Los personajes de Sailor Moon le pertenecen a Naoko T esta historia hace parte de mi muy loca cabeza!

.

.

Epilogo

Darién pov

No quería despertar, el sol pegaba directamente en mis ojos pero temía que si los abría todo desaparecería, sentí a Serena removerse un poco y luego sus labios estuvieron en mi barbilla, mis mejillas hasta depositar un dulce beso en mi boca.

-¡Levántate ya!-dijo en mi oído dando una ligera succión en mi lóbulo, Joder creo que me empalme con solo esa acción-Darién voy a irme, debo ir a ver a las niñas

_quédate un ratito mas deben ser las seis de la mañana -susurre somnoliento

-Para tu información, pasa de la una

-¡que!-dije abriendo mis ojos y sentándome en la cama, mi mirada vago hasta mi reloj de pulsera… Eran la una y veinticinco minutos-No pudimos haber dormido tanto tiempo ¿o si?

-Parece que si-dijo ella sonriendo, separe un mechón de su cabello y le di un suave beso-Buenos días –me dijo cuando nos separamos

-Quiero despertar así todos los días, por lo que me queda de vida-dije en un susurro

-deja la cursilería y levántate, debo irme –dijo golpeando mi pecho

-No quiero..

-Darién debo ir a ver a las niñas, podrías por favor soltarme

.!No!

-Darién Chiba-dijo seria

-Esta bien-la solte poco a poco la vi levantarse de la cama y caminar recojiendo sus prendas, cuando tomo sus bragas no pude evitar la sonrisa en mi rostro

-Animal-bufo

-Te gusto, así que no puedes decir nada-un leve sonrojo cubrió su rostro

-Estas me gustaban

-Te compro diez docenas-dije mirándola, ella recogió el bóxer del suelo, el negro que tenia puesto antes de…-No tomes ese-dije y pude sentir como ahora era yo el colorado

-¿Cuántos años tienes?-dijo ella checando el bóxer

-Te conseguiré unos-dije saliendo de la cama sin importar mi desnudes fui a la alcoba siguiente y saque un par de bóxer nuevos, luego camine hasta la habitación y se los tendí

-gracias, ¿me ayudas?-señalo el broche de su sostén

-démonos una ducha-susurre en su oído

-Saldría de aquí mañana, Darién conozco a ms hijas ellas estarán preocupadas y no sabes como se ponen- aunque trate no pude evitar el gesto de tristeza que surco mi rostro-Lo siento –dijo ella mirándome

-No pasa nada-le dije y sonreí pero fue una mueca, sus brazos rodearon mi cintura y su cabeza se recostó en mi pecho

-Vas a conocerlas mejor que nadie, yo te ayudare-susurro

-Lo se –bese el tope de su cabeza y luego sus labios-cámbiate antes que decida mantenerte secuestrada otro día-mientras ella se colocaba sus jeans yo me coloque los bóxer- ¿te quedas a comer algo?-pregunte esperanzado

-No como nada por las mañanas solo zumo-dijo sonriendo-tu sabes las nauseas y todo eso

-Es la una de la tarde, anda di que si luego yo te llevare a ver a las niñas

-Entonces me duchare mientras preparas algo

-No que no querías ducharte

-Calla-dijo y sin mas se metió en el baño

Me fui a la cocina a preparar algo decente de comer a excepción de que yo NO COCINABA-lo hacia mama, Serena o Esmeralda y cuando ninguna de ellas estaba Salvatore salvaba el día ¡mierda!, sabia que ella no demoraría tanto como para pedir algo de comer así que hice lo más inteligente que se me ocurrió

Estaba terminando de poner la mesa cuando ella llego secándose el cabello con una toalla

-¿cereales?-la mire ofendido-¿a las 2 de la tarde?

-Tienen fruta picada-dije

-¿Por dios aun no cocinas? ¿Como te haz alimentado todos estos años?

-Setsuna y Esm…. Lo siento-baje la cabeza

-Tranquilo, solo es difícil

-Lo se-tome su mano sobre la isleta, y ambos empezamos a comer la fruta y los cereales, mientras ella lavaba los platos yo me metí al baño a darme una ducha rápida, me coloque unos vaqueros y un suéter azul junto con unos tenis, salí de la habitación y en la sala estaba Serena mirando una foto mia y de Esmeralda

-¿fuiste feliz?-me pregunto tomando la foto

-No completamente-dije sinceramente-primero me preguntaba donde estabas y hace un año cuando llego tu acta de defunción, simplemente estaba resignándome –camine hasta donde ella y la tome de la cintura, ella recostó su cabeza en mi pecho

-Me case con Seiya hace un año cuando salió esa dichosa acta-dijo entre susurros

-He estado pensando en vender este departamento, me recuerda muchas cosas que quiero empezar a olvidar, además debemos comprar una casa grande donde podamos estar cómodos, ahora que vamos a vivir juntos

Ella se separo de mi cuerpo rápidamente

-No vamos a vivir juntos-dijo tajante

-Serena

-No Darién

-Pero ¿porque?

