Disclaimer: Hey Arnold pertenece a Craig Bartlett y Nikelodeon.

Solo me pertenecen los personajes creados por mi.

Disfruten…

"El Reflejo"

Capitulo 7: Tu amor me saco de la oscuridad

oOoOoOo–

" La Luna es el espejo del Sol, su luz es un reflejo que proviene de este, sin el Sol la Luna seria nada, pero si el Sol perdiera a la Luna, su luz no tendría sentido y moriría de tristeza, pues es por ella por quien él arde con tanta fuerza ."

–oOo–

¿Dime quien eres?– le pregunta una niña rubia y de ojos azules a un chico también rubio, pero de ojos verdes.

Me llamo Basilius… ¿Y tú, como te llamas? – dice dandole la pequeña esfera dorada que había caído de sus manos.

Freya… mi nombre es Freya – dice tomando feliz su juguete. – No te había visto por aquí…

Es que casi nunca puedo salir… mi maestro es muy estricto – explica él tranquilo.

¿Quieres jugar conmigo?– expresa ella fascinada de tener a alguien de su edad tan cerca.

El niño sonríe, mirando sobre el hombro de ella, para saber si nadie se acerca.

Supongo que seria agradable… jugar un rato – dice mas para si mismo que para ella.

Freya sonríe y le lanza la esfera dorada, ambos juegan por un largo rato riendo y saltando por los jardines del palacio.

Desde esa primera vez, ellos dos se encontraban en los jardines para jugar, compartiendo secretos, historias, sueños, hasta que…

¿Quieres ver algo muy bonito Freya? – le dice Basilius misterioso. Ella intrigada asiente. – ¡Dame algo tuyo! – le pidió él, ella desato su liga dorada del cabello y se la dio, después él coloca uno de los botones de su chaqueta.

Entonces Basilius junta sus manos y crea una esfera de luz que rodea a la liga y el botón que luego toman la forma de una mujer pequeñita y con alas, esta vuela hasta Freya que la toma en sus palmas, mientras Basilius la hace danzar al ritmo que chasquea en sus dedos, ambos reían sintiendo la felicidad recorriendo su espíritu.

De pronto el sonido de unos tambores los asusta, Basilius se levanta y protege a Freya con su cuerpo al sentir la presencia de otra persona.

¿Quien es?– replica Basilius levantando sus manos para hacer cualquier hechizo que necesite.

Una figura oscura, se levanta frente a ellos, riendo estruendosamente.

Basilius trata de proteger a Freya, pero ese ente lo lastima en el rostro, dejándolo semi-inconsciente, Freya se acerca a él llorando, aún tiene aquel ser que Basilius creo entre sus manos, esta salta hacia el rostro de aquel hombre de mirada fría, cuando este esta a punto de atrapar a Freya, tratando de proteger a su ahora ama, pero el aura oscura que tiene este es demasiado y el pequeño ser solo desaparece, convirtiéndose de nuevo en solo un botón y una liga. Sin embargo ese sacrificio, fue suficiente para despertar el poder dormido de Basilius y Freya, aun como niños lograron repeler el ataque del mago negro, haciéndolo huir. Aún así el esfuerzo fue demasiado y ambos quedaron inconscientes en medio de los jardines del palacio, el mago Maestro, tomo a Basilius y lo llevo a su casa, mientras el rey llevaba a palacio a Freya.

Ellos no volvieron a encontrarse en los jardines del palacio, Basilius no quiso volver a verla, pues sentía que la fea herida en su mejilla la asustaría, sin embargo él se convirtió en el nuevo mago del reino al morir el mago Maestro. Y el tiempo y el destino, volvería a unir sus caminos, y a su amor."

"Tu amor me saco de la obscuridad"

–oOoOoOo–

Después de que el brillo del espejo los cubrió, Arnold y Helga sufren una transformación, él surge de la luz ataviado con una toga blanca y dorada, ella vestida de blanco y plateado, cada uno con con los símbolos del sol y la luna en el pecho.

Una ráfaga de un viento enrarecido, los golpea fuertemente y los avienta hacia el suelo.

¡GENIAL AHORA SI COMIENZA MI DIVERSION! – expresa sonriente Patrick-Tezcatlipoca- Mago Negro, mientras el sonido de los tambores que lo acompañan se hace mas fuerte.

