+Gracias a LittleBellie quien me permitio adaptar su ficc uno muy bueno enserio mil gracias .

Este ficc es de rakign *M* lo pondre en el siguiente capitulo cuidense bueno los dejo para que disfruten su lectura…

SakuraPOV

Esto iba a ser asombroso. Esa era la única cosa que era capaz de pasar por mi mente mientras caminaba alrededor de mi nuevo apartamento. No era realmente mi apartamento, viendo que Sasuke paga la mayor parte de la renta. Aún, vivía aquí, y simplemente no puedo esperar por el siguiente año. Hinata, la hermana de Sasuke y mi mejor amiga, se suponía iba a venir a vivir con nosotros, pero Naruto nos ganó en preguntarle. Por tres años han estado saliendo, asi que supongo que no podemos decir que no lo vimos venir. Naruto es un muchacho realmente agradable, dulce caballero sureño; decir que estaba feliz por Hinata sería quedarse corto.

Estoy segura de que es obvio que no estoy saliendo con nadie. Si lo estuviera, no me hubiera mudado a un apartamento, en Tokio, con Sasuke. Hemos sido amigos desde la primaria; inseparables desde entonces. Cuando tenía pijamadas con Hinata, era obvio que Sasuke estaba invitado también. Nuestros padres no tenían problema con esto, tampoco. Sabían que no hacíamos cosas. Últimamente, en los últimos años, he comenzado a sentirme diferente sobre Sasuke. Nos hemos acercado tanto que no me podía ver a mí misma viviendo sin él. Creo que estoy comenzando a enamorarme de él…pero no quiero adelantarme por ahora.

Solo he tenido un novio; Gara No Sabaku. Fue solo una locura corta en la secundaria fomentado por Hinata. Ella decidió que sería mejor sacarme a mí al mundo de los novios y besos. Fue solo cuando había salido con Garaa que me di cuenta que él nunca sería como Sasuke, y que nadie nuca sería suficiente para mí. Sasuke tuvo algunas novias a través de los años, pero la peor fue Asusa. Había salido con ella por todo el año pasado, y cada día se volvió peor y peor para mí para manejarlo. Él me dijo, una noche, que iba a dormir con ella; ella sería su primera vez, un lugar que yo hubiese matado por tener. Lloré toda la noche luego de que me contó. El siguiente día, se enteró de que ella lo había estado engañando por un par de meses. Estaba destrozado, por lo que lo invité adormir a mi casa esa noche. Lo sostuve mientras lloraba, y lo ayudé a dormir. Nos conectados esa noche; había bajado su guardia completamente. Sentí como si pudiese compartir cualquier cosa con él por lo que estaba más que ansiosa de mudarme con él.

"Humph!" Solté un gruñido mientras era parcialmente tacleada desde atrás.

"Cuán emocionada estas?" Sasuke dijo, su alieno haciéndole cosquillas a mi oreja.

"Extremadamente. Deberíamos celebrar." Le dije. Le di una palmadita a su frente y caminé fuera de su agarre. Entré a la cocina para comenzar a hacer el almuerzo.

"Qué tienes en mente," preguntó con una sonrisa maligna, "Sé cuánto amas esos clubes."

"Lo sabes. Pensé que podíamos tomar algo de comida para llevar y vino para relajarnos en nuestro nuevo apartamento. Más tarde, podríamos invitar a Hinata y Naruto."

"Suena bien para mí." Sasuke sacó su teléfono y comenzó a llamar a Hinata. Dio un paso fuera de la habitación para hablar con ella mientras yo terminaba de hacer los sándwiches de queso tostados. Regresó mientras yo estaba colocando patatas fritas en los platos junto con los sándwiches.

"Gracias." Se entendió por encima de la barra para besar mi mejilla. Era tan solo un gesto amigable que hacía bastante seguido, pero yo todavía me sonrojaba enfervorizadamente. Se sentó de vuelta y comenzó a comer.

"A qué hora vienen?" le pregunté mientras me sentaba en el taburete junto a él.

"Nueve, pero Hinata quería venir un poco más temprano para dejar algo para ti."

Mi rostro perdió su color.

"No puedes dejarla jugar a Barbie Sakura. Sabes que esa es la única razón por la que quiere 'dejar algo'. Por favor!" le supliqué, sacudiendo su brazo con vigor.

"Oh, estarás bien. No te lastimará…bueno; saldrás de esto viva." Me sonrió amplia y torcidamente. Me levanté y me fui dando fuertes pisadas.

"Espera," me tomó por la cintura y me tiró hacia atrás. "Lo siento. Prometo que si sobrevives esta vez, tendré un trato especial para ti." Susurró la última parte en mi oído con una risa por lo bajo.

