Los personajes no me pertenecen . Es una lástima , así que lo único que me queda es poder jugar con ellos.


Bella pov.

Metí la última mochila en el coche y me senté en el asiento del conductor con una brillante sonrisa en los labios. Leah estaba a mi lado y tambien sonreía. Sabía lo que esto significaba para mi. No más Jessica , No más Lauren , no más sonidos obscenos en medio de la noche , no más malas caras ni malas contestaciones...no más.

Hacía una semana que había encontrado por internet un piso que se alquilaba a muy buen precio , era pequeño y tenía una sola habitación. Era tranquilo y silencioso y en el salón , había un gran ventanal que dejaba entrar muchísima luz. Era perfecto para mi.

No había dudado ni un segundo y pronto me encontraba hablando con la propietaria , una mujer de unos 60 años que se vió igual de encantada que yo al cerrar el trato del alquiler , incluso se había ofrecido a ayudarme con la mudanza , oferta que por supuesto , yo decliné.

No me imaginaba a la pobre mujer cargando con mis pocas , pero pesadas pertenencias , no quería ni pensar que tuviese que cargar con mi caballete , o con mi maleta de pinturas.

.-¿vas a arrancar o no?.- bramó Leah desde el asiento del copiloto.- pensé que estabas deseando salir de aquí.-

.-y así es , solo estaba haciendo inventario ¿seguro que lo llevo todo?.-

Mi amiga puso los ojos en blanco

.-por quinta vez , Bella. lo llevas todo , He revisado en los armarios , en los cajones incluso bajo la cama...además , tampoco es que tengas tantas cosas. Podríamos meter todas tus pertenencias dentro de mi bolso y aún sobraría espacio.- bromeó.-

.-eso es por que tú no usas bolso , lo que te cuelga del hombro se llama maleta y ya que hablamos del tema si yo fuera tú , empezaría a pensar en comprarme una con ruedas.-

Leah entrecerró los ojos y me sacó la lengua , lo que me hizo reir y recordar cuando nos conocimos.

Leah , era la hijastra de Emily , la hermana de mi madre.

Emily se había casado en segundas nupcias con un hombre que traía como regalos a tres pequeños morenos de ojos negros.

Leah y sus dos hermanos , Jacob y Seth ,pronto se ganaron el cariño de el resto de la familia.

Crecimos juntos y nos hicimos inseparables. Nunca me importó que no fueran mis primos carnales , por que en realidad nunca fueron mis primos .

Desde el momento en el que entraron en mi casa se convirtieron en mis hermanos.

Cuando mis padres se divorciaron , ellos estuvieron allí .

El día que mi madre se casó de nuevo , no se separaron de mi lado , cuando me licencié me montaron una fiesta por todo lo alto juntando sus excasos ahorros , y ahora , hoy , que me sentía ansiosa , nerviosa y felíz por mi cambio de vida , seguían apoyándome.

Un sonido extraño procedente del descomunal bolso de mi prima me sacó de mis pensamientos.

.-¡oh dios mio!.- se quejó Leah.- Bella , haz el favor de arrancar ya , el plasta de Jake no para de mandarme mensajes. Dice que como no lleguemos pronto hacemos la mudanza solas y sabes que lo necesitamos.-

.-Vale , vale ya voy , dile de mi parte que se relaje. Quedé con él a las 4 y no son más que las 3.15.-

.-ya sabes como es.-

.-sí , ya lo sé.-

Durante todo el camino , no dejé de imaginarme viviendo en mi nuevo apartamento.

Era pequeñito , soy consciente.

Pero eso era lo que más me gustaba.

Era suficiente para mi y para invitar a mis primos-hermanos a cenar, evitando que se quedasen a dormir , ya que solo había una cama.

.-ya era hora.- gruñó Jacob que estaba sentado en los escalones de mi nuevo hogar.-

Jacob era sencillamente despampanante. Alto ,altísimo. Su piel era morena y suave como la de un bebé. Sus brazos fuertes como los de un culturista y sus ojos negros como la noche contrastaban con su perfecta dentadura , brillante siempre tras su sonrisa. A sus 21 años podía presumir de robarles el corazón a la mayoría de las chicas con las que se cruzaba... No había en el mundo mujer capáz de resistirse a su rostro aniñado...

.-¿llevas mucho esperando?.- me burlé mientras bajaba del coche y caminaba hacia él.-

.-demasiado , sobre todo teniendo en cuenta que voy a hacer esto gratis.-

.-es lo que ocurre con los favores Jake , son gratis.- añadió su hermana.-

.-¿ves? , por eso no me gustan los favores.- me dijo guiñándome un ojo.- bueno, ¿por donde empezamos?.-

.-podrías empezar por darme un beso , hace semanas que no sé nada de ti.-

.-no te pongas ñoña Bella , no te pega nada.- dijo antes de estrujarme en sus fuertes brazos.-

Despues de subir mis cuatro cosas a mi nueva casa. Jacob movió el sofá del salón de modo que el grandísimo ventanal quedase libre para poder poner mi caballete y mis utensilios de dibujo delante. La luz era perfecta , además tenía unas preciosas vistas .

