Los personajes no me pertenecen , pero la historia si es mía.


BELLA POV.

.

.

.

Me pase una semana y media intentando evitar a Paolo . O por lo menos intentando no quedarme a solas con él. No por que yo tuviese algún problema en estar acompañada por un tío al que ofrecerían un contrato millonario por posar desnudo en alguna revista , pero no quería que Edward se sintiese mal.Y aunque no lo admitiría nunca , yo sabía que estaba demasiado celoso como para que su cerebro rigiese correctamente.

Sin embargo esta noche no podría escapar del italiano con tanta facilidad , por que nos había invitado a una fiesta , y acabábamos de llegar.

Había modelos , había piscina , alcohol , música y a saber cuantas cosas más y sin embargo yo solo me pude fijar en el más que falso apretón de manos y la fria mirada que se dedicaron el uno al otro mi novio y mi...Paolo.

Como no estaba segura de querer presenciar un duelo de gallitos de corral , decidí perderme entre la gente mientras buscaba a Alex.

La fiesta era en una casa , y la casa era genial.

Creo que Paolo había dicho que no era suya , que era de la hermana de su abuela o algo así.La señora en cuestión no tenía ni hijos , ni nietos. Y lo más parecido que poseía era Paolo , por lo tanto le dejaba ocuparla cuando quisiera. Aunque dudo que la pobre señora supiese las fiestas que éste se montaba aqui...

Había tanta gente , que temí no poder volver a encontrar a Edward ni a nadie en toda la noche.

Me adosé a un grupo de gente , solo por no vagabundear .Los chicos bebían y reían contando alguna que otra anécdota. En plan disimulado, como quien no quiere la cosa , me introduje en el grupo,e incluso llegué a contar mis vivencias. Los pobres estaban tan borrachos, que ni repararon en el pequeño detalle de que no me conocían de nada. Y eso era todavía más divertido , por que me hablaban como si fuésemos amigos de toda la vida.

Cuando ya estaba empezando a aburrirme , Paolo me encontró y me rodeó con sus brazos.

.-¿Donde estabas píccola?.Llevo buscandote más de una hora.-

.-Por aqui , hablando con estos chicos tan majos.-respondí sonriendo al agradable grupito.-

.-Pues ven conmigo y pasa .Ha llegado la hora de mojarse.-dijo tirando de mi mano y comenzando a caminar.-

.-¿Como?.-

.-La piscina, Bella.¡Vamos! los demás ya están esperandonos.-

Me dejé guiar hasta el interior de la casa,donde me ofreció un minúsculo bikini que habría hecho ruborizarse hasta a la descarada de mi prima Leah. Eso no era ropa de baño , era un puto tirachinas...

.-Paolo...creo que a esto le falta un pedazo de tela.- bromeé meneando la prenda ante sus ojos.-

.-No te preocupes Isabella , la piscina es climatizada y yo estaré allí...no tendrás frío.- terminó guiñándome un ojo.-

.-Eso es precisamente lo que me preocupa...-pensé para mi.-

La visión de mi cuerpo casi desnudo , ante el reflejo de la pequeña puerta de cristal , me turbó un poco.

No es que el bikini no me sentase bien , no era eso. En realidad me quedaba de maravilla , por que el color negro ,siempre resaltó la palidez de mi piel dandome aspecto de muñeca. El problema era que con cualquier mínimo movimiento , se me saldría una teta.

Cubriéndome el pecho con los brazos , entré en la sala de la piscina.

Paolo , Alex y Edward , ya estaban allí , chapoteando entre risas.

Edward fue el primero que reparó en mi presencia y esbozó una enorme sonrisa.

No parecía estar llameando de rabia al ver mi escaso conjunto.

El alivio recorrió mi cuerpo.

O no se había fijado aún en mi minúsculo bikini , o se alegraba mogollón de verme.

.-¡Y ahí esta por fin!.-gritó Alex.-¿donde te habías metido? , llevamos horas buscándote.-

.-Por ahi.- respondí caminando lentamente , sin separar la vista de mi chico guapo...y me refiero a Edward...-

Me miraba tan fijamente , con esos ojos tan tremendamente bonitos que tiene,con esa sonrisa tan arrebatadora...¡madre de dios! , como siga así , terminaré por evaporar toda la piscina.

Bajé los escalones poco a poco , sintiendo como el agua templada acariciaba mis piernas.

Edward me esperaba casi en el centro de la piscina , solo me quedaban tres pasitos y estaría entre sus brazos.

Estaba impresionante con el pelo mojado hacia atrás .Le sentaba de muerte.

Ya estaba desplegando las alas hacia él , sin importarme quien estuviese delante , cuando sin saber todavía ahora muy bien como , me encontré abrazando a Paolo.

¡Joder! ,este chico ya está comenzando a cansarme...

