Loonatics Unleashed no me pertenece, y esto es un humilde Fic.

...

Capitulo 14

...

-¿Quieren formar un nuevo equipo?- Duck estaba sentado en la cama del hospital, cubierto de vendas pero conciente. Lexi le pelaba una manzana, mientras le comentaba las últimas novedades de la base, junto con Slam. Este había llevado una canasta de fruta al pato, para comerse la mayor parte de estas.

-Si, debido a que Acmetropolis quedará completamente desprotegida cuando regresemos a Blanc- Lexi le alcanza la manzana a Duck. El pato no quería comerla porque no era muy aficionado a la comida saludable, pero la coneja le insiste –Vamos Duck, necesitas las vitaminas-

-Te aprovechas de que estoy demasiado dolorido como para resistirme- El pato muerde el trozo de fruta y trata de comerlo sin saborearlo –Y ¿Tienen a alguien en mente?-

-No hay muchos mutantes antropomorfos o humanos en Acmetropolis, aunque te cueste creerlo- Explica Lexi con algo de exasperación.

-Srghnecesitamos reclutas con fghabilidades especiales- Slam elevo los hombros en señal de entendimiento. Si no era suficiente con los mutantes, se podría buscar personas con habilidades especiales, como en el caso de Chaz y el difunto Jet.

-¿Podrás asistir al funeral te Jet?- Lexi se levanta del asiento para salir de la habitación –Será esta tarde, a partir de las tres de la tarde-

-Claro que iré, yo era su superior- Duck se mueve bruscamente y un terrible dolor recorre todo su cuerpo. No se anima a gritar, pero su cara estaba deformada por esa terrible sensación –Duele… mucho-

-A lo mejor te pondremos en una silla de ruedas- Lexi le sonríe preocupada enseñándole que debe quedarse quieto. El daño que había recibido el pato era terrible. Sin embargo, este parecía estar llevando la situación demasiado bien.

-ShgLe pediré permiso a Ace para llevarte- Slam sale de la habitación dejando a los otros dos solos.

-Deberías descansar- Lexi acaricia con cuidado la mejilla del pato, y este se sonroja un poco.

-Necesito irme de aquí, este lugar me está volviendo loco- Danger Duck sentía que estaba a punto de darle un ataque de ansiedad si seguía acostado en esa cama en medio de aquel hospital –Prometo portarme bien, comeré sano y nada de luchar contra los chicos malos, pero no quiero estar un solo día más aquí-

-Está bien, si Ace no te permite salir, te sacaré yo- Lexi le hace un guiño cómplice y Duck suspira aliviado. Realmente se sentía como un inútil en ese estado, y el olor a desinfectante y medicinas no lo ayudaban a levantar la moral.

La coneja le da un suave beso en la mejilla antes de irse, haciendo que Duck sienta mariposas en el estómago. Esa sensación era muy incomoda pero agradable.

Se acomoda entre las almohadas y cierra los ojos, mientras reflexiona sobre la idea de Zadabia. Realmente necesitaban un equipo nuevo si pretendían regresar a Blanc a ser guardianes de la galaxia, pero si los medios hacían público la muerte de Jet como activo del equipo Loonatic, nadie iba a querer formar parte de este grupo, sin pensarse dos veces las consecuencias.

También estaba la gravedad de sus heridas. Le dolía en su ego no tener tantos fans como Ace, o hasta la misma Lexi, pero estaba seguro que los paparazzis iban a inventar cientos de cosas sobre sus heridas y le iban a dar mala publicidad al equipo.

Duck se la veía venir, estaba seguro iban a insinuar que no estaba hecho para ser superhéroe y que no debía formar parte del equipo Loonatic…

"Esos horribles pensamientos de nuevo"

-Maldita sea, tengo que salir de aquí antes de enloquecer- Duck se rasca los ojos anegados de lagrimas, para evitar llorar por la frustración. En ese momento, Slam entra a la habitación y lo atrapa desprevenido. El pato lo mira con algo de seriedad a pesar de estar tan angustiado.

