Los personajes son de Sephanie Meyer, las locuras solo mías....


Sumary:

Isabella Swan vive en su propio mundo de lujos y riquezas, un mundo creado por su propio marido... un mundo carente de felicidad. Uno de sus custodios personales ¿podrá ser capaz de darle la felicidad que ella desea?


Prólogo

Custodio mío…

_Ya no pienses más en el pasado…_ musitó sobre mi piel _ni en el presente_ la punta de su húmeda lengua recorría el filo de mi cadera _ni en el futuro…_ me estremecí cuando sus palabras hicieron temblar la piel de mi vientre, depositó un suave beso allí, un beso que me estremeció y siguió con su recorrido removiendo cada fibra en mi interior, avanzando centímetro a centímetro mientras yo luchaba entre dejarlo entrar o sacarlo de mi vida definitivamente.

_Yo… mmm… yo te deseo demasiado_ logré decir entre jadeos reflejando mis propios pensamientos, esos que siempre había gustado en mi interior… era tan fácil abrirle mi alma a él. Entonces su lengua hizo estragos en mí cuando rozó mi endurecido pezón, arqueé mi espalda en busca de más de esa exquisita sensación de placer que ya hacía tiempo que no experimentaba…

_No tengas miedo Isabella, nadie sabe qué podrá pasar mañana…_ murmuró besando el valle de mis senos, su mano hábil acarició mi costado como si con ese toque fuese capaz de derretir el hielo que se había se formado en mi corazón después de tantos años

_Ed…Ward_ susurré cerrando fuertemente los ojos, no quería sentir lo que él me hacía sentir, no quería bajar mis armas ante él más de lo que ya habían cedido, me excitaba en demasía y me daba miedo al mismo tiempo y bajar la barrera de mi corazón era nuevamente exponerme… eso lo sabía muy bien, sin embargo estaba allí… perdiéndome finalmente en sus caricias.

_Shhh… déjame amarte… quiero amarte hoy_ dijo cerca de mi boca, su dulce aliento me estremeció y mi cuerpo me traicionó calentándose bajo su piel _quiero abrir todas las puertas de tu alma_ susurró mirándome con el verde de sus ojos,

_¿Aunque te cueste… la vida?_ musité probándolo, él se acercó a centímetros de mi boca y yo solo me pude perder en su mar verde esmeralda,

_Puedo morir mañana… pero moriré feliz porque te amé_…temblé con sus palabras sinceras, mordí mi labio con urgencia al ver sus ojos oscurecidos por el placer y por algo más que me negué a ver. Me reflejé en ellos y supe que ya era tarde para mí… muy tarde…

… ya me tenía…


Reviews? Gracias! Comienza una nueva historia donde se juega el amor, el poder, el deber y la pasión… espero que le den la bienvenida, besotes!