.-¡Dios que buena está!.- gritó.-

.-¿Perdona?.-saltó Edward a su espalda.-

.-El agua. Me refería al agua.-respondió con una sonrisa cínica , sin dejar de mirarme a los ojos.-

Le hice una mueca y me deshice de su abrazo , para empezar a nadar hacia Alex.

Ella tambien tenía puesto un bikini , pero ni de lejos tan escueto como el mio.

Las dos nos separamos de los chicos y nos alejamos nadando hacia la otra esquina de la piscina, momento que Alex encontró perfecto para comenzar con confesiones femeninas.

.-¡Joder!¡es que míralos!.- decía , y yo los miré.- es que son perfectos ¡coño! Mira esos brazos tía, ¿te imaginas dormirte rodeada por alguno de ellos?.-

.-Si , me lo imagino...-susurré con una sonrisa.-

.-Es que...cuando llegué a la reunión el primer día y vi a Paolo , casi me desmayo , te lo juro.Y ya cuando llegasteis Edward y tú...no sabía por cual decidirme, además pensé que Edward y tu estabais juntos y te prometo por lo que más quiero que te odié.- y sse lanzó a reir.-

.-¡Eh chicas! .-gritó Edward mientras nadaba hacia nosotras , marcando , deliberadamente los músculos de su espalda...dios que ganas de aferrarme a sus hombros y clavarle las uñitas...- dice Paolo que si os apetece jugar un rato.-el tono de su voz en la última frase cambió un poquiito , tornándose pelin provocativa...bufffff ¡que calor!

.-¿Jugar a que?.- preguntó Alex.-

.-A la pelota.- gritó el italiano terminando de colocar una pequeña red en un extremo de la piscina y despues ,lanzandole a Edward una pelota de espuma que nos salpicó a todos de lleno.- haremos dos equipos. Bella, tú conmigo y Alex con Edward.-

.-No.- me apresuré a responder.- chicas contra chicos.-les reté.- ven Alex, vamos abajarles los humos a estos gallitos.-

Al principio el juego fue inocente.

Nos lanzábamos la pelota , nadábamos a por ella e incluso encestábamos alguna que otra vez en la redecilla. Pero la naturaleza competitiva del hombre , provocó que nos sumergiésemos en un partido casi olímpico.

Edward agarraba fuertemente a Alex con brazos y piernas , mientras ella reía feliz como una perdiz y Paolo me perseguía mientras yo nadaba con la pelota en mi poder , intentando encestar.

.-¡Corre Bella !¡corre!.-me gritaba Alex entre risas y ahogadillas.-

Y yo lo intenté.

Intenté llegar a la puta canastita antes de que Paolo me alcanzase , pero desde pequeñita tengo un ridículo problema.

No me gusta que persigan , no me pregunteis por que, pero me produce un miedo estúpido y me pongo muy nerviosa.

Asi que cuando vi sobre uno de mis hombros como Paolo estaba a escasos centímetros de atraparme , solté la pelotita , la mandé a freír espárragos y comencé a nadar en dirección contraria con todas mis ganas.

.-¡Pero que haces loca!¡La canasta está hacia el otro lado!.- gritaba Alex entre las carcajadas de Edward que se estaba partiendo , literalemente , el culo de mi, mientras animaba a su compañero de juegos.-

.-¡Vamos Paolo!¡Vamos que el partido ya es nuestro!.- animaba descojonandose.-

Me giré hacia ellos , justo cuando Paolo marcaba el tanto que los hacía ganadores del mini partido.

Los dos chicos , chocaron las manos soltando un mega gruñido muy de machos y luego se giraron hacia nosotras para lanzarnos burlitas y pedorretas...algo muy de críos...

Tras soportar sus burlas durante al menos cuarenta minutos , la piscina se fue llenando de gente , por lo que tuvimos que dejar la revancha para otro momento.

.-¡Es que tenías que haberte visto la cara Bells! ¡de puro terror!.-

Y seguía y seguía riéndose...¡que coñazo de tío!.

.-Vale Edward , ya me lo has contado diez veces y sigue sin hacerme gracia.-

.-Pero a mi si.- y volvió a soltar una carcajada.-

Yo hice ademán de salir de la piscina.

.-Que mal perder tienes Bella.-se burló.-

.-Y tú que cansino eres Edward.-

.-Vuelve aquí anda...-pidió tirándome del cordoncito que ataba la parte de arriba del bikini.-

Lo ignoré y me agarré con ambas manos a la escalerilla de la piscina para disponerme a subir.

.-Venga Bells ¿no te habrás mosqueado?.-

No le contesté.No por que estuviese enfadada , de hecho no lo estaba , pero quería hacerle rabiar.

.-Ven aquiiii...-canturreó.-

Puse un pie sobre el primer escalón.

.-Beellaaaa...-continuó acercándose a mi con esa carita pícara.-

Yo no le hice ni caso y comencé a subir, decidida a dejarlo allí y a cubrirme con una toalla,pero no me esperaba lo que me iba a hacer el cabronazo de mi novio , aunque no entiendo como no lo vi venir...