-No puedo simplemente irme a vivir contigo y ya-la mire enojado-No somos tu y yo ahora, son las niñas, entiende

-No entiendo, yo soy su padre tu eres su madre somos una familia

-¡Ellas no te conocen! –grito

-¡si tu no hubieses desaparecido todo fuera diferente! –grite de vuelta

-¡tu sabes porque lo hice!

-Eso no era una excusa-bufe, en que momento habíamos empezado a gritar

-Me voy-dijo caminando hasta la puerta

Presione el puente de mi nariz intentando calmarme-Espera-la tome por el brazo

-Suéltame-dijo entre dientes

-Princesa, lo siento-dije en voz baja-yo no quise…

-Tu nunca quieres..

-Hemos estado separados seis años-la pegue a mi pecho

-Son niñas Darién, niñas hay cosas que no entienden y en estos últimos meses se han enterado de una cosa tras otra, primero su abuelo se muere y tienen que dejar su escuela y su amigos para cambiarse de continente, segundo aparecen unos abuelos que ella no conocen y aparte hay tios, luego se enteran que Seiya no es su papa y que tienen otro, ahora Seiya se fue y tu no puedes llegar y remplazarlo –sollozo-Selene siempre ha sido más dócil, pero Hotaru es distinta con ella las cosas son a su tiempo-no podemos simplemente llegar y decir vamos a vivir todos juntos como una familia cuando nunca lo hemos sido-levante su cara y limpie sus lagrimas, luego le di un suave beso

-Haremos las cosas como tu digas-dije pegando mi frente con la suya-en el tiempo de Hotaru-suspire-Te amo, a ti y a las niñas y a este bebito-toque su vientre-¿tienes cuatro meses verdad?-ella asintió-¿sabes que será?

-No, en la ultima ecografía no se dejo ver

-¿Qué te gustaría que fuera?

-Un niño, con tus ojos ¿y tu?

-Lo que sea, con tal que se parezca a ti

-Hotaru y Selene se parecen a mi

-Negué-Selene se parece a tu madre y Hotaru a la mía, por cierto gracias por el nombre

-De nada

-quiero mostrarte algo antes de que te vayas-le dije con voz suave camine hasta el estudio y tome mi laptop, me senté en el sofá y abri la carpeta "ellas"

La sorpresa surco su rostro-son…Son las fotos que mandaba a papa-dijo con una mano en la boca

-Yo recibía un correo mensual con estas fotos nunca supe quien lo enviaba y tenia la esperanza que fueras tu, pero ya veo que fue el viejo –dije pasando las fotografías, la abrace fuertemente y luego salimos del departamento cuando llegamos a casa de mi padrino ella fue a su habitación mientras Luna le sonreía, yo me quede un rato con Selene y Hotaru trate de hablar con esta ultima pero como siempre recibí indiferencia.

.

.

.

Habían pasado tres meses desde que Seiya se había ido, no había sabido nada de Esmeralda y por Serena sabia que Seiya hablaba con las niñas todas las tardes por Skype, cuando el se fue yo pensaba que poco a poco podría a avanzar con Hotaru, pero ella simplemente no me quería y eso dolía como el infierno, Serena había intentado hablar con ella y la niña había actuado mal, paso una semana sin hablarle ni a ella ni a Selene según ella eran unas traidoras así que deje a Selene y a Serena al margen. Serena la hacia estar ahí y cenar con nosotros cada vez que yo iba, yo trataba de no demostrar mucho amor ante ella hacia su madre, mi pequeña rubia estaba mas social que nunca la había llevado al hospital porque en la escuela les habían puesto una tarea acerca del trabajo de papa, la respuesta de Hotaru fue: Mi papa esta Francia…

No había podido irme a vivir con Serena aunque si tuvimos una conversación con las niñas, una que a ella no le gusto tanto, cuando le dijimos que yo quería vivir con ellas Hotaru se negó tajantemente diciendo que si yo vivía en casa ella se iría a Francia con su papa, me tenia como dicen vulgarmente cogido de los huevos

Aveces me cansaba su actitud altanera y maleducada, pero solo era así conmigo, quizás ella había sentido mi abandono me llenaba de celos y envidia cada vez que la veía con Yaten o Taiki, porque conmigo se le hacia tan difícil hablar y jugar prefería pegarse a sus juegos de video antes de hacer cualquier actividad en la que yo estaba involucrado, amaba a mis hijas pero estaba cansándome de su actitud y más de una vez quise darle de nalgadas por su manera de ser, pero eso solo empeoraría las cosas. Con Serena iba todo bien, no habíamos vuelto a hacer el amor, pero cuando ella acostaba a las niñas nos quedábamos en el estudio y entre arrumacos y besos trataba de recuperar el tiempo perdido

Hoy Selene había amanecido enferma, tenia fiebre y tos así que no fue a la escuela, estaba en el hospital acomodando unas historias clínicas ya que no tenia pacientes cuando el teléfono sonó.

