Yo: Bueno, aquí va otra historia.

Anika: PerFecTHeLL, aquí adoramos tus historias y te deseamos lo mejor. Y les recordamos a todos: hagan sus propias historias, eso de estar plagiándolas es caer bajo.

Yo: Anika tiene razón, espero que leas las mías y me des uno que otro consejo.

Anika: Notas…

Yo: ¬¬ agradecimientos!

Gracias Kevin (mi "hermanito") por la idea n.n

Anika: notas ¿?

Yo: Ahora sí

NOTA: Ni los chicos ni las chicas no me pertenecen, son de… son de… simplemente no son míos ^^U

NOTA2: Chicos 17 y chicas 16.

NOTA3: Escenas pervertidas, insultos y una que otra mala palabra.

*****************D!PPGZ*****************

Ciudad nueva, escuela nueva, vida nueva. Sí, eso era lo que Kaoru Matsubara se decía así misma cuando entró a su nueva escuela, mucho más grande que la anterior.

Todos los alumnos ahí presentes la miraban como si fuera un bicho raro, y era porque ahí todos eran de clase económica y socialmente alta, en cambio Kaoru era una estudiante de traslado.

Encontrar su aula fue un completo desafío ya que se perdió en la inmensidad de su centro educativo.

(Kaoru PDV)

Demonios, voy a llegar tarde si no encuentro el aula 140 en este instante. Al diablo, ya llegué tarde; recibiré un regaño, uno muy largo para ser exactos.

Por fin! El aula 140, ahora únicamente me falta entrar.

- Señorita Kaoru Matsubara, llega usted tarde a su primera clase en su primer día – comenzaba a regañarme la profesora… no sé su nombre – esto es increíble. Por algo usted es estudiante de traslado – bien, esto me está hartando – debería de informarle esto al director – callese vieja de mierda – pero sólo por hoy la… no la perdonaré pero sí omitiré esto, sólo por hoy.

- Gomene maestra – le dije en tono seco – y gracias por omitirlo.

- No agradezcas, al menos no en ese tono – me dijo sin dirigirme la mirada – vete a sentar.

- Sí – dije y obedecí. O al menos eso quise hacer ya que cuando me fijé bien sólo había un asiento libre y era una chica rubia con aire de creída quien ocupaba el otro asiento. Sí, eran asientos compartidos.

La miré y traté de no tomarle importancia mientras me disponía a sentarme pero escuché su voz, dándome cuenta lo chillona que es.

- No, ni de broma te sentarás a mi lado – exclamó – una perdedora como tú no me llega ni a los talones como para estar a mi costado.

No dije nada, ni me inmuté si quiera, he recibido insultos peores en toda mi vida. Lo que hice fue decirle amablemente:

- Disculpa por no estar a tu nivel pero es que no hay otro asiento en donde pueda disponer a atender la clase.

- Disculpas no aceptadas y ya verás como escuchas la clase porque a mi costado no te sentarás.

Miré a la profesora con la vaga esperanza de que me ayudara pero sonrió ante la actitud de… ay cierto, no sé los nombres de los chicos(as) del aula…

- Bien Emilie, eso es defender tu posición social y económica.

- Gracias por so profesora Amakeshi.

Así que la loca se llama Emilie y la profesora se apellida Amakeshi, pues están en mi lista negra.

No me quedó de otra que escuchar la clase parada, para escribir se me hizo un problema, la caligrafía me quedó horrible, más de lo que ya es; y para rematarla todos los gritos iban para mí, por desear que la profesora dictara más lento. Es que aquí te dictan los textos a mil palabras por minuto (A/N: Exageración ^^U )

- Riiiiing – sonó la campana, cambio de hora.

*****************D!PPGZ*****************

(A/N: La otra clase fue igual que la primera, nuestra Kaoru no pudo sentarse así que mejor nos pasamos esa hora xD )

Hora del almuerzo, genial, como adoro la comida.