Justo cuando mi pie, tocaba el último escalón , sentí una repentina libertad en la zona superior de mi torso.

¡El muy cerdo me había soltado el bikini!

¡delante de todo dios!

Más rápido de lo que él me desnudó , yo me cubrí .El problema vino cuando comencé a caerme hacia atrás.

¿Que hacer?

Agarrarme a la escalera y permitir que todo el mundo presente me viese las tetas , o taparme y dejarme caer...no tuve opción.

Mi espalda chocó contra el agua con un planchazo de los que hacen historia , pero ni de coña iba a dejar de cubrirme , aún si tuviese un tamaño algo decente...

De todos modos , de alguna manera debería salir a respirar , y jamás he sido una buena nadadora.

Gracias al cielo , mientras me debatía entre salvar mi vida , o mi dignidad , unas manos me agarraron y me sacaron a la superficie.

.-¡Eres un idiota!.- berreé , intentando expulsar toda el agua que tenia en la boca , cubrirme y pegarle a Edward , todo al mismo tiempo.-

Él se reía e intentaba esquivar mis golpes , agarrándome la mano y abrazándome por la cintura , pegando mi pecho al de él.

.-Quieta gatita.- ronroneó en mi oído.- guarda las uñitas y bésame.-

Si claro...

Seguí removiéndome , luchando contra sus manos y a su vez , sus manos , luchando contra mis piernas.

Logró inmovilizarme y comenzó a girar en el agua , conmigo pegada a él,como si bailábasemos al ritmo de una canción que solo nosotros podíamos oír.

Poco a poco me abandoné.Su brazo ocupó el lugar del mío , cubriendo la desnudez de mi pecho y su mano, dibujaba circulitos en mi vientre.

Eché la cabeza hacia atrás , sobre su hombro y cerré los ojos . Relajándome, rindiendome a él , como siempre...

La piscina estaba abarrotada.

La gente reía , bebía , otros se besaban , se abrazaban , ajenos al íntimo momento que nosotros dos , estábamos viviendo.

Paolo estaba en una tumbona hablando con un grupo de amigos y Alex, charlaba animadamente con un atractivo muchacho , por lo que a mi parecer, Edward y yo estábamos solos.

Sin salir del amarre de sus brazos , me di la vuelta para mirar sus ojos. Su erección rozó contra mi vientre y como respuesta sonreí. Él tambien sonrió pícaro y me guiñó un ojo.

.-Mira que contento estoy de verte.-bromeó.-

.-Es tu estado natural cariño , no me cuelgues medallas.-susurré pasando mis manos alrededor de su cuello , pegando mi pecho desnudo al de él..-¿Por que siempre sonríes como un niño que ha hecho una travesura?.-

.-Quizás por que siempre estoy pensando en hacer alguna...-

Edward bajó la mirada y la clavó en el espacio de unión de nuestros cuerpos. Sus ojos se oscurecieron , dejando al descubierto sus ganas.

Sus ganas de mi.

.-Hoy tenía pensado ser bueno...pero me lo pones muy difícil.- admitió relamiéndose los labios. Casi me pongo a gemir como una loca.-

Y más aún , cuando sentí sus intrépidos dedos hurgar bajo la minúscula tela que cubria mi cuerpo.

Me tensé de inmediato

.-Edward no...-pedí sin demasiada voluntad.-.

-No ¿que?.- preguntó mientras comenzaba a someterme con el leve bombeo de dos de sus dedos.-

.-No podemos...la gente...-

.-Que se joda la gente Bella , no puedo evitarlo.-

Entonces agarró fuerte mis nalgas y tiró de mi hasta sumergirme por completo.

Lo normal por mi parte , habría sido patalear hasta conseguir salir a la superficie y coger un poco de aire , pero los labios de Edward se abalanzaron sobre los míos , demandantes , exigentes de un beso.

Y me olvidé de todo.

Del agua , del aire , de la gente...

Tenía todo lo que quería entre mis manos , por que Edward era lo único que yo necesitaba para respirar.

Volviéndome atrevida , seguramente por la falta de oxígeno , metí la mano dentro de su bañador y comencé a acariciarle.

Incluso bajo el agua , sus gemidos eran una delicia.

Escuché de pronto una voz a lo lejos , diciendo mi nombre muy suave , como un arrullo , pero la ignoré.Preferí centrarme en las sensaciones que me provocaban los dedos de Edward entre mis piernas.

Abrí los ojos cuando sus caricias aumentaron en profundidad y velocidad.

Y lo vi.

Su expresión de puro éxtasis , de pasión extrema , fue lo que finalmente me hizo alcanzar el cielo.

Oleadas de calor atravesaron mi cuerpo , enviando descargas eléctricas a todos y cada uno de los poros de mi piel.

El corazón me iba a estallar. Necesitaba respirar ...

Edward debió de darse cuenta , y me impulsó hacia la superficie.

