Ese maldito insecto!
By Draga1

La gran Ciudad del Oeste goza de una de una de las noches mas claras y despejadas en todo lo que se ha visto del año. El cielo nocturno cuajado de estrellas parece a punto de caerse por el peso de tantos diamantes que lo adornan. El clima es calido y el viento es apenas sutil como una suave caricia perfumada de las flores que se abren en esa temporada.
Una enorme construccion destaca imponente entre sus vecinas, orgullosamente, casi con soberbia se lee en un gran rotulo: CAPSULE CORP. Extra ñamente, no se perciben luces en su interior, de modo que solamente es alumbrada por el sistema automatico de iluminacion de exteriores, lo que hace parecer que por el momento no se encuentran sus habitantes... salvo por dos de ellos que se encuentran en la terraza de una de las habitaciones principales.

Ahi, en medio de la oscuridad se encuentra una peculiar pareja mirando el cielo noctuno. El esta sentado comodamente sobre una tumbona llevando puesto solamente el pantalon de la pijama. Sobre el, sentada entre sus piernas y recargando su espalda sobre el pecho de su compa ñero se encuentra Ella, llevando una fina bata de seda. Cabe decir que no es comun ver esta escena; no por falta de amor sino por que, en honor a la verdad ni El es un individuo que se destaque por ser romantico, y el hecho de tener en casa un adolescente y una bebe no les deja mucho tiempo para gozar de la intima tranquilidad que disfrutan en este momento. La peliazul da un sorbo a su copa de champagne y acaricia el fuerte brazo que rodea su minuscula cintura.

- Fu una gran idea de los Son invitar a Trunks a ese campamento. Gracias a eso al fin tendremos un tiempo a solas.

- Cansaste a la mocosa?

- jejeje ... La deje pasar toda la tarde en el invernadero jugando sin dormir la siesta, no despertar hasta mañana...

- Bien, en ese caso...

El principe ronronea seductoramente en el oido de la cientifica mientras su mano deshace el nudo de su bata para luego divagar por la piel que cubre la seda. La mujer se da la vuelta para buscar sus labios cuando...

RIIIIINNNGGGGG!

- Ahhhh!

La sorpresa causada por el inoportuno sonido del tel fono causa tal sobresalto en la mujer que le hace perder el equilibrio mientras intentaba girar haciendo de igual modo tambalear el camastro haciendololos caer al piso, no sin antes gracias a los veloces reflejos de Vegeta que se ha colocado debajo para amortiguar la caida de su mujer con su propio cuerpo.

- Que torpe eres mujer! jajajajajaja

RIIINNNNGGGGG!

- Es mas de media noche, quien podr sera esta hora?

- Da igual, ignoremos al maldito telefono...

Asi, en el piso de la terraza, con el camastro caoticamente volteado encima de ellos, reanudan su sensual beso

RIIIIIINNNGGGGGGGGG!

- Aahhhh! basta de interrupciones!

Dicho esto, el principe forma una pequeña esfera de energia en la palma de su mano que termina por proyectarse contra el pobre instrumento de comunicacion cuyo unico pecado ha sido funcionar correctamente.

- Por que lo destruiste? no seas barbaro!

- Agradece que fu el aparato y no al zoquete que esta al otro lado de la linea fastidiando! ahora ven aqui...

- jajajaja mmm... espera! ... noooo mmm... oh... vamos dentro, Vegeta...

- no... aqui ...

- mmm... ahmm... pero...y si nos ven?

- Mejor, para que aprendan como es que debe hacerse...

TIRI RIRIIII TIRI RIRIIIII DURI DURI DUUUUUU !

Ahora es el telefono movil de Bulma el que suena en el interior de la habitacion.

- Debe ser algo importante... y si le paso algo a Trunks? debo contestar...

- GRRRR lo que sea puede esperar!

Bulma logra ponerse de pie y cerrar su bata de nuevo para dirigirse a su alcoba.

TIRI RIRIIII TIRI RIRIIIII DURI DURI DUUUUUUUU !

- Hola?

- Oh... Bulma... pe...perdona que te moleste a esta hora ...

- Yamcha? te oyes muy mal, que sucede?

- No lo se... ayyy... tengo fiebre... y mucho dolor ... lamento molestarte pero es que Puar salio a visitar a sus parientes y ... ayyy!

- Entiendo... voy para alla de inmediato!

Vegeta al escuchar la breve conversacion maldice malhumorado y se pone de pie para entrar a la habitacion y encontrar a su mujer terminando de ponerse los jeans.

- ... A donde demonios crees que vas?

- Yamcha esta muy enfermo, parece algo grave. debo ir a su departamento.

- Que dices? de ninguna manera vas a andar por la calle a esta hora, y menos para ir a meterte a la madriguera de ese imbecil!

- Oh, Vegeta! no se por que lo odias tanto! ademas el es mi amigo y me necesita en este momento!

- No iras! que se las arregle el solo!

- ... Vegeta ...

- Est bien, pero ni creas que te voy a dejar ir sola. Ire contigo solo para supervisar que no se trate de una vulgar treta.

Minutos despues, la pareja se desplaza por las vacias calles de la ciudad a bordo de su auto-nave.

- hhmpff.. jijijiji

- Que, que es lo que te causa hilaridad ahora?

- No puedo creer que despues de tanto tiempo aun tengas celos de Yamcha.

- Celos, yo? no seas ridicula.

Se detienen frente a un moderno edificio cubierto de espejos negros que reflejan el brillo nocturno de la ciudad. frente a la entrada una gran fuente dispara altos chorros de agua mientras juguetean al ritmo del cambio de colores que producen las luces colocadas estrategicamente en la base. Al entrar en la lujosa recepcion, el portero sale a su encuentro cortesmente.

