Me avente el epilogo en esta noche, wow! pues aqui esta, lo prometido es deuda, y bueno, me da mucha tristeza terminar la historia pero creo que era todo lo que podia decir, no podia tener un mejor final, bueno leanlo y diganme, a mi me gusto. Vamos a hacer una cosa para cerrar con broche de oro, si lo lees dejame un review con tu comentario de felicitacion o tomataso, pero no te vayas de el fic sin dejar review, pues quier osaber que les ha parecido.

Espero tneer la oportunidad de escribir y pues los dejo con el Epilogo... Agradeciendo de antemano el que me hayan seguido hasta aqui.

CAPITULO 21

"Finalizando con el principio"

La luna brillaba en el cielo, las hojas de los arboles cubrían las calles y aunque era un día en que los niños se divertían, el silencio estaba reinando en la casa. Suspiro y bajo las escaleras, había algo extraño, desde hacia muchos años no con demasiada frecuencia tenía un sueño, un sueño muy extraño, soñaba con su esposa, sus amigos y un chico, un chico al que no le veía la cara, pero todos reían, en el momento que lo miraba siempre despertaba.

Bajo a la sala y vio a su esposa jugando con su hijo tumbada en la alfombra frente a la chimenea. Hacia más de seis meses que estaban los tres encerrados y más de tres que no recibía noticias de ninguno de sus amigos. Peter misteriosamente había dejado de ir a las reuniones de la orden, y Sirius y Remus parecían no conocerse se mantenían a distancia y parecían molestos aunque conocía la razón, el suspiro, recordaba las palabras de Sirius.

Flash Back

- Hey Cornamenta –dijo el ojigris acercándose a su amigo

- Sirius creí que tenias guardia

- No, la tomo Frank, oye podemos hablar –dijo mirando hacia la sala donde estaba Remus charlando con Lily

- Claro

- Pero en otro lado, tu y yo solos

- Bien –dijo el mirando a su mejor amigo subiendo las escaleras y entrando a un cuarto

- Qué pasa? Porque tanto misterio?

- James, creo que se quien es el espía de la orden

- En verdad? –dijo James mirando la seriedad de Sirius

- Bueno aun no lo compruebo, pero sé que es el

- Y porque estas tan seguro

- No sé, mi instinto me lo dice

- Ten cuidado

- Si

- Por cierto, Lily y yo queremos que seas nuestro guardián del fidelio

- Yo? Pero…

- Que, acaso no quieres

- Si –dijo Sirius – pero es demasiado obvio no lo crees, seré el primero a quien busque Voldemort

- Pero yo…

- Está bien, no te preocupes, me esconderé bajo una piedra si es necesario o moriré en el intento, nunca te entregaría

- Lo sé amigo

- Pero –dijo Sirius – Por favor ten cuidado con Remus

- Remus? Acaso crees que es el traidor

- …

- Pero es Lunático! –dijo James – Como puedes pensar que es el, por eso te comportas así con el

- Créeme tengo mis motivos

- Pero yo no puedo dejar de…

- Lo sé, solo ten cuidado

- Aquí están –dijo Lily – Vamos a cenar, Remus nos está esperando, el quiere que salgamos antes de que nos encierren

- Si –dijo James

- Tengo algo que hacer

- Pero… -dijo Lily desilusionada – No puedes otro día

- No Lils, lo siento, nos veremos en tu casa

- Serás nuestro guardián?

- Sí –dijo el

- Bueno entonces nos veremos

Fin flash back

Sirius le había dicho que el no sería su guardián, que periferia que fuera Peter, y su esposa pareció ansiosa ante esto, bueno el lo noto mas no se lo dijo y ella no hizo comentario al respecto, las cartas de su mejor amigo llegaban, pero cada vez menos frecuentes, y de Remus sabia menos.

Su esposa levanto la cabeza al verlo en el marco de la puerta y le sonrió

- Porque no vienes aquí a mi lado –dijo la pelisoja golpeando la alfombra

- Te veías muy entretenida

- Bueno Harry se ha dormido, así que tenemos tiempo para ti y para mi

- Me parece perfecto –dijo sentándose en el suelo y acomodándose en el pecho a su esposa

- Sabes –dijo ella – Hoy tuve la necesidad de escribirle a Harry

- En verdad

- Si –dijo ella

- Y lo has hecho

- No tengo miedo

- Miedo de escribirle a un bebé? Eres muy extraña

- No es eso, tengo miedo de que no estemos con el

- Como que no estaremos con el –dijo James serio – No pensamos abandonarlo

- Pero y si Voldemort nos encuentra

- Es imposible, tenemos a toda la orden cuidándonos y aun Albus está al tanto y el fidelio es poderoso

- Si pero el también lo es, ya nos hemos enfrentado a el dos veces o no? y la libramos muy a penas

- Pero… no es razón para que te preocupes.

