WOW! Volví! Y señoras y señores... cof cof o debería decir fangirls y fanboys... este es el fic ganador de mayoría de votos! Holic espera que les agrade mucho muy! Y agradecimientos a la gente amorosa que votó! Los amo! Y recuerden que no porque hayan votado más a este, voy a dejar a los demás solos tristes y abandonados, NO SEÑOR! Los postearé tarde o temprano! XD

Advertencias: YAOI y LEMON, sexo desenfrenado, tortuoso y 150% explícito escrito por su servidora! Si no te gusta *Holic agresiva* ¿Para que diablos entras en esta página?... cof cof... digo *Holic amable* no lo leas :3

Disclaimer: Death Note y Matt y Mello no me pertenecen por desgracia, pero fics como este me dan el valor de robárselos a sus creadores, hacer un Ova completo y secuestrar cosplayers para tener un live action en vivo y en directo!

Como lo notarán, utilicé una canción de mi amadísimo Adam Lambert, 'For your entretainment' y espero que la escuchen y la bajen ya que creo que le va muy bien al fic!

Todo esta dicho, hecho y escrito aquí, así que LEAN Y COMENTEN!

For your entertainment

Anochecía lentamente... Matt sinceramente no tenía nada mejor que hacer además de salir con algunos amigos de la universidad a divertirse. Si a meterse en medio de una sarta de gente extraña le llamaban diversión.

Esa tarde lo habían decidido, era el cumpleaños de Wyat, un viernes en la noche y viajarían a Los Ángeles por el fin de semana... lo único que cruzó por sus mentes de diecinueve años fue club, por lo que, sin pensarlo dos veces, decidieron tener una loca y desenfrenada fiesta de tres días en la cuidad que nunca duerme. Sin duda dicha fiesta involucraría baile, alcohol y por qué no... sexo.

Matt junto a sus amigos L, Light, Near, Linda, Misa y claro Wyat se quedarían en la mansión de L, desde allí se dirigirían al primer club que se cruzara por su camino a emborracharse y pasarla bien.

Luego del exhaustivo viaje que habían hecho, todos descendieron de la mini-van con expresión cansada y aturdida, pero ni bien Watari, el mayor domo de L, les enseñó el camino hacia el yacuzi, todos recuperaron mágicamente la vitalidad que los había invadido en cuestión de segundos.

Eran las nueve treinta de la noche aún, pero ya todos se encontraban listos para irse al centro de la cuidad. Light vestía unos jeans clásicos y costosos de color blanco con una camisa urban-style negra y John Foos del mismo color de la camisa; L llevaba sus usuales jeans azules pero esta vez una camiseta sin mangas blancas y tenis blancos con detalles azules; Near era blanco como siempre (LOL); Linda traía short jeans, John Foos negras que llegaban hasta sus rodillas y un top negro que apenas la cubría, mientras su cabello castaño se encontraba recogido en una alta cola de caballo; Misa estaba vestida de Gothic Lolita otra vez con su corsé negro ajustado y su corta falda estilo princesa, largas botas negras de cuero y su maquillaje y peinado usual; Wyat sólo llevaba una camiseta de mangas cortas roja con un estampado de Papa Roach un jean negro algo grande y tenis con extrañas combinaciones de rojo y negro. Luego estaba Matt... él se había tardado más que cualquiera de ellos, y no era por que le importara verse bien... simplemente no hallaba su ropa, llevaba puesta una camiseta sin mangas blanca con rayas negras, jeans grises y ajustados, botas negras de combate estilo Cloud de Final Fantasy, muñequeras negras y rojas y sus inseparables googles naranjas.

Todos subieron a la van nuevamente listos para una noche de completo descontrol e irresponsabilidad. Ese fin de semana no les importaba dónde dormirían (o en todo caso con quien), qué consumirían, a qué club irían ni mucho menos si volvían a verse por el resto de aquellos días. Lo único que debían tener en cuenta era volver a la mansión de L el domingo para volver a la universidad.

- ¿Por dónde deberíamos comenzar?- preguntó L posicionando su pulgar en medio de sus labios con su característica excentricidad.

- Conozco un buen lugar... más bien oí de el, se llama Crazily Mad...- respondió Light doblando hacia la derecha con un giro del volante por una avenida no muy transitada.