-No has visto nada, grandulón-

-No he visto nada- Slam niega agitando su cabeza levemente, y luego le acerca la silla de ruedas –Ace desea que vayas al funeral, y quiere hablar contigo de algo importante-

Duck trago saliva, temiendo lo peor. Tal vez, esta había sido su última misión como Loonatic.

(…)

Sophie revisa como le quedaba su vestido negro frente al espejo de cuerpo completo que había en su cuarto. Era muy serio, lo suficiente como para ir al acompañamiento con Beth. La última vez que había usado ropa negra, había enterrado a su abuela en el cementerio central de Acmetropolis.

Jet había sido muy valiente, mucho más que ella. Había dado su vida por la causa y para salvar a su mejor amigo Chaz. Eso le hizo pensar que tal vez en algún momento, si seguía siendo un Loonatic, tendría que hacer un sacrificio semejante por Beth, Tech o cualquiera del equipo.

No se creía capaz de algo semejante, era demasiado cobarde y tímida para ser intrépida. Tal vez ella debería dimitir en un futuro cercano, pero si lo hacía ¿Qué haría con su habilidad de copia? Podía lastimar a personas inocentes si no aprendía a controlar sus poderes. Además, Beth parecía estar decidida en convertirse en heroína, porque había quedado más que impresionada por la actitud del superior Duck cuando pelearon con Ramiel en la Torre.

-¿Lista para irnos?- Beth había llegado a la habitación de Sophie, buscándola para partir hacia el funeral. Estaba vestida con un traje negro, pantalones ajustados y un saco a la medida. A ella no le gustaban mucho los vestidos.

-Si, solo que… ¿Beth?- Sophie mira con algo de intensidad a su amiga -¿Quieres ser un Loonatic?-

-Claro, en donde más podría aprender a usar esto…- Beth atraviesa la pared con su mano y al sacarla, sostiene un par de boxers de color rojo delante de una avergonzada zorra -…Para detener a los malos y robarle la ropa interior a Rev-

El correcaminos llega corriendo hasta la puerta de la habitación de Sophie, mira a Beth con algo de incomodidad y le quita su ropa interior de sus manos, mirándola molesto.

-Deja de hacer eso- El joven correcaminos gruñe ligeramente, pero ella le dedica una sonrisa picara.

-Adoro tener visión de rayos X- Beth le sonríe a Sophie, y esta suspira aún más avergonzada por esa actitud.

-¿Sophie?- Tech llega a la habitación, ahora había una pequeña reunión allí. El coyote se quedo enmudecido al verla con ese vestido negro, le quedaba ajustado de su linda figura y resaltaba sus lindos ojos. Estuvo un poco embobado hasta que finalmente logro articular un par de palabras –¿No-nos va-vamos?-

-Si- Sophie estaba completamente colorada. Ella extiende su mano y Tech se la toma con suavidad para besársela.

-Awww- Beth se sonríe ligeramente –Si Rev no fuera cinco años mayor que yo, te diría Roba-cunas-

-¡Beth!- Rev estaba avergonzado ahora, aunque él no era ningún santo por intentar entablar una relación con Beth.

-Sabes que eso no me importa, Tech- Sophie le sonríe con dulzura al coyote, este gruñe ligeramente a la correcaminos, pero decide no hacer un escándalo por ese asunto.

-Vamos, de seguro que pronto va a comenzar-

(…)

Chaz estaba sentado en la escalera de la funeraria. Su traje negro lucía algo desalineado, olía alcohol y sus ojos estaban un poco rojos por el llanto reciente. No había hablado con nadie, siquiera con la familia de Jet. Parecía que se había quedado sin espíritu para vivir.

En ese momento, una mujer de vestido negro y con una capucha cubriendo su cabeza, llega caminando lentamente hacia donde se encontraba el angustiado felino. Se detiene a su lado, mueve su capucha para dejar ver su rostro preocupado y su cabello rubio. Chaz no se inmuta por su presencia.

-No has atendido a mis llamadas- Zadabia comienza hablar con voz cancina.

-No tengo nada que hablar con usted- Chaz escupe estas palabras con amargura.