- Vamos a ser un par de viejitos que veremos a nuestros bisnietos correr por la casa

- Si –dijo ella – pero antes de bisnietos quiero más hijos no quiero solo a Harry

- Me parece perfecto –dijo el – entonces porque no los buscamos

- James –dijo ella riendo y guardando silencio al ver a su hijo moverse entre sueños – Es perfecto verdad?

- Si –dijo el – Claro se parece a su padre, bueno – el hombre se estiro y tomo su varita de sobre el sofá – Vamos a escribirle

- En verdad

- Si –dijo el – Pero que sea una sorpresa

- Claro que lo va a ser, porque no –dijo el mirando el fuego – Que te parece si se lo enviamos al año 2023 a este mismo día pero dentro de 40 años

- Cuarenta años! –dijo Lily – porque?

- Bueno no lo sé, ese año solo vino a mi mente

- Te imaginas para ese tiempo serás un viejito de casi sesenta años, podrás pedir tu descuento de cesantía y vejez

- Que graciosa muggle eres

- Si lo sé, me parece bien –dijo ella –pero como se la entregaremos

- La enviare al apartado postal de mis padres

- Qué es eso? –dijo Lily

- Bueno, las familias más antiguas de magos, tienen un correo privado, por así decirlo, se creó en el año 35, y bueno solo los magos de sangre pura y de linajes de esa época tienen uno, era para dejar herencias, o cartas para sus familiares, pero que debían ser entregadas solo a cierta persona y en cierto tiempo

- Y porque no sabía de eso?

- Bueno es algo que como te dije las familias más antiguas tienen, y es pues vaya, un secreto mágico que no se promulga pues muchos magos desearías un buzón

- Y porque no me lo habías dicho

- No lo he usado desde que murieron mis padres –dijo el – Y bueno lo olvide

- Pues me parece bien enviarlo allí, como lo haces llegar?

- Lo envías con tu elfo domestico, y solo ellos pueden recoger el paquete y entregarlo, si el elfo va a morir antes de hacerlo hace entrega de la responsabilidad al siguiente elfo en la familia

- Pero eso es terrible –dijo Lily – Acaso tenían más de un elfo domestico

- Por supuesto –dijo James – La familia de Sirius llego a tener más de cuatro a la vez

- Si yo pienso que tener a Dixi es demasiado

- Ella ama a Harry –dijo James – Además ella aunque la liberáramos no se iría de la casa

- Si me lo ha dicho –dijo Lily – es por eso que no lo he hecho, pues entonces vamos a escribir –dijo la pelisroja apareciendo un par de pergaminos, tinta y plumas

- Porque dos? –pregunto James

- Porque yo escribiré mi carta y tú la tuya –dijo ella acomodándose boca abajo, al lado de su bebe, y comenzando a escribir

- A veces eres tan infantil –dijo el levantándose con el pergamino y dirigiéndose a la mesa, su esposa le saco la lengua y sonrió – El próximo año iremos a pedir dulces con Harry

- Si cariño –dijo el sonriéndole y comenzó a escribir.

o.o.o.o.o.o.o.o.o.o.o.o.o.o.o.o.o.o.o.o

- Vamos papá –dijo Lily jalando a su padre de la mano

- Ya voy cariño –dijo el ojiverde

- Quien te viera –dijo Ron caminando a su lado – Te tienen controlado dos pelisrojas

- Claro de que no –dijo el

- Harry cariño, carga el bolso – dijo Ginny estirándole un bolso de papel

- Si amor

- Perdón

- Mi esposa está embarazada –dijo el – Y debo ayudarla

- La mía también –dijo Ron – pero dime porque tu mujer y la mía se ponen de acuerdo para tener a sus hijos

- Es una buena pregunta

- Papa me voy a adelantar –dijo Lily

- Iremos con ella –dijeron los dos Potter y corrieron a alcanzarla, ambos la abrazaron por un lado apretándola

- YAAAAAAAAA! Déjenme en paz!

