Chapter 1: Regreso a Lyoko

Ha pasado un mes desde que se apago la supercomputadora. La vida en Kadic había vuelto a la normalidad y los chicos no tenían otros problemas que no fueran intentar pasar el siguiente examen semestral de matemáticas… pero no todos estaban tan tranquilos…

Una noche Aelita se revolvía en su cama mientras tenía una pesadilla.

-Aelita, nunca me olvides…

-¿Papá?

-Recuerda Aelita… nunca… olvides…

-¿Papá? ¡Papá!- Aelita se despertó sobresaltada. No había podido estar tranquila desde aquella última batalla con XANA. Miró el despertador y vio que eran las 5:30;

Al mismo tiempo en otra habitación, Ulrich abría los ojos, escuchando un ligero y molesto sonido proveniente de quien sabe donde. Luego de estirarse se dio cuenta que Odd se había dormido con los audífonos puestos, así que se los quitó. Se acerco a la ventana para abrirla y se dio cuenta de que había dos personas en el patio y se sobresaltó, era Yumi y acababa de derribar a William. ¿Cómo podía ser? ¿XANA había vuelto a poseerlo? ¿Pero como si la supercomputadora ahora estaba apagada? Pero entonces vio que Yumi le tendía una mano a William y lo ayudó a levantarse mientras los dos reían. Definitivamente molesto, Ulrich salió del cuarto dando un portazo, haciendo que Odd del susto se cayera de la cama.


-…Hechos que sucedieron a partir de la mitología escandinava, como es el caso del Skidbladnir, un barco que…-el profesor de historia estaba a la mitad de su clase esa misma mañana

-Oye Aelita ya viste, están hablando de Skid…- comento Jeremy con una sonrisa mirando a la chica que estaba a su lado, pero ella no se movió- ¿Aelita?- Sintiendo que le daba un infarto Jeremy vio que los ojos de su amiga se inundaban de lagrimas- ¿Profesor?- grito alzando una mano- Aelita no se encuentra bien

-¿Qué le sucede a Stones?

-Creo que necesita ir a la enfermería- contestó Jeremy. El profesor al ver la cara de Aelita asintió y Jeremy la ayudo a levantarse

-No te preocupes Jeremy, puedo ir sola- le dijo Aelita sonriendo a pesar de las lagrimas y salió del salón, dejando a Jeremy, Ulrich y Odd preocupados

-¿Qué tenia Aelita?- pregunto Odd en cuanto salieron de clase de historia

-Ni idea, cuando la voltee a ver estaba llorando- respondió el de lentes

-No te preocupes- lo animo Ulrich dándole una palmada en la espalda- seguro la veremos en la cafetería.

Entraron a la cafetería, tomaron una bandeja y una vez que Rosa se las hubiera llenado se sentaron en una mesa. Odd ya estaba acabándose sus empanadas y comenzaba a devorarse su espagueti cuando entró Yumi

-¿Desde cuando tu y William entrenan por las mañanas?- pregunto Ulrich hostilmente en cuanto la japonesa se sentó

-Bueno, ayer me pidió que le enseñara unos cuantos movimientos y quede de verme con el hoy en la mañana- contestó ella

-¿Ya olvidaste todos los problemas que nos causo ese tipo?

-Ulrich sabes que no fue su culpa, era controlado por XANA

-Pues no pensabas lo mismo cuando recién lo liberamos- dijo mordazmente Ulrich cruzando los brazos

-Bueno…si - balbuceo Yumi- sí, pero ahora no corremos ningún peligro, XANA ya no existe y creo que hemos sido injustos con el, hay que darle una oportunidad.

-Si, en ese caso tu encárgate de darle una oportunidad- dijo tajantemente el chico castaño levantándose con su bandeja sin haber comido nada.

-¡uf!- suspiro Yumi- ¿Pero que le pasa?