- ¿Y dónde se supone que es?- musitó Near monótonamente.

- ¿Acaso importa?- dijo Matt despegando sus ojos de la PSP que traía entre manos y subiendo sus googles hacia su frente.

- ¡Matt está en lo cierto! Estoy segura de que mi Light nos llevará a un buen lugar.- presumió Misa encerrando el cuello del castaño entre sus brazos desde el asiento trasero.

- ¡Suéltame Misa! ¡Chocaremos!- escupió Light quitándose las manos de su 'novia' del cuello en un gesto exasperado mientras soltaba el volante por milésimas de segundo. Luego de unos minutos, llegaron a un extravagante lugar. Al bajar del vehículo notaron que estaba repleto de personas embriagadas, luces fluorescentes y humo de colores.

- Bien... ¡Feliz cumpleaños Wyat!- Canturreó Linda alusivamente, pero tomando el brazo de Matt.

- ¡Hey!- se quejó el pelirrojo intentando apartarla tal como Light lo hacía con Misa en situaciones similares. Matt sabía que ella estaba algo 'enamorada' (omitiendo la palabra 'obsesivamente' claro) de él, pero en realidad no le importaba en lo absoluto, sólo la ignoraba, pasaba de ella y cambiaba de tema rápidamente cada vez que la molesta chica mencionaba sus supuestos sentimientos directa o indirectamente.

Traspasaron la entrada principal y se dirigieron a una mesa que se hallaba desocupada al fondo, todos pidieron sus tragos y comenzaron a beber... era cuestión de minutos para que la cosa se descontrole... o quizá de segundos.

Sentían cómo la música aumentaba su volumen a cada momento hasta que al fin decidieron unirse a las personas que se encontraban en la pista de baile. La impresionantemente densa atmósfera de allí los hipnotizaba de alguna extraña manera y lo que habían ingerido previamente sólo lo empeoraba.

L y Near, como era de esperarse, decidieron quedarse sentados disfrutando sus tragos, Wyat comenzó a bailar con una chica al azar, Misa tomó a Light como rehén... o pareja de baile y Linda no le dio oportunidad al pobre Matt para declinar a su invitación. Ambos chicos compartieron una mirada de "Otra vez no..." y segundos después todos se encontraron junto a los demás bailando y gritando cosas sin sentido.

Misa llevó a Light a un lugar más 'alejado', dejando al aburrido pelirrojo con su castaña y molesta pareja que de a ratos pegaba su cuerpo al de él con movimientos suaves y atrevidos. Cosa que desagradaba de sobremanera a Matt y lo hacía sentir incómodo, no sabía cómo irse de allí, pero sabía que debía hacerlo y rápido.

- ¡Maaattyyyy!- susurró Linda a su oído causándole un escalofrío que no era precisamente agradable. Más bien, cualquier cosa que esa chica hiciera asustaba y asqueaba a Matt... lo asfixiaba.

Volteó por un momento con la intención de decirle que iría por una bebidas y una vez que la distrajo comenzó a buscar una forma de escapar de ella.

La música que sonaba aturdidoramente se cortó repentinamente seguida de un inesperado apagón que duró unos segundos, hasta que unas luces láser se encendían y paseaban por las paredes, las personas y el suelo mientras que se liberaba humo de color rojizo por doquier. Una canción algo conocida comenzó a sonar con estridencia a medida que la gente encerraba a alguien en un semicírculo.

So hot out the box

Can we pick up the pace

Turn it up, heat it up

I need to be entertained…

La curiosidad lo invadió de inmediato y algo extraño lo obligaba a acercarse para ver quién entretenía a casi toda la concurrencia del local.

Poco a poco fue acortando la distancia, bajando sus googles y revelando sus cristalinos, brillantes y algo oscuros ojos verdes. Luego de empujar a unas cuantas personas pudo notar el motivo de la aglomeración... qué tenía a toda ese grupo tan maravillado. Un chico rubio se encontraba allí en medio bailando de manera insinuantemente provocativa en los tubos de strip-tease. Era de piel pálida y llevaba un ajustado, negro y sexy atuendo de cuero. El mismo constaba de un pantalón casi adherido a sus piernas, un chaleco, que descubría una porción de la piel de sus caderas y su ombligo, y guantes que descubrían sus finas muñecas.