- Vamos hermanita –dijo James – No que me habías extrañado

- Creo que me estoy arrepintiendo de mis palabras, lo bueno es que ya vas a graduar y no me vas a volver loca mas

- Claro –dijo el – Se que me extrañaras

- Lily espérame - grito Rosie a las puertas del jardín. Los cuatro se detuvieron al ver llegar a otras personas al cementerio, Rosie se puso roja y se miro los zapatos

- Buenas tardes chicos –dijo una mujer rubia sonriéndoles cálidamente – Hola James

- Hola Señora Astoria, Señor Malfoy – dijo estrechándoles la mano

- Hola James

- Scorps! –dijo el sonriéndole, ambos miraron a la castaña que parecía haber enmudecido y sonrieron

- Potter, Wesley –dijo Malfoy viendo a los padres que llegaban detrás de ellos

- Hola Draco –dijo Harry estrechándole la mano – como te va Astoria

- Bien Harry –dijo ella

- Vaya –dijo Ron – por lo visto todas se pusieron de acuerdo –dijo al ver a la mujer de Draco en la misma condición que su esposa y su hermana. – Las tres mujeres sonrieron y se pusieron a platicar. Y los hombres también entablaron una charla

- Vamos a adelantarnos–dijo Lily

- Si - le respondió Rosie

- Oye Rose –dijo Scorpius siendo alentado por su mejor amigo

- Si – dijo Rosie

- Yo, bueno –dijo el pero guardo silencio

- Hay ya –dijo James – Scorpius quiere saber si te gustaría ir con él a Hogsmeade la salida de diciembre

- Este… -dijo ella sonrojándose – Si

- Ya listo –dijo el castaño mirando al rubio que tenia las orejas coloradas – Puedes volver a respirar

- Gracias amigo

- Más te vale – Dijo Hugo acercándose – Que no te pases de listo heeeeeeeeeeee! Porque ya veras

- No te preocupes

- Vámonos –dijo Astoria a Scorpius

- Nos vemos en el colegio

- Si

- Harry podría hablar un momento con James –dijo Draco

- Por supuesto –dijo el

James camino a un lado y miro al Señor Malfoy que le sonreía

- James no había podido agradecerte

- Que Señor Malfoy?

- El que hayas hablado conmigo aquella vez en el baño, yo lamento haberte maldecido

- No se preocupe, ocurrió hace mucho

- Pero necesitaba pedirte disculpas

- Está bien, no paso nada malo, además usted está bien

- Si –dijo el – Sabes, la noche en que tenía que matar a Dumbledore, tus palabras resonaron en mi mente, me confesaste que venias del futuro y que mi madre estaba bien, no tenia porque hacerlo, y después las palabras de Albus me confirmaron tus palabras, creo que gracias a ti no me corrompí mas de lo que debería

- Sé que de todos modos no lo hubiera hecho, usted no es malo

- Gracias por tu voto de confianza

- Mi padre también confía en usted

- Lo se

- Gracias por ser amigo de mi hijo, se que eres una buena influencia para él, si yo hubiera optado por ser amigo de Harry en lugar de Crabbe y Goyle, creo que hubiera sido completamente distinta mi vida

- Pero no se arrepienta de las decisiones que tomo, gracias a ellas usted está aquí

- Lo sé –dijo Draco - Nos veremos chico

- Si Señor – James le estrecho la mano y camino hacia donde estaba su padre

- Todo bien?

- Todo en orden –dijo el chico y corrió hacia sus primos que iban delante.

- Harry –dijo una voz detrás de ellos

- Ah –dijo Ginny mirando a los que venían atrás – Que bueno que llegaron –dijo ella – Teddy como te va?

- Bien –dijo el

- Remus –dijo Harry sonriéndole – Me da gusto verte

- A mí también, cómo va el trabajo

- Bien

- Por lo visto los chicos tienen ganas de llegar

- Si, aunque lo que quieren es irse –dijo Hermione – prometimos ir al cine y a cenar

- Vaya –dijo Dora

Los jardines estaban verdes y las hojas de los arboles en el suelo, hacían un contraste completamente distinto, las campanas en la iglesia sonaban marcando la hora y todos caminaban. Los chicos se habían detenido un metro antes y los adultos se acercaron a ver que sucedía, Remus abrió los ojos como platos al ver aquello que tenía tan sorprendidos a los chicos.

El ruido había cesado, parecía que el tiempo se había detenido, solo estaban ellos en aquel lugar, las frías lapidas adornadas con flores parecían brillar bajo el sol otoñal.

- Dixi? –dijo Remus

- Si amo –dijo la pequeña elfa domestica , lucia anciana y débil, esta iba en compañía de otra elfa mas joven

- Pero cómo? Que haces aquí?