-Hola princesa-dije cuando vi quien era en la pantalla

-Hola Darién-dijo ella-necesito pedirte un favor

-¿Le subió la fiebre a Sel?-pregunte preocupado

-No esta bien y ya no esta vomitando, no quiero despegarme de ella me preguntaba si podrías ir por Hotaru a la escuela

-Por Hotaru-dije pensativo-bebe, ella me detesta es capaz de hacer el camino a casa caminando solo por no querer estar conmigo en el auto, le pediré el favor a papa o a Taiki

-Yo pienso que deberías hacerlo tu, quizás necesitan un momento a solas, llévala a Mcdonals a comer algo y trata de hablar con ella

-¿estas segura? -pregunte temeroso

-Te he dicho que eres un cobarde-dijo entre risas

-Y yo que te amo-dije riendo con ella

-Hoy no

-Que mal…Te amo..

-Y yo a ti tontito, ahora tienes treinta minutos para ir por Hotaru, se puntual ya que se enoja si llegas tarde y esa no es la idea verdad-asentí aunque ella no pudiera verme-la cita con el doctor Herber es mañana a la 1:25 pm ¿vas a ir?

-Por supuesto-dije Serena contaba con siete meses de embarazo y esta era la tercera ecografía que se haría estando conmigo, quizás con un poco de suerte podríamos ver el sexo del bebe-te dejo amor, voy saliendo por Hotaru, pide a Dios que lleguemos a salvo a casa

-Extremista, es una niña-dijo riendo

-Si, si lo se te amo Serena

-Te amo Darién –colgué

Llegue al colegio de Hotaru con cinco minutos de sobra, cuando la vi salir , salí del auto y camine hacia ella

-¿Dónde esta mama?-pregunto con los ojos entrecerrados

-Selene sigue enferma así que te llevare a casa

-No quiero

-No seas niña Hotaru y súbete al auto-dije lo más tranquilamente que pude

-Prefiero caminar-les había dicho que quería darle unas nalgadas

-No, no caminaras, te subirás al auto pasaremos por un Mcdonals comeremos algo y te llevare a casa

-¡NO QUIERO!-grito, varias madres voltearon a verme

-¿Sucede algo?-pregunto una de las monjitas

-Nada madre, mi nombre es Darién Chiba, soy el padre de Hotaru

-tu no eres mi papa-bufo

Mi paciencia estaba en el limite-súbete al auto Hotaru, te llevare a casa

-No me ire contigo, prefiero quedarme de interna-le di una sonrisa a la monjita y me agache a la altura de mi hija de seis años de edad

-Te subes al auto por tu cuenta-susurre-o te juro por todo lo sagrado que te cargare y te subiré a la fuerza-volví a sonreír-anda, se una niña buena o quieres que tus amiguitos vean como lo hago

-No lo harás-susurro

-No me retes Hotaru Michelle Chiba

-Soy Kou-dijo jalando su mochila en dirección al auto

Me levante dándole una sonrisa mas amplia a la monja y pinchando el puente de mi nariz aunque legalmente las niñas ya eran Chiba desde un mes atrás Hotaru había hecho un gran berrinche y había llenado su cuaderno con el apellido de Seiya …Kou, Hotaru Kou

Me subí al auto y pegue la cabeza en el volante, necesitaba calmarme levante la vista para ver a Hotaru jugar con su DS

.. Si íbamos a hablar…

Encendí el coche y me encamine al Mcdonalds mas cercano

-Este no es el camino a casa-dijo desde el asiento trasero

-Te dije que iríamos a Mcdonals a comer algo

-No tengo hambre

-Entonces pediremos para llevar, así le llevamos algo a tu mama y a Selene

-Esta enferma del estomago no puede comer hamburguesa

-Le llevaremos una sopa de pollo

-No le gusta la sopa de pollo

-Entonces llamare a tu madre y le preguntare que le llevo-dije parqueando en Mcdonals-te bajas- dije quitándome el cinturón de seguridad

-No, esperare aquí- encendí el coche nuevamente y textee a Serena ella me respondió rápidamente un "si" cuando le pregunte si llevaba un caldo de pollo para Sel, conduje hasta llegar al servicio de autos pedí, una sopa de pollo, dos Magnun y una cajita feliz