-Lo'f ceb lo's fon mortahblehs- dijo Odd con la boca llena de espagueti

-¿Qué? -preguntó Yumi

-Dije que los celos son mortales- contesto Odd cuando dejo de masticar- ¡Hey! Ahí viene Aelita- grito agitando una mano para que la chica los viera.

-¿Cómo te sientes?- pregunto Jeremy en cuanto la vio sentarse.

-No es nada importante- contesto Aelita. Yumi abrió la boca para preguntar qué le había pasado pero Aelita la interrumpió- ¿Jeremy podemos hablar de algo?

Jeremy al escuchar esto se atragantó con su croissant y Odd tuvo que darle varias palmadas y un vaso de agua para que volviera a respirar.

-Cla… claro- contestó completamente rojo- ¿ahora?

-Si- dijo Aelita levantándose. Jeremy la siguió, no sin antes derramar su vaso de agua en la mesa y tirar la silla en la que estaba. Odd soltó una carcajada. Jeremy siguió a Aelita hasta el patio

-¿Qué sucede Aelita? ¿Qué tienes?

-Bueno yo…. He estado pensando y…

-¡Belpois! ¡Stones!- grito la voz de Jim- ¿Qué están haciendo aquí? Las clases están por comenzar, estoy harto de encontrarlos siempre haciendo algo sospechoso

-¿Qué tiene de sospechoso hablar con alguien?- gruñó Jeremy encaminándose junto con Aelita hacia los salones, pero antes de llegar Aelita lo detuvo y se sentó en las escaleras

-¿Jeremy?

-¿Si?- dijo el sentándose a su lado

-Bueno yo…- comenzó Aelita titubeante

-Dímelo, sabes que me puedes contar cualquier cosa- la animo Jeremy pasándole un brazo por la espalda y acercándola a el

-Es que yo… no dejo de pensar en mi padre

Jeremy sonrió comprensivamente

-Lo entiendo, debe haber sido muy duro para ti presenciar como Franz Hopper… digo Schaeffer… se sacrificaba para salvar Lyoko y al mundo

-Sí, lo fue- contestó Aelita- pero justo después de eso fue cuando apagamos la supercomputadora y no hemos vuelto a Lyoko, puede que mi padre no haya desaparecido del todo… ¿no crees?

-Ehm… Aelita…

-¿Podríamos encender la supercomputadora y volver a Lyoko una última vez? Necesito averiguar si mi padre está vivo en algún lugar

Jeremy la soltó y se levanto dándole la espalda. Dio un largo suspiro y respondió:

-Escucha Aelita, no podemos volver a Lyoko… Franz Hopper dio toda su energía para poner a funcionar el virus que acabó con XANA no creo que quede rastro de el en Lyoko ni en ningún otro lugar

-Pero Jeremy ¿Cómo puedes estar seguro? Cuando el Scyphozoa logro robarme la memoria creímos que se había ido, pero no fue así

-No es seguro volver, podría ser muy peligroso… no queda nada de Franz Hopper, será mejor que dejes de pensar en eso y lo superes- Jeremy se volteó y vio a Aelita con los ojos nublados de lágrimas.

-Bien- contestó Aelita levantándose –Si eso es lo que piensas…- Se puso de pie y salió corriendo del edificio.

Jeremy intentó seguirla, pero la campana marcó el inicio de clases y tuvo que entrar al salón con sus compañeros, y una vez que se sentaron todos advirtió que Odd tampoco estaba.

-¿Y Odd? –le preguntó a Ulrich

-No terminó su reporte sobre la energía nuclear –dijo Ulrich –Me dijo que se saltaría la clase.