.-no me convence demasiado esa ventana Bells.- dijo Jacob serio.- ¿seguro que el cristal es blindado?cualquiera podría colarse por la verja y entrar.-

.-es blindado Jake , no me pasará nada.-

.-eso espero.-

.-hablas como papá .- le recriminó Leah.-

.-no es cierto.-

.-sí lo és.-

.-no lo es.-

.-que sí.-

.-que no.-

.-que sí.-

.-que no.-

.-que sí , sí , sí y sí.-

Jacob puso los ojos en blanco mientras le enseñaba el dedo a su hermana mayor.

Era habitual vivir estas escenas cuando ellos dos estaban juntos. Ya estaba totalmente acostumbrada así que no les presté la más mínima atención.

Lo que sí que me llamó la atención fué un chico que estaba parado frente a mi gran ventanal hablando por el móvil.

¡ Dios mío , era guapísimo!

Pero guapísimo , guapísimo.

Alto , fuerte...rubio...no le podía ver bien el color de los ojos , pero sí las pequeñas arruguitas que se le formaban al rededor de ellos al sonreir...díos mío...menudo especimen.

.-¿Bella?.- me giré repentinamente hacia Leah , que me miraba con los ojos entrecerrados.-¿se puede saber por que babeas como un san bernardo?.-

Inmediatamente corrí las cortinas avergonzada.

.-¿que estabas mirando?.- preguntó con voz burlona.-

.-nada.-

.-¿nada? no es eso lo que parecía.-

.-no estaba mirando nada Leah , no te pongas pesada.-

.-Isabella Marie Swan, te juro que como estes escondiendo un FPDMH para tí sola no te lo perdonaré jamás.-

.-no estoy escondiendo a ningún FPDMH , sabes que no te haría eso.-

.-¿que es un FPDMH?.- preguntó Jacob mientras Leah se acercaba a la ventana elevando una ceja.-

.-EL FUTURO PADRE DE MIS HIJOS.-contestamos las dos al tiempo , lo que hizo que Jacob bufara y menease la cabeza.-

.-seguís siendo ridículas , no importa cuantos años pasen.-

Iba a rebatirle y a comenzar una charla picajosa sobre la madurez cuando Leah me abordó arrebatándome el borde de la cortina de las manos y abriéndola del todo dejando al FPDMH a la vista.

.-oh dios mio Isabella...es...-

.-lo sé...- dije imaginando repentinamente las manos de ese impresionante ejemplar sobre mi cuerpo.-

.-¿es que ?¿quien es..?.- preguntó Jacob asomándose entre nuestras cabezas.- oh vamos, ¿ese tío? ,¿que tiene ese tío?.-

.-dí mejor , que no tiene.- exclamó Leah.- míralo , es increíble...su pelo...sus manos...sus hombros...es ...uhhhh. Te perdono que no me lo quisieras enseñar Bella , yo tambien lo querría solo para mi.-

.-no te lo estaba escondiendo.- respondí molesta.-

.-sí lo hacías.-

.-no lo hacía.-

.-sí lo hacías.-

.-no-lo-es-con-dí-a.-

.-venga Bella , te giraste y cerraste las cortinas .-

.-no cerré las cortinas.-

.-sí lo hiciste.-

.-chicas...-

.-no lo hice.-

.-chicas...creo que..-

.-sí lo hice.-

.-chicas , creo que deberíais parar...-

.-cállate Jacob.- gritó Leah.-

.-vale , vosotras mismas.-

Me giré de golpe hacia Jacob dispuesta a gritarle que se metiese en sus asuntos .

.-¿que coño pasa Jacob?.-.

él se limitó a fruncir los labios reprimiendo una carcajada y señalando la ventana. Leah y yo giramos la cabeza lentamente sabiendo que habríamos deseado no hacerlo nunca. Y nos encontramos con los curiosos y preciosos ojos del fpdmh , que por cierto , eran azules.

.-mierda.-escuché a Leah por lo bajo cuando el guapísimo chico empezó a saludarnos con una sonrisa burlona en la cara y Los ojos se nos salieron de las órbitas cuando lo vimos subir las escaleras hasta la puerta de la entrada.

A los dos segundos , sonó el timbre.

.- Dios mio ¿¡y ahora que hago?.- pregunté presa del pánico.-

.-¿abrir la puerta?.- preguntó burlón Jacob.-

.-no puedo abrir la puerta , acaba de vernos espiarle.-

.-en realidad lo único que vió fué a dos histéricas discutiendo en la ventana.-

Leah le lanzó una mirada asesina a su hermano.

El timbre volvió a sonar.

.-dios mio , no puedo abrir , ¡míra que pintas tengo!.-

Jacob se golpeó la cara con la mano en un signo de desesperación.