Desde el momento en que lo vio, Matt simplemente no pudo despegarle los ojos de encima a cada uno de sus felinos movimientos que lo hipnotizaban más y más... hasta que de un momento a otro, aquella perfecta criatura recorría el objeto metálico con su lengua mientras acariciaba y encerraba a dicho artefacto entre sus manos pretendiendo que era algo más.

El pelirrojo percibió cómo la sangre se le acumulaba en el rostro y cómo la temperatura subía en todo su cuerpo y especialmente en un determinado punto de su anatomía. Esto sin duda lo incomodó, pero era simplemente imposible quitarle la atención a ese serpenteante cuerpo, a esas aparentemente hábiles manos, a esa sensual boca, a esos ojos. Eran profundamente azules, se los podía distinguir si esfuerzo alguno a pesar de las luces láser y lo opaco del ambiente... aquel era un color verdaderamente hermoso e intenso... incontrolable.

Entonces deseó poder tocarlo, poder sentirlo, saber qué tan suave sería esa piel, que tan dulces serían esos labios, qué tan rápidos serían sus movimientos... que tan fuertes serían sus gemidos.

Sin darse cuenta, se quedó allí inmóvil con su mirada inevitablemente perdida en aquel seductor ángel, hasta sentir cómo su corazón latía velozmente mientras el rubio caminaba hacia él cual tigre al acecho, deseando en ese mismo memento perder su virginidad con él.

Push the limit,

Are you with it?

babe, don't be afraid

Imma hurt you real good babe

Notó cómo penetrantes orbes azules hacían contacto con sus ahora descubiertas y atónitas esmeraldas mientras se acercaba... moviendo sus caderas pecaminosamente y acariciando su propio torso atractivamente. Matt de por sí se sentía desnudo sin sus googles cubriendo sus ojos, pero ahora era completamente distinto... esta vez pudo 'sentir' cómo ése chico le arrancaba la ropa con esa mirada desafiante y lujuriosa... de la cual ciertamente nadie podía escapar con facilidad.

El portador de esos zafiros dirigió una de sus manos a la parte delantera central de sus ajustados pantalones de cuero y acarició la zona con erotismo echando la cabeza hacia atrás y gimiendo suavemente para después tomar con su otra mano una barra de chocolate de uno de sus bolsillos y desenvolviéndola con sus dientes cada vez más cerca de Matt.

Una vez que el acercamiento fue el suficiente, una vez que estuvieron frente a frente, llevó la golosina a los labios de Matt, quien lo mordió sumisamente acatando la orden que emitían esos ojos entrecerrando los suyos a causa del creciente deseo... de ninguna manera quiso que todo aquello terminara allí. En el momento en que el chocolate se partió con un crack, el ojiazul lo tomó del rostro con fuerza y empujó el trozo de dulce definitivamente usando su lengua, introduciéndola también en la boca del gamer... comenzando a recorrer con sus dedos el cuello y el torso del pelirrojo, logrando escalofríos y temblores placenteros en él, hasta descender hacia la parte baja del abdomen del adolescente y sucesivamente presionando su miembro en un agarre firme a través de la tela los jeans que traía puestos.

- Mmph... nnhm...- Matt no pudo contener los gemidos que comenzaron a abandonarlo involuntariamente para ahogarlos con la lengua y los labios del rubio durante el beso.

La boca de ése muchacho descendió hacia su cuello para lamerlo y morderlo con agresión, para después succionar por unos segundos la porción de piel y alejar sus labios de ella dejando un fino hilo de saliva conectándolos.

- Ven... baila conmigo...- susurró a su oído con una voz envolvente y tentadora.- Llámame Mello...- terminó por decir mordiendo por última vez el lóbulo de su oído y tomando su mano para dirigirlo consigo al centro de la pista de baile. Hasta ese momento, Matt no había notado que ellos dos eran el centro de atención, ya que todos los miraban... admirados de que el hermoso demonio que reinaba en aquel Edén haya escogido una nueva víctima.