- Buenas noches, venimos al pent house del Señor Yamcha.

- Oh, claro ! siganme si son tan amables.

- Descuide, conozco el camino!

Una vena se marca en la amplia frente del principe mientras escupe con dificultad:

- Como que ya conoces el camino? acaso has venido antes?

- otra vez con eso! oh, Kamisama! esta va a ser una larga noche!

Momentos despues, la puerta del asensor privado se abre en el penthouse. Para sorpresa de Vegeta, el lugar no huele a promiscuidad, ni a perfume barato ni a pecado. No hay prendas intimas femeninas regadas por todos lados, ni muñecas inflables y cuadros de mujeres desnudas. Al contrario de eso, lo que reina es un ambiente de sofisticada sobriedad y buen gusto. Aun asi, sigue mirando con desaprobacion los amplios sillones de cuero negro cuyo aroma inunda sus fosas nasales regalandole pensamientos tan negros como el mismo cuero: Bulma recostada sobre uno de ellos... llevando encima unicamente uno de sus collares de diamantes, no puede evitar sonreir... Un par de voces que vienen de la habitaci on lo sacan de sus ensoñaciones.

- Estas ardiendo en fiebre, Yamcha. desde cuando estas asi?

- No lo se, tal vez desde esta mañana... ayyy

- Debiste llamarme antes!

- Ayyy... no cre que pudiera ser algo grave...

- Necesitas ir a un hospital, puedes caminar?

- Lo intentare ... ayyy ayyy!

- Apoyate en mi... vamos

Antes que el hombre cuyas cicatrices lejos de afectarle, hacen su rostro mas interesante pudiera al menos pasar su brazo al rededor de los hombros de la peliazul, son interrumpidos.

- Arrghhh! yo me lo llevo!.

- Ve...Vegeta!

- El insistio en acompañarme. que bueno por que yo no te hubiera podido cargar hacia el auto. vamonos.

- Ni creas que esto lo hago por ayudarte a ti, sabandija.

- por supuesto. debi suponerlo. aahhh!

Una vez camino al hospital, en el auto, Bulma acompaña en el asiento trasero a Yamcha mientras lo conforta y seca el sudor de su frente. Al frente un furioso Vegeta conduce con el ceño tan fruncido que sus cejas estan a punto de convertirse en una sola. Una vez que han llegado al sanatorio, el principe carga al enfermo sobre su hombro con la misma delicadeza como si se tratara de un costal de patatas y lo deja caer en el mostrador de la recepcion ante la sorpresa de la enfermera de guardia y las quejas de Bulma que reprochan su falta de cuidado.

- Bien, el insecto ya esta con los los matasanos. ahora podemos volver a casa y aprovechar lo que queda de la noche?

La enfermera de la recepcion es una mujer de cabellos grises y lleva un par de anticuadisimos anteojos. A pesar de lo raro de la situacion, esta tan acostumbrada a ver cosas extrañas en el turno nocturno de la sala de urgenicas que no hace el mas minimo gesto de sorpresa, a lo que se limita a exclamar con una aguda voz nasal:

- Para que el paciente pueda ser atendido se deben llenar estas formas de ingreso. con letra de molde, no demasiado chica ni muy grande y de preferencia con tinta negra, T-I-N-T-A, me escucharon bien? No quiero esos boligrafos modernos de gel! La forma A1 debe ser llenada de ambos lados, y debe llevar una firma aqui, aqui, aqui, sin salirse del recuadro... Para Vegeta, desde "formas de ingreso" todo se escucha para el como un monotono y molesto bla bla bla bla bla mientras se cruza de brazos y suelta un sonido que no se podria decir si es un suspiro o un gruñido. Mientras tanto, Bulma asiente ante la vieja enfermera una y otra vez mientras revuelve su bolso buscando un boligrafo con tinta negra.
Un par de minutos despues, aparecen dos enfermeros que colocan al paciente en una camilla y se lo han llevado a hacer las primeras pruebas.

- Ya esta llena la maldita forma esa, ya se lo llevaron a revisar. Ahora si podriamos irnos, mujer?

- Debemos esperar el diagnostico del medico. no podemos dejar a Yamcha aqui solo.

Para estas alturas nuestro heroe empieza a resignarse a ver su noche totalmente arruinada. Luego de un par de horas y algunas tazas del tipico cafe malo de los hospitales, el medico aparece en la sala de espera.

- Los familiares de Yamcha?

- Si doctor?

- Lamento informarle que ...

- El debilucho se murio ? ahhh al fin una buena noticia! al menos algo bueno habra sucedido esta noche!

- Vegeta! shhh!

- No, no. el paciente esta con vida. afortunadamente lo han traido a tiempo. Pero presenta un cuadro de apendicitis aguda que debe ser intervenida de inmediato si no queremos alguna complicacion, o peor aun , una peritonitis!

- Adelante doctor, no reparen en gastos!

La vieja y agria enfermera interviene:

- Para que el paciente pueda ser operado un familiar debe firmar una autorizacion y una carta responsiva!

Vegeta responde asperamente:

- En ese caso, nosotros no tenemos nada que hacer aqui por que ni ella ni yo somos sus familiares.

La enfermera corta:

- En ese caso, deberan traer a alguien que firme o no podremos operarlo.

Los gritos de dolor del guerrero Z se escuchan hasta donde los demas se encuentran. La bella peliazul se conduele del sufrimiento de su amigo y susurra en voz muy baja:

- Es que el no tiene familiares... ohh... tendre que hacerlo...

Luego de un suspiro Bulma extiende la mano para que le entreguen la carta mientras dice: Soy su esposa. yo firmare .

De inmediato, Vegeta abre los ojos desmesuradamente:

- QUEEEEE?