-¿Qué pony quieres Hotaru?-pregunte

-Ninguno, no voy a comer-su mirada no se despego de su juego

-Pon cualquiera –le dije al chico del mostrador, iba a hablar muy seriamente con Serena no podía seguir soportando esto

Salí a la autopista nuevamente –No se para que compraste comida si te dije que no iba a comer-gire a la izquierda sin escucharla –me escuchaste no quiero comer lo que compraste

-Comerás cuando llegues a casa y punto Hotaru

-No puedes obligarme

-Ya te dije que no me retaras

-Te odio

-Pues te aguantas

-¡Quiero a mi papa!-grito y eso fue todo lo que yo pude soportar, me gire viéndola a los ojos

-¡YO SOY TU PAPA MALDITASEA!- grite sentí como tocaban un el pito de un coche trate de frenar pero no pude lo único que sentí fue el golpe, fuerte y certero

.

.

.

.

-Despierta-escuchaba la voz de Hotaru-Oye despierta-me removió el hombro-papa estoy asustada despierta-dijo con voz ronca ¿ella me había llamado papa?-papito abre los ojos-sentí su peso pasarse al asiento del copiloto me movió hasta que mi cabeza quedo en el respaldo del asiento y luego se subió sobre mi, sus manos se fueron a mi rostro-papi despierta ya-golpeo mi pecho-ya estaba completamente despierto pero quería saber hasta donde llegaría-Papi-su carita se pego a mi pecho-si despiertas me voy a comer lo que me compraste quería el pony verde el chico lo puso –sollozo-Por favor despierta ya no me portare mal contigo y te diré papa pero despierta papi, yo te..yo te quiero por favor papi despierta ya –sus sollozos aumentaron mientras se abrazaba a mi-perdóname por ser grosera yo te quiero papi-no pude mas…

-Yo te amo Hotaru-dije dándole un beso en su cabecita y abrazándola, ella alzo sus ojitos y me miro emocionada

-¡No te muriste!-dijo abrazándome

-No-dije riendo-es cierto eso que me quieres-ella bajo su cabeza y no dijo nada-Hotaru

-Si…-dijo bajito-pero no quiero quererte mucho

No entendí..

-¿Porque?-pregunte

-Si empiezo a quererte, voy a dejar de querer a papa Seiya y no quiero

-Hotaru-dije levantando su mentón –tu puedes quererme a mi y a Seiya, yo quiero a tu mama, a tu hermana, a ti y al bebe. Selene me quiere a mi y también a Seiya

-Seguro

-Seguro pequeña-dije dándole otro abrazo-perdóname por haberte gritado –di otro beso en su cabeza y pase la mano por mi frente-auch-me queje, ella quito mi mano

-¿te duele?-señalo y luego busco en mu mochila una toalla, voltee el retovisor y vi que tenia una pequeña abertura causada por el volante no salía mucha sangre pero debía revisarme

-Me duele un poco, me acompañas al hospital-ella asintió,-¿tu estas bien?

-Si, no me golpee

-Eso esta bien, recosté mi cuerpo en el asiento ve a tu asiento, la cabeza me estaba doliendo mucho, llegue al hospital con Haruka y cuando nos bajamos Hotaru tomo mi mano, bien valía la pena aguantar este dolor con tal que ella me tocara, me hicieron tres puntos de sutura internos y tres externos aparte Haruka me dio un par de aspirinas para el dolor, afortunadamente no había sido un gran accidente yo había olvidado abrochar nuevamente mi cinturón de seguridad por esa razón me había golpeado la cabeza

-tienes que volver para hacerte un examen mas a fondo Darién

-Haruka solo fue un golpe-dije mirando a Hotaru por el vidrio de la puerta

-como van las cosas-dijo siguiendo mi mirada

-Después del pequeño accidente me llamo papa, pero no lo ha vuelto a hacer-mi teléfono sonó y rápidamente conteste-Si ya vamos para allá amor solo nos entretuvimos un poco, si te amo-siempre se que hablábamos yo se lo decía-Era Serena esta preocupada debimos llegar hacia media hora atrás

-Lo imagine cuando dijiste te amo, me alegro que por fin tu vida empiece a componerse hermano –Haruka termino cubrirme la herida según el para que no se infectara y los dos salimos del consultorio

-¿Todo bien?-pregunte a Hotaru cuando llegue hasta ella

-Si, señor doctor mi papa no va morirse-dijo vendo a Haruka mi amigo no sabia si reírse o contestar seriamente

-No va morirse- se agacho a su altura- es un cabeza dura-dijo riendo y Hotaru sonrió y ella le devolvió la sonrisa, tome su mano y juntos nos fuimos al coche, cuando llegamos a casa Serena m miro entre interrogante y alarmada

-No fue nada hablaremos después-dije los tres subimos a ver a Selene y luego ella le dio a tomar las sopas de pollo mientras Hotaru comía su cajita feliz