Let's go, it's my show,

baby, do what I say

Don't trip off the glitz

that I'm gonna display

I told ya, Imma hold ya down until you're amazed

Give it to ya till your screamin' my name

Una vez allí tomó a Matt de las caderas y flexionando una de sus rodillas descendió su cuerpo para lamerlo desde el estómago hacia el cuello por encima de la camiseta a rayas, levantando la tela de la prenda levemente con su lengua. Esto no hizo más que excitar aún más al pelirrojo. Una vez de pié encerró la cintura de Matt con una de sus piernas y al compás perfecto de un sobresalto de instrumentos en la canción juntó con un suave golpe sus partes bajas simulando una embestida mientras sus brazos se cruzaban tras del cuello del ojiverde y acercaba nueva y peligrosamente sus labios al oído de su presa.

- Dime tu nombre...- dijo con voz aireada, casi un gemido.

- M-matt...- balbuceó en respuesta al borde del desmayo a lo que sus rodillas amenazaban con doblarse entre temblor y temblor.

- ¿Recuerdas mi nombre... Matt?- suspiró el rubio aprovechando otro sobresalto instrumental para embestir nuevamente sus caderas juntas en otro suave golpe presionando sus cuerpos con más insistencia.

- Meh... Mello...- gimió resistiendo la urgencia de pedirle que lo viole allí mismo.

No escaping when I start

Once I'm in I own your heart

There's no way to ring the alarm

So hold on until it's over!

- Ven conmigo…- Espiró otra vez tomando a Matt de la mano y llevándoselo a una de las habitaciones VIP.

El ahora algo confundido gamer se vio caminando por un oscuro pasillo, siguiendo a un chico que acababa de conocer... Mello. Caminaron juntos sólo unos segundos más hasta encontrar una puerta semiabierta por donde entraron a una habitación con decoraciones rojas y negras, una enorme cama estilo barroco con cobertores rojos, sábanas negras y almohadas negras en medio del lugar, refinados espejos ovalados de cuerpo entero en todas las paredes y un pequeño closet negro a la izquierda. La luz de allí era atenuada por una pantalla roja que cubría la lámpara situada al centro del techo de aquel cuarto. Ni bien entraron el rubio tomó al pelirrojo del rostro y lo besó con furia recorriendo con su lengua cada milímetro de la boca ajena. Segundos después se separó de él y le quitó la camiseta con prisa y lo empujó bruscamente al lecho colocando su cuerpo encima del de el gamer para luego subirle las muñecas con una de sus manos mientras retomaba el fogoso beso. Matt escuchó entonces un leve tintineo metálico a espalas del rubio y abriendo ligeramente sus ojos verdes notó que la derecha de ese ángel se acercaba a sus manos con unas esposas plateadas listas para ser colocadas y sucesivamente cumpliendo su propósito amarrándolo a los barrotes del respaldar de la cama.

- ¿Q-qué haces?- musitó sorprendido.

- You'll be my sexual pet tonight...- respondió Mello sonriendo maquiavélicamente y seguidamente inclinándose para morderle el cuello y dejar otra dolorosa y rojiza marca mientras sus manos desajustaban el jean gris que traía el pelirrojo. En segundos sus labios descendieron hacia uno de los pezones de Matt y lo mordió sonriendo sádicamente sobre su piel.

- ¡Ah!- suspiró la víctima complacida ante tal acto.

- You liked it... right?- murmuró Mello con sadismo.

- M-more...- respondió Matt entrecerrando sus ojos en un gesto de placer.

De un momento a otro, Mello se quitó los guantes de cuero que llevaba y enterraba sus uñas en el pecho descubierto del ojiverde mientras removía con los dientes sus boxers para tomar su erección y palpando la punta de este con su lengua repetitivamente, sin dejar de lado su fastidiosa lentitud. Planeaba torturarlo hasta que gritara su nombre.

- Ha... ngh... Mello...- Matt percibía cada gota de dolor dibujada en su piel expuesta en finas líneas rojizas que bajaban desde su clavícula, por su pecho y abdomen, hasta su cintura contrastando con el tono pálido que su tez de por sí tenía, pero simplemente no pudo frenar aquel diluvio de placer que se expandía en él invadiéndolo y humedeciendo todo su cuerpo, oscureciendo su sentido común, su cordura.

Oh!