- Yo estoy buscando –dijo intentando mirar pero sus ojos parecían velados – Al amo

- Pero como es que estas aquí? Donde estuviste?

o.o.o.o.o.o.o..o.o.o..o.o

James se estiro y se dejo caer en el sofá

- Lily que vas a preparar de cenar

- Algo muy rico –dijo ella dejando a Harry a los pies de su esposo, el niño había despertado y sonreía y balbuceaba de alegría

- Terminaste? –dijo James

- Si – Ella le entregó el pergamino cerrado y le sonrió

- Dixi, ven –dijo James

- Por favor –dijo Lily

- Por favor – repitió su esposo, la elfa domestica apareció haciendo una reverencia y Harry brinco y rio al verla

- Dixi, necesito que lleves esto al buzón Potter –dijo el – Y por favor entrégalo a Harry, en el sobre esta estipulado todo

- Bien amo –dijo la elfa hizo una reverencia y desapareció – James tomo su varita y comenzó a lanzar figuras de humo para hacer reír a su hijo. Minutos después escucharon ruidos en la entrada principal, James se levanto dejando su varita en el sofá.

o.o.o.o.o.o.o.o.o.o.o.o.o.o.o.

- Todo este tiempo estuviste allí? –dijo Remus

- Si –dijo ella – Pero hoy es el día, necesitaba entregarlo antes de partir –dijo la elfa mirando – Sabia que lo encontraría aquí

- Porque no volviste a la casa –dijo Remus

- Si lo hice amo, pero estaba destruida, no había nada –dijo la elfa, todos se miraron y continuaron en silencio – Así que volví al buzón y allí espere todo este tiempo hasta el día en que fuera la fecha de entregar los sobres al Señor Harry Potter

- Sobres? –dijo Remus

- Si –dijo ella

- Había algo en el buzón mágico? James y Lily lo dejaron

- Si amo –dijo sacando un sobre –vino el amo Harry

- Aquí estoy –dijo el ojiverde mirando a la elfa

- Oh amo, he oído grandes cosas de usted, estoy orgullosa, usted fue un lindo bebe –dijo la elfa – sus padres estarían orgullosos de usted, el amo James y la ama Lily dejaron esto en mis manos –dijo la elfa entregándole los sobres – Ahora es tiempo de irme – Las dos alfas hicieron una reverencia y desaparecieron

- Que fue eso? –pregunto Ron

- Esa era tu elfa domestica Harry –dijo Remus – Ella pertenecía a tus padres, creí que había muerto el día del ataque

- Y porque me ha traído esto

- Porque no vamos a casa –dijo Ginny – Allá nos explicaras y veremos qué es eso

Harry asintió con la cabeza y dejo las flores que traía en la tumba de sus padres, todos guardaron silencio un momento y caminaron de regreso

- Tedd porque no te llevas el auto y llevas a los chicos al cine y a cenar –dijo Ron

- Claro tío Ron

- Vámonos -dijo Hugo – Yo adelante

- El primero en llegar –dijo James y corrió siendo seguido por los demás chicos

- Recuerden que mañana irán a Hogwarts –dijo Hermione – así que no lleguen tarde

Los adultos se desaparecieron de aquel lugar para aparecer en el jardín de la casa de los Potter en el Valle de Godric

- Traeré algo de tomar –dijo Ginny hizo un movimiento de varita y apareció una botella de jugo de calabaza, vasos y algunas cervezas de mantequilla

- Ahora que es esto? – pregunto Harry – porque dices que esa elfina perteneció a mis padres

- Bueno, creo que ella cuido a el padre de James, y después a tu padre y al final a ti, cuando conocí a tu padre en el colegio un verano fuimos a pasarlo en casa de tus abuelos, allí conocí a Dixi, tu padre le ordeno que nos obedeciera como si fuéramos de la familia, pues éramos sus hermanos, y ella gustosa lo hizo, amaba a tu padre, cuando tus abuelos murieron, Dixi se quedo en la mansión Potter hasta que James decidió venderla y comprar la propiedad en el Valle de Godric, sabes que esta casa la compro antes de que tu madre fuera su novia

- De verdad? No lo sabia

- Pues sí, una tarde estábamos hablando James, Sirius y yo, y el comento que si le gustaría vivir en algún lugar viviría en el Valle de Godric, pues sus antepasados vivían aquí. Así que la compró en quinto año.