Helga alza la cara mirando hacia el personaje en cuestión con rabia, intenta levantarse pero siente un leve dolor en los oidos y su cara hace una leve mueca.

– ¡¿Estas bien Helga? – pregunta Arnold preocupado, acercándose a ella.

– ¡Estoy bien no te preocupes… es solo que odio ese sonido…necesitamos tratar de sacar a los chicos de esas cosas! – expresa ella levantándose con rapidez del piso.

¡Crees que puedes atacar a nuestros amigos y quedarte tan tranquilo! – replica el rubio creando una bola de fuego con sus poderes, desviándola cuando su enemigo pone una de las esferas frente a él.

¡Lila! – grita fuertemente desde el otro lado Brainy, mirando con desesperación la batalla, y a la pelirroja dentro de aquella esfera que protegió a Patrick ahora transformado en ese frío ser.

¡Brian! – exclama ella mirando hacia el chico de cabello cobrizo, con angustia y lagrimas en los ojos.

Helga voltea hacia el espejo mágico al sentir una reacción en él después del grito de Brainy, lo observa unos momentos y luego observa como de su interior donde parecen habitar miles de estrellas surge otro resplandor que cubre a Lila y a Brainy liberándolos de su prisión.

Esto realmente no sorprende a los rubios, que miran a sus amigos corriendo hacia ellos.

– Espejo… el espejo mágico reacciona con el amor Arnold, ahora recuerdo…– le dice Helga mirándolo con premura.

– Si ahora lo recuerdo también… y si el espejo mágico reacciona al amor – Arnold entiende entonces la mirada que le da Helga, y así solo murmura una palabras antiguas y su cuerpo brilla, lanzando el fuego que sale del hechizo, hacia Tezcatlipoca.

Este vuelve a cubrirse, pero ahora con la esfera que contiene a Phoebe, Gerald mira desesperado todo y grita con todas sus fuerzas el nombre de su chica.

¡PHOEBE!

¡AHHHH! – se escucha el grito de terror de la chica oriental, sin embargo el fuego no toco siquiera la esfera, y aun así de pronto como en un sueño ella ya se encontraba en los brazos de Gerald y ambos fuera de cualquier burbuja.

¡¿QUE RAYOS? – replica Patrick mirando su única protección desaparecer y sintiendo el hechizo de fuego de Arnold atacándolo, lo que lo hace retroceder.

– ¿Que paso? – pregunta algo asombrado Brainy.

– El espejo reacciona a los sentimientos, sobretodo reacciona al amor – explica la rubia mirando a los jóvenes que se refugian junto a ellos.

– ¿Viejo puedes explicarme que es todo esto? – indaga asustado Gerald abrazando protector a Phoebe.

– Larga historia, debemos sacar a Mildred y Nathan de esas esferas – dice Helga mirando de frente hacia estos y luego volteando hacia el espejo–. ¡Por favor espejo, saca a mis amigos de ahí! – implora la rubia.

El espejo mágico reacciona nuevamente, liberándolos de su prisión.

¡Demonios! – replica el mago negro mirando a sus rehenes huir –. ¿Y crees que ya los has salvado?

¡Déjalos salir de aquí, ya no puedes hacerles daño! – impera Arnold.

Una sonrisa diabólica se dibuja en el rostro del mago negro.

¡Ja, ahora ustedes tienen mas que perder, ademas no podrán cuidarlos todo el tiempo! – indica alzando el espejo de su mano y murmurando algunas palabras, logrando que un aura oscura inunde el lugar convirtiéndolo en un enorme vacío.

Arnold y Helga protegen a los demás formando una burbuja alrededor de ellos y el espejo magico.

– ¿Estas bien Helga? – le dice Arnold al notar el cansancio en el rostro de la rubia.

– Parece que esto es demasiado para mi… pero tenemos que acabar con él –

Arnold asiente.

–oOoOoOo–

Las bóvedas del antiguo edificio desaparecieron, todo cambia de forma, ahora todos flotan dentro de la burbuja sobre un lugar lleno de ruinas de alguna antigua civilización y de espesa naturaleza.

– ¡Arnold… ¿esto es? – indaga Helga con una mueca de tristeza en el rostro.

Arnold mira alrededor con nostalgia y dolor.