Do you know what you got into

Can you handle what I'm 'bout to do

'Cause it's about to get rough for you

I'm here For Your Entertainment.

Tomó el miembro de Matt completamente en su boca sin pensarlo dos veces y comenzó a lamerlo de arriba abajo sosteniendo con una de sus manos las caderas del chico bajo él para privarlo de dar embestidas y con la otra acariciando su base. Fue la gota que rebalsó el vaso.

- Ah! Ahhh... I'm gonna...-

- No, lo harás cuando yo quiera que lo hagas Matt.- demandó mordiendo levemente la punta y sonriendo con sadismo.

- ¡Mello!-

Oh!

I bet you thought that I was soft and sweet

You thought an angel swept you off your feet

Well I'm about to turn up the heat

I'm here For Your Entertainment.

- Shhh... esto... n siquiera es el comienzo...- ronroneó Mello y regresó a lo que hacía hace unos minutos... torturar a su sumiso esclavo sexual. Matt indiscutiblemente estaba a punto de morir por los precisos movimientos de los labios y la lengua del rubio, cuyas manos en este momento se paseaban por todo su cuerpo, arañándolo, lastimándolo sutilmente, marcando su piel por donde sus dedos pasaran, sin ignorar el darle todo el placer posible con su boca y sus labios, mas justo en el momento en que estaba a punto llegar al límite su velocidad disminuía notablemente sin darle oportunidad a liberarse.

- Ah... n-no lo hagas... ngh... ah...- Matt no lo soportaba, pero tampoco podía ignorar con facilidad la explosión de sensaciones que lo recorrían a causa de cierto chico extremadamente dominante que lo aprisionaba allí.

- No te quejes... debes... soportar hasta el final...- murmuró el rubio con una maliciosa sonrisa en sus angelicales labios y sus ojos entrecerrados.- Si no obedeces... tendré que castigarte...- ¿Cómo es que lograba controlarse de esa manera? Se podía notar fácilmente su erección, pero la forma en que su voz continuaba firme, sus movimientos decididos y fuertes y su respiración sólo un poco acelerada, parecían ocultar bastante bien su excitación.

'Sall right

You'll be fine

Baby I'm in control

Take the pain

Take the pleasure

I'm the master of both

Mello se puso de pie con sigilo y se dirigió a un closet que en este momento se encontraba detrás suyo y abrió una de las gavetas intentando esconder la sonrisa que amenazaba por escapar de su seductora boca mientras volteaba luego de sacar de dicha gaveta una caja prismática de color negro.

- ¿Sabes? Tengo algo sólo para ti... se podría decir que... lo estrenaré contigo.- dijo el ángel enseñándole la caja a Matt aún sonriendo de esa manera tan particular en él... esa sonrisa que, aunque odiara admitirlo, lo volvió loco desde el primer momento en que la vio plasmada en sus rasgos.

- ¿Q-qué es?...- Matt se las arregló para pronunciar con voz débil, casi gimiendo e intentando controlar su respiración agitada.

- No te apresures... podrías arrepentirte.- comentó mientras abría la caja con una lentitud que casi enloquece a Matt de impaciencia. Sus largos dedos se abrieron paso entre las solapas del pequeño contenedor y lo primero que extrajeron de allí fue un control remoto plateado. Lo dejó reposando en la cama para entrar en busca del segundo objeto que ocupaba lugar en la caja, y haciendo utilidad de todos los dedos de su mano esta vez, sacó... un consolador de color negro.

Los ojos del pelirrojo se abrieron con algo más de sorpresa a medida que Mello se acercaba centímetro a centímetro cada vez más a él parsimoniosamente y con suficiencia.

- ¿Q-qué planeas... hacer con eso?- inquirió con algo de temor pero irradiando inminente curiosidad... El rubio se arrodilló en el colchón y comenzó a abrirle las piernas. El ojiverde no oponía resistencia alguna.

- You know it...- siseó el rubio acercándose lo suficiente como para recorrer con su lengua el muslo interior derecho del otro chico, produciéndole escalofríos.