Me dirijo hacia la cafetería pero está repleta. Alumnos por un lado, profesores por el otro y prefectos por otro. No hay sitio para los alumnos de traslado, tendré que almorzar afuera, en el jardín.

Voy caminando hasta allá y me entretuve viendo un juego de futbol pero…

- Gomene – dijo el chico que pateó la pelota ya que esta me cayó en el brazo y me golpeó demasiado fuerte pero al parecer se dio cuenta de que yo era una estudiante de traslado y agregó – aunque ustedes clase baja soportan todos los golpes – lo que provocó la risa en los demás chicos que estaban con él.

Decidí irme sin decir palabra, otra ofensa más en el día, llevaré la cuenta hasta el final del día. No me crean masoquista, sólo quiero saber cuánta gente estúpida hay en este tipo de escuelas.

Al jardín a almorzar antes de que…

- Riiiiiing – maldita campana de cuarta, que carajo!

Regresaré al aula, este no es mi día, ya comenzó mal, terminará peor.

*****************D!PPGZ*****************

(A/N: La otra clase pasó igual o hasta peor que la última, así que sólo resumiremos: a Kaoru le dijeron estúpida e ignorante, además de que el trabajo en grupo lo tuvo que hacer sola. Pasémonos al segundo descanso )

Maldita sea, que perra vida me ha tocado vivir, esto es insoportable. No Kaoru, no llores, no puedes… no en frente de todos.

Me fui corriendo hacia la azotea y comencé a soltar una lágrima, de ahí otra y otra más hasta que empecé a llorar en serio.

- Mi mamá nunca debió de solicitar un traslado, esta escuela es insoportable, toda la gente de acá también, todas las personas, odio este día – dije mientras más lágrimas se asomaban por mis mejillas.

- ¿Por qué crees que la escuela es insoportable? – Escuché que un chico me decía eso - ¿tan malo ha sido tu día?

- Si vienes a burlarte mejor vete que no tengo ánimos para nadie.

- Aún no respondes mi pregunta. Y no he venido para burlarme.

- Pues porque lo es, mi primer día de escuela, millones de ofensas y la gente me odia, todo por ser alumna de traslado.

- Hummm – fue lo único que alcanzó a decir. Ah! Cierto. Él tiene los ojos color jade y un cabello azabache atado en una coleta hacia arriba y tiene un mechón de cabello tapándole un ojo.

- … - suspiré.

- ¿Cuál es tu nombre? – me preguntó

- Kaoru, Kaoru Matsubara – le respondí - ¿y el tuyo?

- Butch, Butch Kimura – me dijo y sonrió de una forma tan cálida. Esperen, ¿dijo Butch Kimura?

- ¿Dijiste Butch Kimura? ¿Eres ese Butch, hijo del dueño de las empresas Kimura?

- Sí, me da asco ser tan conocido.

- ¿Por qué dices eso? Yo estaría por completo agradecida de ser conocida.

- No todo es tan bueno como parece. Eres el centro de atención en todo lugar y eso incomoda, no tienes privacidad y…

- Todo eso es mejor que se excluida en todo grupo escolar.

- Podría ser mejor pero al menos tu círculo social no está lleno de gente que busca nada más dinero al juntarse contigo.

- Bueno, en eso tienes razón.

- Ves, yo al menos deseo entrar en tu círculo social porque veo que supiste soportar los insultos de Emilie y de la profesora, además de que cuando Kojitsu te tiró la pelota no respondiste con un insulto ni te mostraste como las creídas del lugar, y también porque me pereces bastante linda – eso último me provocó un sonrojo, sentía mis mejillas arder.

- Gra…gracias por eso.

- No te preocupes, digo la verdad – acotó, no sin añadir una pregunta - ¿Crees en el amor a primera vista?

- ¿Ah? Etto, pues creo que… no

- Humm – desvió la mirada – yo sí – dijo y acercó su rostro al mío, podía sentir su respiración, tan dulce me parecía…

- Riiiiiing – pero terminó el receso y él se fue sin decir nada más.