-Jet no hubiera querido que abandones el equipo-

-Jet está muerto, y no vamos a saber nunca que hubiera querido-

-Chaz, eres inteligente, un estratega nato y sabes de tecnología, podrías ser el pilar principal de los guardianes de Acmetropolis y continuar cuidando a las personas del mal- Zadabia parecía estar visualizando un futuro brillante para Chaz, a pesar del oscuro presente que estaba transitando.

-¿Y dejar que otro compañero muera?- El gato estaba angustiado. No tenía intensiones de ser duro, pero estaba cansado de sentir su corazón destrozado por la perdida de Jet –No, gracias-

-Tu no dejaste que Jet muriera, sabes bien que fue su decisión, te quería más que a un hermano y por eso te salvo la vida- Zadabia no quería que Chaz se culpara, de seguro Jet no hubiera deseado que su amigo pasara su vida de esa forma.

-No quiero seguir hablando de esto-

-Chaz, hay muchos mutantes en la ciudad como las dos niñas que conociste, y ellos te van a necesitar-

-Zadabia… solo dejame en paz-

-Debes pensar en tu futuro, en lo que esperabas convertirte al ser policía y en lo que hubiera querido tu amigo para los dos en este equipo, no hagas que su sacrificio haya sido en vano-

Chaz mira furioso a Zadabia, pero podía ver que sus ojos estaban vidriosos y la palidez de su rostro denotaba la pena por la pérdida. Debía ser la primera vez que tenía que enterrar a uno de sus compañeros de equipo.

-No voy a regresar al equipo- Chaz parecía estar determinado a cumplir esa promesa –Pero eso no significa que debes arrepentirte de la iniciativa, Acmetropolis los necesita…-

-Y a ti también, Chaz- Zadabia estaba a punto de marcharse –Tienes habilidades que ayudarían a muchas personas en esta ciudad… solo piénsalo-

Chaz frunció el entrecejo y miró al suelo sin decir nada más. Zadabia se había marchado para entrar en la funeraria. Eran las tres de la tarde, y había llegado el momento de darle el último adiós a Jet.

(…)

Ace estaba un tanto taciturno cuando Duck, llego a la funeraria en silla de ruedas, siendo empujado por Slam. Se sentía horrible en ese instante, tenía que darle malas noticias en ese momento tan complicado para él y para todos, pero era el líder. Esta era una de sus responsabilidades.

Aún así, el conejo solo esperaba que Lexi comprendiera esto cuando llegue el momento.

Ahora se sentía fatal con respecto a la muerte de Jet. Apenas trabajaron en una misión y falleció de una forma horrible, sin dejar rastros ¿Cómo era posible que haya permitido esto?

De seguro que las bajas eran de esperarse en un equipo que enfrenta cualquier tipo de amenaza, alienígena o mutante. Pero Ace jamás tuvo la oportunidad de imaginar la posibilidad de que alguien de su equipo podría morir en una misión. Siempre pensó que podían tener el éxito en cualquier misión, que todo saldría bien si estaba enfocado en un buen plan y no se salía de este.

Pero la muerte de Jet era la prueba de que estaba equivocado.

-¿Ace?- Lexi le toca el hombro para espabilarlo de sus pensamientos. Debía entrar para dar un discurso de despedida, pero no podía organizar las palabras en su mente. Estaba en blanco, pero de seguro cuando este frente a su pequeño público, podría usar su sangre fría para actuar como si todo estuviera bien y dar unas banales palabras para cerrar esa terrible derrota que había sufrido su equipo.

-Estoy bien, Lex- Ace le sonríe a su prima con calma, ocultando sus inseguridades -¿Cómo esta Duck?-

-Negándose a comer decentemente y enloqueciendo culpa del hospital- Lexi parecía estar indignada de que Duck tuviera que pasar por esa situación.

-Tech tiene los nanobots listos para reparar las heridas de Duck en menos de veinticuatro horas- Ace estaba demasiado serio cuando dijo esto, siquiera parecía verse aliviado.

-Eso es fabuloso…- Lexi se quedo un tanto preocupada por su primo -¿Por qué estas tan serio?-

-Siendo el líder, tengo que tomar las decisiones que crea que son lo mejor para el equipo, y quiero que lo entiendas cuando llegue el momento-

-Pero…- Lexi ve que Ace sube al atril para dar su discurso sobre Jet. Ella lo mira con intensidad y nota que estaba observando a una persona en particular.