Close your eyes,

not your mind

Let me into your soul

I'm gonna work it 'til your totally blown

Luego, con sensualidad y erotismo, Mello introdujo el consolador en su boca y empezó a humedecerlo con saliva justo en frente de Matt, que apartaba sus labios pero reprimía un gemido ante tal vista y sentía cómo su propio miembro palpitaba clamando por esa divina atención... por que esa celestial y pecaminosa boca lo recorriera a él y no a ese juguete. De un momento a otro, el rubio acercó su boca hacia la entrada de Matt, utilizó su suave lengua para lubricar un poco la zona, logrando que el pelirrojo quedara sin aliento y sin aviso alguno introdujo, con un movimiento fuerte y firme, el consolador en él provocándole un intenso dolor que recorrió cada espacio de su cuerpo haciendo que se contrajera.

- ¡Ah! ¡Espera! M-mello... ngh...- gritó Matt tensando todos sus músculos e intentando escapar en vano, de las esposas que lo mantenían cautivo y a la merced e su amo, con frenéticos movimientos.

- No puedo esperar... ya no puedo controlarme...- exhaló Mello cerca de sus labios a medida que alcanzaba el pequeño control remoto entre sus manos y presionaba el botón en nivel dos.

- Ha... a-ahh...- era imposible para el prisionero retener aquellos suspiros al sentir el las vibraciones y movimientos de aquel aparato en su interior. Quiso poder soltar sus muñecas y masturbarse en ese mismo momento, mientras Mello lo observaba con lujuria y acariciaba su propio cuerpo gimiendo y respirando pesadamente, de manera de producir afrodisíacos sonidos, que sobreexcitaban al otro adolescente.

Disfrutaba cada acción del pelirrojo frente a él, luchando con todas sus fuerzas por liberarse, gimiendo, reprimiendo gritos al morder sus labios, cerrando sus ojos con fuerza y de vez en cuando abriéndolos ínfimamente para mostrar sus verdes irises nubladas de placer y dolor, algunos de sus rojos cabellos húmedos de sudor en su frente, la forma en que flexionaba sus piernas y las abría en un intento de anular el dolor que no daba resultado. Quiso más de eso, más y más de esa sensualidad que Matt irradiaba inconscientemente, por lo que tomó el control y lo colocó en nivel cinco... el último.

Matt dejó escapar un fuerte grito al sentir cómo la intensidad y la velocidad de los movimientos incrementabas bruscamente. Pero de pronto algo sucedió... la punta del consolador tocó un punto determinado en él, que logró que en ese instante, elevara sus caderas en una violenta embestida, dejando su espalda arqueada y su cuerpo inmóvil por unos segundos, para después dejarse caer suavemente y cerrar sus ojos fuertemente a medida que retorcía su cuerpo de manera convulsiva.

No escaping when I start

Once I'm in I own your heart

There's no way to ring the alarm

So hold on until it's over

- Mello... ah... M-mello... quítame e-esto... Dios...- suspiraba con mirada suplicante y lágrimas escapando de sus ojos, dándoles un brillo realmente divino.

El rubio ignorando las súplicas, se colocó sobré él en posición de acecho y de improviso, tomó uno de sus pezones entre sus dientes y lo mordió sonriendo mientras su otra mano alcanzaba el otro y lo torcía levemente a medida que su lengua jugaba con el que ya tenía entre sus labios, haciendo gritar a Matt de dolor y placer mientras su pecho subía y bajaba agolpadamente debido a su agitada respiración. Mello no estaba dispuesto a ser gentil.

Oh!

Do you know what you got into

Can you handle what I'm 'bout to do

'Cause it's about to get rough for you

I'm here For Your Entertainment.

- Tranquilo cachorro... aún no llega lo mejor... sólo sé un buen chico y aguanta por un momento más.- anunció con su suave y aterciopelada voz para luego atrapar sus labios en un fogoso beso mientras sus manos se distraían acariciando su cuerpo parsimoniosamente, como en un intento de calmarlo. Con suavidad recorría cada marca que había dejado anteriormente en la nívea piel del pelirrojo, acercándose cada vez más, hasta unir sus cuerpos otra vez. Inclinó su rostro hacia el oído izquierdo de Matt y después de lamer con delicadeza su lóbulo susurró- Ahora siénteme... cada vez que presione el consolador en ti... imagina que soy yo... penetrándote...-

Luego de haberle anticipado su acción, realizó el primer paso de su macabro y pervertido plan, tomando con su derecha uno de los extremos del aparato y hundiéndolo en Matt bruscamente.