El aire invadió mis pulmones y un enorme ¡joderrrr! salió de mis labios .Continuaba sintiendo las contracciones de mi vientre ,pero necesitaba un poco más, así que me llevé una mano al centro de mis piernas , buscando la presión necesaria para disfrutar de los últimos latigazos de mi orgasmo.

Podía sentir los brazos de Edward rodeándome y manteniéndome a flote. También sentía su entrecortado aliento golpear contra mi .Me envolvía su olor , su calor , el acelerado latido de su corazón...podía sentir todo lo que ocurría dentro de nuestra pequeña burbuja de pasión , sin embargo , era ajena a todo lo que nos rodeaba.

.-¿Que coño hacíais allí abajo?¿no me escuchabais gritar? , os estaba llamando.-

Giré la cara y me encontré con la cabreada mirada de Paolo que echaba humo,agachado frente a nosotros , agarrado con manos de acero al borde de la piscina.

.-Yo no...nosotros no...-tartamudeé acostumbrándome todavía a la intrusión del aire en mi sistema.-

.-¿Qué hacíais?.- inquirió entrecerrando los ojos.-

.-Bella , perdió la parte de arriba del bikini , y la estábamos buscando.-explicó Edward resuelto.-

No deja de alucinarme la tranquilidad con la que se lo toma todo este chico.¡Es que nuncase averguenza o se altera por nada !, no como yo, que estoy en fase de hiperventilación.

.-¿Y como es que perdiste el bikini?.- me preguntó en un tono demasiado censurador para mi gusto.-

.-Por que yo se lo robé.-comentó mi novio con aire ausente, como si la cosa no fuese con él.-

Creo que escuché el estallido de alguno de los dientes de Paolo.

.-¿Y lo habeis encontrado?.-

Ambos, Edward y yo , negamos con la cabeza.Él divertido y yo , increíblemente avergonzada.

Paolo puso una mueca y soltó un largo suspiro.

.-Te buscaba por que tu teléfono no deja de sonar desde hace mas de media hora y pensé que quizás , sea importante.- me dijo.-

.-¿Has visto quien llamaba?.-

.-Una tal Rose. Te ha dejado tambien mogollón de mensajes , parece que está ansiosa por hablar contigo...iré a por una toalla , para que puedas cubrirte y salir de la piscina.-

Y tras decir eso se alejó , pero no lo suficientemente rápido como para no escuchar la ofensiva carcajada de Edward.

.-Eso si que ha sido una pillada en toda regla, y no lo que nos pasó con mi abuela en casa de mis padres.-

.-No me lo recuerdes.- le ordené.-¡y deja ya de tocarme las tetas!.- le regañé con una sonrisa.-

.-¡Oye! , no seas tan bruja ,solo estoy cubriendote .Me preocupo por salvaguardar tu buen nombre.-

.-Mi buen nombre queda en tela de juicio cada vez que te me acercas , asi que no te preocupes , Paolo traerá algo con lo que taparme , nadie me verá.-

.-¿Y como saldré yo de la piscina? , porque te recuerdo que tú te has corrido , pero yo sigo en pie de guerra...quizás quieras cubrirme con esa boquita tuya tan deliciosa.-

.-Tú no tienes un buen nombre que salvaguardar Edward , puedes salir de la piscina libremente sin necesidad de preocuparte.- bromeé.-

.-¡Que desagradecida!¿No piensas hacerme ni un favorcillo?.-

.-Quizás...veremos como te portas.-respondí coqueta.-

Paolo se acercó con una toalla y una camiseta tamaño XXL .Rodeó la piscina, diciendome con la mirada que nadase hasta las escalerillas.

Lo hice , seguida de Edward que chapoteaba a mi espalda , supongo que tratando de bajar su pajarito...

El italiano se puso en lo alto de la escalera , con la toalla desplegada .Yo cubrí mis pechos con un brazo y me agarré con la otra mano a la barandilla.

Comencé a subir lentamente y pronto noté las manos de Edward plantadas en mi culo.

Me giré de golpe dedicándole una de esas miradas que gruñen.

.-Tranquila...solo me aseguro de que no me sepultaras con ese culazo , en caso de un resbalón...-

Le hice una mueca y permití que Paolo me rodease con la toalla y con sus brazos.

Sus manos frotaron enérgicamente mis costados , secándome como si fuese una niña pequeña , gesto que me habría parecido encantador , si no fuese por la sonrisa que le estaba dedicando a Edward , quien se habia quedado plantado en medio de la escalera , ya que le habíamos bloqueado la salida de la piscina.

.-No sonrías asi...-le reprendió mi novio burlón.- al menos, yo le he visto las tetas...-

.-¡Edward!.-grité sin poder ocultar una sonrisa.-

Paolo gruñó y Edward se hizo sitio para pasar entre nosotros.

El italiano hizo el esfuerzo de intentar modificar su expresión. Hacer como si la provocación de Edward hubiese caído en saco roto.