*****************D!PPGZ*****************

Hora de salida, me voy directo a mi casa, sola por completo.

Al llegar no había nadie; nada más encontré una nota sobre la mesa que decía:

/ / Kaoru, tu padre, tus hermanos y yo

hemos salido, espero volver y escuchar

cómo te fue en la escuela.

Te quiere, Mamá. / /

Si quieren saber cómo me fue pues que vayan imaginándose que papá perdió en una competencia de lucha libre.

*****************D!PPGZ*****************

(Narradora PDV)

(Seis meses después)

Dirán ¿qué pasó en estos seis meses con Kaoru y Butch? Pues se los diré en un resumen: Se hicieron grandes amigos y a Butch le comenzó a gustar mucho más Kaoru que antes, y Kaoru se comenzó a sentir atraída por Butch pero no sabe lo que le espera.

(Kaoru PDV)

(En la escuela, segundo receso)

- Kaoru, por acá – me llamó Butch, mi mejor amigo desde que lo conocí, además creo que el único.

- Voy – le respondí y vi que se dirigía a la azotea.

- ¿Recuerdas que fue acá en dónde nos conocimos? – me preguntó

- Cómo olvidarme de ese día! – exclamé – conocí a mi mejor amigo, no seas pues Butch.

- Bien, bien – rió con simplicidad - ¿y te acuerdas de lo que casi pasa?

- Err… etto… te refieras al… hummm … - tartamudeaba demasiado, si me acordaba pero no tenía ni la menor idea de por qué lo había hecho.

- Te refresco la memoria ¿sí? – me propuso y, al igual que el día en el que nos conocimos, acercó su rostro al mío sólo que esta vez si me beso, primero fue suave, lento y delicioso; luego comenzó a volverse apasionado, desesperado y exquisito. Nos separamos por falta de aire - ¿recordaste?

Hice el papel de tonta y le dije que no, entonces me volvió a refrescar la memoria. Si sigue así me podré volver adicta. Una y otra y otra vez, los besos no paraban; luego se convirtieron en algo más que besos, me despedí de la blusa que traía y el de su chaqueta; me dirigió hasta el baño de la azotea, me hizo entrar y luego cerró la puerta con cerrojo; le quité el polo y el comenzó a besar mi cuello hasta llegar a mis oídos, pasó sus labios por ellos y luego comenzó a lamerme el lóbulo de la oreja, de ahí lo mordió suavemente al tiempo en el cual se deshacía de mi sujetador; otra vez volvió a morder mi lóbulo aunque esta vez lo hizo con un poco más de fuerza, lo que me provocó un gemido, al parecer una sonrisa se formó en sus labios pero esta desapareció cuando escuchamos algo…

- Riiiiiing – maldita campana

- Sabes algo – comenzó a decirme – no sé cómo pero haré que en esta escuela los recesos duren más.

- Yo… yo deseo lo mismo – le dije y me di cuenta de que estaba sin sujetador y que mi mejor amigo se había quedado viéndome - ¡qué me miras!

- Miro lo que pronto será mío – me dijo – pues desde ahora eres mi novia.

- ¿Quién te dijo que yo aceptaba?

- Eso quiere decir que no aceptas.

- No, eso quiere decir: la próxima déjame decirte que sí

*****************D!PPGZ*****************

Saben, ahora soy más excluida que antes pues estoy de novia con uno de los mejores chicos de la escuela, Emilie me odia pero eso no importa, Butch está conmigo y eso es lo únio que necesito para resistir los seis meses de escuela que quedan.

Kaoru, tú puedes n.n

*****************D!PPGZ*****************

Yo: Terminé, sí.

Anika: ¿Habrá leído las notas cuando dijiste que iban a haber escenas pervertidas?

Yo: Pues espero que sí, al menos yo tengo la conciencia tranquila.

Anika: Yo soy tu conciencia y no estoy nada tranquila

Yo: ^^U jojo es que bueno… gracias a todos por leer, espero muchos reviews.

Anika: Hey! No me ignores