Por alguna extraña razon e estado teniendo esta regresion a ver caricaturas que ya habia visto y despues de gastar 6 hrs de mi vida viendo los jovenes titanes me dije: "Hey, ¿Por que no escribo un fanfic sobre ellos?" asi que aqui esta el resultado.


Prologo

Chico Bestia estaba asustado. No, Chico Bestia no estaba solamente "asustado", Chico Bestia estaba aterrado. No sabía porque pero estaba pasando de nuevo. Sentía como la razón lo abandonaba, como ESO se movía bajo de su piel. Oía sus gruñidos guturales retumbar en su cabeza, cruel burla de la batalla perdida que estaba librando. Solo quería que acabara, que todo se terminara, fuera cual fuera el final. Quería pedir ayuda pero el dolor del cambio axficciaba las palabras en su boca, matandolas y logrando solamente resoplar, incapaz de hacer algo más mientras luchaba en su habitación con ese ente, rasguñando las paredes, rompiendo los muebles, deseando que ese insoportable gruñido terminara. La bestia quería salir; EL quería salir. Pensó que lo tenía controlado, pensó que no era más una amenaza. Se equivoco. ¿Por qué ahora, después de tanto tiempo? Se supone que Cyborg lo había arreglado. Tal vez el, Chico Bestia, estaba cambiando. Tal vez la inyección no lo había arreglado todo, tal vez estaba mutando de nuevo. Tal vez su peor temor se había hecho realidad. Los instintos estaban tomando el control, esos instintos de tantos animales distintos que había estado suprimiendo durante las últimas semanas de su vida. La bestia estaba tomando el control y eso le aterraba. ¿Por qué? El joven titán se preguntaba esto mientras luchaba en vano contra esa fuerza sobrenatural y observaba con horror como su cuerpo se llenaba de pelo verde y largo. ¿Qué tenia de malo perder la razón? Sus manos ahora se habían transformado en patas con afiladas garras, garras diseñadas para matar ¿No se supone que la vida como animal sería más fácil? Sentía como sus dientes se convertían en afilados colmillos. ¿Qué les pasaría a sus amigos? Hubo una pausa. Chico bestia no quería convertirse en ESO. Una bestia salvaje, asesina… solitaria. La pausa termino, la bestia era más fuerte ¿Por qué le temía a la fuerza de la bestia, porque temerle a esa transformación a la que había estado predestinado desde el día que lo mordió ese mono verde? Porque esas dos escencias tan diferentes no podian convivir en el mismo cuerpo y eso significaba que si la Bestia emergia Chico Bestia moriría.

Finalmente su voz ahogada fue liberada, emergiendo desesperada de su pecho y retumbo en las paredes de su habitación con una fuerza sobrehumana, un grito bestial que resonó en toda la torre acabando tan súbitamente como había empezado. Garldfield Logan había ganado esa batalla ¿Cuántas más tendría que librar para finalmente ceder a sus instintos? Tambaleándose se paro, estaba lleno de sudor y sus piernas no podían sostenerlo, su uniforme se mantenía milagrosamente y a duras penas pegado a su cuerpo. Volvió a caer y con mucho esfuerzo se arrastro a la pared donde recargo su espalda para sentarse y ver lo que quedaba de su habitación. Todo estaba destruido. La bestia solo sabía destruir. Y mientras sus cansados parpados se cerraban y su conciencia se entregaba al dulce sueño de Morfeo pudo distinguir una figura encapuchada que entraba por su puerta y se acercaba hacia él sin siquiera tocar el piso. Por un momento pensó que de verdad había muerto, abandonado el mundo material y ahora ese espiritu venia a recoger su alma. Una débil sonrisa se dejo ver en su rostro. 'Claro que no es la muerte idiota' se dijo a si mismo

"¿¡Chico bestia que paso!"

"Hola… Raven"

Y después se entrego a los ansiosos brazos de Morfeo.


Que les parecio, deberia continuarlo... todavia no se como continuarle. Waffles, los amo mas que a la vida misma XD