Fue un esfuerzo inútil , se le notaba a leguas que se moría por aniquilarlo.

Aún así , continuó secándome y me ayudó a ponerme la camiseta cubriendome con la toalla para que nadie , incluido él , pudiese verme desnuda.

Cuando por fin "mis verguenzas" estuvieron a buen recaudo , corrí hacia el salón , donde recordaba haber dejado el bolso.

17 llamadas perdidas.Y todas de Rose.

Mientras marcaba el numero , me entró el pánico.

Cuando Paolo me dijo que Rose no dejaba de llamar , no había pensado en la posibilidad de que le pudiese haber pasado algo al bebé.¿Y si estaba mal?¿y si había sufrido un accidente?¿y si...?.

.-¡Haleluya Isabella!.- berreó mi amiga del otro lado de la línea.-

.-¡Dios Rose!¿que te ha pasado?.-

.-¿Que me ha pasado?¿que te ha pasado a ti?. Llevo llamándote cuatro horas.¿Donde estás?.-

.-En una fiesta ¿tu estas bien?.-

.-Si , estoy como una foca, pero bien.-

.-¿Entonces que ha ocurrido?.-

.-Bella , no te lo vas a creer , pero Leah se ha vuelto loca.-

Rodé los ojos tratando de adivinar la chorrada que se le habría ocurrido esta vez a mi prima.

.-¿Que ha hecho ahora?.- pregunté con tono aburrido.-

.-No ha hecho nada...aún. Te he llamado por que me he visto en la obligación de convocar un gabinete de crisis.-

.-¡No le hagas caso!.-escuché la voz de Leah gritando sobre la de Rose.-

.-Bella , Leah se quiere casar.- me soltó Rose. Así , sin preámbulos, sin preliminares , sin lubricante...todo de golpe.-

Y yo , me habría reído de no ser por que conocía lo suficientemente bien a Leah como para saber que era perfectamente capaz.

.-¿Como?¿con quien?.-pegunté repasando mentalmente los posibles candidatos.-

.-Con Eric.-

.-¿Con Eric?¡venga no me jodas! si no lo conoce.-grité fuera de mi.-

.-Espera que te pongo en manos libres y se lo dices a ella.-

Pronto pude escuchar el gallinero que tenian montado mis amigas , supongo que en casa de Rose.

Leah se quejaba de nuestra falta de sensibilidad y Vicki se burlaba de ella diciendo que era una niñata .Rosalie , gritaba a pleno pulmón que era idiota y Alice, trataba de calmar los nervios antes de que a alguna de ellas le diese un síncope.

Yo aún no sabia que decir , me había quedado sin palabras.

.-¡Nunca me apoyáis en nada!¡y yo siempre estoy de vuestro lado!.- se quejaba Leah.- ¿Acaso te he dicho alguna vez que eres estúpida por quedarte embarazada ?¿o le he dicho a Bella que su relación con Edward está sentenciada al fracaso desde el primer día?.- gritaba en llanto , desconsolada.-

.-Leah , escúchame.-le pedí intentando camuflar mi enfado.- tú no te vas a casar . Al menos hasta que sepas como mínimo el segundo apellido de Eric.- grité.-

.-Se apellida Simon ¿vale?.Bella escucha. Bells, tú me conoces mejor que nadie.-rogó hipando.- ya sabes que soy una loca que siempre actúa por impulsos sin pensar en las consecuencias...-

.-Amén...-la interrumpió Rose.-

.-Pero le quiero, estoy enamorada de él, Bella.-

.-¿Que le quieres?¿que estas enamorada de él?.¡Por dios Leah ! no llevais juntos ni dos meses.-

.-¿Y qué?, tú no llevabas ni dos semanas con Edward y ya perdías el culo por él.-me reprochó.-

.-Si coño , pero no me voy a casar .-

.-No claro , por que él jamás te lo pediría.-repuso voz en grito.-

Y eso me dolió.

No solo por que sonó cruel, si no por que sabía que tenía razón.

Y no es que eso me moleste. Jamás he querido casarme y sigo sin querer hacerlo , pero eso no significa que que no me hiciese ilusión pensar que a él le apeteciese...en un futuro...muy lejano...¡bah!.

.-Leah , piénsalo friamente y de verdad...nada de fiestas , nada de tíos buenos...¿seguro que estas dispuesta a renunciar a todo eso por Eric?¿Para siempre?.-

.-Me gustaría saber si le soltaste a Rose el mismo discursito .Siempre puedo divorciarme si algo sale mal , pero ¿que va a hacer ella?¿abrirse de piernas y volverse a meter al crío en el útero?.-

Escuché a Rose bufar y a Victoria y Alice contener una carcajada , incluso yo tuve que hacerlo.

Pero en ese sentido Leah tenía razón.

Rose tuvo nuestro apoyo siempre. Quizás porque no había marcha atrás o quizás , por que sabíamos que nuestra opinión podría hundirla.

