algo así en una película. –Megumi intenta recordar que más pasó en esa película mientras como las demás camina atrás de Hinata, curiosas para ver qué es lo que le van a regalar.

Hinata abre la puerta y se extraña al ver como diez bomberos muy apuesto, demasiado y cuerpos esculturales.

- ¿Hyuga Hinata? –pregunta uno de los bomberos y Hinata asintió. –Recibimos una llamada informando que hay un fuego que se debe apagar. –informa serio.

- Debieron equivocarse. –responde Hinata extrañada.

- No, no nos equivocamos, aquí está el fuego y nosotros lo apagaremos. –los "bomberos" sonríen coquetos, uno de ellos le da inicio a la música en su grabadora, una música sensual y provocativa.

- Ya recuerdo lo que paso en la peli. –Megumi muestra más interés, no fue tan malo su presentimiento.

Las mujeres chillaron emocionadas y Hinata casi se desmaya al ver como los "bomberos" se quitan el uniforme dejando ver que sus muy bien formados cuerpos solo son cubiertos por una pequeña tanga roja donde sobresale su bien dotado paquete. Los diez bomberos se adentran y comienzan a bailar sensuales a las chicas, dos de ellos le bailan a Hinata que siente que le dará el patatus, todas las mujeres emocionadas los manosean o ponen billetes en las tangas.

- La fiesta ya empezó. –Yuki saca billetes del bolsillo de su pantalón y Sakura la imita, ambas yendo a donde esta lo mero bueno.


En la despedida de soltero de Naruto, se encuentra el festejado junto con todos sus amigos, conocidos y algunos familiares varones de su futura esposa. Todos están bebiendo, jugando cartas o juegos de apuesta, conversando entre ellos.

- ¡Lo conseguiste! –Kiba alza su mano, chocándola con la de Sasori. –lograste eludir el google de Sakura. –felicita orgulloso y Sasori sonríe con arrogancia. –desde hoy dejaste de ser para mí el bastardo más pervertido del mundo para ser mi héroe más pervertido del mundo. –dice con admiración y Sasori pone expresión heroica, mirando el horizonte.

- Me siento grande y poderoso, sabía que google, digo Yuki no podría contra mí. –dice heroico y Kiba le aplaude, admirado.

- Eres más idiota de lo que pensé si crees eso. –Neji que estaba cerca, comiendo unos bocadillos los escucho, haciendo que ambos volteen a verlo. – no la conoces bien.

- ¿Y tú si? –Sasori lo mira burlón.

- De hecho… por ahí oí que lleva cuatro años viviendo con ella. –informa Kiba divertido.

- De hecho llevan casi los tres años de novios. –informa Naruto que llego escuchando lo último de la conversación, sorprendiendo más a Sasori.

- ¡Le bajaste la vieja a Suigetsu!... estoy tan orgulloso de ti. –Sasori se limpia lágrimas, viéndose conmovido.

- Nadie le bajo nada a nadie. –dice Suigetsu ofendido, llegando ahí con Sasuke.

- Yo te veo unos cuernotes. –Sasori lo mira burlón y Suigetsu se tapa la frente mirándolo ofendido.

Neji lo mira altanero.

- No son cuernos… —Suigetsu mira agradecido a Sasuke por ayudarlo. –solo esta deforme, tiene la frente inflada como un marciano. –Kiba, Naruto y Sasori sueltan la carcajada mientras los demás sonríen burlones.

- ¡Idiotas!... dejen de meterse conmigo, Yuki y yo cortamos. Yo me enamore de alguien más y ella se quedó ciega, porque se fijó en Neji. –dice muy digno y Neji lo fulmina con la mirada.

- ¡Ouuhh…! –exclaman burlones Kiba, Sasori y Naruto.

- Eso no fue lo que dijo ella ayer… creo que dijo que no supo que te vio. –responde Neji mostrando superioridad y Suigetsu lo mira ofendido.

- ¡Ouuhh…! –exclaman nuevamente burlones Kiba, Sasori y Naruto.