- ¡Mello!.. ahh... ngha...- sintió otra punzada partiendo en dos su cuerpo y otra inmediata explosión de delirio.

- ¿Duele?- preguntó sonriendo el aludido, realizando otra vez un empuje con sólo contraer su muñeca mientras ahora realizaba una embestida con sus caderas.

- No... ha-ah... ¡Hazlo! D-de nuevo...- pidió Matt sin poderlo soportar. Repitió su movimiento entonces una y otra vez, ganándose jadeos y bufidos hermosos de la voz de su amante. Y así, sus labios chocaron nuevamente en un corto y urgente conjunto de caricias entre sus lenguas, que cuando Mello cortó el contacto para volver a respirar, dejó a Matt estirando su cuello y manteniendo su boca entreabierta... suplicando por más.

- E-es... suficiente...- musitó Mello extrayendo el consolador de Matt y de repente reubicándose entre sus piernas.- Prepárate... voy a entrar...- agregó con voz excesivamente seductora y comenzando a deslizarse dentro de Matt con lentitud casi homicida, sintiendo cómo el pelirrojo contraía sus paredes para luego dejar escapar un dulce, suave y prolongado gemido a medida que se relajaba mientras otro intruso se abría paso en su ser.

- A-ah... ngh... muévete...- rogó sufriendo por la delicadeza y lentitud de su actual tortura, la cual al parecer, era mucho peor que todas las anteriores.- ¡M-muévete ahora!- suspiró incitando a las embestidas con un movimiento de sus caderas, pidiendo más fricción.

El rubio respondió, pero no precisamente como lo hubiera deseado. Fue correspondido con lentas y profundas penetraciones, manteniendo un limpio y tortuoso contacto con su punto débil hasta el punto de hacerle perder la conciencia... lo estaba matando.

- Harder! God... g-go deeper... mmmmh...- exclamó intentando escapar nuevamente de las esposas y abriendo aún más sus piernas.

- Ngh... eres... ha... eres estrecho...- respondió Mello comenzando a mover su cuerpo con un ritmo más constante.

- M-más... más rápido...- Exigió Matt con la con la respiración completamente acelerada ahora.

Oh!

I bet you thought that I was soft and sweet

You thought an angel swept you off your feet

Well I'm about to turn up the heat

I'm here For Your Entertainment.

La velocidad de las estocadas aumentó a un ritmo casi desenfrenado, a este paso ambos gemían sin represión alguna dejando escuchar sus airadas y excitadas voces con cada movimiento. Las caderas del rubio colisionaban con los muslos del pelirrojo, mientras éste sólo presionaba sus dedos en los barrotes de la cama y cerraba sus ojos fuertemente arqueando su espalda... Mello sintió su orgasmo muy cerca y comenzó a masturbar a Matt en sincronía con sus empujes.

El pelirrojo abrió ínfimamente sus verdes ojos notando el perfecto rostro de Mello todo humedecido en sudor y unas cuantas hebras rubias adheridas a sus mejillas y frente, sus labios apretados en un fina línea pronunciando sus gemidos con M's hasta prolongarlas lo suficiente para finalmente apartar sus labios y gemir su nombre en el más hermoso de los sonidos de éxtasis, echando su cabeza hacia atrás y mostrándole su cuello.

Oh!

Do you like what you see?

Oh!

Let me entertain ya 'til you scream!

- ¡Ah! ¡Mello!- eso fue lo último que fue capaz de pronunciar ante tal orgásmica imagen que el rubio daba, enviándolo por los cielos, haciendo que sus músculos se contrajeran alrededor de su miembro por última vez... logrando que ambos consumaran su placer a gritos, para luego colapsar en el colchón pesadamente con sus cuerpos completamente mojados.

Justo antes de cerrar sus ojos por completo, escuchó un clic metálico en la ahora opaca habitación mientras sus muñecas eran liberadas... un segundo antes de perder la conciencia por el cansancio, sintió como Mello se deslizaba fuera de él con un delicado movimiento... luego, todo oscureció.