- Tantos años tiene! –dijo Ginny – Vaya

- Sí, pero no le dijo a Lily que la tenía hasta que se casaron, fue una sorpresa para ella, pues ella quería vivir en el centro de Londres

- En el centro? Pero no hay nada –dijo Ron – Además es demasiado muggle

- Así que tu padre envió a Dixi a vivir aquí y a cuidar la casa, de vez en cuando veníamos a verla y a amueblarla, tu padre al hacerse novio de tu madre comenzó a preguntarle cómo le gustaría que fuera la casa de sus sueños y el poco a poco fue armándola con la información que tenía

- El si sabe como consentir a su mujer –dijo Hermione

- Oye yo te consiento

- Pero tengo que decírtelo Ron –dijo la castaña

- Pero lo hago no, digo tengo mucho que hacer como para preocuparme por banalidades sabes que si me lo pides lo tienes

- Gracias cielo –dijo Hermione besándolo

- El día del ataque Dixi desapareció, por más que la llamamos nunca volvió, así que creímos que había muerto

- Pero no es así –dijo Harry – Dijo que estaba en el buzón sabes de que hablaba

- Probablemente se refiera al buzón mágico –dijo Dora

- Buzón mágico? – preguntaron todos

- Bueno, mamá me comento de él cuando era pequeña, dijo que los magos de sangre pura y de largas líneas de sangre tenían un buzón mágico donde podían dejar cartas por largos años, y estos estaban a cargo de los elfos domésticos, que su madre tenía uno y que se lo heredaría a Bella, pues a ella ya no la que, creía que era un mito

- Recuerdo eso –dijo Ron – Te acuerdas Ginny, lo dijo tía Muriel antes de morir, le dijo a papá que él era el heredero del buzón, pero no sabía a qué se refería

- Es un secreto, que se pasa de mago en mago, y solo los de sangre pura pueden tenerlo, solo en algunos casos algunos mestizos lo obtienen al venir de una línea de sangre limpia –dijo Dora

- Entonces mis padres me dejaron testamento? –dijo el – pero porque 40 años después?

- Cariño porque no lees las cartas y lo averiguas.

- Bien –dijo el mirando los dos sobres, uno tenía una letra sin forma que se parecía a la de él, y la otra era estilizada y pulcra. Tomo la que se parecía a la de él y la abrió. Miro a los presentes y comenzó a leer.

"Harry:

Hola hijo, ya se debe ser una sorpresa para ti el recibir esta carta, pero a tu madre le ha dado la loca idea de escribirte, no sé qué le pasa, tengo días que la veo extraña, como si algo hubiera pasado y no me lo quiere decir. Las cosas no están bien, probablemente todo lo que estamos viviendo haya quedado en el pasado y tu padre sea, como dijo tu madre, un formidable hombre guapo de sesenta años disfrutando del sol otoñal al lado de su hermosa mujer, si no es así, bueno.

Hijo quiero decirte que estoy muy orgulloso de tenerte como hijo, se que serás un gran mago y que tu vida estará llena de aventuras inolvidables y probablemente tu también tengas a tus propios merodeadores, y tendrás grandes diversiones con la capa de invisibilidad y el mapa del merodeador, aunque ese Sirius lo perdió. Pero quizás hagamos otro, quisiera saber todo de ti. Pero lo único que sé es que eres el niño más bello durmiendo en la alfombra frente a la chimenea y arrullado por el canto de tu madre.

Recuerdas esa canción que te cantaba? Ahora lo está haciendo, duerme hijo mío, sueña con el sol, y aunque las nubes vengan el te alumbrara… duerme hijo mío, sueña con mama que de la mano de papá siempre te cuidaran… Y bueno se que te casaras con una hermosa pelirroja de la cual estarás enamorado hasta después de la eternidad, como lo estoy yo de tu madre, se que será mi nuera favorita, si es que tienes hermanos, tu madre desea tener cuatro, a mi gustaría tener dos, pero bueno, ya veremos qué pasa. Sabes estoy preocupado, dime Remus y Sirius nos frecuentan? Desde hace tiempo ellos están distanciados, antes ni la luna podía separarnos, ahora malos entendidos causan estragos entre nosotros.

Sirius esta extraño creo que es por lo de su boda, Harry guardo silencio y todos miraban la carta – Boda? –pregunto Ginny – Sirius se caso?