¡Pero es que Leah es mi hermana! y Eric es un encanto , pero tampoco lo conocemos tanto como para afirmar algo así a la ligera.

.-Bella por favor, te necesito de mi parte...-rogó sorbiendose los mocos mientras yo estaba tan alucinada que me quedé en silencio.-

Por mi cabeza pasaron miles de imágenes, de recuerdos.

Leah es una cabra loca. Enamorada de la vida y enamorada del amor.

Cada vez que se lía con alguien ,siempre piensa que es el definitivo , y no me creo ni de lejos que esté preparada para tomar una decisión así.

.-Lee...-comencé.-lo siento , pero no puedo estar de acuerdo .No puedo ver como te jodes la vida y mirar hacia otro lado...es que te quiero demasiado como para no decirte que esto es una absoluta y completa gilipollez.-

.-¡Si me quisieras tanto como dices, sabrías que esto me hace feliz!.Y que lo que me esperaba de mis amigas , era que se alegrasen por mi , que saliésemos a celebrarlo y que me ayudasen a prepararlo todo , no que me tendiesen una emboscada para joderme el día.- gritó , ahora si, llorando como una histérica.-

Ya me imaginaba a Leah echando chispas por los ojos en plan desquiciada.

.-¿Sabéis que?.-dijo por fin.- Que no necesito que os alegréis por mi. No os necesito .Me voy a casar , seré muy feliz y vosotras tendréis que admitir que os habéis equivocado.Y eso , me hará más feliz .Ahí os dejo , quizás sepáis de mi cuando os llegue la invitación de la boda , eso , si me apetece invitaros como agradecimiento por vuestro apoyo chicas , estaré en deuda con vosotras eternamente.-

Y tras soltar toda esa parrafada , se escucharon unos pasos y supuse que Leah se había marchado.

.-¿Se fue?.- pregunté.-

.-Si hija , si. Drama queen ha abandonado el edificio.- ironizó Victoria.- es que esta niña está fatal. . Siempre supe que no era muy normal , pero esta vez se ha superado a si misma.-

Yo tenía una opresión en el pecho , que no me dejaba coger aire.

Me sentía mal por ella , por no apoyarla , por no entenderla , por pensar que esto era una chorrada...

.-¿No nos hemos pasado un poco?.-pregunté con un hilo de voz.-

.-¿Como?.- gritaron la rubia y la pelirroja al unísono.-

.-¿Debes estar de broma no?¿estás de broma? dime que si.-

.-No Vic , claro que pienso que no debe hacerlo , pero quizas si tiene un poco de razón y aunque fuese mínimamente , debimos haberla escuchado , no ponernos como fieras.-

.-Bella, si llegamos a mostrarnos comprensivas, ya nos habria elegido el traje de damas de honor.- reprocho Victoria.-ya la conoces, es una insensata.-

.-Ya lo se , pero...-unos gritos ensordecedores captaron mi atención.-

No sabía lo que estaba pasando en la piscina, pero seguro que nada bueno.

Como no escuchaba a mis amigas, cerré la puerta del salón , para amortiguar el barullo que se había montado.

.-Rose, no la dejes sola , que esta es capáz de casarse mañana mismo con tal de joder.- le pedí muy convencida de que asi sería.-

.-¿Y que quieres que haga?¿que la ate a la pata de la cama o algo asi?Es mayorcita Bella.-

.-Rose, por favor...esta enfadada, loca , desequilibrada...nos necesita y yo estoy lejos.-

Mi amiga bufó , y yo supe que habia vencido.

El subidón de hormonas de Rose, me estaba viniendo de perlas, por que conociendola, lo que ahora mismo estaba pensando , no era como para tirar cohetes.

.-Vaale.-soltó al fin.- pero no pienso ser agradable con ella.-

.-Pero promete que no le gritaras.-

.-Prometo que lo intentaré.-

.-Suficiente para mi.- finalicé con una sonrisa.-

.-¿Cuando vuelves?.- preguntó Alice.-

.-En una semana o asi.- respondí aguzando el oído para enterarme de lo que estaba ocurriendo en la piscina.-

.-¿Como se esta portando mi hermano?.-

No hice caso a la pregunta de mi cuñada por que los gritos habían aumentado de volumen. Era como si hubiese una redada criminal o algo parecido. Abrí la puerta y asomé la cabeza.

Y flipé.

Había una especie de masa, formada por toda la gente que antes se bañaba que formaba un círculo al rededor de algo. ¿Pero de que?.

.-Chicas...tengo que...os voy a colgar y os llamo luego, que no se que pasa.- les dije mientras colgaba el teléfono sin darles opción a réplica.-

Caminé con el corazón en un puño mientras buscaba a Edward nerviosamente con la mirada. ¿Y si se habia ahogado o algo?¿y si se había dado un golpe en la cabeza al saltar a la piscina?.