– Si… esto es Leukos… – contesta él abrazando a Helga.

¡Bienvenidos a su hogar! – dice Patrick sonriendo maliciosamente–. ¡No hay mejor lugar para acabar con ustedes que el lugar donde todo empezó!

– ¿Que es este lugar? – pregunta Lila a Nathan que parece un poco mas tranquilo que los demás.

– Este lugar señorita, es el antiguo reino de Leukos, el lugar donde ellos nacieron en su anterior vida, donde fue la batalla contra ese hombre… o al menos lo que queda de ese antiguo reino.

– Nos trajo aquí porque sus poderes son mas fuertes en este lugar… donde las sombras y el dolor lo gobiernan totalmente – explica Arnold.

– ¿Vidas pasadas, poderes mágicos, vestidos raros, estoy en una película del señor de los anillos o que? – expresa irónico Gerald.

– ¡No estas mas sorprendido que yo moreno! – replica Helga componiéndose y limpiando algunas lagrimas de sus ojos.

– Lamento que hayan quedado envueltos en esto chicos – dice Arnold mirando a sus amigos.

– Me temo que fue él quien los envolvió en esto desde el principio – dice Helga observando a Patrick que los mira triunfal –. Sabe que con ellos aquí estamos a su merced, los escogió, supo el momento adecuado para utilizarlos, pero tenemos que protegerlos.

Helga toma la mano de Arnold y se acerca a el espejo mágico y lo toca con las manos de ambos.

– ¡Espejo, muestra tu verdadera forma! – dice ella tranquilamente mientras los demás la miran expectantes.

El espejo se transforma entonces en una mujer de cristal con alas.

– ¡Cielos es hermosa! – dice Phoebe asombrada gratamente, en tanto los demás asienten.

– Mi señora, ¿porque usar la verdadera forma de espejo? – pregunta Nathan abrazando a su mujer.

– Sin su poder esta esfera se desvaneceria, ella los protegerá mientras nosotros vamos contra el mago negro – explica Arnold que ha entendido el plan de su amada.

– Brainy… cuida bien de Lila ¿si? – le dice Helga a su ex-novio acomodándole un mechón de cabello y colocando la mano de la pelirroja en la de él –. Y tú de él Lila, Espejo los protegerá mientras su amor sea fuerte.

Lila asiente sonriéndole a Brainy que la mira ruborizado.

– ¡Cuídate mucho Helga! – dice Brainy adivinando de que se trata lo que están haciendo, ella solo asiente sonriendo tristemente y dandole un suave empujón a Lila.

– Gerald protege a Phoebe, estarán bien en tanto estén juntos – recomienda Arnold poniendo una mano en el hombro de su mejor amigo, quien lo mira incrédulo.

– Si viejo… gracias… err… ¿hermano?

– ¿Dime?

– ¡Estoy seguro de que todo saldrá bien! – le dice dándole la mano.

Arnold le brinda una sonrisa a su amigo y cabecea en señal de consentimiento.

Helga se abraza a Phoebe revolviéndole el cabello.

– ¡Cuídate mucho Phoebe! – le dice a su casi hermana.

– ¡Tú mas Helga… – dice esta a punto de llorar.

Arnold y Helga quedan frente a Mildred y Nathan que los miran con angustia.

– Esta no es una despedida Nana… apenas volvimos a vernos, ya veras que todo va a salir bien.

¡¿No piensan salir a jugar? – grita impaciente el mago negro mirándolos retador.

¡Ya vamos imbécil! – replica molesta Helga.

– Cuídate mucho mi niña… yo estaré esperándote – dice la bella mujer sonriente.

– ¡Nos vemos Nathan has sido un gran guía! – dice Arnold dandole la mano a aquel hombre que de pronto siente que conoce de toda la vida.

– Cuídese mucho mi señor… ambos, nosotros seguiremos esperando aquí, por ustedes.

Arnold toma la mano de Helga y abre una parte de la esfera que los ha estado protegiendo.

– ¡Te los encargo mucho Espejo! – dice la rubia volteando a ver a la mujer de cristal, quien le hace una reverencia y le contesta con un suave sonido proveniente de su interior.

En cuanto están fuera de la esfera, Espejo despliega sus alas y aleja la esfera de ese lugar.

– ¡¿No me digan que van a pelear sin su adorado espejo guardián? – se mofa Tezcatlipoca mirándoles de lado.