Mientras tanto Aelita había salido de la escuela y caminaba sin rumbo con los brazos cruzados y soltando una que otra lagrima ¿Cómo Jeremy podía ser tan insensible a veces? Aelita estaba harta de que Jeremy fuera tan sobreprotector con ella, pero tampoco le gustaba estar peleada con el, después de todo había sido su primer amigo… sin darse cuenta llego caminando a la Hermita y se sentó en el sillón de la estancia. Si tan solo su padre estuviera vivo trabajaría día y noche para materializarlo…

-La próxima vez que te quieras esconder deberías buscarte un lugar con menos polvo- dijo la voz de Odd detrás de ella

-¿Cómo sabías que estaba aquí?

-Aquí vienes siempre que te desapareces- contestó Odd- ¿Qué tienes, princesa? ¡Dah! ¿Para que pregunto? Seguro que Einstein te dio otra demostración de diplomacia

-Exacto- dijo Aelita cruzando los brazos

-¿Y por que se pelearon esta vez?

-Bueno yo…- Aelita medito por un momento y finalmente dijo- Es que quiero regresar a Lyoko

-¿A Lyoko?

-Si, necesito saber si mi padre sigue vivo en algún lugar, pero Jeremy no quiere ayudarme…

-Bueno, Einstein seguro lo dijo por que podría ser peligroso y el es muy precavido, sobre todo tratándose de ti- le dijo Odd dándole un codazo

-¿Precavido?- contesto Aelita incrédula- ¡Miedoso, querrás decir! Ahora que XANA ya no existe nada malo puede pasarme en Lyoko

-Mmmhh- susurro Odd pensativo- pues si tienes tantas ganas de ir yo conozco a alguien que te puede acompañar, no le tiene miedo a nada, no es nada precavido y además es guapo.

-¿De verdad? ¿Quién?

-Pues yo- contesto Odd señalándose con una gran sonrisa.

-Jajajajaja- Aelita soltó una carcajada- ¿Me acompañarías?

-¡Claro! Como en los viejos tiempos- dijo el chico abrazándola por el cuello.

El día transcurrió normalmente con la diferencia de que Aelita parecía estar mas animada, solo que se comportaba un poco cortante con Jeremy. Al llegar la media noche, Odd intento salir lo mas sigilosamente posible de su cuarto para no despertar a Ulrich, pero falló cuando se tropezó con Kiwi.

-Odd ¿Qué haces?

-Jeje, lo siento Ulrich- se disculpo el rubio- voy a salir a… estirar las piernas…

-¿A la una de la mañana?- pregunto Ulrich suspicazmente mirando el reloj

-Ehh si, no me tardo- dijo sonriendo nerviosamente y salió. Aelita le había pedido que no le dijera a nadie sobre Lyoko. Intentando no volver a hacer ruido fue a buscar a Aelita a su cuarto.

-¡Rayos!- murmuro para si mismo –No veo nada ¿Cuál era su cuarto? –Abrió una puerta- ¿Aelita?- del interior provenían unos fuertes ronquidos -¡Cielos! Con lo delicada que es uno no creería que Aelita pudiera roncar tan fuerte –entró al cuarto y se aproximo a la cama -¡Ups!- grito cuando a la que vio fue a Sisi roncando con los ojos cubiertos por un antifaz rosa de encaje

-¡Odd! ¿Qué haces en el cuarto de Sisi?- pregunto alguien detrás de él

-¡Aelita! ¡Uff! Qué suerte que no eras tu la que roncaba como orangután

Los dos salieron del edificio y se fueron corriendo hacia la fábrica. Algo temerosa Aelita volvió a encender la supercomputadora y se apresuro a la pantalla para programar la virtualización.

-Woooo ¡Qué bien se siente estar de nuevo aquí!- dijo Odd examinándose luego de aparecer en el sector de hielo.

-Démonos prisa, hay que ir al sector 5. Desde aquí no puedo programar los vehículos –lo apuró Aelita

-No importa, será como en los viejos tiempos- contestó Odd mientras corría detrás de ella. La esfera transportadora los llevo rápidamente al sector 5 –Lyoko se siente muy vacío ahora que XANA ya no nos manda a sus monstruos para jugar

-Le dije a Jeremy que no seria peligroso- dijo Aelita antes de llegar al final del corredor y activó una pantalla. Rápidamente comenzó su investigación mientras Odd caminaba por los alrededores.