Ya tenía las lagrimas preparadas para saltar a chorro , cuando entre codazos me hice paso entre la gente y por fin encontré a mi novio.

¡Vamos que si lo encontré!

Allí estaba el muy cavernícola , tirado en el suelo , a mamporro limpio con Paolo.

Me quedé tan impresionada que no supe como reaccionar. Alex estaba tirando de la camiseta de Edward , tratando de quitárselo de encima al italiano , pero le era imposible, estaba fuera de si.

La expresion de sus ojos era letal, no fuí capaz de reconocerlo, incluso me dio miedo.

Una de las personas que estaban detrás de mi , se adelantó para ir a separarlos y entonces reaccioné.

Me lancé como una posesa hacia ese gurruño de brazos y puños que formaban mi novio y mi amigo .Me colgué de los hombros de Edward , convencida de que al ser yo , podría detenerlo...¡que ilusa soy!

Edward ni reparó en el detalle de que la que se colgaba de él, cual monito de feria era una servidora , asi que sin ninguna delicadeza me empujó hacia atrás, haciendo que mi culo rebotase contra el suelo.

.-¡Mierda!.-grité al sentir el dolor.- Joder Edward ¡me has hecho daño!.- lloriqueé.-

Y por fin , conseguí que mi novio rompiese su concentración homicida , y soltase a Paolo para girarse hacia mi.

Tenía la cara desencajada y los mofletes congestionados por el esfuerzo. El pelo revuelto hasta el extremo y un hilillo de sangre resbalando por su ceja...si no fuese por que habría quedado un pelín fuera de lugar , me habría partido el culo. Tenía una pinta horrible.

.-¡Mira lo que me has hecho hacer!.- le gritó enfadado a Paolo antes de venir hacia mi y ayudarme a levantarme.

Me tendió su mano mientras recitaba un sin fin de disculpas, pero yo se la aparté de un manotazo y me levanté solita , que para eso soy una mujer autosuficiente , con el orgullo y el culo , hechos mierda.

.-¿Que cojones estas haciendo?.-le grité.-¿que ha pasado?¿por que te has puesto asi?.- le recriminé .-

.-¿Estás bien?¿te duele algo?.-

.-¡Claro que me duele!.-me quejé.-

.-Deja que te ayude.-pidió.-

.-Déjame en paz.-

Paolo se había levantado y se secaba con el dorso de la mano , la sangre que salía de su nariz.

.-Joder Edward , le has destrozado la cara.-

.-Esa era mi intención.- gruñó sin apartar su fria mirada del italiano.-

Lo miré más enfadada de lo que había mirado nunca a nadie y fui hacia Paolo , no tanto con la intención de ayudarlo , como con la de joder un poquito a Edward.

No soporto que la gente utilice los golpes para solucionar sus problemas y más cuando intuyo , que la fuente de sus problemas, puedo ser yo.

.-¡Bella!.- se quejó mi novio cuando pasé delante de él para ir a socorrer a Paolo.-

Edward bufó antes de salir hecho una furia por la puerta.

.-No me puedo creer que se haya puesto asi.- comenzó Paolo.- este tío es un peliigro , debería denunciarlo por agresión.-

.-No digas gilipolleces, si se ha puesto asi , habra sido por algo.-

.-Por que no soporta la competencia.-Enarque una ceja mientras pasaba las manos por su tabique nasal , descartando cualquier clase de rotura.-

.-Dime donde está el botiquin anda, a ver si podemos arreglar este desastre.-le dije.-

.

.

.- ¡Ayy! , Bella despacio , me duele...-se quejó mientras le extendía la crema antiinflamatoria .No sabía lo que había ocurrido , pero Edward le había dejado la cara como un cromo.-

.-Si te estuvieses quieto no te dolería tanto.-

.-Es un animal.- se quejó de nuevo.-

.-¿Que le has dicho para que reaccione asi?.Edward no es agresivo , le conozco bien y nunca lo he visto asi.-

.-Quizás no lo conoces tan bien...-

.-O quizás , te has pasado de la raya.-repuse segura de que asi había sido.-

.-Solo le he dicho cuatro verdades.-

.-¿Y esas verdades cuales son segun tú?.-

Paolo se alejó de mi y me miró con tal determinación en su rostro , que me dio miedo.

.-Estabámos hablando de ti.- mi expresión fue imperturbable, si Paolo esperaba que yo dijese algo , iba fino.- Le dije cuales eran mis intenciones contigo y no lo aceptó demasiado bien...a la vista está.- medio bromeó señalando su inflamada nariz.-

Continué con las curas mientras él estudiaba mi rostro.