"Qué tipo de trato?" pregunté con el color regresando a mis mejillas.

"Uno bueno."

"Más vale que lo sea. Iré a bañarme antes de que llegue." Le dije mientras me giraba para ir al final del vestíbulo. Le dio una palmada suave a mi trasero, y simplemente me guiñó cuando lo miré con furia. Cuando hacía cosas como esa, estaba loca lo suficiente para creer que quizás le gustaba a él también.

Mi ducha tomó más de lo que esperaba porque la cálida agua se sentía tan bien. Incluso afeité mis piernas dos veces para asegurar de de que no me olvidé de ninguna parte. Cuando salí, oí la puerta abrirse, y Sasuke saludar a su hermana. Estaba a punto de escurrirme silenciosamente de regreso a mi habitación cuando oí a Hinata chillar.

"Tú regresa aquí ahora!"

Caminé fatigosamente de regreso a la habitación, vestida en solo una toalla.

"No la mates Hinata, por favor." Sasuke dijo.

"Ten fe en mi, solo estoy aquí para ayudar." Ella respondió antes de agregar, "Estaré en tu habitación, si no estás allí en cinco minutos solo será peor para ti."

"En serio no crees que voy a sacarla de la casa a escondidas en solo una toalla! Sujetador y ropa interior tal vez…" Su sonrisa maligna y comentario le causaron una dura bofetada en su brazo de mi mano que no estaba sosteniendo la toalla. Lo miré con furia mientras Hinata se alejaba.

"Tengo que irme a recoger la cena y tu trato. Jueguen bien. Estaré de regreso alrededor de las cinco." Sonrió, abriendo la puerta.

Temí lo que me esperaba de regreso en mi habitación, pero sabía que tenía que llegar allí antes de que ella lo hiciese más doloroso de lo que tenía que serlo.

"Oh Sakura, vas a amar lo que escogí para ti." Me dio ropas y me indicó que fuese al baño. Comencé a colocarme la ropa mientras nos actualizábamos.

"Cómo está Naruto?" pregunté.

"Genial. Tienes que venir a ver nuestro nuevo apartamento, es maravilloso. Tenemos unos vecinos, Itachi e Ino, y son tan graciosos. Itachi siempre cuenta chistes y Ino en realmente agradable una vez que llegas a conocerla. Los invité a venir esta noche, espero que no te importe."

"No, está bien. Esta noche será divertida." Me miré a mí misma en el espejo. Tenía un top de seda que se pegaba al cuerpo que descendía peligrosamente abajo en mi pecho. También llevaba jeans ajustados oscuros. No me veía la mitad de mal.

"Cuando termine aquí, bueno, solo digamos que no anticipo estas ropas permaneciendo en ti demasiado tiempo esta noche." Sonrió, levantando su rizador y comenzando con mi cabello.

"Hinata!" dije, "Sabes que somos mejores amigos. Sabes que no le gusto de ese modo!"

"De acuerdo, di eso a ti misma la próxima vez que se quede mirando fijo tu trasero."

"Oh, basta, él no mira mi trasero!"

"Seguro que lo hará cuando te vea en esos jeans. Muchísimas de nada."

"Si, lo que sea. No quiero presionar las cosas con él cuando acabamos de mudarnos juntos. Sé, también, que no podría soportarlo si me rechaza." Le dije, deprimiéndome un poco.

"El día llegará cuando ambos se den cuenta cuán destinados están."

Murmuré un 'si,si' mientras ella trinaba mi cabello y maquillaje. No fue un largo proceso porque Hinata es una maestra en ese tipo de cosas. Estaba terminada en veinte minutos más.

"Bueno, mi trabajo aquí está terminado. Regresaré alrededor de las nueve con Naruto, Itachi e Ino. Adiós, te quiero." Dijo mientras me abrazaba y caminaba fuera de la puerta.

"Te quiero también." Le dije, saliendo de la silla y caminando al living.

No sé cuánto más Sasuke iba a estar afuera, por lo que no estaba muy segura de qué hacer conmigo misma. Me decidí por cambiar los canales de la televisión para intentar ver si había algo para mantener mi atención. Me había acomodado en un show sobre doctores cuando la puerta del frente se abrió.

"Estoy en casa! Y traje comida!" Sasuke dijo mientras entraba con dos bolsas en sus manos, que acomodó en el mostrador de la cocina.

"Huele bien." Dije mientras iba a él y comencé a sacar cajas de las bolsas, "Qué me has traído?"

"Un poco de esto, un poco de aquello. Compre Spaghetti, fettuccini alfredo, y ensalada con un par de panes."