::##::##::##::

No estaba completamente seguro de cómo demonios había hecho para encontrarse en la van de Light la mañana siguiente, sólo se encontraba demasiado cansado, con sus prendas desalineadas y el cabello enmarañado. Ni siquiera debía preocuparse por una resaca... ni siquiera tuvo tiempo de tomar nada más cuando Mello... Mello... ¿Qué demonios había pasado con Mello?

Su rostro se sobrecalentó y sus mejillas ardieron en carmín al recordar la noche anterior... la mejor noche de su vida... la noche en la que había perdido su virginidad con un extraño... un extraño que resultó ser un completo dios sexual.

- ¡Matty despertó!- aulló Linda a lo que Near, L y Wyat volteaban a verlo.

- ¡Genial!- respondió Misa desde el asiento delantero del vehículo en movimiento.

- ¿Cómo te sientes Matt?- preguntó Light tomando una curva.

- ¿C-cómo es que llegué aquí?- preguntó aún desconcertado.

- Un chico rubio ilegalmente atractivo te trajo aquí al oír que preguntábamos por ti en el club. Estaba vestido de cuero y tenía un cuerpo realmente sexy!- relató Linda con los ojos desencajados... ¿Ilegalmente atractivo? ¿Vestido de cuero? ¿Cuerpo sexy? –Oh! y tenia una barra de chocolate en su mano.- Ese definitivamente era Mello.

- ¡Mello! ¿Dónde está ahora? ¿Dijo a dónde iba? ¿Dejó alguna dirección?- preguntó apresurado Matt.

- Alguien la pasó de maravilla anoche...- canturreó L sonriendo mientras hundía un dulce en su boca.

- Sólo dijo que se verían pronto y se fue.- respondió Near tomando uno de sus bucles entre sus dedos.

- ¿Pasó algo interesante acaso?- el rostro de Matt volvió a su color rojizo ante la pregunta de Wyat.- Te vimos bailando con él...-

- ¡NO! ¡Matt dime que no eres de ese tipo!- gritó Linda.

- Ay vamos acéptalo... había un 95% de posibilidades que lo fuera de todos modos.- aclaró L a lo que la chica se tomaba el rostro entre sus manos. Eso le dio pie a Matt para cambiar de tema.

- ¿A dónde vamos ahora?-

- A reparar las maletas y de regreso a Wammy's... hubo algunas complicaciones y al parecer las clases comienzan el lunes como siempre... tendremos tiempo de descansar por un día más antes de volver... al parecer no tendremos el día libre.- dijo Light con tono de cansancio.

::##::##::##::

Era el domingo en la noche y los adolescentes llegaban al campus para prepararse para una maldita jornada de clases al día siguiente.

Matt caminaba por los pasillos con hastío hasta que oyó el estruendoso rugir de una motocicleta estacionarse cerca de las habitaciones de los chicos, por lo que fue a husmear a la ventana del segundo piso donde se encontraba caminando.

Una persona descendía del vehículo, poco a poco removía su casco y tomaba su bolso, para luego voltear por completo ante la mirada atónita de Matt. Un chico condenadamente sexy caminaba hacia la habitaciones de chicos de Wammy's.

Matt comenzó a bajar escalones lo más rápido posible, y cuando llegó al primer piso, pudo notar la puerta de la habitación M cerrándose lentamente. Corrió frenéticamente hacia ella deteniéndola de cerrarse completamente. Él volteó sonriendo... sus dorados cabellos algo desordenados y sus profundos ojos azules reluciendo con un extraño brillo que le hicieron temblar de deseo.

- ¿Segunda ronda?- preguntó con esa voz suave y aterciopelada que lo enloquecía, curvando sus labios en una sádica y sensual sonrisa, tomándolo del cuello de la camiseta y empujándolo dentro del cuarto, para después, cerrar la puerta con seguro definitivamente...

¿Les guztóooooo? Eso espero por que le puse mucho cariño a este pedazito de mis divagaciones pervertidas de fangirl!

Lamento mocho muy si decepciono a alguien, pero este solo será un one-shot hasta nuevo aviso de mi cerebro, que corrientemente se me secó... T_T! Aún así espero sus reviews y su afecto por favor! Sólo deben presionar el botoncito de aquí abajo y dar su valiosa opinión!

GRACIAS POR LEER!

Kisses MXM's Holic :3