- Siguen siendo tan problemáticos. –Shikamaru entra a escena, colocándose alado de Sasuke. –dos mil dólares a Neji. –el castaño extiende su mano a Sasuke, mirando a Neji y Suigetsu que se fulminan con la mirada.

- ¡Va! Lo mismo para Suigetsu. –Sasuke toma la mano del vago y le da un apretón, sellando el trato.

El timbre sonó y Sasori rápidamente mira su reloj.

- ¡Mi regalo llego, dejen la pelea para después! –Sasori corre emocionado hacia la puerta, Kiba se ve igual de emocionado y los demás curiosos.

A los pocos segundos entra Sasori empujando un carrito de carga que tiene un enorme pastel.

- No es lo que estoy pensando. –Naruto mira divertido a Kiba.

- Oh sí. –Kiba sonríe travieso y Neruto niega mostrándose divertido.

- ¡Mis criaturos, se me casa uno de mis criaturos consentidos y para mostrarle mi amor, le he traído un buen regalo para celebrar su última noche de soltería! –exclama Sasori emocionado, estando frente al pastel, para después apuntar con un control remoto hacia el estéreo haciendo que empiece a reproducir una música sensual y provocativa.

Todos los varones ya sabiendo lo que viene se acomodaron mejor, para ver el espectáculo cómodos. Naruto ya está sentado en una silla frente al pastel, donde lo acomodo Kiba, se le ve divertido y ansioso al igual que sus invitados, hasta el suegro anda de lo más ansioso.

La primer tapa del pastel se abre dejando ver a tres… ¿travestidos?... al instante todos se les sombreo la frente de negro y voltearon para vomitar al ver a esos maricones vistiendo ropa provocativa de mujer, hasta el paquete le vieron.

Los travestidos ignorando la reacción de todos salen sensuales del pastel y caminan hacia Naruto que los mira con miedo, y los tres le bailan muy provocativos, pegados a él y mirándolo pervertida mente, el rubio es todo un bombón.

- ¡Sasori, es el peor regalo que he recibido dattebayo! –exclama el rubio con miedo, cohibido y no hallando ni como ponerse para no tocar nada de esos maricones que le bailan.

Nadie quisiera ser Naruto en este momento, es muy enserio.

- ¡No sé qué paso, mi regalo no tenía verga! –exclama Sasori con cara de circunstancia, cuando siente que es palmeado de los hombros, voltea a cada uno viendo a su derecha a Sasuke y a su izquierda a Neji, ambos mirándolo con lastima.

- Tiene el sello de Sakura. –le dice Sasuke ladeando su rostro como si dijera que un pariente de él murió. –ella dio la orden.

- Te lo dije, eres idiota si crees que eludiste a Yuki, esa mujer hasta parece que anticipa tus movimientos la mayor parte del tiempo. –Neji lo mira como si fuera un pobre desgraciado que de hecho lo es.

Sasori es rodeado por un aura deprimente, ya no se siente heroico. Kiba ya no lo admira, solo lo ve como un pendejo más. Naruto se está traumando, esos travestís lo miran como si quisiera violarlo, no dejan de restregarse con él y arrimarle el paquete, y lo peor es que habiendo tanto invitado nadie se digna a ayudarlo.

Fin


jajajajajjaja inshe yuki y sakura, no solo le arruinan la despedida de soltero a su rubio amigo sino el regalo de sasori, ame la ultima escena

ese brandon me salio bien canijo, digno ermano de yuki tenia ke ser jajajajajajaj

la primer escena, adore la faceta sado de sasusaku jajajajajja

en lo personal me gusto el epilogo, spero a ustedes tambien les haya gustado tanto como a mi

muchas gracias a todas por haberme apoyado todo este tiempo con sus reviews, por tener paciencia en mis demoras, como compesacion por ellas es ke subi rapido los ultimos 3 caps ;)

las adoro!

nos seguimos viendo en mis demas fic, ke aunque tarde en escribir ninguno de ellos dejare sin un final, me gusta terminar las cosas ke empiezo

saludos

besotes

kriss