.-vale muñeca. Ponte guapa mientras yo voy a ver lo que quiere el futuro padre de tus hijos .- se burló .-

Leah y yo salimos corriendo hacia la puerta de mi habitación y empezamos a despedazar una de las cajas que contenían mi ropa. Me empecé a sacar la camiseta que ahora estaba manchada de polvo por la mudanza y me calcé una sudadera verde , que no era sexy , pero al menos estaba limpia. Entré en pánico en cuanto escuché la risa estridente de Jacob y otra voz masculina. Masculina y embriagadora .

.-¿como estoy?.- preguntó Leah que se había peinado y maquillado en un tiempo record.-

Miré a mi amiga de arriba a abajo y lo único que pude hacer fué reirme.

Caí de rodillas agarrada a mi barriga mientras ella me miraba atónita.

.-vale , ¿puedes decirme que te pasa a hora?.-

.-somos ridículas.-

Ella se unió a mis risas.

.-es cierto , somos ridículas.

.-¡chicas!.-escuchamos a Jacob gritar desde el salón.-

.-ya vamos , espera!.-

Nos dimos los últimos retoques y salimos al salón.

Si desde la ventana el chico me había parecido guapo , ahora que lo tenía delante había perdido la capacidad del habla. Era simplemente perfecto.

Era un poco más alto que Jake e igual de fuerte , pero de un modo más maduro , más varonil . El pelo era negro y se le formaban pequeños ricitos a pesar de llevarlo corto. Sus ojos , que efectivamente eran azules , brillaban mientras sonreía y unos pequeños y atractivos hoyuelos se le formaban en las mejillas...era irreal.

.-Bella , este es Emmet Cullen. Es el dueño del apartamento.-

.-en realidad el apartamento es de mi abuela , ella me pidió que me acercase por si necesitabas ayuda con la mudanza.-

Leah y yo permanecimos en estado catatonico , incapaces de hacer nada que no fuese asentir. Jacob rodó los ojos y le ofreció a Emmet algo de beber.

.-¿has comprado cerbeza Bella?.- me preguntó. Pero nada , no contesté . Bastante tenía con contener los ríos de baba que amenazaban con resvalarse por mi barbilla. De hecho , pasé disimuladamente un dedo por la comisura de los labios para asegurarme de no empapar el suelo.

.-entonces...¿te gusta el piso?.- preguntó el ser superior aún desconcertado por nuestro comportamento.-

Gracias a dios , Leah había salido de su letargo e inmediatamente sentí un codazo que me hizo espavilarme un poco.

.-ehhh..sí, es genial.-

Pude ver a Jacob rodando los ojos de nuevo.

No lo culpé provablemente todos los de la habitación pensasen que soy disminuida mental o algo por el estilo . Lo peor es que yo tambien comenzaba a pensarlo.

.-veo que has cambiado la disposición del salón. ¿no te gusta la mesa del comedor?.-

.-¿que? , no , me encanta .Pero me quitaba espacio fente al ventanal-

Emmet me miró divertido sin comprender.

.-¿te molestaba? .- .

.-no ..es que... necesito toda la luz para pintar.-

.-¿tu pintas?.- preguntó un poco más serio.-

.-sí , es a lo que me dedico , soy pintora o al menos lo intento-

.-¿y que pintas?¿paisajes..retratos...?.-

.-un poco de todo.-

.-tambien pinta desnudos , aunque todavía no ha encontrado a ningún modelo lo suficientemente perfecto que se deje dibujar...¿tú no conocerás a nadie ?.- miré a Leah con todo el odio que pude concentrar en una simple mirada , pero ella no pareció darse cuenta y sonrió con malicia.-

.-yo...no , en realidad no conozco a nadie con esos requisitos .- dijo Emmet un poco turbado.- pero te prometo que cuando lo encuentre serás la primera en saberlo.-

Solo los hoyuelos de Emmet lograron apartar mi mortífera mirada de mi amiga.

.-bueno , ahora me tengo que ir. Si necesitas algo no dudes en pedírmelo. Toma , te dejo mi tarjeta , ahí tienes mi número de móvil y el de mi casa. vivo a dos calles así que si tienes algún problema ...-

.-gracias.- miré el trocito de cartón que tenía en mis manos. Emmet Cullen. Abogado.

.-Bueno , ha sido un placer.- dijo desde la puerta.- y bienvenida.-

.-gracias Emmet.- contesté.-

.-el placer ha sido nuestro.- gritó Leah tras de mi.-

.-¿no podeis ser un poquito más evidentes? creo que el chico no se ha dado cuenta de que lo estabais desnudando con la mirada.- nos recriminó Jacob una vez que escuchamos la puerta de la calle cerrarse.-

.-¿eso hacíamos?.- pregunté.-

.-sí , Bella, eso hacíamos.


Espero que os guste , es el primer fic que me atrevo a subir y no sé que tal resultará .

Me gustaría saber vuestra opinion así que ¿rewies?.