- No lo creo – dijo Remus – me hubiera enterado, aun Harry tanto tiempo que convivieron y no te lo dijo

- Nada de eso –dijo el ojiverde

- Porque no sigues leyendo –dijo Hermione

Espero que a Lily no se le ocurra leer la carta, porque si es así me matara Sirius por decirle, pues él quiere casarse (probablemente ya para estas fechas sus hijos sean un poco más chicos que tu) no se si se haya casado con la misma, pero bueno se quiere casar con Liz la conoces? Es mi prima segunda, Elizabeth Potter, lo harán los primero días de Noviembre aunque lo están posponiendo

- Harry tiene tías? –dijo Hermione – Creí que no existían parientes Potter vivos por eso se quedo con los Dursley

- No existen, todos fueron acabados por Voldemort y sus mortifagos, poco a poco, Liz fue la que dio más batalla, pero no pudo luchar contra el dolor que le causo la traición de Sirius

- Pero él no lo traiciono –dijo Harry

- Recuerda que nadie lo sabia Harry –dijo Remus – Ella al igual que yo creyó que si

- Y sabias que se iban a casar? – pregunto Dora

- No –dijo el – ellos fueron novios en el colegio, pero Sirius parecía ser un soltero empedernido, y nunca dio señales de sentar cabeza, que equivocado estaba

- Sigue leyendo amor –dijo Ginny a su esposo

A causa de que estamos encerrados, yo le he dicho que le diga a Lunático que sea su padrino, pero ahora están enojados, sabes que Sirius piensa que Remus es el traidor de la Orden, estoy seguro de que no es eso, pero bueno lo traen muy en serio, y pues no tenemos noticias de nadie y Peter, bueno él como buena rata se escabulle y no sabemos nada, el es el único que puede venir a vernos por ser el guardián y no viene, y me parece cruel, creo que tu madre también lo resiente, pero desde hace meses se muestra fría y molesta con Peter como si le hubiera caído mal de repente, pero no lo sé, te digo tu madre esta extraña, quizás está embarazada, sabes lo que significa otro Potter – Harry guardo silencio, el hecho de pensar que Voldemort no haya solo asesinado a su padre y a su madre, si no a su hermano o hermana le peso en el corazón. Estiro la mano y toco el vientre abultado de su esposa y ella lo miro, Harry tenía los ojos acuosos, tomo la carta y continuo leyendo

Bueno, si es así te anexare otra carta, bueno creo que me extendido demasiado, ha sí, últimamente he tenido un sueño cada noche, sueño que estoy en la sala con Sirius y Remus, creo que los echo de menos, también está tu madre, estamos con alguien no sé quién es, lo veo de espalda pero tiene el cabello como yo, pero no soy yo porque yo estoy allí, estamos riendo y platicando de quidditch, el chico me dice que es un experto haciendo el amago de Wronsky, y que es capitán y guardián de Griffyndor, espero que al fin haya abierto mi ojo interno y este viendo el futuro y seas tú con quien estoy hablando, no lo sé, pero cada día que despierto me siento lleno de fuerzas para soportar este encierro, si ese sueño es una señal de que el futuro será bueno para ti, soportaría estar encerrado toda la vida, mientras ustedes estuvieran a mi lado.

Estoy orgulloso de ti Harry James Potter, se que eres un gran mago y probablemente un gran auror y quizás si quieres pueda dejarte mi puesto, pero bueno ya hablaremos de eso después hablaremos de eso, cuida a Dixi es una gran elfina aunque no sé si viva para darte esta carta ahora ya tiene 160 años así que probablemente no lo haga y otra cosa más, ella es una elfina libre la libere hace cuatro años pero sigue fiel a la familia, así que eso te da algo mas para apreciarla.

Enseñame la carta cuando la recibas. Tu padre que te ama. James Potter."

- Remus crees que el haya recordado? –dijo Dora

- No lo creo –dijo el licántropo – hubieran intentado salvarse, pero probablemente su mente intento recordar

- Cariño puedes leer la otra –dijo Harry extendiéndole la carta a su mujer

- Claro Harry – Ginny miro la letra y rasgo el sobre para sacar el pergamino

"Mi precioso bebé…

Se que no es una buena introducción, pero ahora eres mi bebé, mi perfecto y bello hijo que me da aliento y ganas de vivir, probablemente tu padre deba estarme tachando de loca en su carta por hacerle escribir pero más loco es querértela enviar al 2023 no lo crees? Hoy es 31 de octubre de 1981, el sol está a punto de ocultarse y los niños ya empiezan a salir a pedir dulces, prometo que el próximo año saldremos tu padre, tu y yo.