– ¡Ella se encargara de proteger a nuestros seres queridos, mientras volvemos a terminar contigo! – resopla Helga bastante fastidiada – . ¿Y podrías por favor quitar ese ruido de mis oídos?

– ¡Oh, si había olvidado cuanto detestas mis tambores! – indica él chasqueando los dedos, con lo que desaparece el sonido –. Puedo cumplirte ese deseo princesa.

– ¿Estas lista Helga? – pregunta Arnold dandole la mano a ella.

Ella le sonríe tomando su mano.

– ¡Como siempre Arnold! – responde segura.

Arnold recuerda aquel día en la selva, ella le dijo lo mismo, y se lo demostró con creces, así que esa sonrisa es suficiente para creer que podrán ganar si están unidos.

¡Helios as Lunae et Luminis! – gritan los dos antes de transformarse en luz.

Patrick ríe antes de envolver su propio cuerpo en oscuridad y comenzar a avanzar hacia ellos a toda velocidad, formando una esfera oscura alrededor de ellos.

¡Esta vez no será tan fácil! – se escucha la voz de Patrick.

Un largo rato de silencio, la poca luz que había alrededor, comienza a desvanecerse, todos dentro de la esfera que protege Espejo miran impacientes esa esfera oscura, preocupados de lo que esta sucediendo en el interior.

Lila se abraza a Brainy mientras ven como la oscuridad cubre a sus amigos por completo apagando su luz.

– ¡Ayúdalos! – grita de pronto Phoebe, mirando desesperada a la mujer de cristal.

Ella la mira con compasión, pero niega con la cabeza.

– ¡Ella tiene la misión de cuidarnos! – explica Nathan mirando con lagrimas en los ojos hacia donde se supone aún están Arnold y Helga.

– Pero Helga dijo que ella reaccionaba a los sentimientos humanos – recuerda Lila.

– ¿Y eso que? – pregunta Gerald.

Phoebe abre los ojos y toma de la mano a Gerald.

– ¿Estas preocupado por Arnold?

– ¡Claro que si!

– ¿Brian? – pregunta Lila, él solo asiente.

– ¿Y ustedes? – les preguntan a Mildred y Nathan.

– Ellos son como hijos para nosotros – indica el hombre.

Todos unen sus manos y le ruegan a Espejo, ella les mira con esos ojos de cristal azul, ella tiene una misión pero esos sentimientos de amor hacia aquellos que están en la pelea, la obligan a salir de la esfera.

– ¡Ayúdalos Espejo, nosotros nos cuidaremos solos y llévales todo nuestro amor! – grita Lila, sintiendo por primera vez el suelo árido del lugar en sus pies.

Espejo saca una espada de su cuerpo y abre una entrada para ir con sus amos, tras esto ella entra en la oscuridad también, dejando que toda la luz se desvanezca, mientras los demás esperan inquietos en esa noche sombría en la que se encuentran.

–oOoOoOo–

Helga esta a punto de sucumbir cuando siente los brazos de Espejo apoyándola.

– ¿Que haces aquí? ¡Te di una misión! – replica ella al verla, pero espejo solo le responde con un sublime sonido.

– ¿Ellos la enviaron? – dice Arnold, protegiéndolos de un ataque del mago negro.

– ¡No debiste… pero te enviaron por el amor que sienten por nosotros!

– ¿Acaso hay un poder mas poderoso que el amor y la amistad? – dice Arnold lanzando una bola de luz en contra de Patrick.

– ¿Creí que habían dicho que no pelearían con su guardián? – dice este algo molesto –. Esta bien si lo van a hacer, entonces yo también – expresa tomando el espejo negro y transformándolo en la figura de un hombre de cristal de color oscuro, con alas negras.

¡Ella viene acompañada del amor y las bendiciones de nuestros amigos! – dice Helga, tomando nuevamente la mano de Arnold para hacer un conjuro.

¡Pero jamas podrá ganarle al poder oscuro de mi sed de venganza! – replica Patrick, iniciando el propio –. ¡Esta vez este mundo será mío!

Lila se hinca en el piso y comienza a orar, Brainy la mira y se une a ella, Phoebe hace lo mismo y también Gerald, al igual que Mildred y Nathan.

