Aunque no lo creas, te conozco bien

Disclamer: Hetalia no me pertenece; pertenece a sus respectivos creadores (as).

Antonio sabe que Pedro tiene un aroma especial impregnado en el cuerpo, un aroma fresco y dulce: el aroma a tierra.

Antonio conoce muy bien a Pedro, sabe que el aroma de su piel y la inocencia que llena sus ojos castaño oscuro bastan para volver loco a cualquiera, varias veces ha tenido que hacer hasta lo imposible para que Francis no le ponga las manos encima, aunque sabe que es no es necesario pues Pedro sabe defenderse muy bien solo, el podría romperle la cara a golpes a Francis sin ayuda de nadie si el francés intentara propasarse con el.

Sabe que Pedro ama su huerta, un lugar ubicado en el jardín trasero de su casa donde cultiva chiles y maíz, el ve lo feliz que es Pedro mientras trabaja en su huerta, especialmente durante la época de cosecha, sabe que la sonrisa de Pedro resplandece mientras nota que el maíz y los chiles están en perfecto estado.

Sabe que Pedro tiene la mirada llena de confianza y de esperanza, que es fuerte pues se ha levantado de cada caída que ha tenido, teniendo fe de que las cosas van a mejorar y se sigue esforzando a pesar de lo que digan los otros países, no deja que nadie lo humille o lo desaliente, eso llena a Antonio de orgullo (aunque el mexicano no lo sepa).

Lo que mas le gusta de Pedro, es que es solidario y valiente, pues tuvo el coraje suficiente para independizarse de el (aunque eso le causo una profunda tristeza) y también ayudo a Haití cuando este mas lo necesitaba.

Antonio conoce muy bien a Pedro, sabe que su piel morena es suave y tersa, la sinceridad de su sonrisa y la inocencia de su mirada, cada cicatriz que cubre su piel, normalmente cubiertas por la ropa, la firmeza de su voz cuando Pedro le dice que lo quiere, el calor que envuelve su cuerpo cuando lo abraza y el inconfundible aroma a tierra que emana de su piel, eso hace que Antonio lo quiera mas que cualquier otra cosa en el mundo.

Fin