-¿y mi pony?-dijo mi pequeña rubia

-Compartiremos el que papa me compro-dijo Hotaru haciendo que Serena me mirara asombrada

-Fueron mis encantos-dije en un murmullo

-Tienes que contarme que paso-dijo bajito

-Después-dije recostándome en el sofá, aun me dolía la cabeza

Sentí como me movían y abrí los ojos queriendo maldecir al mundo la cabeza me palpitaba fuertemente-es la hora de la siesta-dijo Serena-lamento despertarte pero iba a salir y te veías muy incomodo en el sofá-enfoque mi vista a las camas y vi a las niñas dormidas, me levante tocándome la cabeza y seguí a Serena hasta el cuarto contiguo-recuéstate-negué lo mejor era irme casa y dormir hasta mañana-No te iras, es mejor que no conduzcas-me recosté sobre las sabanas mientras los dedos de Serena se movían entre mis cabellos

-Como extrañaba eso-susurre

-¿Qué fue lo que paso?-pregunto

-Me distraje y un auto venia en sentido contrario, frene y como no tenia el cinturón me golpee con el volante

-Darién..

-Veámosle el lado amable al parecer ya le agrado a Hotaru

-Te llamo papa

-Papi, papito y dijo que me quería-dije sonriendo como tonto

-Te lo dije, solo tenían que estar a solas-dio un suave beso en mis labios que aunque intente profundizar no pude-descansa, yo me quedare aquí contigo-cerré los ojos y automáticamente volví a dormirme

-Esta bien papa, mami-escuche la voz de Selene

-¿no se va morir verdad?-ahora era Hotaru

-Solo esta cansado y le duele la cabeza, vengan conmigo quiero hablarles de algo-sentí como la cama se movió –Ustedes saben que yo quiero mucho a Seiya-eso me hizo rechinar los dientes-Y también amo a Darién como ustedes-prosiguió-también saben que el que pidió la semilla a la cigüeña no fue Seiya si no Darién –trate de abrir los ojos pero fue imposible-yo quería preguntarles si estaría bien si papa se quedaba con nosotras aquí en casa-se quedo callada-solo si ustedes quieren-otra vez silencio, pensaba que Serena iba a esperar un poco mas Hotaru apenas me estaba aceptando

-Yo si quiero-sonreí ante la emoción de Selene

-Pero y si papa regresa-dijo Hotaru- se va poner triste si papa Darién vive aquí

-No, no se va poner triste mi amor, es más estoy segura que papa Seiya seria feliz ¿Qué dices?

-Mami si papa Seiya viene podrá quedarse con nosotras

-Por supuesto, el hecho que Darién viva aquí no quiere decir que no volverán a ver a Seiya

-Anda Hot di que si-dijo Selene podría jurar que estaba dando brinquitos

-Si no quieres no lo haremos-dijo Serena

-Estas segura que podre seguir viendo a papa Seiya-dijo Hotaru con voz temblorosa-imagino que Serena asintió –Entonces esta bien mami-sonreí pero nuevamente caí en ese nebulosa que no me dejaba despertar

.

.

.

-Es casi la hora de la cena Darién-dijo Serena cerca a mi oído, abrí los ojos perezosamente, afortunadamente el dolor de cabeza se había ido

-hola-susurre

-Hola bello durmiente-sonrio-las niñas te esperan para cenar, quieren contarte algo-me levante lentamente y camine con Serena hasta la mesa

Una pancarta de "quédate con nosotras" pintada con temperas de diferentes colores y muy hermosa casi me hace llorar

-Si papi-Selene me miro a los ojos

-Tu quieres eso-le pregunte a Hotaru

-Si quiero papa-me agache abriendo los brazos y Selene corrió a ellos, mire a Hotaru que sonrió y luego corrió dándome un gran abrazo, las abrace fuertemente a las dos por unos minutos y luego me levante

-¿y tu?-dije mirando a Serena

-Eres un tonto Darién Chiba-dijo ella entre risas

-Un tonto que te ama-dije dándole un beso-sentimos risillas tontas y nos giramos para ver a las niñas tapándose la boca con las manos

Luna sirvió la cena y por primera vez comí en familia… y mi Familia

-Papa-la voz de Hotaru me saco de mis pensamientos-ahora que estarás aquí todos los días podrás enseñarme a tocar piano-¡mierda! Yo no tenia ni idea como se tocaba un piano

Serena Pov

Darién tenia un mes viviendo con nosotras yo ya no iba a la fundación había tenido contracciones tempranas así que el doctor Heber había recomendado reposo, y Darién como el gran exagerado que era me había tajantemente prohibido salir de casa, estaba checando los E mails cuando me entro una video llamada de Seiya