-Sin estar corriendo y saltando por todos lados el sector 5 no se ve tan grande como me parecía- comento Odd sin recibir respuesta, pues Aelita estaba muy concentrada- Por ejemplo, no recuerdo ese símbolo de ahí- dijo señalando un dibujo parecido al ojo de XANA pero de forma triangular. Como Aelita no le contestó Odd lo ignoro y siguió explorando.

-¡Odd! Creo que encontré algo- grito Aelita luego de unos 20 minutos de estar en el display- Ah no, olvídalo, solo son datos del virus de Jeremy

Odd no la escuchó y se aproximó mas al símbolo triangular que no le sonaba de ningún lado. Hasta ese momento la única figura en Lyoko había sido el símbolo de XANA. Odd estiró la mano y lo toco, pero Aelita volvió a hablar y el chico ya no alcanzó a ver que el extraño triangulo que acababa de tocar había comenzado a brillar.

-¡Odd! Creo que ahora si hay algo –dijo la chica emocionada pulsando ventanitas en la pantalla.

-¡Genial! Significa que no ha desaparecido- coincidió el chico aproximándose a ella-¡Aelita cuidado!- gritó él tirando a la chica al suelo con un brazo. Una figura amorfa, como una nube plateada y brillante paso sobre ellos apenas rozándolos.

-¿Qué es eso?- pregunto Aelita desde el suelo

-Nunca lo había visto por aquí- contestó él ayudándola a levantarse- Y creo que viene con sus amigos- dijo señalando uno de los túneles y por donde se veían otras tres criaturas- Oh oh… creo que trajo a su familia también- volvió a decir, esta vez asustado, al ver más de una veintena de espectros saliendo juntos del mismo túnel y dirigiéndose a ellos

-¡Corre!

Los chicos regresaron por donde vinieron mientras los espectros los perseguían. Aelita diviso la torre del sector 5 y tomo de la mano a Odd para sumergirse dentro de ella y escapar hacia el sector del desierto.

-¿Qué eran esas cosas?- preguntó Odd

-Ni idea, nunca las había visto, pero ya no pude guardar la información sobre mi padre, tendremos que regresar otro día

-¿Quieres regresar? ¿Con esos algodones persiguiéndonos?- se extraño el chico

-Acabo de encontrar datos que me pueden ayudar a encontrar a mi padre, no me voy a echar para atrás- dijo terminantemente Aelita

-Bueno, si tú regresas yo regreso- dijo Odd dándole un codazo cariñoso- Pero habrá que decirle a Ulrich y a los demás, yo solo no voy a poder con tantos algodones

-De acuerdo- sonrió Aelita- Nos desvirtualizaremos al mismo tiempo ¿Listo?- pregunto con una esfera de energía en la mano

-Listo- dijo el apuntándola con una de sus flechas- Una… dos…

-¡Odd! ¡Espera!- grito Aelita viendo algo por encima del hombro de su amigo, pero este ya había disparado dándole en el pecho y Aelita soltó su esfera golpeando a Odd. Los dos salieron entre el humo de los escáner.

-¡Uff! Vaya regreso a Lyoko ¿eh?- murmuro Odd recargándose en la pared- ¿Qué te pasa?- pregunto al ver a su amiga preocupada- No te preocupes, sacaremos a tu padre de ahí- dijo dándole una palmada en la espada

-No es eso- contesto ella- ¿Tu no la viste?

-¿Ver que?

-La torre

-¿Por la que salimos del sector 5?

-No, había otra torre detrás de ti… pero estaba activada

-¿Qué?- gritó Odd asustado- ¿Activada? ¿Pero cómo?

-No se, pero no era roja, era verde…