Disclaimer: Death Note no me pertenece.

.:: Coqueta ::.

.

.

Ella le había parecido muy coqueta, demasiado hermosa, destilando dulzura a su alrededor. Iba más allá de las chicas que alguna vez conoció, porque ella era tan diferente. Con esa apariencia coqueta y la vez infantil, esa alegría y dulzura que despedía a cada momento, esas sonrisas, risas y miradas inocentes, pero a la vez pícaras. Todo eso en ella le atraía y Matt no entendía por qué.

De repente la había encontrado y no había podido apartar su mirada de ella por más que lo intentó, porque en cierta forma lo hipnotizab como nunca le había pasado.

Entonces llega el momento en el que ella le mira, con esos ojos miel tan dulces y alegres, sonrie de la manera más encantadora y corre hacia él como una niña pequeña detrás de un dulce. Se queda allí estático, mientras la infantil y consentida joven viene hacia él. No sabe qué hacer, pero no puede apartar su mirada de su coqueta figura. Se sorprende cuando la siente lanzarse hacia él sin pensarlo, ella lo abraza y sólo se queda con los brazos a los costados, como tonto adolescente que es.

Quiere besarla, quiere abrazarla, la dulzura y el aroma que desprende lo han atrapado. La envulve entre sus brazos y finalmente se deja llevar por esa chiquilla. Al final, por más que se lo propuso, no pudo resistirse a sus encantos. Se sentía avergonzado, derrotado pero a la vez complacido. Ella era tan coqueta. Tan coqueta mientras la besaba y acariciaba como si su vida dependiese de ello.

N/A:

No tiene gran sentido. En realidad es algo así como un momento. Gracias si es que leíste, terrícola. Esta pareja se me hizo un poco interesante, quizá escriba otros drabbles de ellos dos.