-Hola-dije cuando vi su imagen en la pantalla-las niñas no están aun es

-Serena no siempre llamo para hablar con las niñas, pero al parecer tu aprovechas que yo las entretenga para recuperar el tiempo perdido con Chiba-los colores se me subieron al rostro, Seiya se veía diferente mas tranquilo que las primeras veces que hablamos cuando el se fue-se que estas en reposo pero necesito que hagas un viaje exprés a Francia, Sony records quiere tu firma para la utilización de los nuevos estudios de la disquera

-Seiya no pueden enviarlos y yo los firmo

-Nop, Nop sabes como es Tony el dijo firma presencial

-Estoy en reposo Seiya

-Si que lastima tus hijos son unos debiluchos mientras los llevas en tu vientre

-Jajaja, me rio de tus superchistes Seiya, para cuando se supone que debo estar allá

-Una semana

-¡que!-dije sin creerlo hacia casi una semana que no sentía las contracciones pero de igual forma

-No puedes decir que no y tráeme a las diablillas, las extraño, es más dile a Chiba que las acompañe, su hermana anda en Francia decidió tomar el resto de su taller acá –se esta quedando conmigo en la mansión

-Ok hablare con Darién y con el doctor si el me da permiso podre volar

-Confírmame, te quiero bombón-sin mas cerro la llamada

En la noche le dije a Darién

-¡No iras!

-Darién ya hable con el doctor Heber me dijo que no había complicación –dije tranquila

-Que se las arregle el solo la disquera es de el

-Yo tengo el 50% de las acciones Darién

-No me importa, no vas a exponer tu salud ni la de nuestro hijo por un negocio

-Ya compre los tiquetes viajare con las niñas, no te estaba pidiendo permiso solo te informaba

-Serena, que haremos si las contracciones vuelven

-No volverán a menos que tu las provoques

-Ahora es mi culpa –se levanto de la cama y me miro incrédulo-No te vi quejándote mientras hacíamos el amor

-No me queje y no te he echado la culpa, soy una mujer dominada por las hormonas, no quiero hablar mas de esto hay un tiquete libre por si quieres acompañarnos

Dos días después estábamos volando a Francia las niñas iban entretenidas con sus Ds mientras yo estaba recostada en el pecho de un muy molesto Darién

-si sientes algo extraño promete que me dirás-

-No quieres pertenecer al club de las alturas

-Serena-dijo entre dientes

-¡Que!, será mas difícil de regreso quizás ya haya nacido el bebe

-Tu y yo ya somos socios de ese club o es que no recuerdas cuando volvíamos de Aruba

-Pensé que querías renovar tu membrecía

-Por favor mujer no provoques-se quejo acomodando su miembro entre sus vaqueros y encendiendo la laptop, tenia como protector de pantalla la ultima ecografía practicada y seguíamos sin saber que íbamos a tener..

Al llegar a Monthue me sentí como en casa las niñas dieron vueltas en la nieve mientras Darién les colocaba las bufandas.

Llegamos a la casa con dos niñas exhaustas y dormidas era entrada la tarde así que me sorprendí al ver a Rey y a Seiya en la sala

-¡Sere!-mi cuñada corrió y me abrazo lo más que la dejo mi barriga, Seiya se levanto y ayudo a Darién con Hotaru hasta llevarlas por las escaleras hacia su antigua habitación -¿Cómo estuvo el viaje?

-Cansado-amabas nos sentamos en uno de los sofás-tu como estas

-Bien, lo he ido superando, ni siquiera fui a su funeral, yo simplemente no podía me sentía tan culpable, pero me di cuenta que son cosas del destino

-Has estado hablando con Seiya

-Compartimos un mismo dolor, he aprendido muchas cosas de el-dijo sonriendo

-Pense que pasaría mucho tiempo antes de verte sonreír así mostra-dijo Darién llegando junto a nosotras detrás venia Seiya

-Ame a Nick, pero el ya no esta y yo tenia que dejarlo ir-dijo Rey

Pasamos el tiempo charlando, hasta que llego la hora de la cena, Darién despertó a las niñas y cuando vieron a Seiya lo llenaron de besos y abrazos Darién lo entendió así como Seiya entendió que Hotaru ya le decía papi a Darién y que ambos estaban tomando clases de piano juntos, la cena estuvo tranquila me sentía cansada y había tenido dos contracciones, primero muerta antes de decirle a Darién yo soy doctora y se de esto eran contracciones inofensivas

A las nueve de la noche acostamos a las niñas y luego Darién y yo fuimos a la que había sido nuestra habitación Seiya estaba en la que el había compartido con Kakyuu y Rey en una de las habitaciones de huéspedes que estaba al lado de la de Seiya.