Esas oraciones llegan en forma de luz hasta Espejo que recibe todo ese poder de amor y despliega sus alas justo cuando Arnold y Helga dicen la ultima palabra de su conjuro.

Patrick lanza su ataque mientras Espejo negro también despliega sus alas lanzando todo su poder oscuro contra los dos rubios y su guardián.

La luminosidad inunda todo, esta vez la oscuridad desaparece, convirtiendo todo lo que hay alrededor en luz.

LUZ

AMOR

AMISTAD

"TU AMOR ME SACO DE LA OSCURIDAD,

SOLO TÚ ME HAS BRINDADO LUZ Y COLOR,

PORQUE TÚ Y SOLO TÚ ILUMINAS MI VIDA"

oOoOoOo–

Arnold y Helga despiertan en medio de un lugar lleno de pequeñas estrellas y luces de colores, miran a su alrededor.

– ¿Que es este lugar? – pregunta Helga tocando con los dedos una de esas chispitas.

– Parece el interior de Espejo… – responde él recordando una sensación así hace tiempo.

– ¿Espejo?

– ¡Aquí estoy mi señora! – dice apareciendo frente a ellos.

– Has vuelto a salvarnos como aquella vez – dice Helga mirando a la bella figura de cristal.

– Ustedes me dieron la vida amos, solo por ustedes existo.

– Gracias espejo, no se que habríamos hecho sin ti – dice cariñosa Helga.

– Deben agradecer a sus amigos mi señora, ellos me enviaron su amor por ustedes en sus oraciones, fue gracias a eso que pudimos derrotar de nuevo a Tezcatzilpoca, ha sido enviado a una grieta en el tiempo, y esta vez parece que no podrá escapar, miren – en sus manos aparece el espejo negro que perteneciera al mago negro.

– ¿Pero como? – pregunta Helga intrigada.

– Parece que hay una pequeña chispa de ustedes dentro y no pudo destruirlos – explica Espejo mostrándoles una pequeña chispa brillante en su interior tan oscuro.

Helga recuerda, fue el mago negro mismo quien recolecto esa chispa, la tomo cuando encanto a Arnold en la selva, ella no entendía que significaba, hasta ahora.

– Ese brillo… ese brillo nació de la unión de nuestras manos, la luz de nuestro destino.

– Solo una parte… nuestro destino es brillante e infinito – expresa Arnold –Y esa pequeña parte quedo adherida al espejo negro.

– El estará a salvo aquí conmigo… – dice Espejo–. Ustedes deben volver con sus amigos.

– Gracias Espejo… a partir de ahora estarás a nuestro lado de nuevo – le dice Arnold.

– Gracias Espejo – le dice Helga casi maternal.

Cuando salen es de día ya en aquel lugar, abrazan a sus amigos y se sienten felices de verlos vivos, y de tener vida ellos también, con la ayuda de espejo regresan a Hillwood en un instante. A comenzar una vida tranquila, una vida normal, llena de amor.

Dentro de su mundo Espejo mira a Espejo Negro se siente feliz de tener por fin alguien con quien compartir la eternidad, y se da cuenta de que sin obscuridad, no podría existir la luz, ella le muestra su corazón, un botón y una liga para el cabello, esos que alguna vez Basilius uso para crear un pequeño ser de luz, un ser de luz que sobrevivió gracias al amor de sus amos.

Patrick, el mago negro o Tezcatlipoca como lo quieran llamar, se encuentra encerrado en una fracción del tiempo, cerca del final de este, un lugar de donde nunca podrá salir.

oOoOoOo–

Epilogo

La luz del amor

La mañana es fría, pero eso no parece importarle a un joven de cabello rubio cobrizo, que mira su reflejo en la ventanilla de su auto, mientras espera a que salga su novia.

– ¡Buenos días Brian! – dice Lila sonriente al ver al chico parado estoicamente frente a su puerta.

– ¡Buenos días Lila! – responde él dandole un suave beso en los labios.

Suben al auto y Brainy maneja por las calles de Hilwood con destreza a pesar de la nieve que ya se forma en el camino.

Llegan al antiguo edificio donde aun esta exhibido el espejo mágico, quedaron de ver a sus compañeros de escuela ahí.

–¡Demonios Arnoldo, puedes dejar de desperdiciar tus poderes! – escuchan la voz de Helga replicando algo.