Era a Duck al que estaba mirando de con tanto recelo ¿A que se refería Ace con todo esto? ¿Duck estaba en problemas?

Su corazón aleteo ligeramente, y sintió como sus ojos se llenaban de lágrimas a medida de que aquel funeral avanzaba.

(…)

Sophie y Beth sollozaron levemente mientras el ataúd vacío de Jet bajaba seis pies bajo tierra. Las dos tenían poco de haberlo conocido, pero sentían el ambiente cargado de angustia y emoción, y no podían evitar llorar.

Tech no pudo estar con Sophie en ese momento, porque se había ido a ver a Duck en su laboratorio portátil. Le estaba inyectando los nanobots de regeneración de tejidos, por orden de Ace. Parecía que deseaba hablar a solas con él, después de terminar con el entierro.

Rev estaba junto con Lexi, la cual lucía muy preocupada por la situación de Duck y muy angustiada por aquel funeral. Estaba tan angustiada que no podía parar de llorar. Slam estaba junto a Chaz, para vigilarlo de cerca y evitar que perdiera la compostura. El pobre gato estaba llorando tanto que podría llegar a deshidratarse, no había palabras de consuelo para él. Solo quería llorar hasta descargarse de aquella horrible situación y no quería hablar con nadie del equipo hasta que el entierro terminara.

El gato se quedo un tanto agazapado y sin energía, después de que enterraron el ataúd. Estaba esperando a que todos se marchen de allí, sin deseos de moverse. Pero Slam se quedo a su lado, hasta que el último integrante del equipo salió del cementerio.

-¿Vas a tratar de convencerme de quedarme en tu equipo?-

-No- Slam trata de hablar lo más claro posible para que Chaz entienda la situación en la que estaba –Pero Acmetropolis te necesita, y tú necesitas ser un Loonatic, es lo único que tienes que saber-

El demonio de tasmania le hizo una señal con su cabeza a modo de saludo, y luego se fue caminando hacia la salida del cementerio, dejando completamente solo a Chaz.

(…)

-Creo que están trabajando muy bien- Tech sonríe orgulloso al ver, a través de su microscopio electrónico, como sus pequeñas invenciones zurcían los tejidos de Duck como si fueran laboriosas arañas tejedoras.

-Te agradezco haberme sacado de ese hospital, los doctores decían que estaría internado dos semanas- Duck suspira completamente aliviado.

-Es raro que me des las gracias- Tech se sonríe con algo de incomodidad.

-No me digas eso ¿Sabes? Tuve la sensación de que me echarían del equipo apenas saliera de aquel hospital- Duck sonríe ligeramente a Tech y este hace una rara mueca de disgusto.

-Tus heridas son graves, y puede ser que esto acelere tu recuperación pero recibiste un gran trauma físico- Tech no quería decir algo que hiriera el ego del pato, pero no pudo evitar dar su opinión –Tendrás que ir a un psicólogo-

-¿Qué?- Duck parecía indignado. Él no creía necesitar un loquero.

-Duck, esto es serio, no tienes un entrenamiento militar, eres un civil que ha tenido la suerte de tener habilidades especiales- Tech trata de tomar aire antes de continuar –Nunca nos entrenaron para esto y después de lo que paso con Jet…-

-Lo capto, si puedes recomendarme uno yo no tengo problemas de ir a terapia, con tal de no quedar fuera del equipo- El pato sonríe con cierta complicidad.

Tech asiente levemente. Estaba seguro de que Duck iba a estar sano y listo para cualquier misión después de ese tratamiento. Ciertamente su ego y narcisismo no eran un gran caso de estudio, pero no quería que se convirtiera en un neurótico o paranoico después de ese episodio tan traumático que sufrió.

Ace entra de repente al pequeño laboratorio y le hace una señal a Tech para que salga de allí. Este lo mira con algo de duda, pero sube los hombros, palmea ligeramente el hombro de Duck y se va de allí sin ofrecer resistencia.