Y bueno, se que él me ha notado extraña estos días, pero estoy preocupada, tengo un mal presentimiento, se que Sirius y Remus están disgustados, sé que no debería escribirte esto pero no quiero hablar con tu padre a veces es algo intransigente ya sabes no? y bueno, Remus ha sido un gran amigo para mi, antes de conocer a tu padre él y yo nos hicimos amigos, y siempre me cuido de las locuras de tu padre. Creo que hasta se sentía un poco celoso e intimidado por él, se que nunca se lo dijo a Remus y quizás el no se dio cuenta, pero sé que le tenía muchos celos

- Te gustaba Lily? – pregunto Dora a Remus

- Claro de que no –dijo el hombre

- Pero ella notaba los celos de James, vaya debieron ser buenos amigos –dijo la metamorfaga

- Porque no sigues Ginny

Bueno pero mejor dejo allí porque si a tu padre se le ocurre leer esto me dirá que tenía razón en sus celos, por favor que no lea esta carta. Bueno como te decía, creo que Sirius piensa que Remus es el espía aunque no me lo han dicho, pero no creo que sea él, creo que sería el último en serlo, sabes, pienso… pienso que es olvídalo, no debo ni pensarlo, eso significaría que estamos en problemas…

Sabes que me he enterado cariño Sirius va a casarse con Liz, bueno ella quiere que estemos en la boda pero por el encierro lo están posponiendo, espero que pronto ese chico siente cabeza, se que para ti es lo máximo, cada vez que venía tus ojitos brillaban, se que lo extrañas tanto como papá, pero pronto saldremos de aquí e iremos a verlo.

Tengo tanto miedo, cada vez que te veo me preocupa tu futuro, el hecho de que Voldemort este tras de ti me hace estremecer, sé que no es justo, pero a veces desearía que hubiera optado por ir por el hijo de Frank, oh amor en verdad lo siento por esto, pero porque tú? Sé que en el futuro cuando leas esta carta pensaras que soy cruel pero si tienes hijos dime no harías todo por salvarlos, y yo no he podido hacer nada por ti, solo encerrarme y esperar que alguien más lo derrote.

Cariño eres lo mejor que me ha pasado, sabes creo que tu padre piensa que estoy embarazada, hace rato se acostó en mis piernas y comenzó a sobar mi estomago, fue muy gracioso, pero no, lo siento, no hay ningún hermanito para ti, aunque no dejaremos de intentarlo, quizás pronto lo logremos, aun tenemos mucho tiempo por delante. Cuantos hermanos tienes? Espero que más de cuatro, tu padre solo quiere dos, pero yo no, quiero muchos hijos y muchos nietos así que espero que tengas más de dos hijos

Si por alguna razón no estamos contigo, quiero que sepas que te amamos, que eres el mejor regalo que pudo darnos la vida, y por favor, si conoces a tu tía Petunia quiérela, sé que es muy fría y cortante, pero es buena en su interior, mucho tiene que ver su esposo la ballena y el que no fuera bruja, pero es buena intenta arreglarte con ella sí? Lamento que ninguno de tus abuelos viva, pero Liz la futura esposa de Sirius es prima segunda de James así que tienes una tía en quien confiar, ella se hará cargo de ti si algo nos pasara, y bueno ni se diga de Sirius.

Hace unos meses soñé con un chico, no sé quien era pero no era tu padre aunque se llamaba como el James el estaba con otra chica pero no recuerdo su nombre, era una flor, quizás como tu tía y yo tenemos nombre de flor lo pensé así, no lo sé, bueno este chico dijo algo, ya se no lo recuerdo, te preguntaras porque te digo todo esto, pero es que, tu padre cuando le dije que enviáramos esta carta dijo que lo hiciéramos al año 2023 y el en mi sueño menciono ese año, es como un dejavu, no lo sé quizás la adivinación no fue tan mala como yo pensaba, tú qué crees?

Cariño tengo tantas cosas que escribirte pero solo era una carta para saludarte y decirte que te amo, que vivimos encerrados este tiempo por tu seguridad, y que se que tienes los genes adictos a quidditch de tu padre, y que serás un gran jugador, que pase lo que pase no importa siempre estaré junto a ti, y que pienses que todo lo que hice lo hice por amor a ti, y si fuera necesario pasaría la eternidad encerrada en esta casa con el hecho de saber que tu estas bien. Te amo con todo mi corazón y si es necesario daré mi vida por ti. Tu madre… Lily

Todos guardaron silencio mientras dejaban que las palabras que Ginny acababa de leer se asentaran en su mente.