– ¡Lo siento Helga, pero es divertido! – contesta el rubio a quien ven flotando cerca de un gran candelabro.

– ¿Quien le da poderes a un soñador como él? – pregunta Helga a Phoebe, mientras ella hace levitar un libro frente a esta.

– Supongo que el mismo que le da poderes mágicos a una soñadora como tú Helga – dice la chica oriental mientras lee el pasaje del libro.

– ¡Buenos días! – saluda Lila bien colgada del brazo de Brainy.

– ¡Buen día tortolitos, ¿como están hoy? – responde la rubia dejando caer el libro de Phoebe.

– ¡Hey! Estaba tratando de leer esto Helga – resopla la pelinegra, salvando el articulo antes de que toque el suelo.

– ¡Puedes sostenerla con tus manos, no soy un atril!

– ¡Buenos días chicos! – dice Arnold aterrizando con gracia en el piso.

– ¿Siguen ensayando sus poderes? – pregunta Brainy.

– La verdad es muy curioso, pensé que desaparecerían al no estar mas el mago ese, pero no es así, y mírennos ahora somos unos bonitos fenómenos – expresa Helga.

– ¿Y tú que no creías en la magia? – se mofa Arnold.

– ¿Y que piensan hacer con ellos? – pregunta Lila.

– Pues ser muy felices, y esperar que nuestros hijos no los hereden.

– ¿Creen que eso sea posible?

Arnold y Helga se miran el uno al otro y alzan los hombros.

– Ja, lo mejor será guardar en secreto esto.

– No lo creo, yo quiero ser un gran ilusionista.

– Eso seria trampa usas magia real, no ilusoria – replica Helga.

– ¡Vamos Helga, ¿porque no compartir esto con el mundo?

Ella solo lo mira aburrida.

– ¡De acuerdo dejemos esto por la paz, por lo pronto lo único que quiero es terminar la escuela y casarme contigo! – dice Arnold abrazando a su novia.

Ella sonríe y lo besa en la mejilla.

– ¡Y yo contigo melenas!

– ¡Hey chicos, ya tengo todo! – dice Gerald entrando al recinto.

– ¡Genial! ¡Nathan, Mildred vámonos! – grita Arnold.

– Ya vamos chicos – dicen estos saliendo a reunirse con ellos.

Helga se acerca a el espejo mágico tocando su reflejo, Espejo se convierte en la mujer de cristal.

– ¿Seguro que no quieres venir? – le pregunta con dulzura.

La mujer sonríe y niega con la cabeza.

– Esta bien, cuídate mucho – le dice haciendo un pase de su mano para que esta se transforme de nuevo en el espejo, Helga mira su propio reflejo en este por un momento, ahora mira dentro de su propia alma, Espejo es parte de ella, y le muestra un bello reflejo, siente liberada su alma de temores y angustias, esta vez se siente lista para vivir la vida al lado de la persona que ama, Arnold.

– ¿No quiso ir? – le pregunta Arnold a Helga.

– No…recuerda que ahora tiene compañía, vámonos nosotros, será bueno pasar una fiesta con nuestros amigos.

– Si y mamá tiene muchas ganas de conocer a Nathan y Mildred, dice que quiere saber acerca de mi vida anterior – dice el rubio llevándose a Helga, para reunirse con los demás.

El recinto se cierra y queda en penumbras, pero el espejo mágico brilla suavemente con la luz que proviene del amor.

Fin.

Extraño, si un poco, pero que quieren esta vez si fue un triunfo crear todo un mundo atrás de esta historia, espero que les haya gustado, y un saludo a mis amigos que no dejaron de leer esto, bueno pues prometo seguir en contacto, aunque me temo que mi internet ahora si va morir por falta de fondos monetarios, de todas formas voy a seguir actualizando mis pendientes y prometo que voy a crear mas historia, tengo unas muy buenas en mente, aunque nada que ver con magia, esta vez si fue la ultima, me encanto hacer esta historia pero fue realmente extenuante, amiga Teddyetere, ganaste el concurso de reconocer mas personajes en mi fic "Siempre habrá un mañana", así que dime que dibujo te gustaría, no olviden revisar mi galería en Deviantart, y de nuevo gracias muchas gracias por haber leído "El reflejo"

ReiHikaruChiba