Este fic ya estaba subido con anterioridad pero debido a problemas de continuación lo he reescrito. Espero que el resultado les satisfaga. La idea sigue siendo la misma: Drarry (slash… si no te gusta, no lo leas), una especie de precuela de mi fic Verde. EL cambio primordial que he hecho es cambiar el narrador, he pasado a primera persona. Es Draco POV. Únicamente. Es probable que posteriormente suba la historia desde el punto de vista de Harry. Muchas gracias a todos y perdón a los que el cambio les pueda resultar una molestia. R&R.

Los capítulos llevan el nombre de una canción y el titulo es la frase que más me haya llamado la atención en cada caso.

Disclaimer: El universo y sus personajes son obra de la maravillosa JK Rowling, yo solo los utilizó para pasar un buen rato sin ánimo de lucro, por supuesto. Y la música que ha servido de inspiración tampoco es mía, sino de sus respectivos compositores/autores/cantantes.

-…AND I'M BEGGING YOU, I'M BEGGING YOU, I'M BEGGING YOU TO BE MY ESCAPE-

Este principio de curso no podría haber ocurrido en mejor momento. Estar inmerso en la rutina del colegio es exactamente lo que necesito para olvidarme del ambiente que tengo en casa desde que detuvieron a mi padre. Especialmente desde que me obligaron a tomar su lugar en el ejército de el-que-no-debe-ser-nombrado, y me encasquetaron la misión.

Pero es mejor si no pienso en ello, ahora estoy en Hogwarts. Y debo aprovechar este tiempo para decidir si seguir sus pasos es lo que realmente quiero hacer con mi vida. Al fin y al cabo, es mía. Probablemente, él se alegraría de que los abandonara. Así tendría un motivo para desheredarme de una buena vez después de años de gritos y maldiciones. Con toda probabilidad debe de estar trazando en estos instantes algún plan para "devolverme al buen camino". Casi me gustaría que estuviese rodeado de dementores, así tendría al menos la esperanza de que por error uno de ellos le absorbiera el alma. Pero probablemente un alma como la suya ni siquiera ellos la querrían.

Todavía quedan tres meses para volver de nuevo a casa, así que tiempo de decidir me sobra. Lo verdaderamente preocupante es que Voldemort se ponga histérico con la falta de progreso de la misión. Mi misión. La odio tanto, es realmente repugnante lo que quieren que haga. Y lo peor es saber que si el Señor Tenebroso me la ha encasquetado a mí, no es precisamente porque crea en mis posibilidades de éxito, sino más bien para que fracase. Y poder así castigar a mis padres por el error que Lucius cometió al tratar de robar la profecía. Casi podría ser considerado un plan perfecto, pero la serpiente todavía no se ha dado cuenta que las cosas con la familia no están tan bien como todos piensan. Lo triste es que ya no sé si en verdad me dolería tanto que les hiciera algo a mis padres por mi culpa, después de todo son ellos los que me han metido en este lio.

Me gustaría poder decir que este Hogwarts es el mismo de mis primeros cursos, pero la realidad es que no todo es como solía ser en el castillo. Es lógico, después de que se descubriera al público el retorno del señor tenebroso pero aun así… tengo una sensación rara, como si algo fuera realmente mal. Miro a mi alrededor, y entonces lo veo. Claro como el agua. En la mesa de Gryffindor. Potter desayunando con sus amigos Granger y Weasley. Nada raro… exceptuando el hecho de que Potter no está probando bocado. Ni tampoco dice una sola palabra, pero tampoco hace falta que lo haga para saber lo que está haciendo.

Está suplicando. Rogando. Pidiendo ayuda de la forma más estremecedora posible. Pero en completo silencio. Porque es un héroe… y un héroe es capaz de dejarse morir antes de que los demás le vean vencido.

Pero yo lo puedo escuchar, escucho sus súplicas pidiendo -rogando- ayuda. Me da la sensación de que en realidad está gritando y que es el resto del mundo el que no quiere escucharle. Es incomprensible como pueden no oírlo. Pero es así. Todos están demasiados centrados en sus propios asuntos como para ver que su héroe se parte en dos mientras grita en silencio para que alguien le ayude a escapar. En realidad, no sé exactamente de qué, pero es bastante obvio que no puede-ni quiere- continuar así.

Realmente es irónico lo muchísimo que nos parecemos los dos, obviando la diferencia de bandos, claro. Ambos rogamos en silencio a un mundo que lo único que hace es ignorarnos y ambos sabemos que nadie va a aparecer de la nada para salvarnos.

N/A: Está primera canción ha sido BE MY ESCAPE (Grupo/cantante: RELIENT-K). Adoro, francamente, adoro esta canción y siento que no le he hecho justicia. Pero es lo que tengo. Espero que les guste. ¡R&R y muchas gracias de antemano!