Cuando quedaron solos, el conejo miró con dureza a Duck. Sus ojos se tornaron brillaron de un amarillo intenso, como si estuviera a punto de dispararle con su visión laser. El pato no dudó un solo momento en ponerse en guardia esperando esquivar cualquier ataque.

-Bien, veo que tienes instinto de conservación- Los ojos de Ace vuelven a la normalidad, el color azul de sus iris parecían estar un tanto mas pálidos y fríos.

-¿Qué mierda te pasa?- Duck no quería gritarle a su líder, no iba hacerlo porque necesitaba saber si este realmente había perdido la cabeza y deseaba matarlo -¿Qué pretendes con amenazarme?-

-Casi te mueres allá- Comienza hablar con sequedad el conejo.

-Y como ves, estoy entero y no me he muerto- Duck replica, cada vez más enojado.

-No supiste manejar la situación- Ace parecía estar tratando de lastimar su orgullo o por lo menos, retarlo a que pierda los estribos.

-Esa bruja de cabello filoso salió de la nada ¿Cómo iba a saber que me iba a cortar hasta desangrarme?-

-Duck, Creo que no entiendes el punto…-

-No, tu no lo entiendes- Duck ahora exclamaba indignado por su situación –Te confiaste, no te molestaste en enviar a unas novatas a pelear y mucho menos en enviar a un par de policías hacer el trabajo de un superhéroe-

-No escuche que te quejaras- Ace sabía que eso no era cierto. Duck no estaba de acuerdo con meter a los novatos en esta misión, pero tampoco expreso su descontento abiertamente.

-Eres el líder, yo confiaba que lo harías funcionar- Asume Duck con vehemencia.

-Como todos los demás, esa es la responsabilidad que recae en el líder- Ace mira con intensidad a Duck mientras este se endereza. Parecía estar un tanto relajado, pero él sabía que estaba muy tenso -¿Alguna vez pensaste en tomar esa responsabilidad cuando querías ser el líder de nuestro equipo?-

-Sinceramente nunca creí que Zadabia me diera la oportunidad, así que no, nunca lo pensé Ace, yo no soy un soñador- La voz del pato sonó un poco quebrada.

-Eres un mal mentiroso, sabes que eres el más soñador de todos nosotros y el único del grupo que deseaba ser un superhéroe cuando era más joven- Ace niega lentamente, como si lamentara mucho lo que estaba por hacer. Finalmente le lanza la bomba sin dar más vueltas al asunto –Tu ya no puedes ser parte de este equipo, estás fuera-

Duck se le quedo mirando por un momento. Sonrió levemente y parpadeo, trato de decirle algo, pero no pudo. Se le quedo mirando con la boca entreabierta, hasta que finalmente comenzó a reírse con ganas.

-Lo sabía, sabía que iban a echarme- Admite con pesar el pato.

-Nos iremos a Blanc mañana, Zadabia te dará…-

-No quiero hablar con ella-

-Tienes que hacerlo Duck, ella fue la que me pidió que te echara-

-¿Y le hiciste caso?- El pato casi grita incrédulo. Estaba herido por aquella actitud.

-Hice lo que era mejor para Acmetropolis y para ti, pero tal vez no lo sea para nuestro equipo- Ace le extiende la mano a Duck para estrechársela, y este no sabía que hacer. No podía culpar a Ace. Si él hubiera sido mas listo, hubiera evitado que lo lesionen de esa forma tan horrible. Suspiró resignado y le estrechó la mano con fuerza.

-Fue un placer haber trabajado contigo, Danger Duck-

-Es Daniel, Daniel Duck- El pato asiente levemente, tratando de contener las lagrimas –Fuiste un dolor en el culo, pero aún así… ha sido un placer trabajar contigo, orejón-

(…)

-¿Cómo es posible que Duck no trabaje más con nosotros?- Rev exclama incrédulo al enterarse de la noticia.