.-¿No quieres saber cuales son mis intenciones?.-preguntó con voz pícara.-

.-Paolo...-comencé.- Créeme que puedo llegar a intuir, cuales son tus intenciones.-

.-¿Y que opinas?.-

.-Opino...que no deberías perder tu tiempo.- ahora fuí yo , la que me detuve a estudiar su expresión.- No es que no seas un chico encantador , guapo y divertido...pero es que no tienes nada que hacer...-

.-Venga ya Bella, entre nosotros hay algo. No me digas que no lo sientes por que no te creeré.-

Si hay algo que no soportaré en la vida , es que un tío este seguro de que te tiene en el bote...y que aún encima se equivoqué .Y ahora mismo , Paolo con esa sonrisilla engreída, barata imitación de la de Edward , me estaba poniendo mala.

.-Mira , no voy a decirte que no me siento atraída hacia ti , a la vista está que eres un imán para las miradas lascivas y las fantasias femeninas...-o quita esa sonrisa petulante o se la borro de una torta...- pero créeme , que tanto mis fantasias como mis intenciones, estan centradas absolutamente en otro objetivo.-

.-¿En cual?.- inquirió con la mirada entrecerrada.-

.-Podría decírtelo , pero creo que tú ya lo tienes claro.-

.-¿En Edward?.- preguntó con tono de burla.-

.-En Edward...-

.-Seguro que podría hacerte cambiar de opinión fácilmente.-

.-Seguramente te pondrías en evidencia intentándolo.-aseguré.-Créeme Paolo, no tienes nada que hacer, nunca has tenido nada que hacer.Y es ridículo que me hagas elegir, por que lo elegiré a él , siempre a él.-

Me separé del italiano , que a estas alturas, y a juzgar por su expresión, estoy segura de que le dolieron mucho menos los golpes de mi novio , que la bofetada verbal que le habia arreado yo. Y con media sonrisa, salí del cuarto de baño y caminé hacia la pobre de Alex que esperaba en el salón con mi bolso , sosteniéndomelo.

.-¿Como está , le ha roto algo?.-

.-Sobrevivirá...¿donde está Edward?.-

.-Me dijo que se iba al hotel.-

.-Vale, voy con él.-

.-Bien , yo me quedaré con Paolo y me aseguraré de que está entero.- bromeó pícara.-

.-Bien , creo que le hará falta una enfermera durante toda la noche.- comenté guiñándole un ojo.-

Edward no contestaba al movil .Conociendolo , estará con un enfurruñe de campeonato , sentado en la cama , fumándose un cigarrillo tras otro , esperando a que aparezca yo por la puerta , para así poder castigarme con su indiferencia...puse los ojos en blanco al darme cuenta de lo bien que lo conozco.

Me bajé del taxi y entré en el hotel como una cuanto me metí en el ascensor , comenzaron a sudarme las manos.

Aunque no lo estaba , la verdad es que debería estar enfada con él , pòr que las cosas se solucionan de otra manera, somos adultos, no críos. Una simple conversación , habría arreglado más que un buen puñetazo...como ha ocurrido al final.

Dudo mucho que Paolo se atreva a volver a tirarme los tejos, pero no será por miedo a los golpes de Edward.

Salí del ascensor con el corazón en un puño y me acerqué a la puerta de la habitación de mi novio.

Tomé aire un par de veces , antes de atreverme a llamar .

Cuando por fin lo hice , nadie contestó.

Lo intenté de nuevo , un poquito más fuerte , y así , hasta que casi me detienen por aporrear la puerta.

Podría haberme molestado en girar la manilla desde el principio y asi me habría dado cuenta de que estaba abierta , pero no se me ocurrió...

Abrí muy poco a poco , tan despacito que solo me atreví a colar la cabeza al interior de la habitación.

Y allí estaba él.

Sentado en el sofá, con el ojo amoratado , con un cigarrillo en la mano y clavándome su mirada tan intensamente, que pensé que me traspasaría...uggggg , esta va a ser una noche muy larga...

.-¿Puedo pasar?.-


Por fiiiinnnnnnn!

Tengo cable, tengo linea...¡tengo internet!

Y no ha sido sin tiempo.

Os echaba tanto de menos que decidí acortar un poquito el capi y asi actualizar antes , por que a pesar de que me siguen llegando reviews , estoy segura de que alguno querría leer como seguía nuestra parejilla por tierras italianas...

Y aqui estoy!

Como siempre agradecer a todos vosotros vuestro apoyo .Ya sea en forma de reviews , alertas , favoritos o simplemente leyendo.

Gracias a la gente que no se atreve a abrirse una cuenta en la pagina, pero que a pesar de ello comenta cada capítulo.

Y gracias por supuesto a mis niñas que no me abandonan por mucho que tarde en aparecer por estos lares.

Shaolyn, Silves, Xikita e Yzza. ¡Gracias guapetonas!

Gracias tb a los chats telefonicos, que nos mantienen en contacto.

Y nada más , deciros que espero que os haya gustado y que tambien espero no haceros esperar más de la cuenta .

Ya llevamos un añito con 2ºB! y 1200 reviews!

¡muchas gracias a todos!

Nos leemos pronto, besitos.

L.