No había podido dormir , seguía teniendo contracciones pero no eran tan dolorosas Darién había quedado rendido el jet lag le había cobrado factura, pero yo no podía hacerlo, baje despacio a la cocina y calenté un poco de leche la bebí con calma y le dije a mi bebe que necesitaba dormir un poco también estaba cansada

Estaba subiendo las escaleras cuando vi a Seiya pasar a la habitación de Rey mi cuñada le abrió y se arrojo a sus labios ¡joder! No le daba crédito a lo que mis ojos veían

-pensé que no me darías mi beso de buenas noches-dijo Seiya bajito

-Si Darién te ve te va a matar-dijo Rey entre risas dando pequeños besos en la cara de Seiya

-El se quedo con la que era mi esposa es justo que yo me quede con su hermana

-Así que eso piensas no

-Sabes que no, te amo preciosa

-Yo también, pero debes volver a tu habitación

-Porque eres mia ante los ojos de Dios y de los hombres

Ahora estaba en shock , el había dicho lo que yo creo que había dicho, una contracción nada placentera me ataco en ese momento y no pude evitar el grito de dolor

-¡Serena!-dijeron los dos al tiempo, mientras me aferraba a la pared-Ve por Darién-dijo Seiya

Darién salió muy asustado-te lo dije, pero eres terca mujer-decía mientras me alzaba había roto fuente..

En el camino mientras Seiya manejaba llamaba a Andre un gran amigo nuestro, Darién trataba de darme aliento pero lo prefería callado esto dolía como si te quemases en el infierno

Llegamos a la clínica rápidamente, pero no estaba dilatada completamente, cada contracción era mas fuerte, Rey se había quedado con las niñas pero le había hecho prometer á Seiya que le avisaría cualquier cosa no sabia si reír cuando salimos de la casa y ellos no sabían como despedirse, creo que hubiesen podido tener relaciones y Darién no lo hubiese notado

Estaba demasiado nervioso

Una hora después y luego de unas cuantas maldiciones y la promesa de mandar a Darién a hacerse la vasectomía tan pronto regresáramos a casa nació por cesaría Kenji Thomas Chiba Tsukino al que Selene y Hotaru bautizaron como Helios..

Su cabello era tan blanco como el de mi madre, y se parecía mucho a mi pero tenia los ojos idénticos a los de Darién por ser prematuro lo llevaron a incubadora, me gusto que la operación hubiese podido ser realizada en Selene Darién haba estado conmigo en todo momento y sus ojos cuando Helios había salido de mi eran dignos de fotografiar había tanto amor en sus ojos mientras me deba las gracias una y otra vez que ahora más que nunca estaba segura que no me había equivocado al darnos una nueva oportunidad.

Estaba en la habitación esperando que Darién llegara cuando un gran ramo de rosas invadió mi puerta –Hola bombón- Seiya sonrió mientras ponía el ramo en la mesa de noche

-Hola-dije en un susurro se suponía que no debía hablar mucho

-Se que escuchaste todo anoche-dijo-¡que rayos hacías despierta tan tarde!

-Contracciones-dije en un susurro nuevamente

-Ohh, bueno te seré sincero Rey y yo nos casamos hace una semana-saco su argolla del pantalón y se la coloco en su dedo, ella esta embarazada-me quede estática si Rey estaba embarazada eso significaba que Helios..

-No es mío-dijo interrumpiendo mis pensamientos-Andre nos hizo una prueba de ADN, salió negativa, mis soldados no eran tan fuertes en esos momentos-sonrió pícaramente- No sabemos como paso, solo paso…-se encogió de hombros

-Eres feliz?-pregunte

-Mucho, en verdad siento que la amo, nos hemos curado mutuamente y aunque lo de Nicolás aun esta fresco. Ella esta tranquila y feliz con la noticia

-Sabes que Rey tiene tres hermanos que querrán partirte las bolas por embarazar a su hermanita

-Empezando por tu energúmeno marido

-Empezando por el, Rey va hablar con el, esperemos que no me deje con un solo hijo el tiene tres-volvió a reír Seiya se veía tan en paz que me alegre por el

-Y no tendrá mas-sonreí -Entonces serás papa-dije después de un momento

-Yo ya soy papa, tengo a mis diablas, Te quiero bombón, cuando me fui no sabia si hacia lo correcto pero ahora te veo y se que lo fue-la puerta se abrió mostrándome a una enfermera con mi pequeño bultito

-Usted debe ser el padre-dijo mirando a Seiya

-No, no lo soy pero seré como uno –sonrió –en esos momentos entró Darién junto con una muy malhumorada Rey

-Debería matarte-bufo bajo su aliento-¿tu lo sabias?

-Calma, me entere a noche

-O sea que los viste..

