Disclaimer: Los personajes no son de mi propiedad porque blah blah blah...xDDD naaa... son de la grandiosa Stephanie Meyer.. yo solo juego con ellos e invento historias y locuras...xDDD llevano mi imaginacion hasta el infinito... la historia es mia y salio como todos saben de una conversacion con una amiga ^^... enjoy it!


Consecuencias de un Amor

Capitulo 3

Edward

Aunque traté con todas mi fuerzas de disimular, no podía creer que Bella estuviera embarazada. Desde que la llamé por haber olvidado lo que íbamos a hacer, a penas contestó sentí una rareza en su voz por el teléfono. Fue por sólo ese motivo que me dirigí rápidamente a su casa, y cuando me abrió la puerta, me aseguro completamente mi teoría de que algo había pasado.

Al acariciar su cabello mientras lloraba, sentí su aroma totalmente distinto al que siempre había salido por los poros de su piel, por lo que quise pensar automáticamente que era por haber estado con su perrito faldero y no otra cosa. Al abrazarla, lloró como si se le fuera la vida en ello, aún no entendía lo que le sucedía, o a lo mejor no quería entenderlo tampoco si ese problema provenía de Jacob, por que no respondía de mis actos. Pero aún no me podía sacar de la cabeza que su esencia había cambiado, ya que sin eso, era estar si ella, eso era lo que la hacía diferente de las demás, por lo menos para mí (N/A: awwwwww).

Después de estar junto a ella, hasta que sus lágrimas cesaron, recibí su noticia como un golpe en la cara, que en realidad no estaba preparado para escucharla, no escucharla decir esa palabra precisamente "embarazada". Hubiera preferido millones de veces que ese perrito hubiera terminado con ella a que Bella quedara embarazada, con razón su aroma había cambiado, pero algo me hacía sentir o pensar que algo raro pasaba con ella, o en ese momento lo sentí así.

Después de que pasó la tarde entera conmigo a solas en mi casa, me di cuenta que el embarazo de ella no era normal. Obviamente quedar embarazada de un lobito no era para nada normal, y ella lo sabía, pero los síntomas no son tan rápidos. La repentina regurgitación de Bella me preocupó por completo, lo único que quería era llamar a Carlisle e interrumpir su salida al bosque, pero sin embargo ella no quería y yo no podía obligarla.

No sabía que hacer, me preocupaba siempre que Bella se enfermaba, resfriaba o cualquier cosa, pero al estar embarazada y tan joven, podía perderla y eso no me podía suceder, no a mí.

Cuando ya me di cuenta que todo lo que comía no alcanzaba ni a procesar, llamé a Carlisle sin importarme la opinión de Bella en ese momento, creo que esta a sido la primera vez que pienso eso, pero claramente ella estaba totalmente de acuerdo, ya que no podía estar botando todo lo que comía.

Carlisle me dijo que llegaría al día siguiente en la mañana, para ir a hacerle los exámenes necesarios a Bella, para saber a que se debía este problema al estómago, pero claramente no alcancé a contarle a Carlisle toda la verdad, pero ya habría tiempo para eso mañana. Bella cayó sobre mis brazos en un sueño completamente profundo, menos mal que alcanzó a avisarle a Charlie de ello, ya que no quería tener problemas después con Jacob, no más de los que ya tenía. Al sentirla apoyada sobre mi pecho, recordé un beso que nos dimos una noche que vino a mi casa, porque había peleado con Jacob. Nos pusimos de acuerdo para olvidarlo, pero yo no podía, siempre he estado enamorado de ella, pero no se lo quería decir, ya que fue mi culpa ponerme como su mejor amigo, sin decirle completamente la verdad, y es por este motivo que siempre que se viene a quedar a dormir, Emmet comienza a molestarme mentalmente.

Sin embargo, ninguno recordaba nada, ya que ese día nos fuimos entre trago y trago conversando, que no nos dimos cuenta en realidad de aquel beso que aún baña mis sueños cada noche. Nunca había bebido tanto alcohol como ese día, y lo hice con la persona más importante para mí, ni ser vampiro me liberaba de las consecuencias del alcohol, ya que claramente este viajaba directo a mi cabeza por lo que ni yo ni Bella tenemos recuerdos de ello, y para que decir el día siguiente, cuando despertamos ambos en la cama todos desordenados, por lo que nos dio algo para reír.

Bella durmió en pequeños tramos, haciendo que se levantara a cada momento a vomitar no sé qué, ya que no le había dado nada de comer aún. A primera hora del día siguiente Carlisle me llamó.

-¿Edward?- dijo con un tono de voz para nada agradable

-si soy yo, dime, te he estado esperando con Bella- dije cerciorándome de que se acordara de mi petición.

-Si hijo, por eso te llamo, inmediatamente trae a Bella al hospital, la atenderé de inmediato- dijo con un tono de voz más calmado.

-Voy para allá

Bella dormía, sin nadie en casa tampoco, la tomé fácilmente en brazos acomodándola es la parte trasera de mi Volvo plateado tapándola con una manta, por el frío clima que reinaba en Forks. Demore por lo menos un par de minutos en llegar al hospital, cosa que con calma lo hacía en veinte, el indicador de velocidad llegó a marcar hasta 250 Km/Hora. Mi hermoso ángel aún dormía, por lo que le pedimos a Carlisle una habitación para que descansara por mientras que le ponían suero y cosas por el estilo, por su deshidratación.