- Vaya –dijo Harry – Por lo visto la magia de Albus no era infalible

- No y menos un hechizo desmemoriador –dijo Dora

- Lástima que Lockarth era muy bueno –dijo Ron

- Como estas cariño?

- Bien Ginny –dijo el ojiverde mirando a su esposa – Feliz por esto, nunca creí volver a leer algo de ellos y menos de su puño y letra

- Tengo mucha mensajería de ellos –dijo Remus – puedo traértela la próxima vez que vengamos

- Claro –dijo Harry – Te lo agradeceré

- Iremos a casa –dijo Ron – Hermione ya está cansada

- Gracias cielo –dijo Hermione – Pero estoy bien

- Ah no, primero me dices que lea tu mente y ahora que no, ahora nos vamos

- Nos veremos mañana para ir a dejar a los chicos –dijo la castaña despidiéndose de todos

- Si descansa y cuida a mi sobrinito

- Como sabes que será hombre?

- Es un presentimiento – ambos salieron al jardín y desaparecieron, Remus y Dora también se despidieron y desaparecieron en la noche

Harry abrazo a su esposa y entro en la casa.

- Harry sabes –dijo ella –Se que tus padres eran grandes personas, y hubieran sido excelentes suegros, pero aunque suene cruel me da gusto que todo haya pasado así, y que ellos no hayan recordado porque tu no serias quien eres de ser el tiempo distinto

- Probablemente, y aunque siempre los echare de menos, les doy gracias por lo que hicieron por mí. Ellos me dieron la fuerza de seguir adelante.

- Ellos están muy orgullosos de ti.

- Gracias amor

- Porque no vamos a dormir tu hijo ya está cansado

- Claro –dijo el abrazándola y subiendo despacio las escaleras, nunca espero leer esas cartas de sus padres, quizás en su tiempo no las habían escrito, y el leve cambio de tiempo que hicieron James y Teddy llego a afectar hasta esa época, y les agradecía eso, pues ese leve sueño de su madre y padre les llevo a escribirles desde su corazón. Entro en la habitación y miro a su esposa que le sonreía ampliamente, su padre tenía razón, estaba perdidamente de una pelirroja y lo estaría hasta el día en que le tocara morir.

o.o.o.o.o.o.o.o.o.o.o.o.o.

Lily corrió escaleras arriba con lagrimas en los ojos, intento cerrar la puerta, pero esta fue derribada, vio al encapuchado entrar a la recamara, rogó y suplico que no matara a su hijo, que lo dejara vivir, el mago tenebroso le ofreció vivir y en ese momento sus ojos se toparon con los de su hijo, en ese momento lo supo… ella respiro hondo y se dio cuenta que mil veces daría su vida por su hijo antes de vivir sin él, el mago tenebroso le ordeno apartarse, pero ella no se movió, en ese momento en la mente de la pelirroja aprecio una imagen, era un sueño que ya había tenido, fue el segundo más largo de su vida, en ese recuerdo vio a su esposo, a Sirius y a Remus en la sala de su casa, parecía haber ocurrido hace unos momentos, pero había alguien más, un chico idéntico a James pero con los ojos verdes esmeralda riendo cálidamente mientras ella lo abrazaba, sintió el calor del cuerpo del chico en sus brazos y un escalofrío la recorrió, ella miro al mago tenebroso él le apunto con su varita y ella sonrió, algo le daba la seguridad de que su hijo estaría bien que su sacrificio había valido la pena y un rayo verde ilumino la habitación… después… el llanto de un bebé resonaba en la casa casi destruida.

Fin,,,


Bien que les ha parecido? No se me parecio genial terminar con el inicio, pero bueno, tenia la itnencion de cerrar lo que me faltaba, la verdad me hubiera gustado haber salvado a los Potter y a Sirius pero no podia, pues gracias al sacrificio de Lily es que Harry esta protegido, sin el pues la hisotria seria diferente no? Ademas si dejaba a uno vivo creo que hubiera sido demasiado dolorosa la vida de uno de ellos sin su pareja, pues eran uno mismo, o asi me lo imagino, y pues Sirius pues tampoco, pues ninguno recordo tristemente, pero bueno, aqui esta. Al fin terminado.

MIL MILLONES DE GRACIAS a todos los que han leido, que han dejado sus reviews y que me han agregado a favoritos espero pronto si tengo tiempo escribir algo mas, si no estare leyendo fics... Gracias a todos y hastal a proxima.

IRES