-Vi una declaración de amor-dije mirando a Seiya que acariciaba los hombros de Rey tratando de tranquilizarla

-Debería matarte-bufo nuevamente antes de que el pequeño se diera por olvidado y soltara toda su energía en un enérgico llanto-te perdonare porque me devolviste mi familia-volvió a bufar Darién mientras me veía alimentar a nuestro pequeño

.

.

.,

.

Diez años después..

¡Mama!-Hotaru grito desde las escaleras-puedes controlar a papa por favor

-No saldrás vestida así jovencita-dijo Darién seriamente

-No estoy mal vestida ¿o si mami?-batio sus pestañas haciéndome reir, tenia una falda corta de jean con un top negro y unas botas hasta la rodilla su cabello largo y negro con destellos purpuras estaba suelto hasta la cintura

-¡Estas mostrando demasiado!

-Papa es la moda-dijo Selene bufando Darién no la había visto, pero estaba segura que le iba a dar un patatus si volteaba y volteo

-NO, les quito el permiso no saldrán así a ningún lado-dijo colorado

-¡Mama!-dijeron mis hijas a unisonó

Repare bien la ropa de las ya no tan niñas Selene tenia un pantalón rasgado en varias partes de sus piernas habían mas huecos que tela con un top parecido al de su hermana pero en color azul oscuro acompañado de una cazadora de cuero, su cabello rubio estaba atado en una coleta y era tan impresionantemente largo como el de su hermana, ya había detallado bien a Hotaru

-Déjalas ir Darién –le dije a un muy malhumorado Darién-Anda amor déjalas ir están bien vestidas es solo la moda

-Las quiero aquí a las doce

-Papa no somos cenicienta-dijo Selene en tono de burla

-Antes te gustaba-dijo el

-Cuando teníamos seis-dijo Hotaru

-Esta bien a la una

-¡papa!-dijeron a unisonó-mínimo a las tres-dijo Hotaru bufando

-Dos-rebatió Darién

-Las quiero aquí a las Dos treinta ni un minuto mas ni un minuto menos-dije seriamente Darién me miro fijamente –váyanse ya antes que cambie de idea-las dos voltearon para irse pero luego se devolvieron mirándonos curiosas

-Necesitamos algo de efectivo-dijo Selene

-¡Ja! No les doy así que no van –Dijo Darién Feliz

-En mi billetera hay dinero tomen lo que necesitan –ambas subieron las escaleras luego de un ¡te amo mami!

-No se vale que me desautorices así-dijo Darién sentándose a mi lado en el sofá

-Van a celebrar los 18 años de Peruru Darién estarán con los chicos conocidos. Rubeus Jr, y algunos amigos de la escuela que ya conocemos, tienes que darles un poquito de confianza.

-En que momento crecieron tanto-dijo el mirándome fijamente

-No lo se-sonreí-Helios va quedarse en casa de los abuelos hoy, sabes que llegaron Seiya y Rey junto con Nick, creo que harán una pijamada con Kath y Andrew Jr

-Nos vamos-escuche la voz de Selene

-Esperen-las llame

-Son menores de edad así que ya saben nada de alcohol

-Si mama iremos a bailar un poco solamente luego de ver la película

-No quiero que quiebren la confianza que les estamos dando-dije seria

-Si mama lo sabemos –Darién suspiro

-Tienen suficiente dinero-dijo

-Si, lo que tenia mama era suficiente –dijo Hotaru-¿podemos irnos?-asentí

-Cuando dejaron de ser mis princesas-volvió a decir Darién, en un par de años se irán

-Es la ley de la vida

-Tu no crezcas tan rápido- me quito a Akane de mi regazo –por supuesto el se había negado a hacerse la vasectomía en cambio yo me había puesto un chip por diez años que fallo a los nueve ahora Akane era nuestra pequeñita de siete meses que había tenido fiebre porque le estaban saliendo los dientes así que andaba de pechiche con su mami-la llevare arriba aprovechemos que estamos solo y que gracias al dolex. Akane dormirá por las próximas tres horas

Sonreí mientras seguía a mi esposo esta noche prometía o al menos las próximas tres horas solo seriamos el y yo, habíamos vencido el odio, el resentimiento y los fantasmas del pasado, habían peleas..Muchas pero siempre hablábamos y tratábamos de no cometer errores, habíamos huido de las mentiras, luchado con la desconfianza y perdonado infidelidades porque a la final el verdadero amor perdona.

.

.

.

Ahora si …Fin…

.

.

lloro ahora asi se acabo, no me queda mas que agradecer por sus rev y recordarles uan vez mas pasarse por mis demas historias, La mujer de mi hermano, eligeme a mi y el trato que unió nuestras vidas también por las adaptaciones Sueños de un amor del pasado y falsas apariencias yo las adapto para que tengan que leer, un beso y GRACIAAAAS por acompañarme en esta maravillosa aventura que fue Entre Amores y Mentiras.

Ary

Abril 20 de 2012