-No puede ser- Beth estaba muy preocupada por el destino del pato –El superior Duck ha sido muy hábil, nos ha salvado la vida a mi y a Sophie ¡No pueden hacer esto!-

-¿Están culpándolo de la muerte de Jet?- Lexi estaba tan alterada que estaba diciendo cosas sin sentido. Aún así, Zadabia no dijo nada, hasta que todas las quejas del equipo se apaciguaron.

-Es lo mejor para Acmetropolis- Zadabia repite lo mismo que le dijo a Chaz y el gato levanta la oreja un tanto interesado.

-¿A que se refiere con eso?- Tech estaba un tanto conmocionado, que parecía estar hablando demasiado alto.

-Solo quiero que entiendan que a veces, lo que no es mejor para el equipo, es lo mejor para la ciudad- Zadabia se levanta del asiento y sale de la habitación para encontrarse con Duck.

-Zadabia no puede hacer esto…- Slam estaba muy triste como para elevar la voz.

Lexi parecía que iba a sollozar ante lo ocurrido, así que Sophie la abraza para consolarla un poco, y evitar que pierda la compostura.

-Tranquilos, no creo que Duck deje de ser superhéroe- Chaz parecía ser el único en comprender las intenciones de Zadabia.

-Confiamos en que así sea- Agrega Ace con calma.

(…)

Duck se estaba frente al lago del parque de Acmetropolis, sentado en una banca sin ganas de moverse mucho. Estaba esperando a Zadabia mientras los nanobots seguían trabajando en sus heridas. No se sentía débil, pero le eran incomodas las descargas de dolor que le enviaban sus nervios cada vez que eran inervados en sus músculos.

Sus ojos estaban anegados de lágrimas. No podía pensar en nada más que su cese en la participación del equipo de Loonatics. Comprendió que tener el sueño de ser un superhéroe y cumplirlo, era muy difícil, aún contando con poderes especiales.

-Es un bonito atardecer, a pesar del smog- Dice Zadabia mientras se sienta al lado del pato.

-Si, supongo que lo es- Responde Duck de forma apagada.

-¿Por qué crees que te saque del equipo?- La mujer lo mira con intensidad.

-Porque ya no cubro las expectativas para estar con los demás-

-En realidad, te he sacado porque las ha excedido- Zadabia entorna sus ojos con total tranquilidad y comienza a hablarle con vehemencia –Siempre has querido ser el líder del equipo, y aunque en el pasado creía que era solo para llamar la atención, casi todas las acciones que has llevado a cabo desde que te he incorporado en este equipo, indican que tienes habilidades para el liderazgo-

-¿Las tengo? Pero…-

-El líder de Loonatics es Ace, sabes mejor que nadie que es el único que puede manejar ese equipo- Zadabia deja en claro ese punto.

-Si- Duck estaba de acuerdo, pero se sentía un poco molesto por esto –Zadabia, no estoy entendiendo el punto de toda esta charla-

-Duck, quiero que seas el líder del equipo que cuidara de la ciudad de Acmetropolis- Zadabia parecía estar un tanto preocupada por la reacción de Duck y agrega de inmediato –Sé que no quieres dejar a tu equipo, pero Acmetropolis te necesita, así como son necesarios los loonatics como guardianes del universo-

-Yo…- Duck se queda un tanto incomodo con la oferta -¿Seré el líder del nuevo equipo?-

-Si, podrás usar todos los métodos que conozcas o aprendas, Ace y los demás podrán ayudarte a entrenar a los reclutas, pero serás responsables de todas las misiones-

Duck repaso lo sucedido con el ataque de Ramiel y la terrible sensación de tomar decisiones que podrían quitarle la vida a alguien. Ser el líder era una gran responsabilidad y jamás imaginó que Zadabia se la daría.

-Creo que aceptare, pero si no sirvo para esto yo…-

-Lo haras muy bien Duck, has cuidado muy bien de las novatas, y me has demostrado ser muy dedicado en tu trabajo- Zadabia hace un gesto de exasperación al agregar –El hecho de que no necesites entablar una relación amorosa con ellas para que te respeten, significa que tienes la facultad de guiar a un grupo sin necesidad de recurrir a los lazos afectivos-

-¿No aprueba la relación entre Tech y Sophie?- Duck evito herirse de esa situación, sabía que Zadabia estaba chapada a la antigua, pero no tenía idea que le incomodara ese tipo de situaciones.

