Disclaimer: Ninguno de estos personajes me pertenece, sólo juego un poco con ellos.

.: Entender :.

.

Y allí está de nuevo. Se ha hecho una gran costumbre observarla desde de la pantalla frente a ti últimamente. Suspiras algo contrariado y fastidiado. Quieres entender, pero no puedes, por más que lo piensas. Tus habilidades deductivas no te funcionan para estas cosas. Aquí no sirven, te es imposible entender el bizarro comportamiento de aquella chica rubia llamada Misa. Ella parece ser muy superficial, pero en algunas cosas es demasiado compleja y difícil de entender, como en esta situación.

Ella viene día tras día a visitar a Raito, con quien parece estar perdida e irrevocablemente enamorada, pero de la manera más enfermiza y obsesiva que puede existir. De eso no cabía duda. Miras como sus ojos se encienden cuando él aparece por la puerta para recibirla y como ella sin dudarlo se lanza a sus brazos de lo más contenta.

Y entonces, él sólo se queda fijo, aparentando abrazar también, pero en realidad no haciéndolo, aparentando alegrarse también, pero en realidad no se alegra. Apenas y se inmuta, sabes que él apenas y siente algo por ella. Pero Misa no parece darse cuenta, o al menos eso es lo que tú quieres pensar tercamente. Porque de esa manera podrías un poco conforme. Quieres pensar que está demasiado cegada por el amor, tan cegada que no se da cuenta de la triste realidad que le rodea. Esos suaves (a veces no tanto) rechazos, mientras ella sonreía, saltaba y gritaba como si nada, amándolo e intentando abrazarlo.

Pero ella no puede ser tan tonta, no puede estar tan ciega. Ella debe de darse cuenta de esto y es allí cuando está el dilema. Por más que lo has pensado, no puedes entender cómo ella puede estar como si nada, como puede seguir detrás de él, como puede seguir amándolo de esa manera y como puede conservar ese brillo de esperanza en sus ojos después de un rechazo por parte de Raito.

Te frustra tanto no entenderlo, no entender algo por primera vez. Odias mirar mientras ella intenta insinuársele o abrazarle y él como siempre le rechaza, pero no puedes contenerte, tienes demasiada curiosidad que quiere ser saciada.

N/A:

+No tiene sentido alguno, o quizá sí, pero L es tan complejo que por supuesto no lograré meterme dentro de su punto de vista. Es que me daba cuenta como él los observaba en los últimos capítulos en los que él sale, cuando Misa va a visitar a Raito y él los observa por las pantallas de las cámaras. Y bueno, eso. No ando con NADA de inspiración en estos momentos, así que me conformo con escribri cualquier idiotez con tal de recuperarla, porque sí, señor, esa es mi forma de recuperar la inspiración. Liberando idioteces y frustraciones perdidas.

Arigatou!

Leon.