Songfic. Bright Star.

"Te ruego que respires todavía" – Fanny Brawne

Apoyó su mano contra la pared. El silencio absoluto no le impedía sentir la respiración de él. No, el silencio no se lo impedía ya que no escuchaba con los oídos. Era su corazón el que escuchaba la respiración de esa otra persona, a ritmo con la suya propia. Sabía, por una de esas cosas que el amor asegura, que él también apoyaba su mano sobre esa misma pared. Sin embargo, esa pared que los unía, irónicamente, también era lo que los separaba.

"Apoyo mis espaldas, y espero que me abraces" – John Keats

Le había costado entenderlo. Confiar plenamente en alguien. Incluso para estar seguro de que ella estaba dormida, con su espalda contra la pared. A través de la misma, sentía los latidos de su corazón. Una tragedia griega. El poeta que era había identificado instantáneamente su situación con el triste romance de esa joven pareja, separada por un muro de piedra. Muro, imagen del inquebrantable obstáculo que se les imponía. Con la mejilla apoyada, se quedó dormido.

"Y me sangran las manos" – Fanny Brawne

Quería clavar sus uñas, y con las manos, derrumbar la pared. La triste verdad era que ella sabía que tirar abajo esa pared no iba a cambiar nada. Se sentó en la cama calmadamente y se puso a coser telas negras.

Songfic con la canción "Rasguña las piedras" de Sui Generis, sobre la película Bright Star de la vida de John Keats.

Bright star! would I were steadfast as thou art—

Not in lone splendour hung aloft the night,

And watching, with eternal lids apart,

Like Nature's patient, sleepless Eremite,

The moving waters at their priest-like task

Of pure ablution round earth's human shores,

Or gazing on the new soft-fallen mask

Of snow upon the mountains and the moors—

No—yet still steadfast, still unchangeable,

Pillow'd upon my fair love's ripening breast,

To feel for ever its soft fall and swell,

Awake for ever in a sweet unrest,

Still, still to hear her tender taken breath,

And so live ever—or else swoon to death.