Después de unos instantes despertó algo confundida, rápidamente me acerqué a ella, para ponerla al tanto de lo que sucedía y como habíamos llegado hasta ahí, se notaba cuanto le afectaba la falta de comida, por lo que sin rezongar tuvo que aceptar la bandeja de comida. Luego de devorar aquella horrenda comida típica de los hospitales, rápidamente en una silla de ruedas la llevé al banco de sangre, para su muestra, verificando si estaba embarazada de aquel estúpido Jacob o no.

Alice, no sé por qué motivo, me cerró su mente, mirándome de una forma totalmente dramática, sin embargo no la tomé en cuenta y aguanté la respiración por mientras que Bella intentaba no ver la aguja que le introducían. Nunca le haría daño, aunque su sangre estuviera en bandeja frente a mí, pero claramente en ese lugar tenían millones de bolsas con grupos sanguíneos y sangre por doquier, por lo que no me costó en absoluto privarme del aburrido consumo de oxígeno. Al extraer la cantidad de sangre correspondiente para hacer el examen, Bella se sentó totalmente contenta.

-Que delicioso aroma Edward, ¿A qué huele?- me dijo inhalando el aire a su alrededor. Mi nariz la imitó, respirando y sintiendo en mi garganta solamente el olor a sangre que reinaba en la sala, mientras Carlisle miraba totalmente extrañado desde la puerta de entrada del banco de sangre.

-No… huelo nada de comida Bella- le dije con mi voz extrañada, al ser imposible para mí no oler algo al menos a 5 metros a la redonda.

-Si Edward, huele bien, hay un olor exquisito- me dijo nuevamente cerrando los ojos.

-Bella, aquí huele solo a sangre y hospital- dijo un más extrañado aún- y esos son los olores que más odias.

Carlisle se acercó rápidamente, me tomó del brazo y me guió fuera del pasillo, me detuve sin mirarlo, ya que mis ojos se dirigían a Bella, inhalando el olor a sangre con ímpetu, extrañamente miró su brazo, viendo como una gota de sangre salía luego de la inyección, su dedo lentamente lo sacó acercándolo a su nariz para olerlo, ¡No! Fue lo que pensé al darme cuenta que la dirigía a su boca, lo que lo saboreó con ímpetu. Miré inmediatamente a Carlisle, no podía ser que haya hecho eso, Bella odiaba la sangre, ni siquiera la podía oler y ahora la saboreaba tanto como yo lo hacía con mis presas. Carlisle posó su mano en mi hombro para tranquilizarme, ya mi rostro estaba totalmente contraído al no entender por qué demonios Bella hacía cosas extrañas, junto con que Alice me miraba al fondo del pasillo, como si algo me escondiera.

-Edward, Alice vio algo, que no es para nada reconfortante- me dijo causando un mar de pensamientos acerca de lo que sucedía.

-¿Qué? ¿Pasa algo malo?- dije no pudiendo adivinar lo que me quería decir.

-Hijo, Bella está embarazada…- como si no supiera, dije mirando dramáticamente al techo- De ti Edward.

¿Qué?, pero si yo nunca me había acostado con ella, claramente odiaba su relación con Jacob pero no como para acostarme con Bella, eso nunca. Odiaba cuando las mujeres pensaban en más de un hombre y encontraba totalmente cobarde que los hombres hicieran eso con las mujeres.

-Pp..pero- dije tragando saliva ante lo complicado de la situación- Yo no he tenido relaciones con Bella, ella está con Jacob.- dije horrorizado.

-Acerca de eso, creo que sí hijo- ¡No!, yo jamás haría algo parecido dije para mí- Alice mientras estábamos en el bosque, vio a Bella embarazada, y vio unas imágenes del pasado- me dijo calmándome, mi cara de pánico se tornó a ira, ¡No podía ser eso!, ni siquiera lo recuerdo, y Bella tampoco.

-¿Qué imágenes?, No puede ser Carlisle, yo no hice nada, Bella es…- me demoré un momento en decirlo, ya que me dolía pero ya estaba todo hecho.-Ella es mi amiga.- dije más bajo aún, pero Carlisle me escuchó.

-Aquel día que bebieron, hijo- me dijo calmándome más aún, en un momento sentí una calma a mi alrededor que calmo toda preocupación que tenía, me di cuenta que Jasper me controlaba a la distancia. Sacudí mi cabeza para aclarar mis pensamientos.

Me pinché el puente de la nariz, al tener tanto estrés dentro de mí, ¿Cómo le diría a Bella? Y ¿Cómo lo haríamos para que supiera Jacob?, es más ¿Qué haríamos con la alimentación de Bella ahora que el feto resultaba ser bebedor de sangre?

.

..

Fin!


Hola, al fin terminé el capi, lo siento seriamente no he tenido mucho tiempo, y con estrés funciono… xD!, así que espero que no me demore mucho en subir el que viene… por lo menos Edward ya sabe que es un vampirito el bebé de Bella … ^^

Bueno los dejo, tengo que estudiar como siempre ¬¬, nos vemos en el próximo capi.

Saludos!

N.M.

PS: Dedicado a mi melliza Magdi que me ayuda, sube el ánimo y es todo para mí, gracias por tu apoyo incondicional hermanis ^^.

PS2: Y también a mi vampiro personal que claramente no piensa en mí, sino que piensa en otra U.u…. bueno, te dedico igual el capi.. por si eres mío más adelante…xDDD.