Tomé dos platos y los coloqué en el mostrador. Sasuke comenzó a llenar su plato mientras yo llenaba dos vasos de vino rojo. Dejé los vasos en la pequeña mesa para comer antes de comenzar a hacer mi plato. Una vez que tuve un poco de cada uno, lo acompañé a la mesa.

"Todo esto luce tan bien." Le dije mientras comenzaba a comer.

"Lo hice bien, o no?" Preguntó, pidiendo por elogio supongo.

"Oh si. Estoy muy orgullosa de ti." Dije, extendiéndome para dar un golpe suave a su cabeza. Él simplemente rodó sus ojos y sonrió.

"Te ves increíble, te dije eso?" Siempre sabía qué decir para hacerme sonrojar. Sabía que estaba siendo sincero, también, porque no podía dejar de mirarme fijo.

"Gracias. No fue tan malo como pensé que sería. Hinata invitó a sus nuevos vecinos, Itachi y Ino, aquí esta noche."

"Bien. Qué haremos esta noche?"

"Decidí que sacaría algunos tentempiés y podríamos simplemente sentarnos y hablar. O, siempre está esa extensa colección de películas que insististe en traer."

"Suena como un plan para mí." Terminó su vaso de vino, y regresó a la cocina para llenarlo de nuevo. Volvió con la botella, agregando más a mi vaso antes que al de él.

"Estás intentando emborracharme?" Lo provoqué. Sabe que no tengo una alta tolerancia del alcohol; normalmente estaba limitada a una copa por noche.

"Siempre es más divertido cuando estás borracha." Me guiñó.

"Jaja, estoy segura que lo es. Terminaste con tu plato?" Le pregunté mientras me levantaba con el mío. Me lo entregó y me siguió mientras entraba a la cocina para lavar los platos.

"Quieres tu trato ahora?"

"Por supuesto." Le dije como colocaba los platos en el lavabo.

"Espera un segundo, ve al living y te lo llevaré."

Lo miré escépticamente por un segundo antes de hacer lo que pidió. Estuve sentada allí por un par de minutos antes de que viniera y me acompañara en el sofá. Sonrió y me entregó un plato de postre con el mejor cheesecake en él.

"No lo hiciste." Dije, mirando el plato en shock. Parecían años desde que comí cheesecake.

"Lo hice." Respondió, dándome el plato. Lo coloqué en el suelo y prácticamente salté a él.

"Gracias!" Grité, lanzando mis brazos alrededor de su cuello. Palmeó mi espalda un par de veces y rió por lo bajo.

"Gracias a ti, parece que me has enseñado un nuevo truco. Cuando quiera alguna chica sobre mi simplemente les daré cheesecake."

Le rodé mis ojos y lo probé. Sabía tan bien, era ridículo.

"Mmm, esto es tan sabroso." Dije, cerrando mis ojos y pegando mis labios. Abrí mis ojos y lo vi mirándome concentradamente; sus ojos negros eran vibrantes.

"Puedo pobrar un poco, por favor?" Preguntó, sin quitar sus ojos de los míos.

En lugar de responderle, tomé un poco con mi dedo índice, y lo extendí hacia él. Cuando fue a chuparlo, lo corrí y lo esparcí por toda su mejilla.

"No acabas dE hacer eso." Sasuke me miró, incrédulo.

"Lo acabo de hacer." Le dije seriamente. Tenía un brillo malicioso en sus ojos, y antes de saberlo, fui lanzada hacia atrás en el sofá, sus manos volando por todos mis lados.

"No, sa...suke…por...favor...lo siento!" Solté ahogada, apenas siendo capaz de respirar. Se detuvo pero sus manos aún me sostenían en mi lugar a mis lados. Se inclinó e inmediatamente pensé que iba a besarme. Me tensé de emoción. Cuando pensé que nuestros labios estaban por tocarse, bajó su cabeza junto a mi mejilla para frotar el cheesecake que había en su mejilla en la mía.

"Dos pueden jugar este juego, dulzura." Susurró en mi oído mientras saltaba fuera de mi riendo por lo bajo.

Me senté allí en asombro, hasta que oí el timbre de la puerta sonar.

Si lo que acababa de suceder fue una señal de cómo iba a transcurrir el resto de la noche, entonces iba a ser un buen tiempo diablos.

Qué les parece? Les gustó? No? Se aceptan todo tipos de reviews ;)

Bueno bueno como siempre aquí molestandolos jeje buen pues antes que nada este ficc no me pertenece le pertenece ha LittleBellie quien me permitio adaptarla a un sasusaku jeje sin su permiso esto no seria posible espero y les guste cuidense los quiero mucho besos…