-Ellos tienen derecho a formar una paraje y más adelante una familia, pero…- Era difícil para un equipo funcionar con parejas oficiales, pero ella no podía hacer nada para evitarlo.

-Entiendo… creo- Duck eleva los hombros restándole importancia. Él no se preocupaba por eso, ya que era problema de Ace. Aún así, no quería tener los mismos problemas amorosos dentro de su propio equipo. Pero no quería preocuparse por eso, ya quemaría ese puente cuando lo cruce.

-¿Aceptas el trabajo de ser él guardián de Acmetropolis?- Pregunta finalmente Zadabia.

-Lo acepto-

-Tengo la primera misión para ti- Zadabia le da una palmada cariñosa al hombro sano de Duck –Quiero que convenzas a Chaz de ser tu segundo al mando-

-Eso suena difícil- Duck hace un chasquido con su pico y luego agrega con una enorme sonrisa –Pero siento que tendré suerte-

(…)

Había pasado más de dos años después de eso, y Duck estaba al mando de la división Delta del equipo Loonatic que opera en Acmetropolis. Era un líder excéntrico, con un estilo muy distinto al de Ace, pero cumplía con todas la misiones con sumo cuidado, tanto con su equipo como con los civiles.

Chaz, quien ahora es su jefe de operaciones, había sido un miembro vital para el éxito de estas misiones. Aunque a Duck le llevo un mes convencerlo, el gato terminó aceptando la propuesta de ser parte del equipo delta, al ver que tenían demasiados reclutas adolescentes. No podía dejarlos sin su apoyo táctico.

Los nuevos reclutas no excedían de los dieciocho años, algunos eran antropomorfos con habilidades especiales y otros tenían poderes mutantes que apenas podían controlar.

Era difícil, pero fue de mucha ayuda para Duck que todo el equipo Loonatic de Blanc, diera seminarios y los entrene para que puedan adaptarse al trabajo en equipo.

-¿Así que Sophie y Tech esperan a su primer cachorro?- Duck salía del centro de comunicaciones con una enorme sonrisa. Estuvo hablando una hora entera con su amor a distancia, Lexi. La relación era buena, se veían con mucha frecuencia gracias a los túneles espacio-temporales de Blanc y estaban planeando casarse, pero era complicado lidiar con el trabajo en ambos frentes.

-¿Y te sorprende?- Chaz parecía haber cambiado un poco de cómo lo había conocido. Ahora, se vestía de negro y usaba gafas oscuras. Aunque casi nunca sonreía, no era un mal sujeto para entablar una conversación amena, a pesar de que aseguraba estar triste todo el tiempo –Esos dos estuvieron haciendo su "pequeño ritual de apareamiento" desde que se conocieron-

-Los caninos son extraños- Argumenta Duck.

-Y que lo digas- Chaz cierra el ultimo archivo y estira sus brazos al sentirlos entumecidos –Bien, me iré a dormir-

-Revisaré los ejercicios para mañana, haremos una simulación sorpresa-

-Espero que sea solo una simulación- El gato le sonríe ligeramente al pato –La ultima vez que hicimos algo así, los chicos malos la transformaron en una verdadera operación de campo-

-Si, aun tengo cicatrices que me lo recuerdan- Duck hace una señal con su cabeza asintiendo –Descansa, Chaz-

-Buenas noches, jefe-

Duck entorno los ojos al escuchar a Chaz decir eso. Ser el líder de un equipo de superdotados no era una broma, mucho papeleo, mucho trabajo como apoyo emocional, que en su caso, superaba al que le había dado Ace en su momento. Aún así estaba feliz de tener a su equipo entero, a salvo y en forma.

Lo único que Duck deseaba lograr en un futuro cercano, es que todos esos jóvenes logren comprender que esta iniciativa era más grande que ellos, que estaban para darlo todo por esa ciudad, y que se les enseñaba a ser héroes. Su deber era lograr que comprendieran esto, todo lo demás dependía de ellos.

Fin

N/A: Logre terminarlo jajaja finalmente.