ACLARACIÓN. Nada es mio todo es de la Gran meyeer

Disculpen el retraso mi hermano no me quiso prestar la compu =(

Pos aqui les dejo el capi finaal, disfrutenlo

=)

No olviden pasarse por mi otra nueva historia Sueña Conmigo y por la otra ya terminada Deseos Ocultoos .. Graciiaas


Epílogo

Los dos matrimonios estaban esperando cuando Bella y Edward entraron de la mano en el salón de la casa del lago. Aunque ya no se gritaban, para alivio de Bella, el ambiente era gélido. Sus padres y los de Edward permanecían de pie, rígidos, en extremos opuestos de la habitación.

Renee corrió hacia ella antes de que Bella tuviera oportunidad de decir nada.

- Mi pobre niña- la consoló- . Lamento tanto que te obligáramos a hacer algo que te hacía tan desgraciada. No quiero que te preocupes por nada, ¿me oyes? Yo me ocuparé de anularlo todo.

- No, mamá...

- Yo cancelaré el banquete y las reservas para la luna de miel - dijo Esme enseguida, que no quería quedarse fuera- . Edward, querido, deberías tomarte unos días libres. Vete una semana a pescar con tu padre o algo así. Estoy segura de que esta situación te ha disgustado mucho.

- Pero mamá, hemos…

- Tendremos que devolver todos los regalos, claro - dijo Renee con un suspiro de pesar- . Incluso ese magnífico jarrón que les envió la tía Carmen. Todo un milagro, con lo agarrada que es. Ah, y tendré que llamar a la empresa de catering...

- Mamá...

Las dos madres los ignoraron por completo mientras se turnaban haciendo una lista de todas las personas a las que tendrían que notificar que ya no había boda. Edward miró a Bella con pesar y luego se metió dos dedos en la boca. Un segundo después, un silbido penetrante resonó por la habitación.

Bella casi rió al ver cómo las dos parejas se sumían en el silencio y miraban a Edward como si hubiese perdido el juicio.

- Ahora que nos prestáis atención - dijo, dándole un apretón a Bella- . Hay algo que deberíais saber.

- Edward y yo estamos comprometidos- anunció Bella, sonriendo ampliamente mientras levantaba la mano izquierda para mostrar el llamativo anillo- . Acaba de pedirme que me case con él.

La noticia fue acogida con un silencio de incomprensión.

- Mm... no lo entiendo - dijo Esme pasado un momento- . ¿Quieres decir que os habéis reconciliado? ¿Al final habéis decidido no romper el compromiso?

- No, quiere decir que hemos iniciado un compromiso totalmente nuevo - dijo Edward con una media sonrisa- . Y esta vez, ha sido idea nuestra nada más. Nos queremos y queremos casamos... y no nos importa lo que les parezca a nuestras familias.

Renee se llevó la mano a la sien.

- Niños, me estáis dando dolor de cabeza. ¿Por qué no os decidís de una vez?

Charlie y Cralisle se miraron y sonrieron con ironía.

- No son unos niños, Renee - dijo Charlie- . Y creo que eso es lo que intentan decirnos. Son adultos, y ahora saben lo que quieren y ya es hora de que dejemos que manejen sus asuntos ellos solos.

Cralisle asintió y tendió la mano a su hijo.

- Enhorabuena, chico. Espero que Bella y tú seáis muy felices juntos.

- Gracias, papá. Sé que lo seremos.

Bella notó que su madre y la de Edward todavía estaban un poco aturdidas y perplejas, les brindó a las dos una sonrisa comprensiva.

- Mamá, Esme, Edward y yo les agradecemos sinceramente todo el trabajo que habéis hecho por nosotros. Saben que las queremos mucho a las dos. De hecho - añadió, desplegando una sonrisa ante una idea repentina- , nos gustaría haceros un pequeño regalo en señal de gratitud - miró a Edward, que la estaba contemplando con amorosa curiosidad, y luego se volvió hacia sus perplejas madres - . ¿Qué os parecería tener cada una un adorable cachorro?

Edward no y la atrajo a sus brazos para besarla. Y Bella le devolvió el beso con la feliz convicción de que la estaba besando porque la amaba... y no por, que eso era lo que esperaban sus familias.