Disclaimer: Ninguno de estos personajes me pertenece, ni la serie, ni nada, ya saben de quiénes son ;)

~En vez de escribir Light, pongo Raito, la pronunciación japonesa, ya saben. Me gusta más :) Espero que no le moleste a quien quiera que lo lea (si es que es leído)

Tranquilidad

.

.

Venía siendo un atardecer hermoso, pero a la vez melancólico. El ambiente estaba extrañamente silencioso, calmado y solitario, más solitario de lo común. Todo parecía indicarle a Misa lo que debía de hacer. Su cuerpo temblaba, temblaba de tanto aguantar las emociones involuntarias que en esos mismos momentos tenía, porque no debía de tenerlas. Lo presentía, algo malo había pasado, ya no sentía a Raito cerca de ella. Él estaba… lejos. Esas punzadas dolorosas e intensas en lo más profundo de su ser le indicaban todo esto, le hacían sentir todo esto. Y cualquiera, al enterarse de esto, diría que ella estaría llorando y gritando desconsolada y débilmente al saber que el amor de su vida, la razón de su existencia estaba muerto, pero era todo lo contrario.

Simplemente estaba extrañamente tranquila, mientras estaba parada allí en lo alto del edificio, con la ausente vista fija en el horizonte al hermoso atardecer. En su interior sentía cierta satisfacción y felicidad, pero a la vez incertidumbre, ella sabía que seguiría a Raito a donde quiera que fuera y eso era exactamente lo que estaba a punto de hacer. Porque ya no tenía nada más que hacer en este mundo, desde que Raito se había ido la razón de existir o propósito de vida aquí se había acabado. Y no le asustaba seguirlo.

Si no se había marchado desde antes, desde que su familia había muerto, era porque había querido estar junto a él, ayudándole y procurándole siempre. Porque loamaba tanto, que sólo quería estar con él, porque le había dado esa fuerza para seguir. Y ahora que ya no estaba, ¿qué podía hacer aquí, completamente sola? Así que, desde un principio, supo lo que tendría que hacer cuando Raito se marchara. Cuando finalmente todo acabara.

No debía de pensar en lo que vendría después. Sólo debía de pensar que se juntaría de nuevo con Raito, tenía esa esperanza. No debía de pensar. No debía de hacerlo. Ni miedo ni duda. Sólo esperaba seguirlo y alcanzarlo como había hecho todo este tiempo. Sólo debía de estar tranquila, tranquila porque seguiría con él. No podía quedarse sola. Su existencia estaba y estaría con él siempre, entonces ella lo seguiría y no le dejaría jamás. Aunque él no quisiera, aunque él no le amara, ella tenía amor suficiente para los dos. Y una gran esperanza de poder seguir con él. Por siempre.

N/A:

+Terrícola, si es que llegaste hasta aquí, te lo agradezco. Hace exactamente dos semanas que comencé a leer/ver Death Note y heme aquí, escribiendo ya fanfics de este animé. Justo hoy terminé de ver el animé y bueno, ya sabes, el final claramente insinuaba que Misa se suicidaría. Sé que fanfics como este se han hecho 34343433543543242 veces, pero en fin, has de comprender que apenas me inicio, supongo. Y también has de entender la razón por la que no es muy bueno U_ú

Gracias, si es que has leído.

Leon.