Disclaimmer: Okey, a ver. Jace, es mío. También el libro, los personajes y los derechos de autor. (?) Bueno, ya. Casandra Clare es la dueña de todo eso. Amén.
Summary: Clary&Jace. Porque se complementan y se necesitan. Porque uno aprenderá del otro, y porque ambos tiene experiencias que compartir. Serie de drabbles basados en "Undisclosed Desires"- Muse. Para Mel, Analu, Annie, Ana, Dessie y Kokoro.
Nota: Coño, al fin me decidí a hacerlo. Es que, youknow, la escuela me absorbe, pero I'm back (H). Esto va para las chicas que aman 'The Mortal Instruments' tanto como yo: Mal (Flippy Skitty Black), Analu (Analu Cullen), Annie (Cafesitodeldia), Ana (Edward's in the Air), Dessie (DessieCBCWCDF) y Kokoro (Kokoro Black). Porque ellas son hgfyrfgyfyegeuyfge y las amo, aunque casi nop he hablado con Kokoro y Dessie xD. Pero bueno, loveyou, girls.
Nota 2: Hum, aún no lo sé, pero esto, tal vez, contenga algo de lemon. Ya saben, uno ligerito (completayvulgarmentesexual,claro) y, staff like that. Ya saben, inspirada en la canción Undisclosed Desires – Muse, porque es tan ELLOS. Yk, pípol ;D.


Deseos ocultos

&Uno:
Déjate ver.

«I know you've suffered
but I don't want you to hide»


— Jace.
— No.
— ¡Jace!
— No, Clary
— Por favor, cuéntamelo otra vez.

La miras y vez en sus ojos el gran anhelo. Pero, ¿en qué puede complacerla escuchar como Valentine, en tu niñez, te hirió de formas distintas? ¿Cómo le puede gustar tanto a ella aquella historia de tu halcón?
Apartas la mirada, porque no sabes si darle lo que quiere, aunque te duela.
Aunque ceder te haga sufrir.

— No lo creo, Clary. Y no… no insistas.
— Jace —y ahora su voz es suave, un suave canturreo. Dulce, incitador—. Jace, mírame.

Y la miras de nuevo. Sus mejillas están sonrosadas y el rojo cabello, como una llamarada, adorna su rostro. Sus esmeraldas llenas de cariño y algo más. ¿Comprensión, tal vez? No lo sabes, no importa. Pero no puedes dejar de admirar esa imagen.

— ¿Qué? —el veneno de la irritación se cuela en ese bajo murmullo malhumorado.
No puedes evitarlo. No puedes evadir ser quien eres, y lo que fuiste…

— Sé que sufriste, Jace —te susurra mientras una pequeña mano aparta unos mechones dorados de tu cara—. Se que Valentine se portó cruel, y te hizo daño… —te mira directamente a los ojos. Parece madura, algo mayor. Hermosa—. Pero no quiero que te escondas de mí. Dímelo todo, comparte conmigo… tu dolor —su otra mano rodea una de las tuyas—. Estoy aquí, contigo.

Se acerca, se para de puntitas como la delicada muñequita que es y roza suavemente tus labios.
— Para ti.

Y te abraza.
Porque es lo único que necesitas.
Una cura para tu sufrimiento.